sábado, enero 31, 2015

"Hasler Iglesias gana la presidencia de la FCU-UCV "


 "En la UCV arrasaron los factores democráticos,los que representan al regimen, una vez mas barridos, ¡vivan las universidades autónomas!

ND / Stephanie Méndez / 31 de ene 2015.- La madrugada de este Sábado se dio a conocer a través de las redes sociales que la presidencia de la Federación de Centros Universitarios (FCU) de la Universidad Central de Venezuela (UCV) está a cargo del estudiante Hasler Iglesias por Viva la U, luego de ganar las elecciones que se celebraron este viernes en el recinto universitario.

Hasler Iglesias, cursa la carrera de Ingeniería Química y prevé, con su equipo de Viva la U, fortalecer el sistema de seguridad en las instalaciones, según El Nacional.

A continuación el tuit del nuevo presidente de la FCU-UCV desde su cuenta personal de Twitter (@HaslerIglesias):

“Mil gracias a la UCV por todo el apoyo que recibimos! Asumimos el compromiso de liderar la FCU y renovar la Universidad! Que @VivaLaUCV!!. Vamos a renovar la Universidad desde la FCU!”. 


 Fuente:http://www.noticierodigital.com/forum/viewtopic.php?t=1072297

jueves, enero 29, 2015

"La cola: metástasis del socialismo y la cleptocracia "




POR:TRINO MÁRQUEZ. 
 
Las interminables colas que se ven en el país son el resultado del desmadre de dos esquemas distintos, pero complementarios. Uno, el socialismo; el otro, la cleptocracia asociada a los controles de cambio y de precios. 

El socialismo del siglo XXI destruyó un segmento significativo de la producción privada, cercándolo con intervenciones desmedidas, estatizando industrias que eran eficientes en manos particulares –y ahora ocasionan pérdidas millonarias- y creando empresas que solo generan gastos gigantescos. El socialismo -es decir, el gobierno rojo- también es culpable de haber desecho los mecanismos de distribución de bienes que fueron surgiendo –muchos de ellos de forma espontánea- a medida que el aparato industrial fue haciéndose cada vez más complejo y diversificado. Los productos llegaban a las bodegas instaladas en la punta de los cerros más altos y a los pueblos más alejados, sin que ningún organismo público o privado se hubiese planteado jamás centralizar esa red, ni construirla conscientemente. Los rojos tomaron en sus manos ese tejido, y estamos viendo los resultados: la gente de los cerros, que antes recibía los diversos bienes, ahora bajan a la ciudad a buscarlos de forma atropellada.


La demolición de los mecanismos de distribución está relacionada con los controles de cambio y de precio. El primero ha mantenido artificialmente sobrevaluado el bolívar Cadivi y SICAD I (cuando se consigue ) –ambos destinados a favorecer a la nomenclatura roja-, transformando esos dos mecanismos de reparto en un poderoso instrumento de corrupción, el más perverso de cuantos han existido en Venezuela. El control de precios ha situado el valor de los productos regulados muy por debajo de su costo, haciendo poco atractiva su producción, aunque muy lucrativo el contrabando de extracción hacia los países vecinos y la compra por parte de revendedores y buhoneros, o la adquisición nerviosa por parte de los ciudadanos ante la incertidumbre de no poder conseguirlos por largos períodos.

¿Quiénes se benefician y quiénes se perjudican del caos creado por Nicolás Maduro al mantener las regulaciones y un control de cambio que contiene cuatro –o en el mejor de los casos- tres tipos de paridades? Los beneficiarios, como en todos los sistemas socialistas, son los grupos que giran alrededor de la órbita del poder: Miraflores y el PSUV. La “guerra económica” la desataron esos sectores que tienen en sus manos la capacidad de decidir la ruta hacia donde se dirige un bien producido, por ejemplo, en la región centro occidental o el oriente del país, y que se encarga, a hurtadillas, de que solo 50% llegue a los anaqueles de los supermercados ubicados en Venezuela, y la otra mitad termine en los estantes de Colombia, Brasil o Panamá, donde el mismo producto se vende cinco o seis veces más caro. No es la oposición la que toma esa clase de medidas, sino autoridades militares y civiles que encontraron en el contrabando de extracción con productos regulados, en la sobrefacturación de los dólares concedidos por Cadivi u obtenidos a través del SICAD, un mecanismo rápido y seguro de acumular enormes fortunas con los recursos de los venezolanos.

Quien está pagando la metástasis de la corrupción apañada por un Gobierno proxeneta es el pueblo, que no sale de su desconcierto. Después de haber vivido la abundancia del período comprendido entre 2007 y 2013 –cuando el barril de petróleo promediaba ligeramente por encima de los $100 y las importaciones superaban los 60.000 millones de dólares al año-, de repente se encuentra ante un cuadro de escasez aterrador.

Las colas son un signo humillante de la ineficiencia y corrupción endémica del socialismo y los cimientos que sustentan ese endemoniado sistema. El socialismo chavista se ha edificado sobre el reparto populista de la renta petrolera, ahora cada vez más escasa, y sobre una cleptocracia voraz e indolente, que ve en cada control, intervención o norma gubernamental, la posibilidad de incrementar su riqueza y poder. Los militares son una pieza clave de este mecanismo. Sin su apoyo no habría sido posible construir el andamiaje. Las fronteras, Cadivi, las rutas de distribución de alimentos y bienes básicos, forman algunas de las piezas de ese entramado.

La situación de los militares después de la caída de Pérez Jiménez resulta un buen ejemplo de qué ocurre cuando la gente llega al hartazgo.

@trinomarquezc

Fuente:http://www.noticierodigital.com/2015/01/la-cola-metastasis-del-socialismo-y-la-cleptocracia/

sábado, enero 24, 2015

"Venezuela necesita una nueva asamblea, unos nuevos poderes públicos un nuevo presidente, y un nuevo modelo económico”.

 
Chúo Torrealba: "La causa de la escasez es el modelo económico que solo produce miseria"

ND / Lydnel Reyes / 23 ene 2015.- El secretario Ejecutivo de la Mesa de la Unidad, Jesús “Chúo” Torrealba, aseguró este viernes que la solución política a la crisis de Venezuela es el triunfo en las elecciones parlamentarias del año 2015, y agregó que “el gobierno es el problema y Venezuela necesita una nueva asamblea, unos nuevos poderes públicos un nuevo presidente, y un nuevo modelo económico”.

El acto contó con la presencia del gobernador de Miranda Henrique Capriles Radonski, exdiputada María Corina Machado, y el alcalde metropolitano Antonio Ledezma, entre otros líderes de la alianza unitaria.

“Los venezolanos recibimos este 23 de enero unidos, hoy nos une el descontento, en los barrios y en la urbanización, en los sectores populares y en la clase media, a los venezolanos que alguna vez votaron por el oficialismo y a los que siempre estuvimos enfrentados al proyecto totalitario, nos hermana hoy una común convicción, ¡esto no puede continuar!, este estado de cosas no puede seguir, no hay derecho a que los venezolanos estemos pasando por las penurias y necesidades que hoy degradan nuestra vida ¡Esto tiene que cambiar!”.

Y siguió: “A 16 años del inicio de este oscuro periodo sus resultados están a la vista, hoy Venezuela es un país sin alimentos, sin medicina en sus farmacias, sin seguridad en sus calles y sin vergüenza en sus gobernantes. Por eso hoy el pueblo toma la palabra, en nombre de los agraviados, ofendidos y humillados, de los presos políticos, de los exiliados, de los asesinados y de los perseguido, hoy nos paramos frente a la historia venimos a decir ¡ya basta!”.

Torrealba afirmó que la solución política de la crisis en Venezuela es el cambio, es el cambio de poder “para detener la caída de Venezuela e iniciar su recuperación, es necesario lograr el cambio en el poder en el año 2015, las elecciones parlamentarias constituyen una posibilidad concreta de avanzar en la construcción de un cambio urgente y necesario, es el triunfo en las parlamentarias y la lucha por los derechos civiles serán la clave para la solución de la crisis”.

El dirigente opositor aseveró además que el régimen está en crisis y que las soluciones las tiene el país “dentro de la lógica de el régimen corrupto e ineficiente no hay solución posible, la crisis no comenzó hace 16 semanas cuando empezaron a caer los precios del petróleo, esta crisis comenzó hace 16 años cuando comenzó la destrucción del aparato productivo venezolano, ese es el origen de la escasez, y la escasez es la causa real de las humillantes colas que hoy sufrimos los venezolanos, el pueblo sabe que no habrá solución a las colas mientras haya escasez y que no habrá solución a la escasez mientras exista un modelo económico que lo que produce es miseria, el régimen no puede resolver el caos porque el régimen es el caos, la solución la va a construir el pueblo porque la solución es el cambio”.

Asimismo, manifestó que hay que fortalecer la unidad y los partidos democráticos, porque sin partidos no hay democracia “La unidad ya no la necesitamos para defendernos y resistir, sino para avanzar y vencer, el pueblo unido debe estar organizado, hay que fortalecer la presencia democrática en las comunidades y unirnos y organizamos para movilizarnos en defensa de los derechos políticos y sociales del pueblo, para construir la Venezuela unida el costo de la crisis debe pagarlo la boliburguesía parasitaria, el funcionariado corrupto y las mafias rojas”.

Finalmente, el secretario ejecutivo de la MUD hizo un llamado a los venezolanos a participar este sábado en la marcha de las “Ollas Vacías” a las 10:00 am, la cual saldrá desde La Previsora, en Plaza Venezuela, plaza el indio de Chacao y la plaza Alfredo Sadel en Las Mercedes; para luego concentrarse en Chacaíto. “los llamamos a participar por una Venezuela abastecida, contra el hambre y por el cambio”.

 Fuente:http://www.noticierodigital.com/2015/01/torrealba-avancemos-sobre-los-escombros-del-desastre-rojo-hacia-la-libertad-la-igualdad-y-el-progreso/

viernes, enero 23, 2015

"Carta de Dios a Maduro" y " Los 20 momentos más vergonzosos de la Memoria y Cuenta"



POR:LAUREANO MÁRQUEZ. 


Mi muy querido y predilecto hijo pródigo:
Sabes que por ser Dios me encuentro en todas partes. Me calé completico tu discurso de memoria y cuenta, cumpliendo con mi deber ineludible de ser omnisciente. En un determinado punto -frente a las adversidades que se le avecinan al país por la crisis de los precios del petróleo- te oí decir, haciendo uso de tu libre albedrío: “Dios proveerá”.

Mi pequeña y hermosa creatura:
Yo ya proveí. ¿Es que acaso no te has dado cuenta? Te explico, mi estimado moldeado del barro primigenio: El día que creé a Venezuela la coloqué en la zona tropical, para que los rigores del invierno y las nieves no les acosaran y el sol brillara todo el año. Sin embargo, les puse los Andes con nieves perpetuas para que los maracuchos tuviesen donde pasar frío y usar guantes y gorritos tejidos con orejeras. Las tierras de que les doté son fértiles casi todas. Los llanos son propios para una buena ganadería. En las selvas costeras tienen el mejor Cacao del planeta y dónde cultivar un excelente café. Les di tierras productivas en el sur del Lago, en los Andes, en toda la zona central.

Muchos ríos les hice, para que nunca les faltara el agua. Es más, puse dos bien caudalosos uno al lado del otro, para que usaran uno para producir electricidad y el otro -navegable- para que saquen los productos de exportación mineral, que además los coloque al ladito del río para que no hagan mucho esfuerzo en sacarlos.
Les di playas maravillosas para que lleven turistas: Margarita, Los Roques, Morrocoy y la Gran Sabana con su Salto Ángel para que se sintieran maravillados y orgullosos de lo que son. En el subsuelo les puse las reservas petroleras más grandes del planeta. Tienen también oro, aluminio, bauxita, diamantes y tantas cosas más. Hijito bello: les mandé mensajes, les mandé personas, les envié inspiración: Bello, Bolívar, Vargas, Miranda, Gallegos, Reverón, Picón Salas, el Maestro Abreu, Zapata, Andrés Eloy, Soublette, Convit, Cabré, Davalillo, Lauro, Simón Díaz, Dudamel… (La lista es larga y mis caracteres no son eternos) y hasta Uslar con un mensaje: transformen el petróleo en otras formas de riqueza, siémbrenlo.


Tesoro hermoso de mi corazón:
Como si lo anterior fuese poco, les acabo de enviar 15 años de la bonanza petrolera más grande que ha conocido la historia de la humanidad. Multiplica, bebé: dos millones y medio de barriles diarios X 100 X 30 X 12 X 15.

El resultado es el dinero que les envié, para que convirtieran a Venezuela en un Paraíso Terrenal de abundancia y progreso.

Les di todo, Nicolás del alma mía, hijito tierno de mi corazón: ¿Cómo te atreves a decirme que “Dios proveerá”? Mira, si en algún proyecto tenía yo esperanzas era en Venezuela. Les va a costar mucho que yo entienda cómo convirtieron una de mis mejores obras en esta ruina.

Lo siento, hijo, tengo que decirte que tu petición a las finanzas celestiales también ha fracasado.

Mira, te doy un consejo, así de panita: sienta en una mesa a Pedro Palma, Asdrúbal Oliveros, José Guerra, Orlando Ochoa y a Luis Vicente León al que tanto mientas y diles que te den una lista de 10 acciones urgentes para salvar al país de la debacle que le sobreviene y párales bola, que te lo digo Yo, que ya veo lo que viene y no por ser Dios, sino por puro sentido común.

A pesar de todo, te amo.
DIOS

Fuente:http://www.noticierodigital.com/2015/01/carta-de-dios-a-maduro/

 

Los 20 momentos más vergonzosos de la Memoria y Cuenta

maduro

POR:ARNALDO ESPINOZA. 
 
Nota del autor: Esta columna de opinión no pretende disminuir la importancia para un país que tiene la alocución anual del presidente. El espacio toma su nombre de los ya famosos “20 momentos más vergonzosos del Miss Venezuela”, pues se ha armado una alharaca en torno a esta Memoria y Cuenta, un discurso diferido dos veces hasta que se realizó este miércoles 21. 

1.  El primer comentario generalizado por Twitter: “Había más cola en el automercado que la que salió a saludar a Maduro”.
B751uSFIUAAjxhm
2. Desde el inicio de la transmisión de VTV hasta la llegada de Maduro a la tribuna de oradores de la Asamblea Nacional pasaron 83 minutos. El discurso (sólo el discurso) del Estado de la Unión de Barack Obama duró 59 minutos, 57 segundos. 
3.  Roque Valero, invitado de honor. Roque Valero, el mismo que interpretó a Simón Bolívar en una película que pasó por debajo de la mesa el año en que una película de Simón Bolívar, protagonizada por Edgar Ramírez, se quedó a las puertas del Óscar.
B76J2LSIYAIo_3e
4. El “tetacampeón” José Rujano, ilustre ciclista que nació en Santa Cruz de Mora. Nos hizo acordar del pasaje bíblico de la “multiplicación de los penes”.
5. La definición de Maduro de la democracia venezolana: “Hermosa y multicolor”. Sacada de Los Ositos Cariñosos.
6. “No digan que fue el efecto Daka”, dijo el presidente sobre la victoria del PSUV en las elecciones municipales de 2013. Fue sólo una coincidencia que se ordenaran estas intervenciones a semanas de la votación.
7. Jorge Arreaza, el “soplador” oficial del discurso. En varias tomas se le vio haciéndole “observaciones” a Maduro. Como cuando le pedía saludar a “Jaua, Jaua”.
8. En la primera mención a su gira, Maduro mostró sus fotos en China. Como un álbum para que todo el pueblo sepa como es que es eso de viajar al extranjero.
B7g1KHxCMAAIjXA
9.Mención especial a las láminas en las que se presentaron los números de inversión social, desempleo, etc. Un Powerpoint sacado de un curso básico del programa. Además ¡pixelados! Lo único que faltaba era que la de cierre dijera “Muchas Gracias por su Atención”, con dos manitos aplaudiendo.
IMG_4938
10. Y la carpeta. No se puede apreciar si era roja, pero por televisión se veía rosada.
IMG_4939
11. Maduro aseguraba que si usábamos “Google Air” podíamos ver el nocivo efecto del fracking en Estados Unidos. Google Air, como Google Earth, pero mal pronunciado.
12.”Don Potro” Álvarez. El ministro que no intervino para que éste deportista pudiera competir en el mundial de su especialidad.
13.  Perspectivas económicas 2015: ¿Las inversiones? “Dios proveerá” ¿El petróleo a 100$ por barril? “No volverá”.
14.  Maduro “explicó” el nuevo sistema cambiario sin explicar nada. Dijo que serían tres tipos de cambio (incluyendo el 6,30) pero nuevamente delegó a los ministros del área económica. No entiendo por qué sacó el tema del aumento de la gasolina, sólo para convocar al “debate”. Menos entendible es la sonrisa de Merentes cuando iniciaba la explicación.
B76qtzFIgAEtMYo
15. Nicolás Maduro Moros se convirtió en el segundo presidente en decir en público la palabra “autosuicidio” en una oración“Tomamos estas medidas en materia cambiaria para prevenir un ‘autosuicidio colectivo’”
16. Maduro convocó a reuniones al sector “alambre de púas”. Vital para el país.
17. El presidente aseguró que se debe acabar eso de “planificar una reunión para planificar otra reunión”. Sin embargo, el domingo anunció que en la Memoria y Cuenta iba a anunciar medidas. Paradójico.
18. El video al mejor estilo “La Hojilla” presentado por Maduro entre Iván Carratú y un interlocutor que se escuchaba sospechosamente sobreactuado.
B76h0lKIEAE9Dk6
19. Diputados de oposición denunciaron que Maduro nunca pasó al frente de su bancada, además de que sus carteles de protesta nunca fueron enfocados por las cámaras de la TV pública. Pero lo más importante, a pesar de que se refirió al tema, nunca aclaró si le había traído leche a Alfonso Marquina.
20. El discurso de Maduro duró 2 horas y 54 minutos, es decir, casi cuatro veces menos que el épico discurso de Chávez en 2011. Y es que hay escasez hasta de verborragia
De cierre: Es una lástima que en Venezuela no se ha popularizado el hacer GIFs de eventos televisivos. Este discurso daba como para 4 ó 5 buenos GIFs virales.

 Fuente:http://elestimulo.com/blog/los-20-momentos-mas-vergonzosos-de-la-memoria-y-cuenta/

jueves, enero 22, 2015

"Nicolás Maduro y su discurso: ¡20 puntos…!"



POR:NELSON BOCARANDA SARDI.

Rápidamente, apenas terminó la cadena, con un grupo de colegas revisamos el examen que ante el país presentó el presidente Nicolas Maduro.
Nuestra respuesta es que el mensaje obtuvo 20 puntos.
Aquí están uno por uno:

  1. Discurso sobrecargado de amenazas, controles, agresiones, descalificaciones. Se profundiza  el desconocimiento y la descalificación del otro.
  2. Todo lo que ocurre en materia económica es culpa de una guerra, de una agresión, interna e internacional. Desconoce que ellos han sido los únicos que han decidido, supervisado, cobrado, gastado, durante 15 años.
  3. Intentando criticar a Barak Obama, termina alabándole la eficiencia de su política financiera y energética.
  4. Llama insistentemente -tres, cuatro veces- a la oposición y al país entero a la unidad, sin hacer propuesta política alguna, sin ceder en nada.
  5. Luis Vicente León es el nuevo héroe. Podríamos decir que nos mandó el siguiente mensaje: para mí, Luis Vicente, tú sí representas a la oposición..!
  6. El montaje y transmisión de supuestas conversaciones telefónicas: una degradación del evento, de la majestad de un acto de rendición de cuenta presidencial.  Algo burdo, por decirlo ligeramente.
  7. Misión asignada a Miguel Pérez Abad: lo lamentamos por él. Cierta pena ajena.
  8. Más falso que un billete de 13 bolívares, la frase: “…A los sectores honestos del comercio les tiendo la mano…”
  9. Anuncia que anunciará una Reforma Fiscal.
  10. Anuncia que anunciará una revisión del capital extranjeros en los acuerdos petroleros. Lo que quiere decir que el Estado pasará a ser minoría en varios de ellos. Hugo Chávez se removió en su lugar de descanso eterno..!
  11. Un perogrullo: “No volverá el petróleo a 100”. Lo dijo Nicolás Maduro.
  12. Frase increíble, para explicar la actual crisis económica y la falta de divisas. “Nunca nos faltará Dios. Dios proveerá”. Tremendo equipo de planificación…!
  13. Insiste en el camino equivocado, el que nos ha traído a esta inflación, a este desabastecimiento, a esta inseguridad jurídica, a esta ausencia de inversiones: reitera que el Proyecto Simón Bolívar y el Plan de la Patria son los instrumentos que conducirán las medidas para la recuperación de nuestra economía.
  14. Para el desarticulado plan de inversiones sociales (becas, hogares, corredores en barriadas e infraestructura) no dijo, ni nadie sabe de dónde saldrán esos recursos a partir de abril.
  15. Frase de autor: “… la inflación es inducida y especulativa…” Ufff…!!
  16. Anuncia  formalmente un aumento de salario mínimo, de las pensiones y un “bono de salud” para los más viejitos.
  17. Anuncia formalmente  -sin la valentía y la autoridad que demanda la decisión en cuanto a dar cifras y números concretos- una macro devaluación a señalar que los ministros “van a informar que informarán informaciones” sobre un transitorio “mercado de divisas que atenderá tres mercados”.   Incluirá dólares hacia el mercado bursátil de manera legal. ¿Al respecto, qué  opinará recostado en una hamaca y bajo la sombra de un samán Jorge Giordani? En esta oportunidad, por segunda vez Hugo Chávez se remueve en su lugar de descanso eterno…!
  18. Reconoce para la historia de PSUV que el actual precio de la gasolina es una distorsión. Y anuncia su aumento sin atreverse a fijar fecha, esquema de comercialización y, mucho menos, precio. Cambió el tono de voz, algo tembloroso, inseguro, asustadizo. Lo dijo sin querer decirlo. Pensaba mucho en qué estaría pensando Hugo Chávez.
  19. Los que hacen colas debido al obvio desabastecimiento son unos profesionales y, además, “son gente anormal”. No cuadran los números para demostrar la supuesta eficiencia del ciudadano que agarraron haciendo 300 compras en 15 días. Vaya anormal..!!
  20. La arenga de despedida insistiendo en el dueto Bolívar – Chávez, totalmente previsible. Guión de novela repetida.
Fuente: http://runrun.es/runrunes-de-bocaranda/runrunes/182907/nicolas-maduro-y-su-discurso-20-puntos.html

miércoles, enero 21, 2015

"¡Una memoria sin memoria y una cuenta por pagar!"




POR:WILLIAN DÁVILA.

Llega Maduro al país y poca esperanza genera para transformar el fracasado modelo económico sustentado en una lógica del viejo socialismo real; se escuda en una supuesta guerra económica la que se desdice cuando vemos que el 79% de la red de distribución y mercadeo de alimentos está en manos del estado.

Las importaciones del sector público crecen en un 16.5% en relación al 2013, es decir el sector público importa alrededor de 6 mil millones de dólares y casi el 70 % de lo que consumimos. La deducción es muy simple el Estado Nacional Bolivariano del Socialismo del Siglo XXI es un fracaso en materia de distribución. Traiciona el Nacionalismo Democrático porque privilegia el apoyo de la producción extranjera y neo imperialista antes que a la venezolana.

Cambiar lo antes dicho es imperioso porque el modelo de la economía política del gobierno está dirigido a fortalecer la hegemonía de poder de la nueva burguesía parasitaria militar-civil.

Esta casta militar-civil solo busca consolidar su interés económico sin importarle la condición y calidad de vida del 70% de los venezolanos que no comparten su visión de país.

Hoy Maduro presenta su memoria y cuenta ante la Asamblea Nacional violando el tiempo improrrogable para presentarla personalmente, establecido en el artículo 237 constitucional. Pocos resultados puede ofrecernos que no sea una declaración de fidelidad y lealtad al finado Presidente Chávez, ya que hace un año Maduro nos anuncio la guerra económica, los 11 motores productivos para nuestra economía, el Plan Nacional de Importaciones, el Plan General de Divisas, el Plan Nacional de Facilidades, Inversión y Desarrollo Económico, la lucha contra la impunidad y la especulación, y se comprometió a transformar la economía rentista en una productiva centrada en el valor del trabajo y no en la acumulación de riquezas sin control alguno, con énfasis en la potenciación de la industrialización de “carácter socialista”, grandes, medianos y pequeños deben afianzar, dijo Maduro en el 2014, una “industria nacional”.

Nada de lo arriba dicho lo logró; por el contrario, su reciente gira por China, Irán, Rusia, Argelia, Arabia Saudita, Portugal, demuestra su desesperación por el fracaso de su modelo reduccionista y rezagado, y de seguir esta situación los valores macroeconómicos serán peores y las perspectivas de chispazos sociales sin control hoy día, son más probables que se den.

Una nueva mayoría en la Asamblea Nacional es impostergable para rescatar la República y por ende la Paz Social.


Fuente: http://www.noticierodigital.com/2015/01/una-memoria-sin-memoria-y-una-cuenta-por-pagar/

domingo, enero 18, 2015

"La caída de Maduro"."Ni guerra ni marcianos...el modelo".




POR:JOSÉ GUERRA.

Según la encuesta de Datanálisis que cerró el 2 de diciembre de 2014, la popularidad del presidente Maduro ha venido cayendo sistemáticamente desde noviembre de 2013, como reflejo del fracaso del gobierno. En ese mes de 2013, el 50,4% de los venezolanos valoraban positivamente la gestión de Maduro como resultado del llamado Dakazo. El 2 de diciembre de 2014, solamente 22,8% de los ciudadanos encuestados creían que Maduro estaba haciendo un buen gobierno. Este desplome de la aceptación de Maduro se explica principalmente por la grave crisis económica que padece el país. 

En la misma encuesta se informa que 84,0% de los venezolanos considera que la situación general del país es negativa y solamente un 15,0% la estima como positiva. El declive de Maduro está arrastrando al PSUV por cuanto según la medición en referencia, solamente cuenta con un respaldo de 13,8% luego de haber tenido más de 40,0% en los últimos meses de vida política de Hugo Chávez. También informa la encuesta que si las elecciones se hubiesen realizado en diciembre de 2014, la Unidad Democrática las habría ganado con una amplia ventaja.

Es evidente que en las nuevas mediciones que se están realizando en enero de 2015, que miden tanto la popularidad de Maduro como la del PSUV, han debido caer a los mínimos históricos para un presidente en Venezuela y para el PSUV, en este caso comparado con su promedio histórico. Y ello debe ser así debido a la exacerbación de una crisis que lejos de resolverse tiende a agravarse por la combinación de dos elementos. En primer lugar el evidente y obvio fracaso del modelo económico socialista, y la disminución de los precios del petróleo que no ha causado la crisis, sino que la ha potenciado.

La profundización de la crisis ha llevado a una significativa mayoría de venezolanos a considerar el caso de alguna opción constitucional para que Maduro sea sustituido por los mecanismos que prevé el Texto Fundamental, en vista de la manifiesta inacción del gobierno para hacer frente a una crisis que está destruyendo la convivencia entre los venezolanos y los tiene agotados haciendo colas interminables para adquirir alimentos y productos básicos.

Si con un precio petrolero que estuvo bordeando los 100 dólares por barril durante 2013 y cerca de 90 dólares por barril en 2014, el gobierno de Maduro no fue capaz de manejar al país de forma eficiente, habrá que imaginarse la situación de este año 2015 con un precio petrolero mucho más bajo y con casi la mitad de los ingresos en divisas que tuvo en años previos. En realidad, el gran fracaso es el del modelo socialista y su expresión es la caída en la popularidad de Maduro. Tenía tiempo Venezuela que no tenía un presidente tan impopular.

 Fuente:http://www.noticierodigital.com/2015/01/la-caida-de-maduro/

 Ni guerra ni marcianos... el modelo

Los encargados de hacer políticas económicas deberían voltear hacia algunos países aliados

POR:LUIS VICENTE LEÓN .
 
Aunque pueda pecar de insistente, escribo estas líneas porque quiero que el mensaje llegue al mayor número de personas posible, pero, sobre todo, a aquellos encargados de dirigir el destino económico y político del país: la causa de la crisis actual es el modelo primitivo de controles e intervención estatal. Y esto no es una sorpresa. Es el resultado natural de aplicar medidas económicas contranatura, probadamente malas de acuerdo a la evidencia a lo largo de la historia y en todas partes del mundo.

Somos muchos los analistas que hemos advertido los desequilibrios generados por un sistema económico cuyo fundamento es la regulación. Aunque es lógico que el gobierno tenga un papel supervisor, el problema se presenta cuando éste intenta controlar hasta el más mínimo detalle -cual "Big Brother"- asfixiando al sector privado y mermando su capacidad productiva o, peor aún, cuando pretende sustituirlo en su función productiva, dejando en segundo plano la verdadera función del Estado. Es por ello que la escasez de bienes y servicios, acaparamiento, especulación, bachaqueo y colas se observan naturalmente en países con gobiernos controladores e intervencionistas como Venezuela o Argentina; o es que, ¿han visto ustedes estas distorsiones en países donde el modelo es abierto y racional?

Pero más preocupante que los problemas en si, es que la reacción del Gobierno para atenderlos ha sido contraria a la racional. Por ello comparto algunos resultados de las últimas encuestas Datanálisis al final del 2014, que dan pistas de lo que piensan los venezolanos y pueden servir de insumo para la elaboración de políticas económicas que encarrilen nuestro rumbo.

El 87% de la población encuestada indicó que prefiere la empresa privada a la pública; el 85% rechaza las expropiaciones como mecanismo para resolver la crisis; el 93% (incluyendo la mayoría de los chavistas) cree que las empresas que han sido expropiadas producen menos que antes; más del 90% considera indispensable un acuerdo entre el sector público y el privado para enfrentar la crisis; y el 73% no confía que la estrategia de supervisión de empresas por parte del Gobierno puede mejorar el abastecimiento.

Es evidente que los venezolanos esperan una estrategia de estímulo al sector privado, que permita no solo incrementar la presencia y variedad de productos en los anaqueles, sino que logre, por medio de la competencia, acabar con la especulación y otros flagelos que padecen a diario cuando les toca ir a un supermercado, a una farmacia o a cualquier otro establecimiento comercial, donde el problema es generalizado y, lejos de demostrar una guerra económica (estrategia de discurso populista), lo que reafirma es que los controles e intervencionismo generan, inevitablemente, todas estas distorsiones.

Sin embargo, la respuesta del Gobierno pasa por amenazar empresarios y usarlos de chivo expiatorio, cerrar negocios y multar, echando con esto gasolina a la candela. El tiempo avanza y aún no se evidencia intención alguna de cambiar, o al menos flexibilizar, el modelo económico fracasado. Continuamos a la espera de las medidas que se implementarán en el mercado cambiario y acciones que estimulen la inversión y la producción. Mientras esperamos, los encargados de hacer políticas económicas deberían voltear hacia algunos países aliados y responderse las siguientes preguntas: ¿por qué no hay colas en Bolivia, ni bachaqueo en Perú, ni especulación en Nicaragua o contrabando en Brasil?, ¿será porque tampoco hay hostilidad contra el sector privado, ni controles absurdos de cambio, ni gasolina regalada, ni congelamiento de precios, ni sustitución de importaciones privadas por públicas?

luisvicenteleon@gmail.com

@luisvicenteleon

Fuente:http://www.eluniversal.com/opinion/150118/ni-guerra-ni-marcianos-el-modelo

viernes, enero 16, 2015

"El colapso inminente de Venezuela"


Les traemos el más reciente análisis de Frances Coppola publicado en la revista Forbes (en inglés). Coppola, analista de vasta experiencia en banca, finanzas y economía mantiene un blog en la prestigiosa revista. Coppola escribe de manera fluída y comprensible sobre temas complejos, y en este caso, realiza un excelente análisis sobre la realidad nacional y el posible curso de nuestra economía. Es una lectura ampliamente recomendada

El pasado martes 13 de enero , la agencia Moody’s calificaciones rebajó la calificaión de Venezuela a Caa3, apenas un paso por encima de la nota de impago.Esto no es ninguna sorpresa – los mercados han venido valorando la probabilidad de incumplimiento desde hace algún tiempo.
Curiosamente, sin embargo, Moody ha cambiado la perspectiva de negativa a estable:
La perspectiva estable se basa en la opinión de Moody’s sobre que incluso si el precio del petróleo cae aún más, las pérdidas esperadas a los tenedores de bonos es probable que sean consistentes con una calificación de Caa3 y poco probable que alcance los niveles asociados con puntuaciones más bajas.
Esto es demasiado generoso. La evaluación de Moody’s asume que el problema de Venezuela es principalmente una crisis de balanza de pagos causado por un precio del petróleo que cae rápidamente y un nivel de reservas internacionales inadecuado. Pero la realidad es diferente – y es mucho peor.
El problema de balanza de pagos es bastante malo. La caída de precio del petróleo está causando una brecha de divisas cada vez mayor. Venezuela necesita un precio del petróleo de 100 dólares por barril para equilibrar sus cuentas externas, pero el petróleo está cayendo rápidamente hacia los US $ 40 por barril y hasta ahora, Venezuela no ha logrado convencer a otros productores de petróleo que reduzcan la producción con el fin de apoyar el precio. La salida de divisas de Venezuela supera sustancialmente sus entradas, entre otras cosas porque está apoyando un sistema de tipo de cambio complejo e inútil: sus reservas de dólares se han reducido a $ 21 mil millones y cayendo rápidamente. Venezuela probablemente tratará de detener la hemorragia con controles de precios y de cambio más estrictos, pero todo esto lo que va a hacer es acelerar la desmonetización de la economía a medida que más y más intercambios se hagan en el mercado negro.
Pero el verdadero tema son los problemas económicos internos de Venezuela.Venezuela ha estado en recesión durante la mayor parte del año pasado. Su déficit presupuestario en octubre 2014 – antes de esta última caída catastrófica precio del petróleo – fue del 17%. La inflación es oficialmente en el 65%, pero de manera no oficial es sin lugar a dudas mucho más. El control de las importaciones, la inflación y el bolívar sobrevaluado están causando una severa escasez de bienes esenciales.
Temeroso que los disturbios públicos se conviertan en algo más serio, el gobierno ha desplegado tropas militares para controlar las colas de compradores descontentos en las tiendas medio vacías del país. Y ha introducido un sistema de racionamiento, que limita a los compradores a dos días por semana en las tiendas controladas por el gobierno. Como Bloomberg cínicamente lo expresó, “Venezuela reduce las líneas por el recorte de los compradores, no a la escasez“.
El Presidente Maduro regresó con las manos vacías de su reciente aparatosa gira mundial: China no quiere prestarle dinero, y los productores de petróleo no quieren recortar la producción. Sin embargo, parece haber obtenido algún tipo de financiación de acuerdo con Qatar para suavizar el problema de balanza de pagos. En su ausencia, sus opositores aprovecharon la oportunidad para animar las cosas. Afirman que el país está “en un estado de emergencia”, el líder de la oposición Henrique Capriles instó a la gente a “movilizarse en las calles”. Es muy fácil ver hacia dónde va esto.
A finales de 1980, los economistas Rudiger Dornbusch y Sebastián Edwards describieron cómo países como Venezuela que persiguen políticas populistas altamente expansivas en detrimento de las finanzas públicas por lo general pasan por cuatro fases distintas en lo que podría llamarse un ciclo de “auge y caída”.Esta es su descripción de la Fase 3:
Fase III: escasez generalizada, aceleración extrema de la inflación, y una brecha en el precio de las divisas que es aliciente obvio para la fuga de capitales y la desmonetización de la economía. El déficit presupuestario se deteriora violentamente a causa de un fuerte descenso en la recaudación de impuestos y por los costos crecientes de los subsidios. El gobierno intenta estabilizar mediante la reducción de los subsidios y de una depreciación real. Los salarios reales caen masivamente, y la política en general se vuelve inestable. Se hace evidente que el gobierno ha perdido.
Esta es la razón por Moody’s ha sido demasiado generosa con Venezuela. El problema de balanza de pagos de no es más que el detonante de una enorme crisis fiscal, económica y política que en última instancia, sólo puede terminar de una manera – el colapso desordenado del régimen. Si esto tomará la forma de una revolución, un golpe militar o simple caos aún está por verse. Pero lo que estamos presenciando es la destrucción de la economía de Venezuela. Y la destrucción no es, fundamentalmente, debido a factores externos. Es la consecuencia directa de las políticas económicas aplicadas por los regímenes de Chávez y Maduro.
En los últimos quince años, el gobierno venezolano ha nacionalizado cientos de empresas y activos incautados en una escala masiva. Muchos de esos ataques han sido objeto de litigios costosos en los tribunales internacionales: el caso más reciente fue el reconomiento a Exxon de US $ 1,6 millardos en compensación por la expropiación de sus proyectos petroleros en Venezuela. A menudo, estas nacionalizaciones han venido en respuesta a la caída de la producción debido a los precios fijados por el gobierno y el control de cambios. Por ejemplo, la producción en la industria automovilística de Venezuela se redujo en un 85% entre enero 2013 y enero de 2014: en febrero de 2014, Toyota suspendió la producción por seis semanas citando incapacidad para importar partes, dando lugar a las llamadas de los sindicatos para que la industria se nacionalizara. Con demasiada frecuencia, el gobierno venezolano ha cedido a este tipo de llamadas, en lugar de abordar los problemas de fondo.
Nacionalización generalizada de las empresas privadas y la incautación de activos desalienta tanto el espíritu emprendedor interno y la inversión extranjera y las empresas nacionalizadas con demasiada frecuencia terminan siendo menos eficientes y menos productivas de lo que eran cuando se encontraban en manos privadas. El gobierno venezolano ha administrado mal su industria petrolera nacionalizada, lo que ha resultado en ingresos muy por debajo de lo que razonablemente cabría esperar de sus vastas reservas de petróleo, y además mal asignados esos decepcionantes ingresos en el negocio: en lugar de utilizar los ingresos para diversificar su economía y desarrollar la producción nacional en otros sectores, se les ha desviado hacia programas sociales políticamente populares pero improductivos y en controles de precios y subsidios distorsionantes. En consecuencia, Venezuela se ha convertido en demasiado dependiente de los ingresos del petróleo, sus finanzas fiscales están en un estado lamentable y su industria es altamente ineficiente. Y esto ya era un lío mucho antes de la actual caída de los precios del petróleo.
En un artículo premonitorio mayo 2014, el Centro para la Empresa Privada Internacional advirtió sobre la consecuencia probable de desorden económico de Venezuela:
¿Qué le depara el futuro a Venezuela? Mucho miedo, y algunos podrían darle la bienvenida una intervención militar no democrática. Es difícil ver cómo una solución de este tipo podría dar lugar a la resolución a largo plazo a las divisiones del país. El Premio Nobel autor ganador Mario Vargas Llosa asistió a la conferencia de CEDICE y comentó que América Latina no puede confiar en los regímenes militares para contribuir al crecimiento económico, y mucho menos para el proceso democrático al que la mayoría de la región se ha comprometido.
Y aconseja correctamente al gobierno a adoptar un enfoque alternativo probado:
El único camino para salir de desastre económico de Venezuela es a través de la creación de consenso que conduzca al crecimiento económico y de la sociedad civil democrática como  disfrutan muchos de los vecinos de Venezuela.
Si el régimen Maduro habiera seguido el consejo de CIPE entonces, antes de que el precio del petróleo comenzara a caer de forma significativa y la crisis de balanza de pagos se convirtiera en extrema. En mi pieza anterior , sugerí que Venezuela podría devaluar y aplicar reformas fiscales. Pero ahora creo que es demasiado tarde para esto. El default parece inevitable, no importa lo que Moody’s pueda pensar (y Maduro pueda decir), y puede venir acompañado por la hiperinflación cuando los controles de cambio fracasen. Y va a ser seguido por un ajuste fiscal desgarrador, administrado por un nuevo gobierno probablemente bajo la égida del FMI.
La privación que espera el pueblo venezolano es mucho, mucho peor de lo que están experimentando en este momento. Atraídos por el señuelo del socialismo y la igualdad prometida y la prosperidad, han caminado por un camino muy trillado – el camino al infierno.

Traducción libre por lapatilla.com

 Fuente:http://www.lapatilla.com/site/2015/01/14/el-colapso-inminente-de-venezuela/

domingo, enero 11, 2015

"Chavismo de oposición: ni alternativa ni solución"("...Venezuela necesita una alternativa muy clara...")



POR:PEDRO BENÍTEZ.

Hay que combatir el jueguito demagógico según el cual aquí el único responsable del desastre es Maduro. Eso simplemente no es verdad. Dicho lo cual, hay que decir que viniendo de la oposición esa es una afirmación peligrosísima por dos razones básicas:

Primero, la gente no es estúpida. Hasta el más chavista de los chavistas sabe la verdad: estamos cosechando lo que Chávez sembró. La Venezuela de hoy es la consecuencia directa de su proyecto. Esto es el plan de la patria. Aquí la culpa no es de los Cuarenta años, ni del imperialismo, ni del fraking, ni de capitalismo rentista. Esto tampoco es comparable con el gobierno del presidente Lusinchi, que al menos no endeudó al país más de lo que recibió (al contrario, se redujo el monto de la deuda externa).

Venezuela es hoy un país peor que el de 1998, pese que a que el chavismo ha tenido la capacidad institucional para tomar todas las decisiones y que ha dispuesto de mucho más recursos económicos que todos los gobiernos que le precedieron. Eso es una verdad del tamaño de la catedral de San Pedro. Y la gente lo sabe. Por tanto, insistir desde la oposición en reivindicar a Chávez (así sea sin mencionarlo) pero cuestionar a Maduro es perder credibilidad ante la mayoría de los posibles votantes. Ningún político de oposición se va a congraciar con base chavista con ese discurso. Todo lo contrario.

Segundo: pese a todo, la política tiene alguna lógica. Si afirmamos que el culpable es el incapaz de Maduro que destruyó el legado de Chávez, obviamente estamos reivindicado al chavismo y cuidado entonces si surge María Gabriela, Adán o algún otro militar loco vendiéndose como el auténtico representante del legado del comandante (Marea socialista anda con ese discurso) ofreciendo que en vez de lanzarnos de un quinto piso lo hagamos del décimo. Eso es llevarle agua al molino del adversario.

Y si usted piensa que todo lo anterior no es posible entérese un poco de la historia del peronismo en la Argentina.

Pero en ese orden de ideas hay algo todavía más peligroso: el chavismo de oposición. Es decir, insistir en el reparto de la renta petrolera como base del bienestar por parte de un nuevo caudillo iluminado. Un chavismo decente y “bien administrado”. Una quimera, porque ya se debería saber que ese esquema con el petróleo a 100$ no alcanzaba. Un chavismo tapa amarilla no es ni una alternativa, ni es la solución. Para la copia, es mejor quedarse con el original.

En esta hora Venezuela necesita una alternativa muy clara al funesto legado del insepulto. Es el primer paso del cambio.

@PedroBenitezF

 Fuente:http://www.noticierodigital.com/2015/01/chavismo-de-oposicion-ni-alternativa-ni-solucion/

sábado, enero 10, 2015

"La realidad aterra""Maduro es inflación, inseguridad y escasez"."A Maduro no lo quieren ni los chavistas".


La realidad aterra

POR.MIGUEL SANMARTÍN.

Presenciar los anaqueles de los supermercados y otros negocios vacíos, camarita, y escuchar permanentemente la cantinela "no hay, está agotado" como respuesta habitual a la solicitud de productos esenciales causa nostalgia, angustia,  exasperación,  desesperanza y frustración en la ciudadanía.

La misma negativa se escucha en abastos, bodegas, quincallas, fruterías, carnicerías, farmacias, ventas de autopartes, caucheras, ferreterías, tintorerías, panaderías, librerías, almacenes de electrodomésticos, tiendas de ropa y calzado, establecimientos de equipos electrónicos y en cualquier otro negocio que usted pise buscando artículos de consumo masivo. También se oye el "no tenemos" en consultorios médicos y odontológicos, clínicas y hospitales que hoy padecen igualmente la falta de equipos, insumos y personal especializado para atender debidamente a los pacientes.

En efecto, el tajante "no hay" es para todos. No importa si la clientela es opositora, revolucionara, demócrata, miliciana, independiente, socialista o liberal. Si son ciudadanos comunes o funcionarios o si se trata de patriotas cooperantes. Faltan productos suficientes para atender la demanda y los distribuidores manifiestan desconocer con exactitud cuándo será repuesta la mercancía agotada. Ah... mucho menos predicen a qué precios llegarán las nuevas remesas. Seguramente reaparecerán impactadas por la inflación que el año recién concluido superó el 60% según estadísticas del BCV.

Lo más inquietante debido a lo que pudiera desencadenar este desabastecimiento crónico es que el desaliento colectivo, la rabia masiva y la impotencia generalizada -mezclada con la pérdida de apoyo y credibilidad del autodenominado Estado Mayor de la Revolución- pudieran conducir, súbitamente, a escenarios inconvenientes y muy peligrosos.

La crispación ciudadana y la sensación de indefensión ante el deterioro progresivo de la situación socioeconómica del país se acrecienta cuando en los hipermercados se multiplican las escenas de ansiedad y nerviosismo, acompañadas de desmanes y arrebatones. Eso está pasando. También en cadenas de farmacias. Venía ocurriendo en del interior del país pero ahora se están dando casos en la capital, incluso en establecimientos situados en sectores de clase media.  Esta nueva fase en la batalla cotidiana por obtener algún bien preciado y escaso ha hecho necesaria la intervención de organismos de orden público -Policía o Guardia Nacional- para aplacar los ánimos e impedir las grescas. Se están registrando forcejeos entre amas de casa y trabajadores de la economía informal quienes procuran acaparar lo que pueden para luego revender los productos escasos a precios muy por encima de la regulación.

La cosa no pinta fácil. La complica mucho más la terquedad del Gobierno negado, primero, a reconocer la crisis profunda que afecta al país y, segundo opuesto rotundamente a debatir soluciones con el resto del país (aquel que no simpatiza ni con la ideología, ni con las prácticas ni con el proyecto político-económico castrocomunista) que se empecina en mantener pese a su demostrado fracaso lo cual nos trajo hasta aquí, al despeñadero.

Con el precio del petróleo por debajo de 50 dólares el barril -según informó esta semana el Ministerio de Minas-, escasearán las divisas para seguir importando alimentos, medicinas y otros artículos de consumo masivo; para traer materia prima, aparatos tecnológicos, maquinaria y repuestos para el sector industrial y para suministrar semillas, fertilizantes, herbicidas, vacunas, equipos mecánicos y herramientas a la agroindustria. Igualmente puede complicársele al Gobierno el pago oportuno de los compromisos internacionales a vencerse este año. ¿Entrará Venezuela en default como Argentina?

La crisis la ensancha la precariedad en la cual se encuentra sumido el sector productivo privado nacional afectado por leyes injerencistas, regulaciones y la voracidad fiscal. Todo ello limita su funcionamiento y productividad.  También por la inseguridad jurídica, los decomisos, las expropiaciones, los apagones así como por las deudas que mantienen con sus proveedores internacionales. La producción local es ínfima. Por lo que no hay con qué sustituir importaciones. La situación de las empresas públicas no es muy distinta. Están endeudadas, sobrecargadas de un personal en permanente conflicto por reclamos laborales, afectadas por el deficiente funcionamiento de los servicios básicos, la corrupción y por la falta de materia prima. Por todo esto mantienen bajísimos niveles de rendimiento. Ocurre en Pdvsa, las petroquímicas, el conglomerado de Guayana y las empresas expropiadas.

El Gobierno es terco y sectario pero no torpe. Sabe que los ánimos están caldeados y que puede haber pronto una reacción popular.  Su preocupación se advierte en las últimas declaraciones de los voceros oficiales y en la militarización –reforzada- de algunos comercios. El oficialismo sigue alardeando con que el "pueblo soberano" saldrá a defender "su" revolución cuando, en realidad, son los sectores populares los que más sufren la crisis que también los llevó a expresar su malestar. El Gobierno camina hacia un callejón sin salida. Su escape está en la rectificación y aplicación urgente de medidas que oxigenen la economía. Más cuando el Presidente regresará de China sin obtener todo el respaldo financiero que esperaba de su nuevo "gran aliado estratégico".

msanmartín@eluniversal.com

 "Maduro es inflación, inseguridad y escasez"
 POR:FÉLIX VELÁQUEZ.

Cuando el difunto Chávez le dijo al pueblo en aquella fatídica hora que Nicolás Maduro sería su reemplazo, no sabía el pelón de bolas que se iba a echar sobre sus hombros. Millones de chavistas ven la falla cuando tienen que batallar contra una inflación que es una de las más altas del mundo, dejando atrás a países como Haití, República dominicana, Barbados, etc. Que no producen nada y tienen menos inflación que Venezuela que tiene las más grande reservas de petróleo del mundo.

Los ciudadanos han tenido que aceptar de manera indefensa que en Venezuela asesinen a más de 170 mil venezolanos ante la mirada cómplice de una revolución que no hace nada para resguardar la vida. Este gobierno tiene grupos armados que controlan parte del territorio nacional, esa es una de las razones por la que el gobierno no aplica un plan desarme en los barrios de manera efectiva y en armonía con otros órganos de seguridad del estado para acabar con la inseguridad.

Por otro lado tenemos un flagelo que afecta directamente a los venezolanos y ese es el de la escasez. El gobierno de Maduro ha tratado de tapar la escasez y su incompetencia con una guerra económica que no existe, cuando vemos supermercados vacíos, chavistas y opositores peleando por un paquete de Harina Pan, aceite o papel higiénico estamos ante la peor gestión de presidente alguno en nuestros últimos 50 años de vida republicana.

Cuando analizamos estos 3 problemas puntuales que aquejan a los venezolanos, sabemos que estamos mal y que podemos estar peor si el gobierno no rectifica su política hambreadora por un lado y colaboradora del hampa y la inseguridad por otro.

Muchos chavistas están quitándose las vendas y saben que cometieron un error al darles tanto poder a dirigentes del PSUV que se convirtieron en los boliburgueses del siglo XXI, ellos ya no creen en el pueblo, esos están pendientes de sus negocios, los dólares y sus carros últimos modelos.

Hacer largas colas, que asesinen a inocentes y endeudar el futuro de nuestros hijos es un delito que no se puede permitir, es el momento del reclamo no violento, de imponer la moral y la verdad ante la inmoralidad de un gobierno saqueador que ha dejado desnudos a los hijos de Bolívar.
 
A Nicolás Maduro le quedan pocas horas con saldo positivo en su liderazgo, el rechazo a su gestión se ve manchada desde que llegó, aquí es donde la corona es más grande que la cabeza del rey, es decir esto es mucho camisón pa’ Petra, como diría mi abuela, tener a Maduro como presidente.

Vamos a presionar al gobierno, pero reivindicando y poniéndonos del lado del pueblo, la lucha es por mejorar la calidad de vida de los más necesitados y seguir impulsando una clase media estable y con futuro, no buscar la pobreza para todos.


Fuente:http://www.noticierodigital.com/2015/01/maduro-es-inflacion-inseguridad-y-escasez/ 


Andrés Velásquez: A Maduro no lo quieren ni los chavistas




andres_velasquez_22dic2012_cortesia_globovision 

ND / Fabiana Mogollón / 9 ene 2014.- Andrés Velásquez, diputado a la Asamblea Nacional y dirigente de esta tolda, indicó que aunque el gobierno pretenda hacer ver lo contrario intentando tapar el sol con un dedo, el desabastecimiento que se sufre en cada rincón del país no deja lugar a dudas. 

“No es como dice el gobierno que es un invento de la oposición, esto es real; no hay pollo, no hay carne, no hay café, no hay leche, no hay papel higiénico,
no hay detergente, no hay medicinas, no hay repuestos para vehículos, no hay pañales, no hay harina. El sufrimiento de la familia está llegando a niveles de pánico y el malestar general que se ha incubado en el país es lo que tiene vuelto loco a Nicolás Maduro”, comentó. 

Por ello señaló que el 87% de la población venezolana solicita un cambio para Venezuela, “el propio chavismo está solicitando un cambio urgente de gobierno, a Nicolás Maduro no lo quieren ni los chavistas”, aseveró. 

Viaje vergonzoso 

Para Andrés Velásquez es una vergüenza que luego de una larga bonanza petrolera que dejó a Venezuela ingresos superiores a los 840 mil millones de dólares, el Presidente ande por el mundo pidiendo dinero prestado. 

“Resulta vergonzoso el viaje de Nicolás Maduro por varios países como cieguito buscando limosnas. ¿Cómo es que un país que tuvo esos jugosos ingresos, hoy cuando caen los precios del petróleo entra en una situación de crisis? Eso no pasa con los países petroleros que ahorraron miles de millones en fondos, mientras que aquí en contraste no ahorraron ni un dólar ¿A dónde fueron a parar esos recursos?”, inquirió. 

La respuesta a esta debacle económica, a juicio de Velásquez, se encuentra en la corrupción, “se robaron los reales”, y de eso hay una serie de denuncias que la Fiscalía del Ministerio Público se ha negado a investigar. 

El estado Bolívar no escapa de la crisis que padece Venezuela, y para ejemplificarlo el parlamentario presentó las cifras rojas de 2014, que cerró con el record de 1066 homicidios en Guayana, lo que demuestra que “el hampa sigue ganándole al gobierno.” 

Velásquez también se refirió a la producción de las industrias básicas, que va en caída libre desde hace varios años, “la producción en Venezuela fue destruida a propósito, deliberadamente, para establecer lo que ellos llaman el modelo socialista, de eso tenemos verdades como que Sidor cerró con el más bajo índice de producción, apenas el 24% de su capacidad instalada”. 

“Venalum tiene una capacidad instalada de 905 celdas de producción y 2014 cerró con solo 210 en actividad productiva, alcanzando 107 mil toneladas de aluminio cuando su capacidad es de más de 400 mil toneladas”, detalló. 

De igual modo el declarante advirtió sobre la presencia de un grupo de empresas chinas que operan irregularmente en la región con personal asiático, sin trabajadores venezolanos, en la explotación de hierro y encargándose de dragar el estratégico canal de navegación del Orinoco, por lo cual se les paga con petróleo y dólares, pese a que Venezuela tiene dragas propias que mandó a repotenciar a Cuba. 

Finalmente Velásquez manifestó que de su gira internacional Nicolás Maduro viene sin el tan anhelado dinero fresco que necesitaba para pagar deudas y seguir con la fiesta de importaciones, pues en China solo le dieron cartas de intención para inversiones a futuro en proyectos.

Fuente: http://www.noticierodigital.com/2015/01/andres-velasquez-a-maduro-no-lo-quieren-ni-los-chavistas/

viernes, enero 09, 2015

"La insolencia del sectarismo". "Un país en guerra".


POR:TRINO MÁRQUEZ.

El año 2014 cerró y 2015 abrió con signos inequívocos de la arrogancia del régimen rojo, incapaz de actuar con eficacia en cualquier campo relacionado con el bienestar de la población, pero tremendamente eficiente a la hora de demostrar su sectarismo y desprecio por la Constitución y el Estado de Derecho. La escogencia de las autoridades del Poder Ciudadano y del Consejo Nacional Electoral, por mayoría simple de los miembros de la Asamblea Nacional, fue una demostración de prepotencia y sectarismo obscenos. La Constitución fue trasgredida en medio del cinismo total por parte de los rojos. Las protestas de la oposición frente a los desmanes del oficialismo eran respondidos por Diosdado Cabello con un “diríjanse al TSJ para que soliciten la opinión del máximo tribunal”, como si ese fuese un órgano independiente del PSUV y de Miraflores.

Tarek William Saab, defensor del pueblo, fue gobernador por el PSUV del estado Anzoátegui en dos ocasiones. No obtuvo la nominación dentro de su partido para aspirar a un tercer período porque su gestión fue catastrófica y perdió el apoyo de sus compañeros de partido en esa entidad. Uno de los aspectos que más se le cuestionaba era el manejo turbio de las finanzas públicas y la manera descarada como favorecía a sus amigotes en los proyectos financiados por la gobernación. El Defensor del Pueblo –Ombudsman-, pieza maestra en la protección de los derechos ciudadanos es un agresivo militante del partido oficialista. Difícil conseguir mayor impudicia.

La fiscal Luisa Ortega Díaz, ariete de los ataques del régimen a la oposición y encubridora de todos los desmanes del Gobierno en contra de los derechos humanos, recibió su recompensa: fue reelecta. Con Tarek William y Luisa Ortega la oposición, e incluso la disidencia del oficialismo, quedó totalmente desprotegida. Los presos políticos carecen de cualquier institución pública o autoridad oficial que abogue por ellos. Para obtener su libertad habrá que romper las resistencias de ese par de personajes. Ambos se mantendrán fieles a la línea autoritaria definida por el dúo Maduro-Cabello.

Manuel Galindo Ballesteros, contralor general, también es una pieza del PSUV. Los delincuentes del gobierno y del partido rojo podrán dormir tranquilos. No tendrán que preocuparse por nada. Quienes sí tendrán que estar alertas son los gobernadores, alcaldes, diputados y concejales opositores. La Contraloría les aplicará todo el peso de la ley cuando una factura no esté impresa con tinta clara o no coincidan unos céntimos con lo establecido en el presupuesto aprobado.

La composición del Consejo Moral Republicano -que por mandato constitucional “es independiente” (Art. 273)- más que parcializado parece un organismo operativo del PSUV. Sus miembros no son funcionarios del Estado, sino comisarios del partido de gobierno El sovietismo redivivo.

Con la escogencia del CNE ocurrió otro tanto. Aquí la insolencia alcanzo niveles sublimes. La decisión de los rojos fue mantener Tibisay Lucena y a Sandra Oblitas como rectoras, dos figuras emblemáticas de la poderosa maquinaria electoral montada por el chavismo durante dieciséis años. Ambas han sido esenciales para perpetrar los abusos de poder que se han visto: uso de los recursos de PDVSA para financiar las campañas electorales, peculado de uso en todas las manifestaciones posibles, abuso de las cadenas durante las campañas electorales, desmanes del Plan República, desmesura en la utilización por parte del oficialismo de la red de medios de comunicación públicos. No hay exceso que la dupla Lucena-Oblitas no haya avalado e, incluso, aupado. Al igual que Ortega Díaz, su entrega a la revolución también fue reconocida con la reelección. Maduro y Cabello no quisieron correr riesgos en una etapa en la que están previstas citas electorales tan importantes.

A la oposición le permitieron conseguir un representante, Luis Emilio Rondón, quien afortunadamente es un técnico con amplia experiencia en el campo electoral, formado en las filas del propio CNE. La forma como se produjo su llegada al cuerpo de rectores hará aún más difícil su tarea. Tendrá que trabajar duro para ganarse la confianza de una oposición descreída y desalentada por todos los fracasos que ha vivido. Tendrá una importante misión: ayudar a convencer a la gente de que vale la pena votar en 2015.

@trinomarquezc

Fuente: http://www.noticierodigital.com/2015/01/la-insolencia-del-sectarismo/



"Un país en guerra"


POR:FERNANDO LUIS EGAÑA.

De muchas maneras, Venezuela es un país que sufre los efectos de una guerra. Más de 25 mil homicidios al año es un signo evidente al respecto. El que nuestra sociedad se haya transmutado en una de las violentas del mundo, lo confirma. Las naciones que padecen los desastres de la guerra, suelen tener economías derruidas, de diseminada escasez, sin confianza productiva y plagadas de corrupción. Tal es el caso de la economía venezolana.

Una característica esencial de la guerra es la militarización. Y Venezuela, en diversos aspectos, es un país militarizado. Hay militares en todas partes. Desde los más altos cargos del Estado y la administración pública, hasta en el monitoreo de las ubicuas colas de los consumidores. Salvo en situaciones de guerra, eso no suele ocurrir en ningún país democrático de América Latina, comenzando por el nuestro, cuando contaba con un sistema de democracia pluralista.

Otro factor típico de las naciones agobiadas por la guerra, es la violencia. Y la violencia se manifiesta con todo su horror en la vida ordinaria de los venezolanos. Comenzando por la violencia criminal, la que mata, hiere y aterroriza a las personas, familias y comunidades. Y terminando por la violencia estatal, que se concreta en el proceder despótico, arbitrario y supremacista del poder, sin consideración verdadera por los derechos democráticos del pueblo.

Los países que son víctimas de la guerra, tienen suspendidas sus garantías de derechos humanos. Sea de forma oficial o de hecho. Lo segundo es el caso de Venezuela. Todos los derechos y garantías reconocidos en la Constitución, los acuerdos internacionales y las leyes internas, están en situación condicional. Si el poder decide asaltarlos, lo hace con total impunidad. La indefensión es general. Como pasa en la guerra.

Pero un momentico… ¿Cuál es la guerra que afecta a Venezuela? No es una guerra que proviene de una agresión externa, de índole militar o político-militar. Puede que la propaganda oficialista no se canse de reiterar que Venezuela es atacada por guerras económicas, mediáticas, cibernéticas, bacteriológicas, imperiales, y pare usted de contar. Pero eso es propaganda. Y cada vez menos convincente, por cierto.

Tampoco es una guerra civil, propiamente dicha, porque ello supondría un conflicto armado entre dos parcialidades. Y eso no acontece en Venezuela. La posesión del poder de fuego está en manos del poder establecido, tanto en su estructura militar y policial, como en sus ramificaciones para-militares y para-policiales, o los llamados colectivos armados. La oposición es una realidad cívica y socio-política. Luego no hay guerra civil.

¿Y entonces, cuál es la guerra? Pues la guerra de la hegemonía roja en contra de la nación venezolana. Una guerra que se fundamenta es el continuismo despótico y depredador de aquella, con prescindencia de la voluntad y los derechos de ésta. El objetivo principal, o prácticamente único de la hegemonía, es permanecer en el mando, entendido como despotismo y depredación. Para ello, todo vale. Todo. Incluyendo la guerra al conjunto de los venezolanos.

Si la violencia, la penuria, la destrucción económica, la abolición de los derechos, el asalto del poder, la militarización a la mala y la imposición despótica, son elementos notorios de la situación nacional en los países que sufren la tragedia de la guerra, entonces es inescapable que Venezuela se encuentra en guerra. Y en una de sus peores formas: la guerra de una hegemonía destructiva en contra de la nación democrática.
 
 
Fuente: http://www.noticierodigital.com/2015/01/un-pais-en-guerra/

jueves, enero 08, 2015

"Despierta Nicolás. Es aquí, ahora"("...Venezuela colapsó...")



POR:ENRIQUE PEREIRA.

A esta hora yo escribo y tú duermes al otro lado del mundo.

Venezuela colapsó. Aquí Nicolás, en la Venezuela que no entiendes. La que no llena los estantes con mentiras revolucionarias. No hay guerra Nicolás, ni económica ni petrolera.

Gente desesperada en las colas para comprar lo que no encuentra, aquí Nicolás, en la patria que destrozaron las teorías de un socialismo de no sé cuál siglo. País acabado con su industria en el piso, sin tierras produciendo alimentos, con empresas cerradas y empresarios perseguidos. No en China, ni en Rusia –aquí viejo- en nuestro país.

Escucho a Marco Torre decir que vienen los chinos el 17 de enero. Que tienen confianza en nosotros. Si son los mismos de las fábricas de bombillos, las computadoras de Punto Fijo, los que montarían la fábrica de satélites y de otras tantas fantasías que no funcionan, diles que ya es tarde, que de esa cuerda ya tenemos un rollo. Dile más bien que envíen una partida de pensadores, de economistas de nivel y de gerentes de primera línea. Los que tienes aquí no sirven y los que sirven no te interesan.

El cuento de lo exitoso que fue el viaje que estás haciendo, te lo puedes ahorrar. Copia cualquiera de los que escribió el finado. Al final es lo mismo que hemos escuchado antes.

Te fuiste de viaje y nos dejaste la nevera vacía. Tus ministros se reúnen con la industria para que arranquen la producción. Más de lo mismo. El año pasado también se reunieron muchas veces. Claro, hay que contarles a los nuevos lo mismo que les contamos a los viejos. Ahora le contaremos al personaje nuevo de Cencoex lo que le contamos antes a Barrientos, Osorio, Fleming. No Nicolás, esa no es la solución.

Ojala despiertes pronto. El sueño socialista ronca en las barrigas venezolanas.


http://www.noticierodigital.com/2015/01/despierta-nicolas-es-aqui-ahora/