viernes, diciembre 09, 2016

“Hugo Chávez simboliza una oportunidad perdida de mejorar la situación en Venezuela”


Moisés Naím habla sobre El Comandante. Foto: Daniel Reina / SEMANA

Moisés Naím es el creador de El Comandante, la ambiciosa serie sobre el fallecido presidente. Habló con Semana.com sobre la producción, Nicolás Maduro y la crisis del otro lado de la frontera.
 
El reputado analista venezolano Moises Naím, muy crítico con el llamado ‘socialismo del siglo XXI’, es uno de los más agudos observadores tanto de las relaciones internacionales como de la situación en su país natal. El académico, escritor y columnista es también el creador de El Comandante, la serie sobre Hugo Chávez que no duda en calificar como “la más ambiciosa que se ha hecho en toda América Latina en idioma español”.
La producción, que cuenta con más de 600 actores y Andrés Parra en el papel protagónico del fallecido líder de la revolución bolivariana, se podrá ver en Colombia a partir de enero. Semana.com habló con Naím sobre Chávez, la serie y la actualidad política venezolana.
Semana.com: ¿Por qué hacer El Comandante? ¿Por qué dedicarle una serie a Hugo Chávez?
Moisés Naím: Porque es interesante y fue importante tanto para Venezuela como para América Latina, inclusive más allá. Es una historia fascinante que no deja a nadie indiferente, y que merece ser contada.
Semana.com: ¿Quedó contento con el resultado?
M.N.: Aunque todavía estamos en proceso creo que sí, he visto varios de los primeros capítulos y son sensacionales. Aún estamos editando y produciendo el resto, hay que recordar que son 60 episodios.
Semana.com: ¿La personificación del actor colombiano Andrés Parra lo deja satisfecho?
M.N.: Andrés Parra es sin duda uno de los mejores actores de estos tiempos en América Latina. Es extraordinaria la manera como él ha entendido a Chávez, los gestos, las entonaciones, su forma de moverse. Es realmente espeluznante el parecido.
Semana.com: ¿El Comandante podría ayudar a mitificar a Chávez?
M.N.: Creo que quienes lo apoyan y lo admiran lo seguirán haciendo, y quienes se oponen y lo critican seguirán siendo críticos. No creo que la serie cambie el punto de vista de nadie.
Semana.com: ¿Cuál es la característica definitoria de Hugo Chávez?
M.N.: Es un hombre que comenzó con nada y alcanzó a tenerlo todo. Que fue capaz de seducir a un país y a un continente. Que tuvo la oportunidad de transformar a su país y no la supo aprovechar. Hugo Chávez para mí simboliza una oportunidad perdida de mejorar la situación en Venezuela. Hay dos realidades que no pueden ser discutidas. Una el carisma y la popularidad que llegó a tener Hugo Chávez, fue claro que era un gran comunicador y un gran político. Eso es incuestionable. Y la otra es la realidad de hoy en Venezuela, que es el legado que él dejó. Lo que se está viviendo hoy en ese país es producto de las políticas de Hugo Chávez. Era un hombre audaz y un transgresor.
Semana.com: Usted en algún momento lo describió como una persona que destruyó la democracia a punta de elecciones, ¿en qué momento el régimen chavista perdió la fachada democrática? ¿hay algún punto de quiebre?
M.N.: Hubo varios, pero lo más importante es que él, con asesoría del gobierno cubano, fue un maestro en erosionar la democracia sin tocar la fachada. Fue muy eficaz en crear una escenografía democrática que en efecto tapaba lo que era una situación cada vez más autocrática. Los controles, la división del poder, los pesos y contrapesos de la democracia eran constantemente erosionados, socavados, ignorados y debilitados, mientras hacia el mundo se mantenía la escenografía de democracia y de un líder popular que estaba haciendo cambios para beneficiar al pueblo.
Semana.com: ¿Cuál es el contraste más grande entre el liderazgo carismático de Hugo Chávez y el momento actual de Nicolás Maduro?
M.N.: La escena definitoria de la diferencia entre los dos personajes es la del pajarito. Hay que recordar que Nicolás Maduro frente al mundo contó que el comandante Chávez se le apareció y se comunicó con él en forma de un pajarito. Creo que esa escena tan peculiar ejemplifica de una manera muy precisa la diferencia entre los dos.
Es obvio que Maduro no tiene el carisma, ni el talento, ni la conexión con el pueblo o el control de la situación que tenía Chávez.
Semana.com: Pasando al momento actual, el país parece estar desmoronándose, ¿le ve algún futuro al dialogo entre Gobierno y oposición?
M.N.: No mientras el Gobierno siga utilizando el diálogo como táctica dilatoria para impedir que haya el referendo revocatorio, que ellos mismos incluyeron en la Constitución. El Gobierno ha hecho todo tipo de trampas, trucos y tácticas para impedir eso. El diálogo tiene dos temas nada más: uno es la libertad de los presos políticos y el otro ponerle fecha fija al referendo revocatorio. Todo lo demás es distracción y evasión.
El diálogo también, lamentablemente, le ha dado la excusa a los demás presidentes y gobiernos de América Latina de no tener que intervenir en Venezuela. Mientras el país se desmorona, el resto de la región, que debería actuar en solidaridad con la tragedia humana, se puede dar el lujo de decir ‘no tenemos que meternos porque ya hay un diálogo andando’.
Semana.com: Venezuela cierra 2016 sin revocatorio y con presos como Leopoldo López todavía en la cárcel, ¿el gobierno de Nicolás Maduro se salió con la suya?
M.N.: Por ahora sí, con la ayuda de los expresidentes, del Vaticano, del expresidente de Colombia Ernesto Samper (secretario general de Unasur) y con la ayuda de los militares que reprimen a sus compatriotas en las calles de Venezuela.
Semana.com: En esta dilatada crisis venezolana, mal que bien siempre había habido un desahogo en las urnas, una válvula de escape, ahora esa opción está cerrada. ¿Es esta una escalada diferente en la crisis venezolana?
M.N.: Claro que sí, pero es muy importante notar que esas válvulas formaban parte de esa escenografía democrática, del maquillaje democrático. El Gobierno perdía las elecciones y al poco tiempo tomaba iniciativas completamente contrarias a lo que fue el voto de la gente. Pasó cuando quisieron cambiar la Constitución. El alcalde de Caracas, Antonio Ledesma, ganó las elecciones. Al poco tiempo le quitaron el presupuesto, le quitaron las atribuciones que históricamente había tenido la alcaldía y, como si fuera poco, lo metieron preso. Cuando la oposición obtuvo el control de la Asamblea Nacional, al poco tiempo el Gobierno simplemente la ignoró.
Semana.com: Hay muchos colombianos en Venezuela, como se vio en la reciente crisis fronteriza. Lo que pase del otro lado de la frontera se va a sentir con fuerza…
M.N.: Absolutamente, no solo por los colombianos en Venezuela sino por los venezolanos en Venezuela, que van a tratar de llegar a Colombia para refugiarse de la crisis. Desgraciadamente me preocupa muchísimo que la situación en el 2017 en Venezuela va a ser mucho más catastrófica que la que hay en el 2016. Allí inevitablemente va a haber un gran número de venezolanos que van a caminar, nadar, llegar de cualquier forma a Colombia simplemente para comer. Va a haber un episodio de tragedia humana y crisis humanitaria en el que miles de personas van a tratar de migrar.

Fuente:http://www.semana.com/mundo/articulo/moises-naim-hablo-sobre-la-serie-el-comandante/508610

viernes, diciembre 02, 2016

"El dólar Maduro se tragó el país"






POR:DÁMASO JIMÉNEZ.

Si los científicos del futuro quisieran investigar alguna vez como un país ubicado en plena autopista de la modernidad a las puertas del siglo 21, gracias a la bonanza petrolera que le permitió mover buena parte del mundo, termina súbitamente rebuscando sobras de comida entre la basura, con un cuadro viral de escasez, hiperinflación, miseria y muerte; tendrían que tropezar con las terquedades absurdas del populismo militar que sostuvo a Chávez y ahora a Maduro, pasando por los bemoles del narcotráfico y la corrupción más recalcitrante, hasta intentar entender un fenómeno desesperante que quebró la economía de 30 millones de venezolanos minuto a minuto.

Fueron las políticas económicas perversas impuestas para mantener a toda costa una ideología en el poder, según música y letra del decorativo vicepresidente Aristóbulo Istúriz.

La guerra económica la arrancó de imprevisto Chávez con la asesoría  castrocomunista de Fidel: desmantelamiento de Pdvsa, entrega de petróleo para aliados ideológicos del continente, destrucción de la industria con sobreingreso de personal no capacitado con fines clientelares del partido, expropiación de fincas, ley de tierras, control de cambio, control de precios, desmantelamiento del aparato productivo,  raspacupos salvajes, corrupción permisiva en su entorno, irrespeto por la propiedad,  intervención de empresas considerados sectores estratégicos como la alimentación, telecomunicaciones, construcción y servicios básicos.

Maduro continuó su legado declarando la guerra al sector productivo y a los emprendedores. En su primera alocución negó cualquier acceso a las divisas que declaró prácticamente suyas y de un grupito en el poder. Los dólares del país fueron secuestrados de forma absoluta por el gobierno.

El dólar Maduro que aún lo mantiene atornillado al poder, debía preservar esa plaga de brokers de maletín que ya habían desfalcado el país la temible suma de 25 mil millones de dólares a través de la desaparecida Cadivi. Ningún dólar se movió en el país sin su consentimiento y raqueta.

De allí surgió la clase parásita que vive en una burbuja de esplendor gracias a las únicas divisas posibles que adquieren de forma irrisoria a 10 bolívares destinadas para importar medicinas y alimentos fantasmas que no existen pero terminaron convertidas en grandes fortunas, lavando una vida gansteril llena de de ferraris, yates, prostitutas de lujo y juegos peligrosos en el mundo del narcotráfico.

Entre otros lujos el alcalde del CNE, Jorge Rodríguez, se permite uno bastante costoso. El de burlarse de todos los venezolanos cuando intenta responsabilizar a un ente externo como una página WEB de la forma como ha sido desangrada la economía venezolana.

En el país todos saben que la arremetida feroz contra el bolívar proviene del sector que tiene acceso a los escasos dólares por concepto de la venta de petróleo y qué,  a falta de Estado y poderes autónomos, son desviados y malversados en esos negocios turbios, mientras prenden la maquinita de hacer billetes con la efigie de los próceres de la independencia sin respaldo que lo sostenga.

Los bolívares se devalúan cada minuto en una hemorragia indetenible que el Estado-gobierno se niega en reconocer. Nadie los quiere, no significan nada en ningún mercado. El enchufismo chavista hizo un mal cálculo creyendo que solo los petrodólares salvan, pensaron que no había caída de precios ni crisis que pusieran en peligro su estabilidad. Pero ninguna dictadura se sostiene con hambre.

Por otra parte el país no logra recuperar la confianza en un diálogo de sordos que ignora el costo del malestar que existe en la calle. Cada día somos más pobres mientras Maduro espera bailar hasta el 2.020 institucionalizando la frustración de un diálogo implosionado.

En 18 años el gobierno eliminó la productividad y ocultó la destrucción del país con un gasto público exagerado, imposible de financiar con el actual déficit gigantesco. Estos lodos son consecuencia de aquellos polvos irresponsables en el manejo de una economía basada en la caja chica de una PDVSA destruida y un BCV delictivo

Cada fin de año de su insufrible gestión Maduro anuncia que tomará las riendas de la economía y acabará con el modelo rentista del petróleo y cada vez la situación se pone peor.

Hemos pasado de una inflación en el 2015 de 180%, a un cierre del 2016 superior al 700 %, con posibilidades que hagamos crack en toda la nación con un 2.200% de hiperinflación para el 2017, cifras de estudio para otros gobiernos aportadas por el FMI de mantenerse este modelo inviable y contraproducente que discrimina el interés general por la arrogancia de unos pocos que consideran que no existe democracia posible que les arrebate el poder. Esto está feo hermano.

@damasojimenez

domingo, noviembre 06, 2016

"La coyuntura económica"


POR:JOSÉ GUERRA.
 
La actual coyuntura económica de Venezuela, cuando ya el país se adentra en los meses finales de 2016, se caracteriza por los siguientes elementos. En primer lugar, durante las últimas tres semanas los precios del petróleo se han desplomado más de cuatro dólares por barril debido a la persistencia del exceso de petróleo crudos en el mercado y también porque el acuerdo entre la OPEP y otros productores como Rusia, no se ha materializado. De esta manera, la cesta venezolana de crudos y derivados ha disminuido hasta ubicarse actualmente en el entorno de los 40 dólares barril, un  nivel al cual es inviable tanto Pdvsa como el país. A ello se agrega la disminución de la producción de petróleo en más de 300.000 barriles diarios en lo que ha transcurrido de 2016. Esto se ha traducido en una declinación de las exportaciones, prácticamente la única fuentes de divisas que tiene el país. Esa combinación de caída del precio y del volumen de exportación es letal para la economía, debido a que la priva de moneda extranjera indispensable para financiar las importaciones y pagar la deuda externa.

En segundo lugar, las reservas internacionales del BCV están en un  nivel realmente crítico, el menor en veinte años al totalizar al 2 de noviembre apenas la cantidad de US$ 11.000 millones, un monto ínfimo para las necesidades de la economía. Para que tengamos una idea de la gravedad de este asunto, en 2008 Venezuela contaba con reservas internacionales por US$ 42.300 millones. Con ese monto, más el flujo esperado de ingresos, es muy difícil y costoso pagar los compromisos de deuda externa en lo que queda de 2016 y en 2017, por una cantidad acumulada  de US$ 11.00 millones. En esas condiciones se harán más difícil aumentar las importaciones para así reanimar la economía.

En tercer lugar, el sistema cambiario está colapsado y minado por la corrupción. El tipo de cambio paralelo se ha disparado ante la ausencia de asignaciones y la discrecionalidad en la entrega de divisas a través del Banco de Venezuela, mediante el Dicom. Actualmente se están realizando transacciones a un tipo de cambio paralelo de Bs 1.800 por dólar, lo que claramente va a tener un efecto sobre la tasa de inflación. Al mismo tiempo, está ocurriendo en los hechos una dolarización de la economía pero a precios muy superiores a los del mercado en los Estadios Unidos, Brasil  y Colombia que es de donde provienen las importaciones de alimentos. Ello ha provocado una aceleración del alza de precios que amenaza con desatar un proceso hiperinflacionario. Finalmente, como resultado de la elevada inflación, el poder adquisitivo de los salarios ha caído pronunciadamente, hecho éste que afecta la actividad económica en la medida en que ello deprime el consumo. De esta forma, la economía es víctima de un modelo económico y político colapsado que debe ser sustituido de inmediato, para dar paso a otro que estabilice la economía, promueva la inversión y permita reiniciar el crecimiento económico.

Fuente: http://www.noticierodigital.com/2016/11/la-coyuntura-economica/

viernes, noviembre 04, 2016

RR2016: Chavismo democrático demanda al CNE que reanude el proceso de recolección de voluntades (documento)


La plataforma de acción política que popularmente se le ha denominado “chavismo democrático” introdujo ante el CNE el pasado martes primero de noviembre, por lo canales regulares, un documento mediante el cual demandan al CNE que “con carácter de urgencia se proceda a reanudar el proceso de recolección del 20% de manifestaciones de voluntad para el Referéndum Revocatorio y se fijen enseguida los tres días que habrán de habilitarse para la acumulación o no del 20% previsto“.
Por la coherencia y precisión de sus argumentos se lo traemos íntegro a nuestros lectores.

Ciudadanas
Tibisay Lucena, Sandra Oblitas
Socorro Hernández y Tania D’Amelio
Y Ciudadano Luis Emilio Rondón
Rectores Principales
del Consejo Nacional Electoral (CNE)
Su Despacho.
Nosotros, Freddy Gutiérrez Trejo y Freddy Castillo Castellanos, venezolanos, mayores de edad, domiciliado el primero en Caracas y el segundo en Barquisimeto, con Cédulas de Identidad Nros. 2969387 y 3857592, respectivamente, procediendo en nuestro propio nombre, y en nombre de Ana Elisa Osorio, Cliver Alcalá Cordones, Héctor Navarro, Gustavo Márquez, Juan García Viloria, Santiago Arconada, Edgardo Lander, Esteban Emilio Mosonyi, Oly Millán Campos, Ramón Rosales Linares y Gonzalo Gómez, titulares de las cédulas de identidad, 4056575, 6097211, 3714184, 3292852, 649571, 3512089, 2933937, 1728557, 6898671, 3534952 y 4256854, respectivamente, todos en nuestra condición de electores, en pleno ejercicio de nuestros derechos,  y cumpliendo con el deber de contribuir en el restablecimiento de la efectiva vigencia de la Constitución, tal como lo impone su artículo 333, nos dirigimos a ustedes para exponer y solicitar cuanto sigue:
En fecha 20 de octubre del presente año, el Poder Electoral tomó la insólita decisión de “suspender, hasta nueva orden judicial” el proceso de recolección del 20% de las manifestaciones de voluntad, que estaba previsto para el 26, 27 y 28 de octubre pasados, y en el que ese Consejo Nacional Electoral había estado trabajando luego de terminada la primera etapa de una solicitud hecha  en abril de este año.
La desaprensiva decisión fue comunicada mediante una “nota de prensa”, cuyo texto transcribimos de seguidas:
“20 de octubre de 2016
Poder Electoral acata medidas cautelares ordenadas por tribunales de la República
Proceso de recolección de 20% de manifestaciones de voluntad queda pospuesto hasta nueva instrucción judicial
El Poder Electoral informa al país que ha sido notificado, por tribunales de la República, de medidas precautelativas que ordenan posponer cualquier acto que pudiera haberse generado como consecuencia de la recolección de 1% de manifestaciones de voluntad que se requirieron para validar la mediación de la organización con fines políticos MUD.
Las medidas decididas este jueves 20 de octubre por los tribunales penales de primera instancia en funciones de control de Valencia; el tercero de control de San Fernando de Apure; el de primera instancia en función de tercero de control de Aragua y el de primera instancia en funciones de control de Bolívar fueron decididas tras la admisión de querellas penales por los delitos de falsa atestación ante funcionario público, aprovechamiento de acto falso y suministros de datos falsos al Poder Electoral.
Estas decisiones tienen como consecuencia la paralización, hasta nueva orden judicial, del proceso de recolección de 20% de las manifestaciones de voluntad, que estaba previsto para el 26, 27 y 28 de octubre próximos, y en el que el Consejo Nacional Electoral estaba trabajando luego de terminada la primera etapa de una solicitud hecha por el partido MUD en abril pasado.
En apego al marco constitucional, el CNE acata las medidas ordenadas por los tribunales y ha girado instrucciones de posponer el proceso de recolección hasta nueva instrucción judicial.
El Poder Electoral reitera su llamado al diálogo nacional como fórmula democrática por excelencia para preservar la paz y la estabilidad de la República y se pone a disposición de los actores políticos e instituciones nacionales para coadyuvar en la búsqueda de las mejores condiciones que hagan fructífero este encuentro”.
Como se evidencia del texto transcrito, el gravísimo acto administrativo de efectos generales, de “suspender” un procedimiento que llevaba a cabo el propio Poder Electoral, carece por completo de las formas mínimas fijadas por la ley para la actividad administrativa. A pesar de que afecta a millones de electores venezolanos que, junto al CNE (y siguiendo sus directrices) esperaban cumplir cívicamente con el cronograma de recolección de firmas fijado por ustedes, la resolución que la contiene no fue notificada ni dada a conocer del modo que impone la ley a este tipo de actos.
Esas irregularidades formales de la abrupta suspensión, son poco si consideramos lo que en el fondo significa la misma: quienes tienen la obligación de representar y ejercer el Poder Electoral han tomado una decisión basada en falsos supuestos y escudándose en una sentencia de dudosa eficacia, emanada de tribunales sin jurisdicción en la materia.  Sin duda, eso es mucho más sorprendente y grave que los ostensibles defectos de forma en que se incurrió al emitirse semejante exabrupto antielectoral. Esta expresión no la usamos con carácter retórico. Pensamos que es el vocablo que se aviene de manera precisa al gravísimo incumplimiento del deber supremo del CNE: garantizar los derechos electorales de los ciudadanos.
Recordemos que ustedes fijaron los días 26, 27 y 28 del mes de octubre del año corriente, para el ejercicio del Derecho Constitucional de iniciativa popular, establecido en el artículo 72 de nuestro Pacto Social. Se trata de un acto administrativo de efectos generales o acto reglamentario que el propio órgano que lo dictó no lo ha dejado sin efecto y que, por lo tanto, tiene plena validez. No obstante, el propio organismo encargado de hacerlo valer, produjo la nota de prensa ya transcrita, según la cual, suspende sin motivación alguna, los efectos de su propio acto, sin que se conozca que algún ciudadano o persona jurídica, haya intentado con éxito, ante organismos competentes, la anulación del mismo por ilegalidad o inconstitucionalidad. En consecuencia, la decisión del organismo electoral de realizar la recolección del 20% de manifestaciones de voluntad para el Referéndum Revocatorio, se mantiene firme pero en suspenso.
“ACATAMIENTO”
Como puede observarse en la “nota de prensa”, la decisión del cuerpo electoral se funda en un “acatamiento” de medidas cautelares ordenadas por Tribunales Penales de la República, con jurisdicción en los estados Apure, Aragua, Bolívar y Carabobo. Posteriormente se incorporaron al universo del absurdo,  Monagas y Zulia, igualmente sin ninguna incumbencia en materia electoral. Las sentencias mencionadas, además de absurdas, son inejecutables por razones de jurisdicción en la materia, por razones de jurisdicción en el espacio donde ésta se ejerce, y por la oportunidad en la que han sido dictadas, lo que configura una descarada desviación de poder, cuasi confesada en las sentencias y en los discursos gubernamentales que difundieron las mismas.
La expresión “acatamiento”, cuyo uso es frecuente para referirnos al respeto a una ley o a una orden, de acuerdo con el DLE, alude también al hecho de “reverenciar o tributar homenaje de sumisión” y se relaciona con un sometimiento y pérdida de fueros, por parte de quien “acata”. En este caso, esa sumisión automática e inmotivada, representa, para deshonor de quienes la suscriben, una especie de abdicación de sus potestades a favor de otro a quien se las transfiere.
Que el Poder Electoral deje de ser poder electoral y “acate”, sin someter a revisión o a estudio alguno, una sospechosa decisión de tribunales penales, desprovistos de toda autoridad legal en materia de elecciones, es sumamente grave. El contenido de las sentencias, dictadas al unísono en diferentes lugares del país (centro, sur, occidente y oriente), así como el contexto que rodeó su difusión, hacen pensar en un enorme fraude que se habría cometido “judicialmente” contra nuestra Constitución. Acatar automática y acríticamente el notable disparate jurídico de esas decisiones, equivale a un abandono de deberes básicos en el ejercicio del Poder Electoral, así como una eventual complicidad con los autores de las mismas, es decir, con los perpetradores del presunto fraude.
Sin entrar en el terreno de las muy justificadas y comprensibles especulaciones que se derivan del apresurado  “acatamiento” (el mismo día de las sentencias y con una casi inverosímil notificación instantánea por parte de los tribunales), lo menos que podemos preguntarnos es: ¿Por qué el Poder Electoral se precipitó en “acatar” una decisión de órganos judiciales incompetentes que le invaden su clarísimo ámbito de atribuciones? ¿Cómo es posible que el CNE haya incurrido en la imprudencia (por lo menos) de no someter a un mínimo examen jurídico una “suspensión” tribunalicia de tantas fragilidades técnicas?. Es más, un CNE que suele en materia de lapsos tomarse casi todo el tiempo de los mismos,  ¿Cómo es que en esta circunstancia tan delicada, no dejó pasar ni medio día? Lo cierto es que estas preguntas queremos centrarlas, más que en la natural desconfianza que genera la premura de la decisión, en sus gravísimos efectos. Ya apuntamos uno de ellos: la abdicación de la majestad de un poder público como es el Poder Electoral, al acatar la inconstitucional decisión de un tribunal que le arrebata potestades. Otro efecto grave, derivado del anterior, es no haber dado los pasos correctos y necesarios para aclarar esa intromisión en sus fueros. Pensamos que el CNE debió, como mínimo, solicitar una aclaratoria de la sui generis “suspensión”, aunque, en verdad, su acción inmediata y lógica, como corresponde a un Poder Público vigilante de sus atribuciones, debió ser la de activar ante los órganos correspondientes una averiguación sobre los jueces penales que tuvieron la avilantez de ordenar la suspensión de un acto electoral sobre el cual no tienen absolutamente nada que decidir ni opinar. No haber analizado el fundado supuesto de que los referidos jueces podrían haber incurrido en un delito, es una omisión de enormes resonancias y consecuencias.
“HASTA NUEVA INSTRUCCIÓN JUDICIAL”
Todo lo anterior explica la pertinencia de esta otra pregunta: ¿Es que ahora los tribunales locales dictan instrucciones sumarias y tajantes a los Poderes Públicos Nacionales?
La Constitución de la República Bolivariana de Venezuela ordenó al Poder Electoral, guiarse por los principio de independencia orgánica, autonomía funcional y presupuestaria y despartidización. Así mismo, dispuso que tenía que ser garante de igualdad, confiabilidad, imparcialidad, transparencia y eficiencia. (CNRBV. Arts: 293.294). Es claro, entonces, que no podía (ni puede) válidamente acatar instrucciones de tribunales que signifiquen la entrega de las facultades que le han sido conferidas, y menos, por la condición de incompetentes que tienen esos tribunales. Como ya dijimos, se trata de tribunales locales cuya jurisdicción está acotada por los límites dentro de los cuales pueden ejercer su jurisdicción. De igual manera, reiteramos que se trata de tribunales penales que están usurpando la jurisdicción electoral. Tal vez sea importante resaltar que las responsabilidades penales son personalísimas, y quien ha cometido delito debe acarrear con las consecuencias de sus actos, pero jamás puede jurídicamente castigarse a todos los ciudadanos de una República, por el quebrantamiento de una norma en el que hubiere incurrido alguno de ellos.
Con menor razón, un tribunal que usurpa una jurisdicción tanto por la materia como por el espacio, no le es dado despojar de los derechos políticos y ciudadanos a todos quienes habitan en la República.
También se funda el acatamiento de la instrucción, en las medidas cautelares proferidas por los mismos tribunales. Esto es un absurdo, toda vez que nuestra doctrina es pacífica en el entendimiento de que estas pueden ser  viables, siempre que se levanten sobre la apariencia de buen derecho, y para no hacer una fantasía el derecho que se aspira ejercer. Ninguna de estas premisas se verifica en esta circunstancia, toda vez que los acontecimientos nos revelan las deformaciones deliberadas del recto proceder en derecho, y no es verdad que de no adoptarse las medidas precaucionarias harían ilusa la pretensión de la evaluación planteada mediante el Referéndum Revocatorio. Resaltemos que lo planteado es el cumplimiento del requisito para hacer la convocatoria.
El asunto se hace aún más grave, por las circunstancias que rodearon lo hechos: justamente el mismo día y en horas aproximadas se profieren las sentencias locales, que no nacionales, y la actuación de los jueces es anunciada por los gobernadores locales. Actos consecutivos no dejados al azar, y sincronizados para producir un efecto. Sólo por alguna dificultad en la lectura o por una deliberada disposición a no ver la realidad, podía no apreciarse en esta sucesión de hechos una acción premeditada y alevosa con un propósito definido de avasallar el andamiaje constitucional y la voluntad de los venezolanos. Todo nos lleva de la mano a verificar la existencia de un complot, como acción continuada, sigilosa, y secreta en la que concurrió un grupo para cometer el acto salvaje de llevarse por delante la voluntad de cada venezolano. ¿Es que acaso este acto no es un delito?
Enseguida hubo un acatamiento que es jurídicamente incomprensible, y más incomprensible aún, si tomamos en cuenta que la nota de prensa del CNE expone:
Proceso de recolección de 20% de manifestaciones de voluntad queda pospuesto hasta nueva instrucción judicial.
¿Pero es que acaso el Poder Electoral no es independiente, autónomo? ¿ Es que acaso el CNE y sus rectores no son funcionarios nacionales que no tienen por que acatar instrucciones de juzgados locales y de control penal? ¿ Es que acaso las instrucciones no son dadas por los superiores a los empleados subalternos? ¿Es que acaso la voz Rector no está asociada a quien sabiamente gobierna o tiene el mando?¿ Es que acaso los rectores que fijaron lugar, fecha y hora para la activación o no del Referéndum, en vez de hacer valer su autoridad, con el imperio de sus potestades, están dando una espantosa reculada?
Tal vez la respuesta es no, si mediante la autotutela examinan y rectifican el acto repugnante que han exteriorizado. Hay oportunidad de rectificar, o dicho en mejor derecho, de reconsiderar ese extraño acatamiento en espera de órdenes e instrucciones, dejar sin efecto esa nota de prensa, y  fijar enseguida una nueva fecha inmediata para el cumplimiento del requisito de acumular el 20%, que pudiera ser menos, o más, pero siempre subordinados al pueblo que es el sujeto activo que ejerce la soberanía.
DERECHOS AFECTADOS
Por otra parte, no se puede omitir que el 1% nacional que inició el proceso para realizar la evaluación, ya fue aceptado por el organismo electoral nacional, y en tal sentido, se tiene el derecho a estampar las huellas o dejar de hacerlo, habida cuenta que ya ha nacido un derecho que es tal, mientras no sea anulada la reglamentación que lo sacralizó en cada uno de los venezolanos.
A estos efectos, importa destacar que la Resolución mediante la cual el organismo acordó la recolección de manifestaciones de voluntad por haber establecido la validez de las firmas del 1%, crea derechos personales y subjetivos cuyos titulares son todos quienes están habilitados políticamente en la República, y no tengan impedimento para el ejercicio de la acción convocante. Se afectan en forma directa los derechos de los 399.412 ciudadanos cuyas firmas fueron reconocidas como válidas por el  CNE. En un sentido más general, podríamos afirmar categóricamente que es el pueblo venezolano, fiel a su épica libertaria, quien hoy tiene la potestad de acumular el 20% exigido constitucionalmente, o no expresarse para que ese 20% se acumule.
RESTABLECIMIENTO DE LA CONSTITUCIÓN
Estamos en un momento crítico de la República, que nos impone la invocación del artículo 333 de nuestra Constitución, que establece:
La Constitución no perderá su vigencia si dejare de observarse por acto de fuerza o porque fuere derogada por cualquier otro medio distinto al previsto en ella.
En tal eventualidad, todo ciudadano investido o ciudadana investida o no de autoridad, tendrá el deber de colaborar en el restablecimiento de su efectiva vigencia.
La norma transcrita nos impone como ciudadanos un deber y es el que estamos cumpliendo. No hacerlo nosotros, podría ser una omisión excusable, pero la de rectificar por parte de los Rectores que conforman el Consejo Nacional Electoral, más que una omisión sería un grave incumplimiento de sus deberes y una conducta severamente punible que acarrea sanciones administrativas como la destitución, y penales como la privación de libertad
AUTOTUTELA Y SOLICITUDES
Bien sabemos que el irregular “acatamiento” e “instrucción” que condujeron a la suspensión de la recolección del 20% de manifestaciones de voluntad para el Referendum Revocatorio, es recurrible por evidente nulidad absoluta, ante la Sala Electoral del Tribunal Supremo de Justicia. También está  claro que cualquiera de los afectados o los actores políticos, pueden iniciar las acciones conducentes al establecimiento de responsabilidades por los posibles ilícitos cometidos. Sin embargo, estimamos que ustedes, Rectores del CNE, tienen la posibilidad de ejercer el principio de la Autotela Administrativa y dejar sin efecto la irresponsable “suspensión” acordada por un inconstitucional e indebido “acatamiento”. Todo ello sobre la base de las razones esgrimidas en este escrito y en otras que, un análisis integral del tema podría sumar a las nuestras. Así lo solicitamos como ciudadanos afectados por la suspensión mencionada y en ejercicio pleno de nuestros derechos constitucionales, incluido el establecido en el artículo 333 de nuestra Carta Magna, de justificada y actual invocación por parte de una clamorosa mayoría de venezolanos.
Demandamos que con carácter de urgencia se proceda a reanudar el proceso de recolección del 20% de manifestaciones de voluntad para el Referéndum Revocatorio y se fijen enseguida los tres días que habrán de habilitarse para la acumulación o no del 20% previsto. Entendemos que la celeridad debe ser un principio rector. Además, las propias circunstancias de la República en este momento, demandan la adopción de decisiones que impidan el advenimiento de situaciones violentas o el incremento de la ominosa crispación que actualmente gravita en todo el país.
Más aún, la ausencia de rectificación por parte de los Rectores, los haría responsables por la violencia que pudiera sobrevenir como consecuencia de la no realización inmediata del Referéndum Revocatorio, una de las salidas constitucionales a la crisis profunda que actualmente vive el país. Estamos advirtiendo sobre una catastrofe evitable.  
ENUNCIAMOS LAS ANTERIORES SOLICITUDES DE LA SIGUIENTE MANERA:
1 – Reconsiderar el acatamiento por parte del Consejo Nacional Electoral, que está plasmado en la nota de prensa del veinte de octubre de 2016.
2 – Dejar sin efecto, la decisión de suspender el acto de acumulación del 20% de firmas o huellas que activan la evaluación o Referéndum Revocatorio del Presidente de la República, previsto en el artículo 72 de la Constitución de la República Bolivariana de Venezuela.
3 – Proceder con carácter de urgencia, a reanudar el proceso de recolección del 20% de manifestaciones de voluntad para el Referéndum Revocatorio, y  fijar enseguida los tres días que habrán de habilitarse para la acumulación del 20% exigido por nuestra Constitución.
Entendemos que la celeridad debe ser un principio rector, tomando en cuenta, en primer lugar, que el Consejo Nacional Electoral declaró en la misma nota de prensa, que el organismo tiene ya preparada la operatividad del acto que se llevará a efecto. Además, las propias circunstancias críticas de la República en este momento, demandan la adopción de decisiones que impidan el advenimiento de situaciones violentas, y la animación de las mejores acciones democratizantes en beneficio de todos.
Planteadas así las cosas, estamos en el más absoluto convencimiento de que no hay excusas para demorar la consulta refrendaria dispuesta en nuestro pacto social y, de este modo, se abrirían los cauces para el pronunciamiento democrático de la voluntad de los venezolanos.
ES JUSTICIA QUE ESPERAMOS EN NOMBRE DEL PUEBLO TODO AL QUE ASPIRAMOS HABER INTERPRETADO EN ESTE PEDIMENTO.
Se hacen tres ejemplares de un mismo tenor y a un solo efecto.
En Caracas, a la fecha de su presentación. 

Fuente: http://www.lapatilla.com/site/2016/11/04/rr2016-chavismo-democratico-demanda-al-cne-que-reanude-el-proceso-de-recoleccion-de-voluntades-documento/

sábado, octubre 29, 2016

"El rostro del sátrapa"



POR:NELSON CASTELLANO HERNÁNDEZ. 
 
El rostro de la dictadura se dibuja en el horizonte venezolano, el temor hace que el régimen se quite la máscara, se acabó el discurso de amor, de la lucha por el pueblo, de la patria, la revolución… En su lugar la realidad desnuda, la autentica esencia del régimen Castro-Chavista instalado en Miraflores.

El sátrapa ya no sonríe, ahora grita, amenaza, insulta y manda a disparar contra manifestantes civiles y pacíficos, El déspota se compara a Erdogan, el autócrata de Turquía, autor de una sanguinaria purga civil y militar en su país
.
En un intento por emular al turco, el rostro cínico de Maduro nos amenaza, “¿Ustedes vieron lo que pasó en Turquía?”, “Erdogan se va quedar como un niño de pecho para lo que va a hacer la revolución bolivariana si la derecha pasa la frontera del golpismo”. La diferencia es que en Venezuela el golpe lo está dando él, contra el Poder Legislativo constituido por voluntad popular y contra la Constitución Nacional.

El rostro de la dictadura aparece por televisión de uniforme, rodeado de militares armados, arremete contra el presidente de la Asamblea Nacional, ignora con toda desfachatez las violaciones a la Constitución que juró defender y avala con su actitud, que al pueblo se le cercene su derecho constitucional de realizar el referéndum revocatorio.

Los ejércitos venezolanos al servicio de un partido político y de un proyecto cocinado en la Habana, el mundo al revés, que muy probablemente no cuenta con la automática aceptación de los cuadros medios y de base del estamento militar.

La gran tragedia para ambos, es que el pueblo perdió el miedo. Destruida la dignidad de poder, solo les queda la del abuso y del atropello; aniquilado el respeto, el sentimiento de superioridad se transformó en pánico.

Temen al pueblo decidido, temen a los sentimientos de asco y repudio que despiertan, leen en la mirada de la gente la fuerza que surge de la toma conciencia. Saben que el pueblo sabe y que no hay vuelta atrás, el pueblo tiene hambre, se hartó, no pueden intimidarlo más y no bajará los ojos
.
Maduro quedó desnudo, no puede ocultar la ruina del país, la escasez y la delincuencia desatada, todo lo que había negado hasta ayer, por lo que se oponía a un corredor internacional de ayuda humanitaria. Esa es la factura que le están pasando los venezolanos, los ignorados por las mafias del poder, por los enchufados que se enriquecieron, por los funcionarios corruptos con sus cuentas bancarias millonarias en el extranjero, por los disfrazados de verde que constituyeron su club de narco-soles, por las hijas millonarias y los narco-sobrinos.

El fascismo gubernamental se demuestra cuando se le impide al pueblo votar, cuando se atenta contra la democracia y la libertad. Cuando se impide protestar, cuando trancan carreteras, túneles, cierran estaciones de metro, cuando bajan las personas de los autobuses, cuando les amenazan y las atacan por el simple hecho de querer manifestar su desacuerdo.

En lo privado Diosdado, Maduro, Tarek, Jaua, Rodríguez son personas llenas de debilidades y con profundos complejos, paliados con los dineros mal habidos de la corrupción, solo son valientes detrás de una cámara y rodeados de guardaespaldas. Son responsables de delitos, han pisoteado las leyes, violado derechos humanos, encarcelado a opositores sin cumplir los procedimientos legales, han arruinado al país, son responsables de miles de muertos por haber armado a los colectivos y sus milicias, son responsables del hambre, de niños que nacen en cajas de cartón y de los que mueren por falta de medicinas.

Le temen a la justicia, han marcado el territorio nacional con sangre y dolor, han destruido familias, pero sobre todo comprometido el futuro del país. Tenían la firme voluntad de acabar con nuestras esperanzas, convencidos de que el miedo y la desconfianza reducen las aspiraciones del ser humano.

Se olvidaron, que una oposición pacífica no significa que es cobarde o que un pueblo paciente es manco. La democracia y la libertad están inscritas profundamente en nuestros valores ciudadanos, ni los Castro, ni los extremistas, ni el ilegitimo, ni el payaso con estrellas bordadas en el hombro, ni los colectivos de Tarek y Rodríguez, podrán impedir el doloroso “parto democrático” que en estos momentos asisten los venezolanos.
Por eso hoy le devuelvo su amenaza a Maduro, atrévete a actuar como Erdogan, y te darás cuenta, como en ninguna parte del mundo civilizado, encontraras refugio cuando te veas obligado a salir corriendo.

En su desesperación frente al civismo de los venezolanos y a la voluntad de una salida democrática, el régimen mostró sus fauces, el ministro de Transporte y Obras Públicas, Ricardo Molina, advirtió a los “escuálidos” que no serán atendidos con bolsas del Clap y otros “beneficios sociales” si participaban en la recolección del 20% de firmas para revocar al presidente de la República.

El ministro de Interior, Justicia y Paz, Néstor Reverol, informó sobre la incautación de un lote de armas presuntamente vinculadas a la oposición venezolana, luego de un procedimiento realizado por la Policía Nacional Bolivariana en la ciudad de Caracas. En un intento desesperado por inventarle delitos a dirigentes de la oposición.

Días antes Yon Goicoechea y el alcalde Guarate, ambos militantes del partido Voluntad Popular y el dirigente del partido Avanzada Progresista, Carlos Melo, fueron detenidos por los servicios de inteligencia bajo cargos como “financiamiento al terrorismo” y “asociación para delinquir”.

El déspota tiene muchas caras, también femeninas… que no escaparan a su responsabilidad penal, las rectoras del CNE, han desconocido leyes y hasta sus propias decisiones. De espaldas al país han violado la Constitución Nacional, en disposiciones relativas a las elecciones regionales y al referéndum revocatorio.

Estas señoras, indignas funcionarias públicas, representan muy bien la imagen de la dictadura, aceptaron formar parte de un plan orquestado por el PSUVE, en el cual unos jueces penales, al unísono con algunos gobernadores deciden suspender el RR, pasando por encima del CNE, Maduro al corriente de todo instruyó a todas sus fichas partidistas, para que realizaran el trabajo sucio y salió corriendo.

El Gobierno entró en agonía, en ese tránsito instala su consejo rojo de defensa nacional, los síntomas de la enfermedad incurable son la ruina, el crimen, las violaciones a los derechos humanos, los presos políticos, la suspensión de procesos democráticos electorales, la desaparición de alimentos y medicinas.

No existe medicamento o antídoto que evite la defunción, el régimen llegó a su fin, en los estertores de la muerte cometerán locuras y grandes errores… actuaciones propias de la fiera herida de muerte, mostraran una vez más el sórdido rostro de la represión.

El país se salvará con los millones de venezolanos que conforman un ejército de 85 % de glóbulos blancos, dispuestos a combatir los virus roji-verdes, que contaminaron la salud de la patria con su irresponsable revolución castro-chavista.

Ex Cónsul de Venezuela en París
Presidente de Venezuela-Futura, Francia
https://www.facebook.com/groups/181289191975263/
nelsoncastellano@hotmail.com

lunes, septiembre 26, 2016

Esta es la ruta de lucha cívica anunciada por la Unidad Democrática (documento)



La Mesa de la Unidad Democrática, decidida a acelerar la salida del presidente Nicolás Maduro, llamó a la población a realizar protestas diarias en todo el país con el objetivo de presionar para que el referendo revocatorio se dé en el 2016.
“El referendo revocatorio se hará este año”, dijo el secretario general de la coalición, Jesús Torrealba, al leer un comunicado de la Mesa de la Unidad Democrática en el que ratificaron su intención de seguir adelante con la consulta, e indicaron que “no hay razones técnicas ni jurídicas” para impedir el referendo en el 2016.
En abierto reto a las autoridades electorales, la alianza dijo que solo acatará lo previsto en la constitución en cuanto a que la recolección del 20% de las firmas de los electores se hará a nivel nacional, y dijo que de insistir el Consejo Nacional Electoral (CNE) en exigir la colecta de las rúbricas por estados “es nuestro deber activarnos como pueblo y obligarlos en la calle y en las instituciones a acatar la constitución.
“Llamamos a realizar a partir de hoy actividades de protesta y organización todos los días y en todo el país”, afirmó Torrealba.
Durante una concentración en Parque Miranda, Torrealba afirmó que coalición realizará una movilización nacional el 12 de octubre para lograr que las condiciones de la recolección de firmas se den de acuerdo a lo previsto en la constitución.

A continuación el Documento completo
Esta es la hora del Pueblo Soberano, del Ciudadano Movilizado. Esta es la hora de los ofendidos, de los humillados, de los engañados, de los agredidos. La hora de los que hacemos colas interminables para comprar comida, de los que desesperamos por no encontrar un medicamento indispensable. La hora de quienes tenemos el dolor de llorar familiares asesinados por el hampa impune. La hora de las familias fracturadas porque sus hijos han tenido que irse del país. ¡ESTA ES LA HORA DE NO AGUANTAR MAS! ¡ESTA ES LA HORA DEL CAMBIO!
La Mesa de la Unidad Democrática, tras un proceso de debate, profunda reflexión y consulta a muy diversos sectores de la sociedad venezolana, plantea al pueblo de Venezuela nuestra posición y llamado para lograr el cambio en el 2016 ante el inconstitucional pronunciamiento del CNE sobre la etapa de activación del referendo revocatorio.
Las rectoras pesuvistas del CNE tenían la oportunidad no sólo de cumplir con la Constitución sino con todo el pueblo venezolano que exige revocar a Nicolás Maduro este año. En lugar de comportarse como Poder Independiente, las rectoras pesuvistas del CNE optaron por burlarse de los venezolanos y de sus problemas, pero sobre todo subestimaron la voluntad de cambio, subestimaron a las fuerzas democráticas, subestimaron la capacidad de acción del pueblo.
Nuestra respuesta, la respuesta de todos los demócratas, de todos los sectores sociales consultados, no es entonces al CNE ni a sus jefes: es a los venezolanos, a quienes tienen hambre de comida y de justicia, a quienes reclaman con urgencia por medicinas y por libertad, que estamos con ustedes, que esta lucha la daremos juntos y que el final de la misma se aproxima.
No esperábamos otra cosa del CNE. Ya sabemos a quiénes nos enfrentamos y ya sabemos de lo que son capaces de hacer para obstaculizar el cambio. Por eso ahora les daremos una lección de grandeza y haremos todo lo que sea necesario para hacer cumplir con la Constitución y con el deseo de cambio de millones de venezolanos. Por eso hoy lunes 26 de septiembre manifestamos que:
1. El referendo revocatorio se hará este año. No hay razones técnicas ni jurídicas para que no sea así. El RR es en 2016 porque está en la Constitución y porque es nuestro derecho y necesidad como pueblo. Cualquier intento de bloquearlo implicará la movilización del pueblo pacífico y firme en la calle para lograr la restitución del hilo constitucional.
2. Activaremos el revocatorio cumpliendo lo que está en la Constitución: la recolección de firmas que representen al menos el 20% del padrón electoral a nivel nacional. Nuestro objetivo y foco estará en levantar el 26, 27 y 28 de octubre los millones de manifestaciones de voluntad que Venezuela necesita para superar ampliamente el requisito establecido para activar el RR. Acataremos sólo la condición que establece la Carta Magna, y rechazamos de antemano cualquier “condición” que sea violatoria de la Constitución Nacional y que sea utilizada como excusa por el CNE para negar o retrasar la activación del RR2016. No aceptaremos nada que no cumpla con la Constitución, y si el gobierno ha optado por incumplirla y violarla, se encontrarán con un pueblo que los hará acatar la Constitución.
Por eso llamamos al pueblo de Venezuela a acudir masivamente a la jornada de recolección de manifestaciones de voluntad para activar el Referendo Revocatorio 2016 que se ha convocado para los días 26, 27 y 28 de octubre, asumiendo que nuestra tarea no se limitara a cumplir un trámite administrativo sino que vamos a ejercer todos los mecanismos de presión democrática necesarios para hacerlas respetar. La verdadera TOMA DE VENEZUELA se realizará durante esos tres días. Al pueblo no lo detendrán con un mezquino número de máquinas, ni ubicándolas de manera maliciosa, ni estableciendo fechas tardías. Los días 26, 27 y 28 de octubre serán tres días de pueblo democrático en la calle cumpliendo y haciendo cumplir la Constitución y la Ley.
Para lograrlo llamamos a todo el pueblo, a toda la ciudadanía democrática a activarnos desde ya, como lo hicimos para la Toma de Caracas del Primero de Septiembre, pero con muchísima más amplitud y fortaleza. Llamamos a realizar a partir de hoy actividades de protesta y organización todos los días y en todo el país. Anunciamos en particular para el miércoles 12 octubre una jornada especial de movilización nacional, en la que desbordaremos las calles de todo el país de forma pacífica, y le haremos saber al régimen y a sus agentes electorales que la recolección del 20% es nacional y que el RR es este año. Les haremos saber que las normas no las ponen ellos sino que están en la Constitución y seremos los venezolanos los que las haremos cumplir.
Desde que este régimen llegó al poder no ha hecho otra cosa que subestimarnos, hacernos pensar que ellos tienen el control de todo y que supuestamente no hay otra opción que no sea someterse a ellos.
Es el momento de recordarles quienes somos: la grandeza de este pueblo palpita en cada uno de nuestros corazones porque sabemos que nuestras diferencias nos fortalecen, porque queremos ir a elecciones de forma pacífica, porque hemos enfrentado las peores tiranías y una y otra vez las hemos derrotado.
Llegó el momento de hacerlo de nuevo y actuar: si el régimen desacata la Constitución, desacata la voluntad de El Soberano y desacata el único requisito que nuestra Carta Magna establece para la realización del Referendo Revocatorio como lo es la recolección del 20 % NACIONAL del Registro Electoral, es nuestro deber activarnos como pueblo y OBLIGARLOS en la calle y en las instituciones a acatar la Constitución.
Hoy nuestro llamado es a defender eso que nos hace venezolanos. Esta es la lección que le daremos al régimen.
Podemos lograrlo porque somos mayoría, porque la Constitución nos ampara y porque el mundo entero respalda nuestra lucha por la libertad y la democracia.
Que viva la democracia, la convivencia y la paz
Que viva Venezuela Libre
¡GLORIA AL BRAVO PUEBLO!
Caracas, 26 de septiembre de 2016