miércoles, julio 23, 2014

"Top 10 de los fichajes más caros de la historia: Real Madrid y Barça lideran la lista"



Los multimillonarios fichajes de Luis Suárez y James Rodríguez han vuelto a confirmar que FC Barcelona y Real Madrid son los grandes agitadores del mercado de traspasos

Muestra de ello es el hecho de que entre los dos se repartan nueve de los diez fichajes más caros en la historia del fútbol.

Esta hegemonía la rompe el PSG con la contratación del uruguayo Edinson Cavani, por el cual debieron pagar 64 millones de euros. Pero es sólo un fichaje, el Madrid tiene seis de los diez más caros. Por su parte los azulgrana tienen tres puestos en este prestigioso ranking.

No es muy difícil adivinar quien lidera este ranking, el portugués blanco, Cristiano Ronaldo le costó al Madrid 94 millones de euros, el segundo puesto es también de un merengue, el galés Gareth Bale valió 91 millones y el tercer puesto lo ocupa la figura brasileña, Neymar Jr, por el cual el Barcelona tuvo que desembolsar 86,2 millones.

Luego, los 81 millones pagados por el Barcelona al Liverpool dejan a Luis Suárez en cuarta posición. El delantero uruguayo es, hasta ahora, el traspaso más caro de la temporada, superando por poco el de James Rodríguez. El joven delantero colombiano que le ha costado al Real Madrid 80 millones de euros.

En el verano del 2001, el Madrid fichó al francés Zinedine Zidane, que llegó a Madrid por 75 millones de euros, cinco más que los que costó el traspaso de delantero sueco, Zlatan Ibrahimovic al FC Barcelona (70M), mientras que el brasileño Kaka, procedente del AC Milan, le costó al conjunto blanco 67,2 millones convirtiéndose así en el octavo fichaje más caro de la historia.

Cierran este particular top-ten, el citado Edinson Cavani (64M) y el portugués Luis Figo. Con él, Florentino Pérez y el Real Madrid inauguraron una nueva era en los traspasos millonarios al abonar los 61,7 millones de euros de la cláusula de rescisión a nada más y nada menos que al FC Barcelona.

 Con información de Sport.es

Fuente: http://www.noticias24.com/internacionales/noticia/84203/top-10-de-los-fichajes-mas-caros-de-la-historia-real-madrid-y-barca-lideran-la-lista/

lunes, julio 21, 2014

"La abstención en el PSUV "


La jornada electoral para la escogencia de los Delegados al III Congreso del PSUV ha arrojado algunas sorpresas. Siendo el registro electoral sobre el cual se desarrolló la elección cercana a 7.6 millones de electoral, se había generado la expectativa, entre otras cosas, de saber cuál sería el nivel de participación de dicha jornada.

Debo aclarar que desde hace 3 o 4 años vengo criticando públicamente la cantidad de militantes que se le atribuye al PSUV, ya que nunca se ha podido demostrar tales cifras, por el simple hecho de que si la máxima cantidad de votos que obtuvo el Presidente Chávez fue de 8.3 millones, y en la última elección el Presidente Maduro obtuvo 7.4 millones de votos, sería terrible pensar que lo único que existe en el PSUV son “militantes-votos”. Militante es tradicionalmente un activista cuyo compromiso se mide entre otras cosas, con base en la capacidad de persuasión que tenga para ganar por lo menos otra volunta de sumarse al proyecto político en el que se milita. Si esa cifra de inscritos es cierta, entonces este sería el único partido con militantes que no mueve a nadie más que así mismos, y en algunos casos incluso no se mueven ni ellos.

Es por lo anterior que esa terquedad de mostrar un número que no corresponde con la realidad en estos momentos políticos no sólo es incorrecto sino inconveniente .En su mejor momento, de las tres jornadas de participación democrática plena que ha vivido el PSUV, la participación máxima ha sido algo más de tres millones de militantes, ese quizá sería un buen inicio o referencia.

Por otra parte, la escasa movilización que pude percibir en los centros electorales que recorrí por Caracas, parecieran corresponder con las cifras que pude obtener gracias al “Equipo de Conteo de Electoral Popular de Caracas”, militantes del partido que decidieron organizarse para realizar un trabajo estadístico sobre los niveles de participación, estudio que arrojó a las 5 PM que en el Municipio Libertador votaron 38.521 militantes, lo que representa el 8% del registro del PSUV. Este mismo equipo me hace llegar la información que un grupo similar en Vargas calculó la participación en el Estado en un 22%. Estos mismos equipos han estimado que la participación nacional ronda el 12%.

Con estas cifras, la mayor sorpresa fue la postura oficial del PSUV sobre los resultados de participación. Al ser interpelado el vocero del partido sobre los niveles de participación, la respuesta fue absolutamente insólita: “es difícil calcularla” ya que, según el vocero, debe esperarse cruzar los votos múltiples con los resultados finales para estimar la cantidad de participantes.

Cuando los eventos electorales son organizados por el CNE, dicho ente da los resultados primero de los porcentajes de participación y abstención así la elección sea de votos múltiples, entonces, si éste evento fue organizado por el CNE y se usaros las captahuellas, libros electorales, etc.: ¿Cuál es la dificultad en esta elección para proporcionar dicha cifra?

La realidad es que lamentablemente este proceso electoral pone en evidencia serios problemas que vienen arrastrándose, tanto en la movilización como en la motivación política para mostrar fuerza desde el PSUV.

Si la participación fue de aproximadamente un millón de militantes, no tengo duda que esto sea positivo, pero cuando pretende basarse en un registro de 7.6 millones de electores, por su puesto que es un fracaso. Pero por otra parte, cuando has logrado movilizar tres millones de militantes en procesos similares, es imposible no evaluar el porqué hoy la maquinaria no sólo no funcionó como se esperaba sino, qué elementos sopesan sobre el hecho de que esto esté pasando.

Para mi, aunque para el momento de hacer este escrito estemos sin cifras oficiales, el hecho de que no sean dichas es una muestra de debilidad, y aún más, al permitir reforzar cifras extraoficiales como las que he mencionado, lo que pone en tela de juicio la legitimidad del método como fue convocada la selección de los delegados. Eso de un porcentaje de delegados “natos”, de un porcentaje de postulados por las diversas direcciones, y el resto de candidatos que en su mayoría eran “hijos de”, o “ministros de”, o “apoyados por”, o los que tienen “el cargo de”, que se sabía eran imposible de superar, produjeron desánimo y molestia en las bases, cansadas además de un conjunto de normas y reglamentos que sólo se aplican a “los pendejos” ya que la propaganda y publicidad “prohibida” por el artículo 20 de las normas del proceso de elección, fue violado por la mayoría de los que hoy fueron electos, con entregas y distribución de “Kinos”, con los que no estoy en desacuerdo, pero estaban prohibidos y punto.

Otro nuevo debate se abre, y además se pone en evidencia que el sacudón viene desde las bases. Ojalá la casta política se permita hacer una lectura seria de lo sucedido, ya que para luego es tarde. Cállense un rato y escuchen, por el bien del chavismo.
 Fuente:http://aporrea.org/poderpopular/a191879.html

sábado, julio 19, 2014

"La lucha contra el VIH en América Latina se estanca"




El número de infecciones se dispara en homosexuales, transexuales y prostitutas


POR:FELIPE BETIM.

La lucha contra el VIH en América Latina se encuentra estancada después de muchos años de progreso. Entre 2005 y 2013, el número de nuevas infecciones solo ha descendido un 3%, en contraste con la caída del 28% en todo el mundo, según el informe The Gap Report de la agencia de las Naciones Unidas Onusida. Se estima que 10 personas contraen el virus cada hora en la región, donde hay 1,6 millones de habitantes con VIH según los últimos datos de 2013, lo que representa el 4,5% del total de afectados en el mundo (35 millones). Las cifras, no obstante, varían en cada país: en Brasil, donde vive la mitad de los afectados de la región, el número de nuevas infecciones ha subido un 11%, en México ha bajado un 39% y en Argentina ha permanecido igual.

La principal pauta común en la región es que se han disparado los casos en colectivos discriminados y que tienen más dificultades para acceder a programas de prevención y tratamiento: trabajadores del sexo, transexuales, mujeres víctimas de violencia doméstica y, sobre todo, los hombres que tienen relaciones sexuales con otros hombres. “Hay pocas políticas de prevención dirigidas a estos grupos. La situación en Latinoamérica es una de las que más me preocupa. Este es el momento de revisar la forma en que estamos trabajando la epidemia, porque la tendencia es que la situación empeore”, sostiene por teléfono Luiz Loures, director ejecutivo adjunto de Onusida y uno de los coordinadores del informe presentado el miércoles.

 Loures hace hincapié en que el descenso en Latinoamérica es menor que en África o en Asia. Más del 80% de los ciudadanos con VIH en la región viven en seis países: Brasil (47%), México (11%), Colombia (9%), Venezuela (7%), Argentina (5%) y Perú (4%). Además, el 60% de los afectados son hombres, incluyendo los homosexuales y heterosexuales.

Por otra parte, la agencia de la ONU reconoce los avances que ha habido en la región en los últimos años. América Latina posee una alta cobertura antiviral y se estima que un 46% de los ciudadanos con VIH tienen acceso a estos tratamientos, sobre todo en países como Brasil, México y Chile, lo que ayudó a estabilizar las nuevas transmisiones y a disminuir en un 31% las muertes relacionadas con el sida, aunque también hay diferencias por países. “Llegamos a un punto de inflexión en el que ya no bajamos de manera considerable las nuevas transmisiones. Hemos intensificado el tratamiento, pero hemos bajado la guardia en la prevención”, sostiene César Núñez, director de la Onusida para América Latina.

El nuevo desafío para superar dicho estancamiento es, según asegura el director, apostar más por las políticas de prevención, que estén en particular dirigidas a los grupos sociales históricamente discriminados.

El informe revela que hubo un aumento de nuevas infecciones de VIH entre los hombres que tienen relaciones sexuales con otros hombres y los transexuales en todos los países de América Latina. Entre el 10% y el 30% de los ciudadanos de esos colectivos viven con el virus. “Estos grupos muchas veces se sienten marginados y no se animan a acercarse a centros de salud para informarse, prevenirse o tratarse. Hay manifestaciones de rechazo muy fuertes hacia ellos que muchas veces vienen de los propios trabajadores de la salud”, explica Núñez.

El informe también se refiere a otros grupos que son estigmatizados, como mujeres víctimas de violencia machista —obligadas a practicar sexo sin preservativos, por ejemplo— y los trabajadores del sexo. Son poblaciones que pueden llegar a ser apartados de las actividades familiares y sociales, según apunta el informe, y que tampoco se animan a buscar prevención o tratamiento.

El estudio de la ONU también revela que una tercera parte de las nuevas infecciones se producen en jóvenes de entre 15 y 14 años, que no vivieron el boom de la epidemia en los años ochenta y se descuidan. “Hay que renovar el mensaje, dirigirnos también a ellos. Son los agentes del cambio y tienen que ser nuestros aliados en la lucha contra el VIH”, subraya Núñez. “Latinoamérica podría estar ahora mismo erradicando el virus. Sin embargo, hay un riesgo de que todo lo que se ha invertido se pierda”, finaliza Loures.

 Fuente:http://sociedad.elpais.com/sociedad/2014/07/18/actualidad/1405708706_455362.html

jueves, julio 17, 2014

"Salvemos la Unidad"





"La Unidad es un sentimiento que está consolidado en el pueblo porque éste aprendió que ninguna fuerza individualmente es capaz de derrotar al binomio Estado-PSUV. 



POR:JOSÉ GUERRA.

En la medida que avanzan las contradicciones en el seno del gobierno, algo similar sucede en la oposición. Con la desaparición física de Chávez, las distintas falanges que hacen vida en el PSUV y fuera de él, se han comenzado a manifestar con singular fuerza al compás del deterioro que exhibe la gestión de Maduro. Esta es la raíz del problema: la merma en el apoyo popular a Maduro y su cuestionamiento como líder en estos tiempos. Si el país viviera una bonanza económica, muy probablemente el gobierno estaría mejor valorado por los venezolanos y las críticas internas fueran de baja intensidad.

Existen dos grandes contradicciones en el bloque oficialista. La primera es la que existe al interior del PSUV, expresada ella en el reclamo de un sector del partido respecto de la conformación del Alto Mando Político, especie de Buró Político de la época estalinista, que nadie eligió y que se abroga la toma de decisiones, en sustitución de la Dirección Nacional, transformada en una figura decorativa. Ese cogollo estaría conformado por Maduro, Cabello, Cilia Flores, Rafael Ramírez, Darío Vivas, Jorge Rodríguez, Miguel Rodríguez Torres y Tareck el Aisami. Ese es el poder real, que ha sustituido la dirección colectiva. Con las cartas de Giordani y Héctor Navarro se evidenciaron además los profundos desacuerdos sobre la conducción de la política económica, lo que ha significado un severo cuestionamiento al viraje que plantea Ramírez para enfrentar la crisis.

La segunda gran contradicción es la que existe entre los aliados y el PSUV, que para todos fines prácticos son objeto de utilerías electoral, sin ninguna incidencia en las medidas que adopta el gobierno. Estos convidados de piedra hasta ahora reclaman su espacio al PSUV. Así, el PPT, PCV, Marea Socialista, Círculos Bolivarianos, Redes y un archipiélago de grupos y subgrupos, parecieran estar dispuestos a no seguir siendo los actores pasivos del desgaste del gobierno y demandan posiciones dentro del gobierno. En medio de la crisis económica, ambas contradicciones se han profundizado y no tienen solución aparente, debido a que la incorporación efectiva de esos partidos y grupos al gobierno haría más difícil y complicada la toma de decisiones duras y urgentes que debe aplicar el Ejecutivo para conjurar el desmadre económico.

Este contexto favorable, de deterioro del gobierno no ha sido aprovechado plenamente por las fuerzas democráticas agrupadas en la MUD. Hoy esta instancia de coordinación política, principalmente electoral, está también atravesada por pugnas inter partidistas que la amenazan seriamente. Aunque nunca compartí la tesis de la salida, sus proponentes son una fuerza visible y real que es necesaria para el objetivo principal que no es otro que derrotar al gobierno y gobernar a Venezuela. Estando de acuerdo en el objetivo estratégico, queda la asignatura pendiente de acordarse en lo táctico, es decir en la forma de vencer al gobierno y conquistar el poder político. Una diferencia en la forma no puede arruinar el esfuerzo unitario.

La Unidad es un sentimiento que está consolidado en el pueblo porque éste aprendió que ninguna fuerza individualmente es capaz de derrotar al binomio Estado-PSUV que detenta el poder. Como referencia conviene recordar que en 1956, el PCV, dirigido por Pompeyo Márquez, lanzó la política de conformar la Junta Patriótica para poder derrotar la dictadura de Pérez Jiménez. Ello permitió entonces conjugar los esfuerzos dispersos de AD, Copei y URD y derrocar a la tiranía Ninguno de esos partidos podía doblegar a la dictadura. En Chile, la única forma de salir de Pinochet fue con una gran alianza de partidos, enfrentados hasta entonces unos con otros, para lo cual la experiencia venezolana de 1956 fue muy valiosa.

En cualquier evento, sea una Asamblea Constituyente, renuncia de Maduro, movilizaciones de calle, entre otras, siempre sucederá un acto electoral y la conformación de un nuevo gobierno que reemplace al actual. Ninguna fuerza política por si misma está en condiciones ella sola, de llevar adelante estas tareas. Y quien piense que puede hacerlo, la historia le reclamará su irresponsabilidad y falta de olfato para ver la realidad del país.

Fuente:http://www.noticierodigital.com/2014/07/salvemos-la-unidad/

lunes, julio 14, 2014

"‘Los maletines’ narra la violencia y corrupción de la Venezuela chavista"




"El escritor Juan Carlos Méndez Guédez se adentra en asuntos políticos de ese país"

POR:OMAR KHAN.

Un trasiego de misteriosos maletines verdes que salen desde Caracas a Praga, Ginebra, Roma o Madrid ocupa las casi cuatrocientas páginas de Los maletines (Siruela), la nueva novela del escritor venezolano Juan Carlos Méndez Guédez. El hombrecillo gris y perdedor que los lleva no sabe lo que transporta pero importante será cuando por ello le vigilan, le dan palizas, le torturan y le persiguen los unos y los otros, que son todos malos y corruptos porque no hay buenos en esta historia de espionaje casero enmarcada en la Caracas inhóspita y canalla de un Chávez moribundo, al que nunca se le nombra. “Soy supersticioso. No he querido que se me revolviera la sangre citando en mi novela el nombre de este personaje que nos envenenó la existencia y nos trajo tan mala suerte a mí y al país”, dice el escritor caraqueño residenciado en Madrid desde hace ya dos décadas. “Pero no es el nombre del caudillo lo que importa sino la situación humana que genera su poder”.

La Caracas de Los maletines es una urbe poco cordial y malhumorada donde ahora estás vivo y en dos segundos ya muerto. Un marco perfecto para una novela negra donde la violencia, las balas locas, la brutalidad, el abuso y las situaciones tensas, siempre amenazantes, ya vienen servidas. Méndez Guédez reconoce que sus lectores venezolanos ven la dimensión trágica de su novela y los foráneos un relato más humorístico, que parece exagerar el gesto violento de una ciudad que, en realidad, puede ser más cruel y agresiva que su ficción. “Algo doloroso que ha ocurrido en Venezuela durante los 15 años de mandato de Hugo Chávez es la normalización del horror”, dice con pesadumbre. "Me parece muy llamativo que un país haga del horror algo cotidiano. Te tomas tu café en medio de tiros, noticias de secuestros, violencia, cosas terribles... y la vida sigue. Mi ojo es cercano pero extraño. Llevo muchos años en Madrid y desde aquí una situación así me causa verdadero estupor. También es verdad que desde el punto de vista literario, de novela negra, esta tensión me parece seductora porque es un género de ambientes viscosos y dramas feroces”.

Una de las motivaciones de Los maletines surgió rodando por Caracas. Un taxista le confesó a Méndez Guédez un deseo profundo que al escritor le pareció lícito. “Me dijo que lo que quería era dar un golpe, hacerse con un montón de dinero y escapar con su familia de todo aquello, salvar a sus hijos, ahorrarles todo ese infierno”. Al bajar del taxi se percató de que había estado circulando por el escenario de su nueva novela y que la rabia de aquel conductor le había procurado un tema. La diferencia entre su historia y la de El golpe, la película de George Roy Hill, “donde hay dos malos que se vengan de unos peores”, está en el anclaje a la realidad violenta, burocrática y corrupta de la Venezuela chavista. “Tuve en mente al Agente 86, que es un espía chapucero”, rememora. “Y es que la realidad de los servicios de inteligencia venezolanos es chapucera. Está siempre llena de grandes conspiraciones que no son reales. Me interesaba retratar lo ridículo, lo cursi y telenovelero que es el ejercicio del poder en Venezuela pero sin pasar por alto que se trata del poder y por tanto, intimida aunque parezca una bota militar con purpurina”.

Es Los maletines novela caraqueña. Sus personajes son autóctonos. Sus héroes, dos ciudadanos hartos que terminan por acudir a la picaresca para vengarse del sistema y desembocar en un desenlace donde triunfan los menos malos. “Me interesaba tener un final feliz en un país que no lo es. Me gustaba la idea de al menos salvar desde la ficción a dos personas”. Al mismo tiempo, quería el autor destruir estereotipos tremendamente arraigados en aquella sociedad. Desmorona el mito del macho latin lover con un protagonista que fracasa estrepitosamente cada vez que va a la cama con una chica y le coloca al otro lado un amigo homosexual poco convencional que es adicto al boxeo y no a los concursos de Miss Venezuela. “Los personajes son construcciones que haces a partir de gente que existe. Mezclas en un personaje seis o siete personas que conoces y así salen los protagonistas, en este caso dos amigos aporreados por la vida, lazarillos del Caribe con posturas diferentes que coinciden en su valoración de la amistad y en su intento de emprender una huida. Hay mucha gente parecida a ellos”. A su alrededor pululan personajes típicamente caraqueños: corruptos, aprovechadores, matones, inescrupulosos, violentos, timadores, arrogantes, miserables, embaucadores, tramposos, santeros, fanáticos y, por supuesto, esa nueva tipología nacional que son los cubanos chavistas, personajes todos que empujan a la ciudad — y a la novela— hacia rutas de trepidante thriller urbano. “Los maletines es un artefacto de ficción”, define su creador, “pero está hecho a partir de reconstrucciones reales”.

Es la primera vez que Méndez Guédez, autor de títulos como Arena negra, Chulapos mambo, Tal vez la lluvia, Una tarde con campanas o El libro de Esther, se mete tan de lleno en los asuntos políticos de aquella Venezuela crispada, pero no la única en la que ha insistido en retratar la Caracas en la que creció o volver sobre temas como la paternidad, el amor y la solidaridad en relatos que, teniendo como telón de fondo las tensiones políticas, siempre se mueven entre Venezuela y España, sus dos países. “Llegué a hacerme escritor porque era un niño solitario que leía mucho y era inútil para todo lo demás. De pequeño intentaba mejorar los capítulos de El Zorro que veía en televisión o me inventaba historias en las que Bolívar y el Indio Guaicaipuro eran superhéroes. Siempre digo que me hice escritor por descarte vital. Me crie en un barrio obrero en el Caribe y no sabía bailar. Eso allí te marca, te hace diferente”.

Fuente:http://cultura.elpais.com/cultura/2014/07/13/actualidad/1405259864_318771.html

sábado, julio 12, 2014

"Corrupción dentro del Tribunal Disciplinario del PSUV": Señala el ex ministro de Educación y Energía Eléctrica, Héctor Navarro


 "Rechazó su suspensión de la Dirección Nacional del PSUV y señaló que, por confesión de Ramón Rodríguez Chacín, fue Diosdado Cabello quien la ordenó. Indicó que su suspensión tiene "una naturaleza política" más que jurídica".

Caracas.- El ex ministro de Educación y Energía Eléctrica, Héctor Navarro Díaz, escribió una carta al Tribunal Disciplinario del Partido Socialista Unido de Venezuela  (PSUV) -coordinado por Ramón Rodríguez Chacín, Blanca Eekhout y Érika Farías- como respuesta a la notificación que le fue enviada por este organismo el 25 de junio de este año para informarle de la apertura de un procedimiento disciplinario por "vía de oficio" y la suspensión de su participación en cualquier actividad del partido.

Navarro respondió que la notificación tiene una "naturaleza política", más que jurídica. El ex ministro recordó que el día antes de recibir la notificación (24 de junio) recibió una llamada de Ramón Rodríguez Chacín en la que le notificó que "por decisión de la Dirección Nacional del Partido había sido pasado al Tribunal Disciplinario por la carta que publiqué el día anterior y que quedaba suspendido de toda actividad dentro del PSUV"

En el escrito Navarro explica que Rodríguez Chacín le confesó que la dirección nacional del PSUV tenía varias semanas sin reunirse y que él estaba en conocimiento de esa situación, pero que recibió órdenes directas del Vicepresidente del partido, Diosdado Cabello, para la realización de la notificación por la que es suspendido.

"A Rodríguez Chacín le recordé que hacía varias semanas que la Dirección Nacional no se había reunido  y simplemente me explicó que él sabía eso pero que recibía instrucciones del Vicepresidente del Partido".

Sin derecho a la defensa 

El día 26, un día después de la notificación sobre la apertura del procedimiento, se reunió la Dirección Nacional del PSUV - sin ser convocado Navarro - por lo que consideró que "se me estaba aplicando la sanción sin haber sido juzgado y por tanto sin derecho a la defensa".

Navarro explica en su carta al Tribunal Disciplinario que, una vez abierto el procedimiento, se le aplicaron sanciones sin haber sido discutidas; se trata de sanciones que no figuran en los estatutos para la etapa del proceso que está viviendo y que lo han colocado en una situación de "franca indefensión", insistió.

El ex ministro indicó que "publicar una carta no puede ser un delito en sí mismo", además dijo que no es una acción que implique sanciones dentro de lo establecido en los estatutos del PSUV.

También rechazó que el procedimiento sea "vía de oficio", como se establece en la notificación que recibió para su suspensión. Explica que no puede serlo si fue una directriz de Diosdado Cabello, como le confesó Rodríguez Chacín, en una llamada que según Navarro le hizo para hablarle de la suspensión de las actividades del partido.

Con relación a las presuntas pruebas en su contra, preguntó en su carta "¿cómo podría actuar en mi defensa frente a unos cargos que desconozco?".

Navarro también indicó que duda de la legalidad de la notificación y de que haya sido redactada por miembros del Tribunal Disciplinario, porque solo fue firmada por Ramón Rodríguez Chacín y porque en el escrito se refiere a un "directorio Nacional".


Diálogo dentro del partido

Con relación a la directiva del Partido Socialista Unido de Venezuela, Navarro indicó que "la Dirección Nacional ha sido reemplazada por una instancia denominada Alto Mando Político aunque (puedo demostrarlo) en no pocas oportunidades el propio camarada Nicolás Maduro presenta (probablemente sin intención) a los integrantes de esa instancia como si ellos fueran los miembros (electos por las bases) de la Dirección Nacional".

"Cada vez funcionan menos las instancias en las cuales se puede llevar a cabo una verdadera discusión colectiva de los diferentes problemas que atañen, al Gobierno y a la propia vida del partido", dice parte de la respuesta de Navarro, para luego asegurar que "con la partida de nuestro Comandante Hugo Chávez y los días y meses posteriores las convocatorias de la Dirección Nacional se hicieron cada vez más escasas y cuando se dieron fue dedicado a preparar la rueda de prensa correspondiente".

También planteó que, el diálogo que propuso Nicolás Maduro con todos los sectores del país, se realice dentro del PSUV, a fin de retomar las directrices de las bases.

Navarro hizo un aparte en su carta para referirse a la forma en que Rodríguez Chacín lo calificó tras mostrar su postura frente a lo que está ocurriendo en el gobierno nacional y en el país en general "¿Si yo soy el Trotski según Rodríguez Chacín, él está sugiriendo que el camarada Nicolás Maduro es un Stalin, coincidiendo entonces con el enemigo?", refirió Navarro.

En este sentido, el ex ministro propone un nuevo Artículo 5 de los estatutos del PSUV  para abordar el cierre de los espacios para la discusión que se tenían. Sería a su juicio, una revisión para lograr "un democrático y democratizador Artículo 5", y agregó que "la herramienta para la construcción de una sociedad socialista, profundamente democrática,  no puede negarse a sí misma la propia democracia".

Navarro no dejó de mencionar las acusaciones de las que fue objeto en una reunión de la Dirección Nacional el 26 junio, como una forma de descalificación política dentro de todo lo que está enfrentando por expresar sus posturas contrarias a la línea del partido. Calificó las acusaciones de "mentiras descaradas para, con un despliegue de retórica propia de profesionales de la psiquiatría, dañar mi imagen de hombre comprometido desde siempre con la revolución y con Chávez".

Cuando Chávez vivía

Dentro de las críticas en su contra de las que hizo alusión, Navarro rechazó también que le hayan vinculado con la composición del "Comando Zamora" y la derrota electoral de Chávez, y aclaró que el fallecido mandatario le asignó la tarea de acompañar el comando, y preguntó "¿En este momento vamos a buscar y a dónde a los responsables de esa derrota, la única que sufrió el Comandante Chávez? ¡Bueno, tenemos orientaciones para conducir tal investigación!".

El Comando Zamora fue designado por Hugo Chávez y estuvo integrado en ese momento inicialmente por Jorge Rodríguez, vicepresidente de la República; el diputado Carlos Escarrá; el presidente de Telesur, Andrés Izarra; el gobernador del estado Miranda, Diosdado Cabello; la diputada Gabriela Ramírez; el canciller Nicolás Maduro; el diputado Darío Vivas; William Lara, en sus funciones de ministro de Comunicación e Información y Helena Salcedo, como viceministra de Gestión Comunicacional y la Información.

Rechazó también que se le atribuyera responsabilidad sobre la crisis eléctrica del año 2012 debido a que "casi nos hace perder las elecciones", y que además fuese utilizada como herramienta política, esencialmente porque sus funciones como representante de la cartera de Energía Eléctrica no le atribuían poder operativo sobre Corpoelec.

Peticiones

El ex ministro aprovechó para solicitar ante el Tribunal Disciplinario una serie de peticiones en su defensa, que incluyen:

1- La inhibición de Rodríguez Chacín como coordinador y juez del Tribunal Disciplinario en su caso.

2- Ls suspensión de todas las medidas tomadas en su contra que lo apartan de su militancia en el PSUV.

3- Que se declare sin lugar el juicio.

4- Que se habra la posibilidad de un diálogo franco "tal como lo planteó el presidente Nicolás Maduro".

5- Que se sancione moralmente a quienes usaron mentiras para agraviar a Navarro.

6- Que se escuche a Jorge Giordani.

Fuente:http://www.eluniversal.com/nacional-y-politica/140711/navarro-senala-corrupcion-dentro-del-tribunal-disciplinario-del-psuv