viernes, septiembre 19, 2014

"Rayma""...La verdad de la caricatura de Rayma es incontestable: la salud de Venezuela está en el suelo...")


"Lo correcto de un humorista es decir la verdad"...


POR:LAUREANO MÁRQUEZ .

Sin duda, las mujeres humoristas son mucho más peligrosas. Imagínese usted, caro lector, la explosiva confluencia de la inteligencia femenina y la agudeza humorística. El ingenio de Rayma Suprani y su compromiso con la democracia y la libertad en Venezuela harán historia. Cuando este tiempo pase (porque pasará) y este pueblo olvidadizo nuestro ya no recuerde a los signatarios de su fracaso, aún entonces el nombre de Rayma prevalecerá como emblema de virtud, como estandarte de la justicia anhelada. Cuando las generaciones venideras examinen este tiempo, junto a la incredulidad por lo vivido y la vergüenza histórica de los acontecimientos pasados, hallarán razones de orgullo para ser venezolanos en personas como Rayma, quien, a pesar de insultos, agresiones, multas, sanciones y muchas otras amenazas a su libertad de expresión, persistió en hacer lo correcto. 

Lo correcto de un humorista es decir la verdad.

La verdad de la caricatura de Rayma es incontestable: la salud de Venezuela está en el suelo, los médicos se están yendo del país, las medicinas no se consiguen, muchas operaciones electivas se suspenden, los procedimientos médicos ante la escasez de insumos no son los adecuados. La salud pública está en el suelo; todos conocemos por lo menos a 10 víctimas del chicungunya y solo hay oficialmente 398 casos en el país. La brillante línea continua del electrocardiograma de Rayma solo da debida cuenta de esto y denuncia su origen. Ejerce el derecho que tiene todo ciudadano decente a proclamar su punto de vista, su opinión, su criterio, sin ser sancionado por ello. Por algo se persigue el humorismo en Venezuela: es el último reducto de la libertad de expresión.

Usemos el concepto de “pueblo” tan manipulado en estos tiempos: si alguien está del lado del pueblo es Rayma, sin duda. Su caricatura da cuenta del calvario cotidiano de la gente más humilde, esa misma que los poderosos dicen defender, mientras la hunden más en la miseria. El humor es pueblo y está al lado de las angustias populares, para proclamarlas al viento, para que alguien se conmueva y les busque solución, no para acallarlas como hacen los poderosos cuando la gente tiene el coraje de expresarlas abiertamente en una de sus múltiples cadenas.

Rayma Suprani trascenderá. Su eternidad será brillante (así como eterna será la mediocridad de quienes la persiguen). No podrán silenciarla porque no hay manera de acallar el ingenio.

Algún día, cuando la Venezuela civil, tolerante, de justicia y paz, reconozca a los héroes civiles, Rayma tendrá un lugar de honor en la lucha por la democracia y la libertad en Venezuela.

Frank Brown dijo alguna vez que tanto mejor es una obra humorística cuanto más se acerca a la seriedad.
Nuestra Rayma, resumiendo en sus dibujos el sentir de esta tierra, ha proclamado con valentía algunas de las verdades más serias que se han dicho en este tiempo.

 Fuente:http://www.noticierodigital.com/2014/09/rayma/

sábado, septiembre 13, 2014

" México lidera la nueva era energética".


 "La última reforma de Peña Nieto despierta gran expectación internacional"


 POR:PETER SCHECHTER / JASON MARCZAK.

Completadas seis grandes reformas con efectos transformativos, la comunidad internacional —sedienta de líderes— ha quedado asombrada con los logros del presidente mexicano, Enrique Peña Nieto, en los últimos 18 meses. Sin embargo, ninguna reforma ha causado tanto impacto y conmoción como la reforma energética. Compañías e inversionistas —extranjeros y domésticos— han estado esperando la liberalización de la industria energética mexicana durante décadas, por lo que es difícil exagerar la promesa de esta reforma. A partir de este pasado agosto, la inversión privada estará permitida en todos los segmentos del sector de hidrocarburos mexicano por primera vez desde 1938.

Sin embargo, todo este activismo reformista no ha causado la misma admiración hacia el presidente dentro de México. Hace algunos días el diario inglés Financial Times comentó lleno de curiosidad acerca del pesimismo y el malhumor de los votantes mexicanos. Este malestar se traduce en las encuestas —algunos sondeos estiman que el 60% de mexicanos desaprueban la labor del presidente en temas económicos—.

Es cierto que el Gobierno mexicano está pagando el precio por el lentísimo crecimiento económico del último año y medio. Y también es probable que el partido oficialista, PRI, pagará por esto en las elecciones parciales del 2015. Sin embargo sería un gran error apostar en contra de Peña Nieto. Para la próxima elección presidencial, en el 2018, el país estará en plena cosecha de los cambios económicos. Y el resultado de esa elección puede que consolide al PRI en el poder por décadas.

A partir de la promulgación de la reforma el mes pasado, se abren nuevas fronteras energéticas para México y el mundo. Aunque no se privatizará la industria energética de México, sí se abrirá a la inversión privada. Nuestro informe, publicado la semana pasada y titulado La reforma energética mexicana: listo para el despegue pronostica una importante entrada de capital y recursos externos que aumentarán la producción de energía, reducirán las facturas de gas y electricidad y, según las estadísticas del Gobierno, crearán 2,5 millones de empleos para el 2025.

Varios factores hacen que estos números no sean descabellados. Primero, el Gobierno tuvo que plantear y fomentar una posición políticamente valiente sobre la reestructuración de Pemex. Aunque el monopolio de exploración y producción de hidrocarburos llegará a su fin, Pemex emergerá más rentable y competitiva gracias a esta reforma. Liberada de sus deudas políticas, Pemex ejercerá más como una empresa verdadera, buscando, cuando convenga, forjar sociedades con compañías privadas que traerán recursos y tecnología.

Pemex seguirá teniendo una presencia grande en el mercado energético de México y podrá conservar gran parte de sus reservas existentes, aunque ya no será capaz de regularse a sí mismo. A partir de ahora, agencias independientes decidirán la asignación de áreas para la exploración y explotación. Empresas privadas podrán ahora participar en el sector energético mexicano a través de una serie de contratos, que van desde contratos de prestación de servicios a licencias privadas para explorar y perforar. La legislación también crea un marco normativo moderno para garantizar que todos los participantes se adhieran a estándares internacionales de eficiencia, transparencia, seguridad ambiental y rendición de cuentas.

Mucha de la discusión acerca de la reforma energética se ha concentrado sobre la reestructuración del sector petrolero. Sin embargo, para los mexicanos, el éxito político de la reforma sucederá cuando el Gobierno sea capaz de cumplir su promesa de ofrecer tarifas eléctricas a precios más bajos. Hoy en día, la tarifa eléctrica mexicana es aproximadamente un 25% más alta que la de Estados Unidos. Por eso el objetivo primordial del Gobierno de México es la reestructuración de las tarifas y la transformación de la infraestructura eléctrica del país. Una vez conseguido, esto dará pie a la creación de un sistema eléctrico más eficiente y basado en el gas natural abundante que tiene el país. La reestructuración del sector eléctrico es la llave de paso para una renovación manufacturera e industrial que convertirá a México en un país aún más competitivo.

Desafíos los hay muchos,  políticos, tecnológicos y, sobre todo, en la creación de un sistema regulatorio transparente y profesional

A pesar de los desafíos políticos, el Gobierno de Peña Nieto hasta el momento ha completado con éxito cada paso de esta reforma. A principios del mes pasado, el Gobierno dio a conocer los resultados de la Ronda Cero, casi 30 días antes de la fecha límite para hacerlo. Con las áreas asignadas a Pemex, tanto de reservas probables como de recursos prospectivos, México tendrá garantizada la producción petrolera durante 20 años, generando alrededor de 2,5 millones de barriles diarios.

Desafíos los hay muchos —políticos, tecnológicos y, sobre todo, la creación de un sistema regulatorio transparente y profesional—. Pero este Gobierno ha demostrado su intención de actuar de manera rápida y eficiente. México ha presentado una ley equilibrada que rápidamente atraerá inversión y permitirá que la economía mexicana coseche grandes beneficios.

Junto con las demás reformas (telecomunicaciones, fiscal, financiera, educación, política), esta ley es una apuesta a largo plazo. No nos cabe la menor duda que, si el Gobierno continua manifestando la misma tenacidad y capacidad de implementación, la economía mexicana comenzará a despegar en los próximos 12-15 meses. Y así, Enrique Peña Nieto y su partido cosecharán los beneficios de una transformación económica y social mexicana por muchos años.

Peter Schechter y Jason Marczak son director y vicedirector, respectivamente, del Adrienne Arsht Latin America Center del Atlantic Council, un centro de pensamiento en Washington DC.

 Fuente:http://elpais.com/elpais/2014/09/08/opinion/1410170867_915407.html

miércoles, septiembre 10, 2014

" Venezuela se asoma a la quiebra"


 



 "Inversores y expertos dudan de que el Gobierno de Caracas pueda afrontar el pago de casi 6.000 millones de deuda soberana"


POR:EWALD SCHARFENBERG.

"Vamos a pagar la deuda que se vence en las próximas semanas, tenemos la fortaleza y la capacidad para seguir cumpliendo plenamente con nuestros compromisos internacionales este año", dijo el presidente venezolano, Nicolás Maduro, durante una reunión con su equipo económico la semana pasada en Caracas. Sin embargo, aunque el anuncio arrancó aplausos, hay dudas razonables acerca de si Venezuela tiene recursos para pagar.

 El próximo octubre vencen bonos de la deuda de la República y de la petrolera estatal Pdvsa por casi 6.000 millones de dólares. Desde que asumió el poder, en febrero de 1999, la Revolución Bolivariana ha desembolsado con puntualidad los pagos de deuda soberana. Sin embargo, en la coyuntura actual en la que las cuentas del Estado no cuadran, por primera vez hay dudas razonables acerca de si Venezuela —el país con las mayores reservas de crudo del planeta, con exportaciones petroleras por 100.000 millones de dólares en promedio anual— dispone de los recursos para pagar.

"Yo creo que ahora no los tiene, pero también creo que sí va a pagar. Por eso es el apuro por vender Citgo", afirma José Guerra, un reconocido economista que fue Jefe de Investigaciones del Banco Central de Venezuela (BCV) durante muchos años. Guerra hace referencia a la filial en Estados Unidos de Pdvsa, Citgo, un gigante con tres refinerías y 6.000 gasolineras que, según confirman agencias internacionales de noticias, ha sido puesta en el mercado en busca de un mejor postor. "Están dispuestos a cualquier sacrificio para cumplir".

El anuncio presidencial de siete días atrás no disipó las dudas. De hecho, los mercados financieros castigaron desde entonces los bonos venezolanos, que en el parqué de Nueva York experimentaron la mayor caída en un año, con una ligera recuperación el martes. Los inversionistas no están seguros de que Venezuela vaya a pagar. Los 16 meses de Gobierno de Maduro han representado una pérdida de 10% para los tenedores de papeles venezolanos.

Casi al mismo tiempo, dos economistas venezolanos de la Universidad de Harvard, Ricardo Hausmann —que fue ministro durante el Gobierno del socialdemócrata Carlos Andrés Pérez, entre 1989 y 1992— y Miguel Ángel Santos, se atrevieron a mencionar lo innombrable. En una columna distribuida el viernes pasado por un servicio sindicado de opinión, bajo el título de ¿Debería Venezuela dejar de pagar?, los dos expertos no sólo dieron sustento a las sospechas sobre la capacidad de pago del país, sino que, además, imprimeron un cariz ético al dilema que enfrenta el régimen chavista. "El hecho de que esta Administración haya escogido fallarle a 30 millones de venezolanos, en vez de a Wall Street, no es una señal de su rectitud moral, sino de su bancarrota moral", escribieron.

Si Venezuela incurre en impagos la situación sería peor que la argentina, porque Argentina tiene capacidad para abastecerse de alimentos, pero Venezuela no
José Guerra, economista y ex jefe de de Investigaciones del Banco Central de Venezuela (BCV)
En efecto, Venezuela vive una aguda situación de escasez de bienes de consumo. El Gobierno mantiene una deuda de 4.000 millones de dólares con las aerolíneas internacionales, un diferendo que amenaza con dejar aislado por vía aérea al país. Desembolsos incumplidos de divisas por 150 millones de dólares impiden la importación de papel prensa y obligan a los periódicos a cerrar o reducir sus ediciones. Pendientes milmillonarios con las industrias de los medicamentos, de autopartes y de alimentos, entre muchas otras, provocaron la desaparición de los productos en los mercados nacionales. Ante este default selectivo en el comercio exterior, que afecta al venezolano de a pie, se preguntan Hausmann y Santos: "¿Por qué priorizar los pagos de papeles?"

La reacción de los sectores financieros no se hizo esperar. Un analista del Bank of America, el venezolano Francisco Rodríguez, se apresuró en aclarar que "Venezuela tiene ingresos foráneos para asegurar un adecuado suministro de importaciones y para cumplir con sus obligaciones extranjeras".

"Hablar de default financiero ya representa palabras mayores", dice José Guerra, por su parte. "Si Venezuela incurre en impagos la situación sería peor que la argentina, porque Argentina tiene capacidad para abastecerse de alimentos, pero Venezuela no". Lo razonable sería negociar una reestructuración de la deuda, una opción a la que el Gobierno de Maduro se niega, para evitar tratos con los demonizados organismos multilaterales y protegerse de los altos intereses que los mercados impondrían a la nueva deuda. 

 

La inflación más alta del mundo

Las tribulaciones económicas siguieron el martes cuando el Banco Central de Venezuela (BCV) dio a conocer las cifras oficiales de inflación. Aunque las estadísticas fueron cuestionadas por diversos economistas en las redes sociales, el organismo anunció que de agosto de 2013 a agosto de 2014 el Índice de Precios al Consumidor (IPC) registró un alza de 63,4%, lo que la convierte en la mayor tasa del mundo, ya cercana a cotas de hiperinflación. Durante los 12 meses anteriores, esa cifra fue de 45,4%. La inflación acumulada en 2014 alcanzó un 39%. Aunque el BCV señaló que el incremento en agosto, que se situó en un 3,9%, muestra una tendencia a la baja por tercer mes consecutivo —el alza en los meses de junio y julio fue de 4,4% y 4,1%, respectivamente—, la tasa ha subido en los últimos seis años.

Los expertos han pronosticado para fines de año una tasa cercana al 70% y están convencidos de que de no haberse cambiado la metodología para realizar el IPC, los precios hubieran superado el 75%.

De acuerdo con el boletín oficial del BCV, controlado por el Gobierno, las turbulencias inflacionarias se deben a “la conflictividad política inducida por la guerra económica que obstaculizó el normal desempeño de las actividades productivas y la distribución de los bienes esenciales que demanda la población venezolana”.

Maduro ha responsabilizado a las protestas de comienzos de año del aumento de la inflación. Según el presidente, las barricadas levantadas por los manifestantes en las carreteras afectaron al comercio, y los choques violentos entre la policía y los opositores obligaron a que las tiendas cerraran más temprano.

Sin embargo, los expertos coinciden en que el gasto público excesivo y el control de precios y de las tasas de cambio por el Gobierno son los verdaderos factores responsables del incremento del IPC.

El Ejecutivo ha aplicado medidas para intentar frenar, sin éxito, la inflación, como el cierre de la frontera con Colombia por las noches para combatir el contrabando de bienes de consumo venezolanos como combustible y alimentos.

La cifra más alarmante que muestra el BCV es el alza en los precios de los alimentos que para el cierre de agosto llegó al 91%, una tasa solo vista durante la crisis del sistema financiero en los años 1994 y 1996.

 Fuente:http://internacional.elpais.com/internacional/2014/09/11/actualidad/1410387269_927639.html

viernes, septiembre 05, 2014

"Nicolás, ¡esta arrechera crece! "."Culillo al sacudón".




POR AGUSTÍN BLANCO MUÑOZ. 


Mira Nicolás, la arrechera que crece y se extiende por todas partes, no es sólo culpa tuya. La llamada IV República venía en quiebra progresiva. Carlos Andrés Pérez intenta implantar un paquete económico neoliberal que fue enfrentado y que, finalmente lo lleva a su caída. 

El 27F-89 el pueblo-colectivo se lanzó contra la situación existente. Y se aplica la Masacre Venezuela, en la cual participaron muchos de los futuros protagonistas del 04F. Es el llamado proyecto bolivariano cuyo propósito era establecer un nuevo modelo político y económico apartado de la corrupción y que no tuviera como plataforma exclusiva la renta petrolera.

Carter y la revolución democrática

Y en febrero del 99 al asumir el mando-poder tu padre, el Golpista-Presidente (GP) y hoy Comandante Eterno, anunció que impulsaría las transformaciones necesarias para construir un país productivo, con inversiones internas y externas que dieran un producto: el desarrollo económico y el correspondiente beneficio social. Es el período de la revolución democrática, como la calificó Carter, y de las buenas relaciones con EEUU.

El alerta, las leyes habilitantes

Pero las Leyes Habilitantes de octubre del 2001 son el primer indicio de la búsqueda de un camino diferente al democrático-capitalista. Comienza a hablarse de propiedad social con miras a una tal producción colectiva, que enfrentaría el esquema neoliberal, tal y como recomiendan El Foro de Sao Paulo y Fidel Castro (FC), que controlaba a tu papá desde diciembre del 94, cuando lo recibe en La Habana como un héroe.

El 11A-02 fue monitoreado por Fidel Castro

Contra este proyecto se levanta el movimiento de protesta cívico-militar que culmina el 11A-02. En este momento FC monitorea lo que ocurre y orienta las acciones del GP para que logre superar la situación. Comienza a actuar directamente la conexión con Cuba.

Castro impulsa las misiones y la pobreza

Y al plantearse como salida a la situación política la realización de un Referendo Revocatorio Presidencial, FC impone el esquema de las Misiones para garantizar el triunfo: invertir buena parte de la renta petrolera en la pobreza para garantizar una plataforma político-electoral triunfante. Si no se hacía, se produciría la derrota. Es el mismo esquema populista que tiene claros antecedentes en la compra de fuerza social y voluntades para la independencia de los propietarios.

De inmediato se inicia el gran reparto social bautizado como inclusión. Al fin la renta petrolera llega a los pobres para controlar y mantener la pobreza como sustento de la revolución. Y bien lejos se ubican las políticas para impulsar empresas productivas y multiplicar el empleo.

Inversión en votos para apuntalar un socialismo que no es

En lugar de invertir en desarrollo, se procede a la compra-venta de voluntades convertibles en votos para apuntalar un socialismo que no es y que vendría a garantizar, en plan de dictadura, la inclusión o mejoras materiales de una parte importante de la pobreza, de cuya administración sale la boliburguesía militar y civil, que en forma inmediata asume la hegemonía del llamado proyecto bolivariano.

Al reparto interno se junta el externo

A este reparto burocrático se junta el que se le asigna a Cuba, Alba, Mercosur, Petrocaribe, los discutibles negocios con China, Rusia o Bielorrusia y el desafuero burocrático de la burguesía bolivariana que establece la mayor corrupción en la historia de este ex país.

Dos revoluciones que marchan juntas

A la hora del RRP del 15Ag-04, la situación ya está controlada directa y exclusivamente por la única instancia de poder: el jefe supremo, afiliado ya a la línea de mando cubano-venezolana. Las dos revoluciones han comenzado a marchar juntas y el 22 de agosto del 2004, se instala formalmente Venecuba.

El pillaje de la boliburguesía no tiene precedentes

Desde entonces todo está establecido para el despliegue de la hegemonía revolucionaria-socialista y bolivariana. El pillaje se ejerce desde la alta boliburguesía hasta los bajos fondos que controla y aprovecha. Es la apropiación de los mayores ingresos petroleros en un siglo. Pero deja establecido el tarifado social que al lado de la trampa-fraude Smartmatic-CNE garantiza la continuidad de la revolución.

Una revolución que destruye y apuntala el ex país
  
Bien lejos quedó entonces la demagógica proposición de tu padre para forjar la producción que nos llevaría al desarrollo. En un inicio muchos creyeron en la tal revolución. Pero al poco tiempo quedó claro que había comenzado el período de la consolidación del proceso de destrucción de mayor profundidad en todos los ámbitos, que apuntala a esta humillante condición de ex país.

Hoy todas las balanzas son desfavorables

Y hoy no puede sorprender la carencia de fondos para cumplir con la infinidad de gastos planteados. Todas las balanzas son desfavorables. PDVSA endeudada, entrampada y saqueada, Sidor en situación de pérdida, la pequeña industria en cierre o caída por la falta de materias primas, una deuda externa e interna cercana a dos mil millones de dólares. El gasto público, la inversión en militares y el pago de tarifas sociales demandan una cantidad de millones que no ingresan por ninguna parte.

Tenemos los precios e inflación más altos del continente

Y es tal la caída de lo que quedaba de aparato productivo, que si nos detenemos en el rubro agrícola se consiguen los precios más altos del continente. Ahora, no es verdad que este cuadro de escasez e inflación mejoraría con “medidas dolorosas e impopulares”. El dólar Sicad I vale hoy cerca de 12.000 Bs y el Sicad II llega a los 50.000Bs de los anteriores.

Bien lejano el 4:30 de Betancourt o el 6:30 de Herrera Campins. La brecha con el dólar paralelo tiende a crecer y esto habla del fracaso de las medidas adoptadas. Lo que seguiría es una tal unificación cambiaria sobre la cual nada se sabe aún pero que iría por el mismo camino de los Sicad. Con un dólar único a Bs.50.000 se pasaría a la hiperinflación y con ello a las inevitables protestas que sólo podrían ser controladas por una sostenida y creciente represión.

Nicolás, pieza impuesta por el alto mando castrista

Y el juego lo tienes trancado tú, Nicolás, porque eres la pieza a quien le impone el alto mando castrista de Venecuba la ejecución de un plan que permita la continuación del actual cuadro económico, que es a la vez el único que garantiza la supervivencia de ambas revoluciones. Una economía para mantener una política miserable.

En este sentido se implanta el control de precios, del mercado cambiario y se cierra el libre desempeño industrial y con ello la caída de la producción que lleva a la escasez, que le permite a la vez a la revolución acusar a la “oligarquía y al imperio” de ser los causantes de estos males porque son, simplemente, enemigos de la revolución socialista que al crecer podría derrumbar al capitalismo.

Jerónimo Carrera calificó a tu padre de “guachimán del imperio”

Nicolás, a esta hora este planteamiento tiene como fuentes básicas la idiotez y la ignorancia. Pregúntale a tu fracasado abuelo FC dónde es que ha habido una revolución proletaria. ¿Acaso en Rusia, China, Corea, Vietnam o Cuba? Fíjate que tu padre nunca habló de revolución proletaria, lo que hizo por cierto que el Maestro Jerónimo Carrera lo calificara como “Guachimán del imperio”, dado que tenía claro que con el GP no había ninguna voluntad ni posibilidad real de enfrentar al imperio más allá de sus bravuconadas verbales.

Por supuesto que a ti no se te puede culpar de nada Nicolás. Estás ahí, como lo evidencias cumpliendo el papel de continuador de la obra de tu padre que fue diseñada y dispuesta primero por Jimmy Carter-USA y luego por tu abuelo FC para beneficio de una revolución en la llamada “patria grande” de la cual él sacaría, como en efecto ha sacado, los mejores beneficios. Hoy su revolución se mantiene sólo a partir de la incidencia de la renta petrolera venezolana.

Nicolás, sólo te queda tirarte en las manos del sacudón chino

Y tú, Nicolás, más atrapado que nunca, sólo te quedará como recurso terminar de tirarte en las manos del sacudón chino. Así seguirás aparentando la vigencia de un supuesto socialismo “hacia adentro” que avalaría la permanencia de un Estado Popular que habría derrotado al burgués-capitalista, pero que estaría obligado ahora a montarse en ese mercado “hacia afuera” para obtener las divisas que te garanticen la estabilidad política de la “patria grande” de Venecuba.

Nos aguarda un futuro tétrico y lamentable

Ahora, si esos aportes externos también se gastan en la continuación del reparto sin límites, ni siquiera se podrá salir en el corto ni mediano plazo de la tutela del social-capitalismo internacional tipo chino. Esto significa que el futuro de este ex país en ningún otro momento fue tan tétrico y lamentable.

Tú único y real enemigo es la implosión

Hasta hoy el colectivo-pueblo opositor enfrentado al régimen y la MUD no está organizado. Por ello el único enemigo con capacidad para enfrentarte lo tienes a lo interno del PSUV. Y es tal la confrontación interna, que se señala, que no te resultó nada fácil desmontar el jaque que te mantenía el zar y magnate Rafael Ramírez, por ser uno de tus principales opositores. Y cuentan que tuviste que montar todo un operativo para sacarlo de Ministro de Economía y Presidente de PDVSA. Dicen que en todo esto jugó papel destacado el alto mando militar revolucionario-chavista y el propio general Marco Torres.

Ramírez pasa de gran jefe a secundón

El resultado es impresionante. El Ramírez aspirante a convertirse en uno de los grandes jefes de la revolución pasó a un cargo secundón. Ahora ejecutará las decisiones del alto mando de Venecuba respecto a la política internacional. Mayor degradación imposible. No pudiste sacarlo como a Giordani pero lo dejaste muy golpeado. De Zar a simple canciller. ¿Cuál será su próxima jugada?

Jaua desarrollará el comunalismo

A Jaua, en cambio, se le da la responsabilidad de manejar la base estratégica de la revolución: las comunas. Esta es la instancia llamada a implantar el comunalismo o social-comunismo tropical, sin que en el mismo tenga nada que ver la clase obrera. Sólo se le “daría poder al pueblo” para resguardar y ocultar las andanzas del verdadero beneficiario de la revolución bolivariana: la boliburguesía.

Y profundización de la revolución debe avanzar de manera expedita, con base en la vigencia de las leyes de las Comunas y del Plan de la Patria. Mientras sea necesario y posible se dará cada paso de acuerdo con la constitución y las leyes.

Todo con la constitución o con las milicias bolivarianas

Pero cuando haya que defender la revolución de pelucones, oligarcas, todo tipo de traidor y de las guerras económicas y mediáticas no se desestimará la conculcación de la maquinaria electoral y la instrumentación de la defensa violenta de la misma, tal y como lo establece el llamado que hiciera el Zar de la persecución revolucionaria Rodríguez Torres el 30/08/14.

Según él hay que cumplir con el legado del Comandante Eterno, según el cual “las Milicias Bolivarianas están llamadas a defender la revolución con las armas.” Ahora están a la espera de que esto no sea necesario. Pero se activará si en alguna oportunidad no funciona la maquinaria de votos que hasta ahora han ocupado el puesto de armas y balas.

Tu revolución, Nicolás, divide a este ex país en dos partes

Por todo esto Nicolás, tienes que entender que la revolución que tratas de defender divide este ex país en dos partes: la tarifada que es el sustento del tal socialismo y que tiene hoy como aliado y cómplice a la MUD, y la Venezuela de la mayoría pueblo-colectivo.

Nos esperan tiempos de más pobreza y miseria

En la primera hay mucha gente descontenta que siente lo que es la sobrevivencia forzada y miserable. En la segunda cunde, crece y tiende a desbordarse la arrechera. No existe aún una oposición con un mínimo de coherencia y organización.

Nos esperan por ello, tiempos que pueden estar cargados de mucha violencia. ¿Podremos evitar la confrontación que emana de la arrechera por la vida y contra la miseria del tal socialismo multiplicador de la pobreza? ¡Qué historia amigos!

@ablancomunoz

Fuente:http://www.noticierodigital.com/2014/09/nicolas-esta-arrechera-crece/ 


Culillo al sacudón 


POR:JOSÉ DOMINGO BLANCO (MINGO).

Para que el “Sacudón” de Maduro hubiera tenido algo de “sacudón”, la cadena debió transmitirse desde la sede de Funvisis para que, al menos, algo medio telúrico hubiese en el título de sus anuncios. Llevaba días alardeando de su paquetazo. Generó expectativas y, al final: ¿para qué? Visto objetivamente, no hubo nada excepcional que nos haga pensar que finalmente va a aplicar los ajustes que se requieren para resolver la seria crisis económica que tiene en estado de coma a Venezuela. 

¡Las medidas de Maduro no llegaron ni a temblorcito! Enroques, uno que otro nombrecito medio nuevo para comandar las carteras ministeriales, una especie de bono vacacional para Ramírez quien, supongo, ahora como canciller, se encargará de darse unos buenos viajecitos intentando establecer relaciones diplomáticas con otras naciones; aumento del champú y de los pañales. De resto, lo sustancial, de nuevo, queda engavetado y olvidado por miedo al altísimo costo político que hubieran tenido las medidas que hay que tomar para darle el viraje a nuestra economía. Con estos anuncios del martes no vamos a salir del hoyo negro donde estamos inmersos. ¡Qué va Nicolás! Te chorreaste: esto no fue ningún sacudón, esto no fue ni un temblorcito…aquí necesitamos gobernantes con agallas, sin miedo a perder el coroto, que amen a Venezuela, más que al poder y a sus bolsillos.

Por supuesto, las reacciones a la “meneadita” de Maduro no se han hecho esperar. Los expertos se preguntan por qué Nicolás no planteó ajustar el gasto a los ingresos reales de la Nación. Tampoco dijo ni pío sobre la desburocratización del Estado. Es más, el tímido enroque de ministros y fusiones de ministerios en lo absoluto apuntan a esa dirección. ¿Por qué, por ejemplo, si Maduro todavía tiene vigente su Ley Habilitante, fue incapaz de mencionar que va a continuar su cruzada para combatir la corrupción en el Estado? Si ahora hasta tenemos un nuevo ente: Autoridad Única para Trámites, que supuestamente, se creó para evitar más corrupción; y resulta que quien buscará a Rafael Isea por fraude mil millonario con divisas será Interpol.

Nicolás: ¿dónde está la “Revolución Fiscal” que ofreciste el 15 de julio al país entero? ¿Qué te pasó con el aumento de la gasolina y la venta de Citgo? ¿Por qué reculaste? Hasta afuera de nuestras fronteras estaban esperando definiciones en cuanto a una nueva política cambiaria que, probablemente, terminaría entre cambio dual o convergencia, y esto muy a propósito de que uno de tus supuestos hombres de confianza, como Rafael Ramírez, te jugó posición adelantada y lo comentó delante de unos chivos inversionistas, según parece, sin habértelo consultado. Es más, me consta, que en las primeras de cambio, luego del diálogo que tú mismo convocaste en Miraflores, el presidente de Polar –con la mejor intención- tomó la palabra y te exhortó a que decretaras la emergencia económica. Hubo asesores, que te presentaron planes –no uno, sino varios- todos de emergencia, que contemplaban incentivos a la producción interna.

De igual manera sé, de fuentes vinculadas al Palacio, que te han hecho llegar propuestas y un listado de los rubros alimenticios que deberían tener aumento de precios. Y nada de eso mencionaste el martes: sólo hablaste de champú y pañales. No recuerdo si ratificaste lo de las captahuellas en los automercados, una idea que te vendieron como la panacea para frenar la escasez y que lo único que esconde es una nueva violación a la libertad y los derechos que deberíamos gozar los venezolanos.

Y designaste a Ramírez en la Cancillería; me pregunto: ¿para que haga el mismo papel que hiciste tú cuando ejerciste ese cargo? La única diferencia que puedo vaticinar es que posiblemente Ramírez, dada su trayectoria, implantará una especie de Petrodiplomacia, mientras su hombre de confianza asume la presidencia de PDVSA, la gallina –cada vez más flaca- de los huevos de oro de nuestro país.

¿Qué pasó con los mecanismos de control del gasto público? Hay descontento, Nicolás. Los técnicos, los pragmáticos de tu gobierno, hubieran querido escucharte anunciando sus sugerencias para salir de la crisis; pero, decidiste hacerle caso a los radicales de siempre que, al final, a lo único que le temen es a perder el maná que han significado estos 15 años en el poder. Y por supuesto, más militares en puestos clave, comandando los ministerios que manejan groseras cantidades de recursos.

A Maduro, su misma gente de la marea socialista, le ha dicho que no se puede maquillar o hacer simples cambios cosméticos; que lo importante, así como construir fondos de reservas, es auditar al BCV y que las cuentas y la administración pública sean transparentes. Incluso llegaron a decirle que si esta es una revolución cívico-militar, no puede ser militarista. Tu gente, la que no es radical, tenía fe en que el sacudón, serviría incluso para mejorar la calidad política de la dirección, algo más profundo que un simple cambio de ministros. Atajar en calientico los errores para resolverlos.

Nicolás: corriste la arruga. El martes debiste hablar desde la sede de Funvisis, para que el sacudón, que no llegó ni a meneadita, hubiera tenido algún sentido. Pero sospecho que algo muy grave está por venir, porque mientras hablabas, los comunistas invocaban “Chávez nuestro que estás en el cielo” una blasfemia que, supongo, les calma el culillo.

mingo.blanco@gmail.com
@mingo_1

jueves, septiembre 04, 2014

"Un “sacudón” a lo Max Factor "."¿Sacudón?"." El sacudoncito".



POR:TRINO MÁRQUEZ. 
 
Si la empresa Max Factor hubiese desatado el “sacudón” del Estado, los cambios no habrían sido tan cosméticos como los informados por Nicolás Maduro. Ni un solo anuncio trascendente que valga la pena resaltar. Todo se redujo a enroques y reciclaje de personajes que forman parte del sainete gubernamental. Lo que hubo fue ajustes de cuentas, cuchilladas tras bastidores, recomposición del poder dentro de la cúpula oficialista. 

El revolcón más impactante fue el que le dieron a Rafael Ramírez, quien pasó de ser el zar de la economía y todopoderoso jefe de PDVSA, a ocupar la Cancillería, cargo en decadencia, pues Venezuela perdió la iniciativa y el liderazgo internacional que tuvo cuando Hugo Chávez quiso convertirse en el continuador de la saga de Fidel Castro, aunque con un músculo financiero mucho más vital que el del anciano dictador cubano. Al creador de la PDVSA roja rojita la nomenclatura cubana y madurista le retiraron el apoyo. Los chinos, aparentemente sus mayores soportes, no pudieron, o no quisieron, hacer nada para salvarlo. Ahora tratará de reagrupar sus huestes desde la deteriorada Casa Amarilla. No le resultará fácil. Se ganó muchos y merecidos enemigos.

Los cambios burocráticos anunciados por Maduro parecieran el resultado de un conjunto de transacciones entre las distintas corrientes que se mueven dentro del oficialismo. A cada sector le concedieron su ministerio, su viceministerio o su empresa pública. Al grupo de Diosdado le otorgaron algunas prebendas, al de Jaua, otras, a los Chávez algunas adicionales, empezando por mantener a Jorge Arreaza en la vicepresidencia, con lo cual justifican su presencia en La Casona, residencia oficial del Presidente de la República, usurpada por ese advenedizo.

No hubo rectificación en ninguno de los ejes fundamentales. No se desmontó el control de cambio, ni siquiera se anunció el cambio oficial único, bandera enarbolada por Ramírez en numerosas oportunidades en Venezuela y en el exterior. Nada dijo Maduro acerca de cómo se reactivará la producción y la productividad para que la industria y la agricultura nacionales provean los bienes manufacturados y los alimentos que el país demanda a diario. La crisis de la salud, que va desde la escasez de medicinas hasta la falta de material médico quirúrgico, incluso para cirugías menores, no fue incluida en el discurso. La falta de divisas para la industria automotriz y los severos problemas que confronta el sector automotor, no fueron ni siquiera rozados. Nada habló Maduro sobre cómo combatir la inflación, ni cómo evitar que el dólar paralelo siga escalando hacia las nubes y arrastrando al toda la economía.

La intervención fue tan ripiosa, tan superflua, que hasta los grupos que conforman la alianza oficialista, se sintieron defraudados. Dirigentes del PSUV han expresado su malestar, igual que miembros de la dirección del PPT; y hasta del MEP, que no se caracteriza por su elocuencia crítica, se ha sentido incómodo por la estafa.

Maduro habló como si viviese en un país donde todos los problemas están resueltos y solo se requiere rotar la burocracia para dar la sensación de que la cúpula en el poder no se ha petrificado. El país real, ese que está acosado por problemas graves y urgentes, no apareció en la alocución. El heredero está aturdido y desconcertado frente a las crecientes demandas. No sabe cómo encarar los retos. Mientras tanto, la nación se hunde en un abismo de problemas que por cierto, ya fueron, resueltos por otros países vecinos desde hace largo tiempo.

@trinomarquezc

 Fuente:http://www.noticierodigital.com/2014/09/un-sacudon-a-lo-max-factor/



¿Sacudón? 




POR:SIMONE ARGUELLO.

¿Qué es un sacudón? Uno de los tantos conceptos que podemos citar es este, breve y lacónico, que presentamos a continuación: “Sacudida rápida y brusca”. 

Vamos pues a analizar lo ocurrido con el sacudón de Nicolás y lo que significa la palabra.

¡Rápida! El llamado sacudón madurista lo anunciaron una y otra vez, amenazaron, se echaron para atrás, volvieron a amenazar, fue un drama de dimes y diretes, de miedos y sarcasmos, muy lento… Primera prueba: Reprobado.

¡Brusca! Los cambios que se esperaban, debido a la expresión sacudón era movidas de mata que dejarán a la nación boquiabierta, no obstante esto no ocurrió, fue todo lo contrario, el Gobierno sólo lo que hizo fue el acostumbrado enroque de ministros en distintos ministerios, es decir, el mismo policía con diferente cachucha.

En la segunda prueba igualmente raspados.

Otro de los calificativos de sacudón es “cambios totales y sorpresivos”, aquí volvemos a ver que no pasó nada fuera de lo cotidiano bajo la administración de los llamados socialistas. ¡Todo quedó exactamente igual!

En pocas palabras el sacudón de Nicolás Maduro fue solo un leve tropezón que ni siquiera despeinó a Dante Rivas.

Para algunos esto era lo máximo que se esperaba, para otros fue la gran decepción. Es otro ejemplo de la revolución del gato pardo, todo cambia para quedar exactamente igual que antes, sin más y sin menos detalles.
Mientras esto ocurre en el gobierno, abajo sí se siente el sacudón del hambre, de la delincuencia, de la necesidad que sufren todos los venezolanos. En el pueblo se siente el sacudón del desabastecimiento y del desempleo, aunado a la ventolera de la inflación que se convierte día a día en una tormenta apocalíptica.

Allí en los barrios de toda Venezuela se siente el sacudón de un mal gobierno que nos ha endeudado a todos, donde no existen puestos de empleo, donde la marginalidad crece a pesar de los enormes ingresos petroleros que han entrado al país en los últimos años.

Hambre, miseria, alto costo de la vida, son parte del verdadero sacudón que constantemente afecta a quienes son opositores, a los independientes, y a las bases de un oficialismo que cada día se merman más ante un sentimiento que no se mantiene con el estómago vacío.

Si la situación sigue como va, no se deben extrañar quienes están en el poder, que el pueblo venezolano sí les dé a ellos un sacudón de padre y señor mío que los afecte en su estabilidad en las alturas del poder. ¡Este pueblo está cansando de tanto engaño, de tantas mentiras!

@Simone Augello

 Fuente:http://www.noticierodigital.com/2014/09/sacudon/


El sacudoncito 



POR:VLADIMIRO MUJICA.

Como muchas de las imágenes comunicacionales en las cuales nuestros gobernantes se han vuelto expertos, cada anuncio del gobierno debe entenderse en el sentido Orwelliano: no simplemente como lo contrario de lo que se anuncia sino destinado a confundir y engañar, a crear las realidades necesarias para justificar una acción política determinada. La última creación de nuestros gobernantes, reiterada profusamente por el presidente Maduro en todos los medios de comunicación, de que se avecinaba un sacudón, presumiblemente para adelantar los cambios en política económica que tanto el país rojo como el país azul están exigiendo de nuestros inefables dirigentes, concluyó como un anticlímax. 

El tantas veces anunciado Sacudón, junto con la parafernalia y el boato comunicacional que acompañó su puesta en escena, no solamente terminó por ser un tímido temblor, sino que en verdad resulta difícil en este ejercicio de reciclaje infinito de las mismas caras en diferentes puestos que ha acogotado al país en esta década y media interminable, en qué consisten los cambios. Quizás la salida de Ramírez al frente de la economía pueda tener algunas consecuencias medibles, pero realmente el cambio de gabinete parece ser un ejercicio gatopardiano en grado extremo: cambiar para que nada cambie.

De modo pues, que corresponde hacerse a la idea de que el deterioro y la casi caída libre de la economía venezolana continuarán sin cambio, igual que el gabinete. La sordera descomunal que despliega el gobierno frente al creciente descontento popular es tremendamente preocupante porque cada día aumenta el riesgo de que una acción de protesta popular en cualquier parte de Venezuela desemboque en una reacción en cadena que ni siquiera la represión será capaz de atajar. De más está decir que un escenario caótico y de desorden es lo que menos puede desear el país democrático, pero el régimen sigue jugando con fuego.

Venezuela continúa su lenta pero ininterrumpida marcha hacia convertirse en un país donde la realidad está completamente divorciada del universo fantasioso del discurso oficialista. Pero hay también fuertes señales de que no solamente la oposición no le cree al gobierno, sino que hay un reacción creciente de descontento en las propias bases de apoyo del chavismo. Todo esto apunta a la necesidad de continuar el juego de estimular simultáneamente la rebelión ciudadana pacífica y constitucional y el manejo sabio de los escenarios electorales que se avecinan.

El sacudoncito, para ser más preciso con lo que en verdad ocurrió, es tan sólo una muestra más del olímpico desprecio que nuestros gobernantes sienten por el pueblo de este país.

La nación deshaciéndose por los cuatros costados y el gobierno tratando de hilvanar a duras penas un discurso pobre y marchito de defensa de la revolución contra sus pretendidos enemigos externos. Todavía nos queda mucho por hurgar en el alma nacional para descubrir las claves del apoyo que aún conserva un régimen que en cualquier sentido real ha traicionado profundamente los intereses del pueblo que dice defender.

No hay rectificación alguna en la conducta del gobierno. Cabe pues pensar que no habrá ninguna rectificación de las políticas que han disparado a Venezuela hacia el pasado de las montoneras y el paludismo del siglo XIX, probablemente porque Maduro no tiene el liderazgo para hacer lo que habría que hacer y también porque, si hiciera falta otra demostración de la infame doctrina que Guaicaipuro Lameda atribuye a Jorge Giordani, la revolución necesita de los pobres para avanzar. En un sentido difícil de aceptar por el cinismo que implica, la revolución no es enemiga de la pobreza sino de los pobres porque requiere de su existencia para justificar su discurso de resentimiento y enfrentamiento.

Más de lo mismo, o, mejor dicho, peor de lo mismo. No hay ningún camino fácil para salir de esta pesadilla distinto a la ruta democrática y constitucional que la alternativa democrática ha venido avanzando. Pero todavía seguimos sin convencer a nuestro pueblo de que no hay ninguna razón para seguir aguantando que nuestro destino como nación sea pulverizado por gente que ha traicionado toda la esperanza de cambio que en su momento empujó a Chávez al poder.

 Fuente:http://www.noticierodigital.com/2014/09/el-sacudoncito/

miércoles, septiembre 03, 2014

" Maduro se aferra al inmovilismo para conservar el poder en Venezuela".



 



 "El presidente convirtió el llamado “sacudón” en un conjunto de suaves medidas"


POR:EWALD SCHARFENBERG.

La intriga sobre el anunciado “sacudón” que Nicolás Maduro había prometido como una “revolución dentro de la revolución” se despejó el martes por la noche de una manera anticlimática. Se hicieron largas las tres horas que se tomó el presidente venezolano para dar a conocer la reestructuración de su Gobierno. Al final de la transmisión en cadena nacional, quedó claro que esta consistía en poco más que la creación de seis vicepresidencias sectoriales, la fusión de algunas carteras, el enroque de posiciones entre varias figuras ya añejas del elenco ministerial, y la ratificación de más de la mitad del dimitido Gabinete Ejecutivo, incluyendo al Vicepresidente Ejecutivo y yerno del comandante Hugo Chávez, Jorge Arreaza.

La remodelación del Gobierno no solo se quedó corta con respecto a las expectativas que se habían creado, sino que también apenas tuvo conexión con los apremios económicos por los que atraviesa Venezuela. Maduro dijo confiar en el modelo “social económico de la revolución bolivariana” al que calificó de “exitoso”. En cambio, reveló que el llamado sacudón apuntaba a demoler los últimos resabios “del Estado burgués”, con lo que se busca garantizar la “irreversibilidad” de la revolución.

En lo que Maduro sí puso empeño fue en asegurarse de que los movimientos internos en su Gobierno preservaran el frágil equilibrio ya existente entre las facciones del chavismo que se disputan el poder. En ese sentido, la novedad más difícil de interpretar es la mudanza del hasta ayer poderoso vicepresidente del Área Económica, ministro de Petróleo y Minería y presidente de la petrolera estatal Pdvsa, Rafael Ramírez.

Ramírez era visto como el propulsor de medidas pragmáticas, como el aumento del precio de los combustibles y la simplificación del esquema de cambio de divisas, para rescatar la economía venezolana de su estado comatoso. También era la figura más confiable y conocida en el Gobierno para los inversionistas internacionales.

El funcionario —pariente de Carlos Ilich Ramírez, El Chacal, un célebre terrorista de los años 70 que está convicto en Francia— pasó a encargarse del Ministerio de Relaciones Exteriores y de la nueva Vicepresidencia de Soberanía Política, responsable de coordinar los despachos de carácter político y de impulsar la reforma del Estado.

Los mercados financieros recibieron de mala gana el desplazamiento de Ramírez, que interpretaron como una posposición de los ajustes macroeconómicos en Venezuela. Los bonos venezolanos que vencen en 2027 experimentaron este miércoles en Nueva York su mayor caída en 10 meses, al perder 4,5 centavos de dólar en dos días.

A Ramírez le suceden en la Vicepresidencia de Economía el exgeneral Marcos Torres, un participante de las intentonas golpistas que Hugo Chávez lideró en 1992, que ha estado al frente de las instituciones bancarias del Estado; en el Ministerio de Petróleo y Minería, Asdrúbal Chávez, un primo del fallecido comandante; y en la presidencia de Pdvsa, Eulogio del Pino, un técnico considerado como ficha del propio Ramírez.

“Solo a un gobernante ajeno al deterioro actual de Venezuela se le ocurre poner a Marcos Torres y Asdrúbal Chávez al frente de economía y petróleo”, criticó el economista Orlando Ochoa, un reputado experto, desde su cuenta en Twitter. “Ellos no tienen capacidad para atender la crisis”.

Por el contrario, apenas finalizada la alocución presidencial, en el principal canal de televisión del Estado celebraban los anuncios. “Maduro sacudió a la derecha”, proclamaba Pedro Carvajalino, conductor del programa Zurda Konducta que se transmite al filo de la medianoche por Venezolana de Televisión (VTV). “La derecha ya creía que se iba a aumentar el precio de la gasolina y a negociar con el Fondo Monetario”.

En la pagina web Aporrea, —una revista allegada a la revolución, pero independiente del Gobierno— Stalin Pérez Borges, vocero de Marea Roja, corriente crítica del oficialismo, se permitía ironizar sobre las medidas gatopardianas del presidente: “Los anuncios que nos anunciaron, ¿ya nos los habían anunciado?”, tituló su columna en clave de sorna. De acuerdo a Pérez, en los anuncios solo se ve “como algo nuevo a los nuevos ministros que se incorporan ahora”.

Por su parte, el excandidato presidencial de oposición y gobernador del estado de Miranda, Henrique Capriles Radonski, reaccionó con escepticismo: “Ayer vimos las mismas caras cambiando de sillas. Pero esto no se resuelve poniendo un ministro de aquí para allá, el sacudón debe traducirse en un cambio de modelo”.

Todavía con un débil soporte político, el Gobierno de Nicolás Maduro carece de los arrestos necesarios para cambiar el status quo después de 16 meses de atribulada gestión. Se contenta con mantener el poder y con ello alentar a los distintos grupos intestinos cuyas ambiciones antes aplacaba el liderazgo de Chávez. Presa de intereses con frecuencia contrapuestos, la Administración se limita a enfrentar la grave crisis socioeconómica con globos de ensayos improvisados que apenas asoma para, también con frecuencia, ponerlos en retiro.
Fuente: http://internacional.elpais.com/internacional/2014/09/03/actualidad/1409777434_755785.html