viernes, octubre 10, 2014

"Neves al frente numéricamente con un 46% de los votos contra el 44% de Rousseff".("...Es la primera vez que Neves aparece superando en números de votos a la presidenta").

 ¿Una ola o un globo?

Los sondeos le dan la victoria a Aécio Neves, ¿Indicarían estos primeros resultados que empieza a consolidarse la 'ola Aécio', o se trata de un globo que acabará por desinflarse?




POR:JUAN ARIAS.

Los dos sondeos de Datafolha e Ibope coinciden en un empate técnico entre los candidatos Dilma Rousseff y Aécio Neves, aunque el exsenador aparece al frente numéricamente con un 46% de los votos contra el 44% de Rousseff.

Es la primera vez que Neves aparece superando en números de votos a la presidenta. El candidato ha crecido más en los sondeos: 12,45 puntos, ya que había obtenido el domingo pasado 33,35%. Rousseff aumentó 2,4 puntos tras conseguir un 41,59% en la primera vuelta electoral.

¿Indicarían estos primeros resultados que empieza a consolidarse la ola Aécio? O ¿podría tratarse más bien de un globo que acabará desinflándose frente a la fuerza electoral de Rousseff y el Partido de los Trabajadores (PT), como ya ocurrió con la candidata Marina Silva? Es difícil hacer pronósticos en unas elecciones como estas cargadas de suspenso y sorpresas.

La pugna entre los dos candidatos no ha hecho más que comenzar. Correrá aún mucha agua por esos dos ríos hasta el día 26. Esperemos sólo que no corra sangre, como ha pronosticado algún diario, y que predominen las propuestas y soluciones ante unos electores cansados de guerras y polémicas personales.

En vista de los primeros programas de propaganda televisiva gratuita y por los discursos de ayer, todo hace imaginar que la pugna no será menos fácil y pacífica que la que hemos visto en la primera vuelta.

No es cierto que los brasileños, contra lo que a veces se escribe, hayan perdido el espíritu de las protestas de 2013 o que los electores no están interesados en los comicios porque piensan que todos los partidos y candidatos son iguales.

Todo hace imaginar que la pugna no será menos fácil y pacífica que la que hemos visto en la primera vuelta

Estas son las primeras elecciones de un Brasil más reflexivo y con un cierto miedo sobre su futuro, ya que los índices económicos son los más desfavorables de los últimos años. La presidenta y candidata Rousseff ha reconocido que es necesario cambiar algunas cosas en su gobierno y ha anunciado que será diferente del actual empezando por la selección del ministro de Economía, el talón de Aquiles de su gobierno.

En esta carrera hacia la conquista del Planalto, se equivocarían los candidatos si pensasen solo en la aritmética de los votos, algo que los electores pueden desbaratar incluso minutos antes de las elecciones. Se equivocarían si les ofrecieran lo que ya saben que no pueden cumplir, olvidándose de los sentimientos que agitan al electorado que se mueve entre el desencanto y la esperanza de que las cosas puedan mejorar.

El hecho de que los dos candidatos estén empatados al momento de iniciar la segunda vuelta, demuestra que el país sigue dividido en dos en su apreciación sobre qué candidato ofrece lo que están buscando. Revela que ese deseo de cambio lo podrían encontrar tanto en la candidata de la continuidad que les ofrece cambiar su equipo y esforzarse por completar lo que en estos cuatro años no consiguió realizar, como en el candidato que se ha enrollado en la bandera del cambio y ha recogido de los escombros del trágico accidente aéreo que terminó con la vida de Eduardo Campos, su último deseo de "no desistir de Brasil".

Aquel reto de Campos en su última entrevista a la TV Globo antes de ir al encuentro de la muerte, lo pueden hacer suyo los dos candidatos. Los electores decidirán en las urnas el 26 de octubre próximo quién les ofrece mayor seguridad de que serán capaces de hacerlo realidad.

 Fuente:http://internacional.elpais.com/internacional/2014/10/10/actualidad/1412910646_573960.html

1 comentario:

Anónimo dijo...

Aécio Neves derrotaría por casi 10 puntos a Dilma Rousseff en el ballottage brasileño

El candidato revelación de la primera vuelta obtendría el 54,2% de los votos y la actual mandataria perdería la reelección con 45,2%, según el último sondeo realizado por del instituto Veritá.

La encuesta del instituto Veritá fue elaborada a base de entrevistas con 5.165 electores de todo Brasil entre los días 6 y 8 de octubre. Los números presentados incluyen sólo los votos válidos, es decir, excluyen los nulos y blancos, la misma metodología con la que el Tribunal Superior Electoral (TSE) realiza el escrutinio. Acceda al informe completo de la encuesta.

En el conteo de votos nominales, Aécio obtendría 42% ante el 36,1% de Dilma, mientras que un 17,4% se declaró indeciso y 4,5% votaría nulo o blanco, lo que resultaría en 54,8% para Aécio y un 45,2% para Dilma contando los votos válidos.

El miércoles, otro sondeo, del Instituto Paraná Pesquisas, también situó a Aécio en la delantera, pero por un margen menor: 54 a 46 por ciento.
El PT está ante su momento electoral más difícil de los últimos 12 años.

La estrategia de Dilma para "demoler" a Aécio

Al hablar el miércoles en João Pessoa, capital de Paraíba, Dilma caracterizó al Partido de la Social Democracia (PSDB) de Aécio como "elitista" y lo atacó asegurando que no tenía compromiso con las políticas sociales que la mandataria amplió. En San Pablo, hoy el ex presidente Lula promete volver a la campaña, liderando un encuentro partidario.

El comando de campaña del PT promete lanzar ataques ya a partir del horario electoral gratuito de propaganda en los 10 minutos diarios de los que dispone.

Un problema para la "estrategia de la demolición" es que, pasada la fase de los espacios con diferentes tiempos de exposición en el horario electoral gratuito, Aécio tendrá ahora para la segunda vuelta los mismos diez minutos que Dilma para defenderse, atacar o dar el mensaje que considere el más adecuado.

Marina no llegó a contar con esa igualdad. Tampoco Aécio, ya que contaba con algo más de cuatro minutos en el espacio de propaganda.

Neves ocupó ahora espacio con el logro de adhesiones formales de otras fuerzas, mientras que Dilma no obtuvo ningún apoyo.

El comando del Partido Socialista Brasileño (PSB) anunció el miércoles su apoyo a Aécio, así como el "enano" Partido Social Cristiano del (PSC) del candidato Pastor Everaldo y el Partido Verde de Eduardo Jorge.

http://www.infobae.com/2014/10/09/1600666-aecio-neves-derrot
aria-casi-10-puntos-dilma-rousseff-el-ballottage-brasileno