domingo, junio 27, 2010

"Tiempo de palabra"("Confusión esclarecedora.El Nuevo escenario.Chávez actúa.Tendencias y quiebre.")




POR:CARLOS BLANCO.


“Lo que está detrás del conformismo es que Chávez sube o puede subir en las encuestas”


Confusión esclarecedora


Varios dirigentes opositores plantearon desde hace meses la estrategia electoral hacia el 26-S porque se iba a ganar la Asamblea Nacional. Cualquier distracción de ese loable objetivo era inconveniente porque cuando se ganara la AN se podrían lograr las metas más demandadas por la disidencia democrática: libertad de los presos políticos, reversión de las confiscaciones, enjuiciamiento de los corruptos, justicia para los perseguidos, entre muchos otros razonables propósitos. Poco a poco el tono parece variar: “no hay que volverse golosos, con algo cercano a 50% es suficiente para alterar el cuadro”. Sin embargo, al pasar de los días, nuevas aproximaciones aparecen: “algo alrededor de 40 % es un batacazo”. Aunque más adelante se ha dejado ver que unos 50 diputados es bastante. Para terminar con algunos que con discreción indican que con unos 10 bien atrevidos y deslenguados bastaría. Al final, hay quienes llegan a decir que lo que se saque, sean 100 o 5 ya es bastante porque cualquier cantidad de diputados, después de tener cero, es ganancia infinita.Lo que está detrás de este conformismo es la idea de que Chávez ha subido o puede subir en las encuestas y que esto está ligado al ventajismo y a cierta “parálisis hiperactiva” – expresión tomada en préstamo- que parece estrujar a la Mesa de la Unidad después de haber logrado acuerdos en la estresante distribución de candidaturas.

La participación electoral unitaria ha sido y es algo deseable. Los dirigentes han invertido esfuerzos para entenderse y repartirse lo que deducen les corresponde; los propios partidos se encargaron de atenuar la protesta callejera de manera que la participación electoral como único camino para la disidencia democrática se hizo más que deseable, inevitable. Después que la abstención de 2005 quedó huérfana, ésta dejó de ser una opción de lucha viable; la participación electoral, por su parte, ha tenido victorias, semi-victorias y derrotas, por lo cual no es objetable siem- pre y cuando se haga acompañar por claros objetivos y apoyos decisivos. No hay que olvidar que la victoria de 2007 la definieron las ac- titudes del grupo de dirigen-tes que se apersonó en el CNE después de estar encuevados, la decisión del general Baduel y otros oficiales de la FAN, y el clamoroso movimiento estudiantil que estaba organizado para cobrar el triunfo y que en ese instante no oyó los arrullos que lo invitaban a la moderación.

El Nuevo Escenario. Dicho que la opción electoral unitaria es deseable, hay que analizar sus obstáculos. El más importante es no haber asumido que la unidad electoral es un medio para desarrollar una política y no, necesariamente, una política. El haberse concentrado durante tanto tiempo en seleccionar los candidatos no es un detalle técnico sino expresión de una visión. Los partidos actuaron como si la sociedad se hubiese sentado a esperar sus decisiones, sin tomarla en cuenta y, además, consideraron que el descontento masivo hacia Chávez solo podría tener la desembocadura natural de provocar una inexorable votación por los dueños de las franquicias electorales. Actuaron como si los votos que han obtenido en pasadas elecciones fueran de su propiedad, sin entender que no les pertenecen; actuaron como sus propietarios y se repartieron las candidaturas.A esta actitud de los partidos contribuyeron algunos factores de la opinión pública, en particular las encuestadoras, algunas de las cuales trabajan simultáneamente para la oposición y para instituciones oficiales, lo que en un régimen autocrático compromete su sanidad. Pero no son las empresas de estudio de la opinión pública las culpables del astigmatismo de los dirigentes, al fin y al cabo ellas están en su negocio. El problema es que han tomado estados de opinión como tendencias, y han asumido las tendencias como datos irreversibles. Fue esta supuesta irreversibilidad la que condujo al período de ensimismamiento de la MUD, solo interrumpido por declaraciones semanales sobre esto y aquello. Si tenemos la mayoría -pensaron- solo nos queda ajustar candidaturas y maquinarias, pues ya el mandado está casi hecho. En las candidaturas hicieron a un lado las aspiraciones de muchos de sus simpatizantes independientes, algunos muy calificados, que podrían haber enviado un mensaje al otro país que no está en la pomada dirigente pero es el que más padece al Gobierno. Varias de estas encuestadoras cautivaron a la oposición y les dijeron que era inevitable su victoria; esta se recostó en los laureles y, luego, los expertos le han dicho que, caballeros, lo sentimos mucho, Chávez ya no baja si es que no vuelve a subir.
Chávez actúa. Tal vez una equivocación memorable haya sido asumir que las cosas iban a permanecer como estaban, y se omitió la actividad febril de Chávez, que no tiene escrúpulos morales, éticos, políticos, legales o ideológicos para hacer lo que le dé la gana con las instituciones del Estado y con los recursos públicos, lo cual incluye ese adminículo manejado a control remoto que es el CNE.

Los adulantes dicen que el caudillo es formidable en las campañas cuando en realidad casi cualquiera ligero de cascos y con el botín del fisco puede pasar de ser un asaltante a ínclito líder. El caso es que mientras dirigentes han forjado acuerdos, Chávez ha ocupado ilegal y violentamente el espacio, y cuando algunos de esos dirigentes han regresado al escenario, el Gobierno, como era previsible, les ha amarrado las manos, les ha fracturado los tobillos y les ha puesto engrudo en la boca. Que una parte del país sólo vea a Chávez en las tablas es una consecuencia tanto del mutis opositor como del abuso oficial.

Tendencias y quiebre. Las elecciones están allí -por ahora- pero parecen alejadas del conflicto social, de la podredumbre de Pdvsa, del descontento cívico-militar, de la catástrofe económica y de la desintegración del oficialismo. Pareciera que hay dos países, el del 26-S y el de la cotidianidad exasperante. Y el país electoral está bajo la égida infame del Ministerio para las Elecciones y Otros Contenedores Podridos. Puede ser tarde para insertar la estrategia electoral en la conflictividad nacional, caso en el cual las perspectivas serían catastróficas. Pero si se denuncia lo que hace el CNE y los mecanismos fraudulentos puestos en marcha por el Gobierno, si se renuncia al chantaje del régimen que acusa de golpista a todo el que se le opone, si se acepta el desafío terminal al que el Gobierno somete a la disidencia, se puede crear ese punto de no retorno en el cual el descontento encuentre dirección, dirigentes y cauce. La parte del país descontento que tiene dudas, sometido al hambre, la escasez, el desem-pleo, el crimen, sólo se atreverá cuando los que aspiran a representarlo, se atrevan.




twitter @carlosblancog


Artículos sugeridos:





Manuel Malaver
La agonía del ALBA



jueves, junio 24, 2010

"Runrunes" ("Hugo II.Otro informador rojo.Otra Ministra con pasado.Apariencias")



POR:NELSON BOCARANDA SARDI.

Alto

HUGO II. Poco a poco se ha ido convirtiendo en el vicepresidente más poderoso en estos 11 años rojos. Sus tentáculos se han ido expandiendo, como lo hemos referido aquí en varias oportunidades. Es el más cubano de los colaboradores del comandante-presidente y su Frente Francisco de Miranda avanza a grandes pasos para colocar sus fichas en la administración pública e ir cercando a los demás grupos que luchan por la confianza del caudillo. A su enfrentamiento con el ala militar del régimen -bien sean activos, retirados, ministros o funcionarios- se le añadió el de los involucrados en el manejo petrolero y alimentario, desde el consentido Rafael Ramírez hasta los que han estado al frente de Pdval. Esta fuente de corrupción exagerada -rebautizada Pudreval tras los podridos guisos descubiertos- pasó desde ayer a ser dependiente de su vicepresidencia, como lo había manifestado hace unas semanas cuando apuntó la mirada del país hacía los contenedores, los puertos, los administradores, los compradores y los jefes ligados al petróleo. Sus fichas: Isis Ochoa, quien le entrega el puesto de ministra de la presidencia a otra del FFM María Isabel Godoy, pasa de Miraflores para la cartera de las comunas donde su compañera, Érika Farías, deja el cargo. Sacando a Diosdado Cabello con la excusa de que debe ir a la Asamblea le parten de nuevo, ¿por tercera vez?, el cargo en dos ministerios donde colocan en Transporte a Francisco Garcés, quien viene de Funvisis donde ha estado alertando en el Gobierno y en los medios, en privado, de un posible movimiento sísmico en Caracas que ocasionaría una catástrofe ante la falta de previsión y recursos; y en Vivienda a Ricardo Molina. Para uno de esos despachos estaba candidateado el hermano de Cabello, José David, quien está al frente del Seniat. Para el despacho de Tierras y Agricultura Jaua logró colocar a Juan Carlos Loyo, su más radical expropiador sacado de un barrio central. En Educación, Gil Laya cierra la cuota tanto del FFM como de los cercanos a Jorge Arreaza y las hijas presidenciales. ¿Sangre nueva? La mano del FFM se impuso. El Presidente se la ha visto difícil para estas designaciones. Quería anunciarlas el pasado domingo y hasta el martes estuvo pendiente una cadena para ello. Ayer salió por Gaceta. Aún está negociando la posible salida de Ramírez de Pdvsa pero el serrucho está trancado. Tuvo en lista a la presidenta de Bolipuertos para el gabinete, y la tumbaron. Se conoció que consultaría a Lucas Rincón y al almirante Diego Molero para el Ministerio del Interior. Nelson Merentes sigue listo para Finanzas ante el fracaso del proyecto Giordani. El coronel Erling Rojas Castillo, alférez mayor de la promoción 1987 de Diosdado, quien ha estado a cargo de los contactos del régimen con frentes guerrilleros colombianos, bajo la mano de Rodríguez Chacín -y quien tuvo diferencias en el campo de la inteligencia por un apoyo al ELN que recibió crítica de las FARC- está listo para asumir VTV. El ya estuvo allí y salió protestado por directivos, aunque ese cargo es el que quiere la gringa-venezolana e informante de ambos lados, Eva Gollinger. Otro mencionado es el inefable Isaías Rodríguez, embajador en Madrid, para presidir el nuevo TSJ. Las noches son interminables para el jefe…
Medio

OTRO INFORMADOR ROJO. Llegando ya a casi 200 ministros nuevos, botados, enrocados, enroscados o paracaidistas en estos 11 años de gabinetes, el nuevo titular de Información Mauricio Rodríguez Gelfenstein, uno de los nueve nombrados ayer, viene de ejercer una vasta campaña de ¿información? en medios alternativos nacionales y globales contra la derecha continental y a favor del comandante presidente. En una de las tantas páginas de propaganda en la web montadas y pagadas por el régimen rojo, Patria Grande, identificada como la revista digital del Alba, el nuevo miembro del entorno escribió el pasado 25 de abril un reporte contra el proceso electoral colombiano. Bajo el título “Elecciones colombianas: La derecha agita fantasmas contra Chávez” señala en uno de sus párrafos: “Como vemos, el “factor Chávez” ha comenzado a rodar en Colombia, tal cual lo ha hecho en otros países del continente, con la derecha y sus medios desinformando y desvirtuando. La propaganda, entretanto, se mantiene reforzada en los últimos días por diversos voceros estadounidenses, incluyendo al responsable de la política hacia América Latina, Arturo Valenzuela, y por el conjunto del sistema mediático-político de la derecha venezolana, latinoamericana, española y mundial. Es la serpiente mordiéndose la cola, para intentar, de manera permanente, cerrar el círculo contra Venezuela”. Ya sabemos por donde viene la hegemonía deseada por aquel “ministrico” y su pandilla…

OTRA MINISTRA CON PASADO. La nueva ministra de Secretaría apareció nombrada por Marianella Salazar en su columna del 28 de junio de 2006: “Familias revolucionarias:, según fuentes del Ministerio de Alimentación, la ministra Érika Farías Peña nombró como vicepresidenta de Mercal a su prima hermana María Isabel Godoy Peña, a su tío, Gaudio Godoy, padre de María Isabel como superintendente de Silos (Depósito de granos del Ministerio de Alimentación) y a su tía Marisela Peña de Godoy como consultora jurídica de su despacho”. A paso de vencedores…
Bajo
¿APARIENCIAS? Quieren proceder a revivir casos de corrupción roja-rojita para tratar de demostrarles a sus seguidores que sí se toman medidas contra los que se apropian de los fondos públicos. Pero por supuesto los casos son de quienes no están chupando hoy de la teta gobiernera. El ex gobernador de Cojedes Jhonny Yánez Rangel; los involucrados en el caso de la maleta de Antonini y que ya fueron juzgados en EEUU, están en la mira. Uruguay revivirá la investigación de los contratos de las casas que están relacionadas con algunos de aquéllos. También quieren apropiarse de Industrias Venoco justificándolo con la ausencia de sus dueños. Vienen con la expropiación de empresas de productos plásticos, del área de envases y seguirán con el fusil puesto en más industrias de alimentos para tapar el drama de la podredumbre boliburguesa. Contra Henri Falcón prometen a los rojos de Reyes Reyes que le harán juicio por los gastos de los festivales musicales organizados por Juan Carlos Grillo. A éste y a Henri los vincularán con corrupción. Un caso en Panamá, ligado a Andorra y Miami, provocaría detenciones o destituciones a muy alto nivel. Necesitan desviar la atención. Como con Zuloaga y Mezerhane.



miércoles, junio 23, 2010

"Tiempos de derrumbe nacional"("...Los pronósticos catastróficos se están cumpliendo...tenemos que salvarnos todos antes de ahogarnos...")




POR:MARIANELA SALAZAR.

A medida que la nación se derrumba y avanza la crisis económica signada por la cruel devaluación, sin posibilidad ni capacidad de ahorro y con un sistema financiero a punto de ser estatizado, los miedos se han convertido en tortura cotidiana para el venezolano.

La gente abriga temores agobiantes que condicionan los estados de ánimo. El primero e indiscutible es el miedo a perder la vida debido a los altos niveles de inseguridad, el otro es la angustia de perder el empleo, lo cual conduce a aceptar salarios indignos que no alcanzan para comprar completos los productos de la canasta básica, pagar gastos fijos y honrar compromisos contraídos, especialmente con hipotecas o pólizas de seguros. A pesar de los decretos presidenciales de inamovilidad no hay estabilidad laboral ni siquiera en la administración pública; los empresarios no pueden aumentar sus nóminas, los pequeños y medianos comerciantes se sienten atracados por el Estado, representado por el voraz organismo de recaudación, Seniat, que impone multas leoninas y obliga a los propietarios a cerrar contra su voluntad empresas, negocios y afines.Los proveedores que en sus inventarios tienen mercancía también están desesperados, tienen sus deudas en dólares y no pueden obtenerlos, sus clientes quiebran, emigran del país o no les pagan. En un país con las actividades económicas constreñidas donde se instaura una dictadura comunista que se adueña de las propiedades y las libertades no hay perspectiva posible, los emprendedores hacen maletas para instalarse fuera del país. Una tragedia. Los que se quedan y guapean cubren la falta de ingresos intentado obtener otros trabajos a costa de sacrificar la calidad de vida, en algunos casos sobreviven a fuerza de matar tigres, algo que se ha vuelto imposible hasta para los que ejercen la economía informal y están acostumbrados a subsistir y lidiar con esa especie en extinción.
Los pronósticos catastróficos se están cumpliendo y lo peor es que podemos hacer poco para librarnos de esta situación porque estamos metidos dentro del engranaje y nadie puede salvarse solo. El “sálvese quien pueda” es un aviso que en las circunstancias actuales no tiene ningún valor. Es el efecto de la revolución, de esta guerra a muerte contra el aparato productivo. Los que no participamos del festín bolivariano nos estamos pegando contra el suelo, tenemos que salvarnos todos antes de ahogarnos y que el país ­con sus medios de comunicación y sus empresas generadoras de empleo­ se hunda y no llegue al 26 de septiembre.
“No conforme”. El gobierno de Chávez no sólo es un desastre para administrar las riquezas generadas por el petróleo, es despilfarrador, mejor dicho, ladrón, una palabra que lo dice todo sin rodeos.La revelación de toneladas de alimentos podridos, producto de los guisos triangulados con Cuba, que con poca vergüenza y mucho cinismo, el ministro Ramírez, sentencia como alimentos que “se encuentran no conformes” es uno de esos trucos eufemísticos inventado para sembrar confusión, desaparecer el delito, a sus responsables y silenciar el escándalo.
Tic tac
La ONG estadounidense Heritage organiza un evento internacional para denunciar la modalidad de represión chavista que criminaliza a familiares por los presuntos delitos cometidos por opositores. No solo es el caso de Guillermo Zuloaga, cuyo hijo fue incluido en el expediente, igual sucede con los hijos, hermanos y sobrinos de Nelson Mezerhane. La misma retaliación es aplicada a los hermanos del ex zar de Mercal, Fernández Barrueco, y al hijo de Torres Ciliberto. Y después dicen que la infame justicia chavista no es hitleriana ni estalinista.

martes, junio 22, 2010

"¿Dictadura o democracia?"("...la absurda dialéctica estalinista para disimular las feas verrugas de la dictadura...")




POR:ARMANDO DURÁN.

Día a día cobra nuevo impulso la ofensiva de Hugo Chávez por aplastar cualquier señal de protesta popular antes de que el desastre se haga demasiado evidente en las urnas el 26 de septiembre.
Bien sea porque los signos inocultables de que la gran crisis nacional no cesan en absoluto sino todo lo contrario, bien sea porque ahora se ha añadido el bochorno sin precedentes ni excusas de los alimentos podridos en miles de contenedores que tampoco cesan de aparecer en todas partes. Hasta en los barcos que llevan (es un decir) ayuda humanitaria a Haití. Como si, en definitiva, esa podredumbre que todo lo devora sin remedio, al Partido Socialista Unido de Venezuela en primer lugar, fuera la representación más lapidaria del drama presente y futuro de Venezuela.
¿Se dará cuenta Chávez de la exacta magnitud del desastre? Y algo mucho más enigmático aún: ¿qué pasará de verdad, verdad por su cabeza cada vez que llega a sus manos una de las tantas noticias escalofriantes que hunden al resto de los mortales en un mar de desaliento extremo y confusión irremediable? Y me hago estas preguntas porque la reacción pública de Chávez ante estos desafueros de su régimen es de una violencia feroz, ¿desesperada?, y fuera de toda proporción. Nada de amenazas más o menos inquietantes para distraer la atención de los venezolanos de las elecciones parlamentarias, como inconcebiblemente insisten en señalar algunos analistas políticos resueltos a no perturbar el modus vivendi de cierta oposición con el régimen, sino medidas muy concretas, secuestrar a Oswaldo Álvarez Paz durante más de 50 días, por ejemplo, dar pasos muy concretos para finalmente pasarle la factura de su rencor a Globovisión o sencillamente profundizar, después de haber cerrado el mercado paralelo de divisas, en la práctica instalación de un auténtico “corralito” a la manera cubana, su campaña por apoderase de los bancos que todavía no son, óyeme tú, del Estado soy yo.
Los últimos zarpazos de Chávez en esta dirección han sido, nada casualmente, contra Globovisión. Es bueno aclarar, sin embargo, un aspecto perversamente engañoso de la maniobra chavista. Las decisiones tomadas por la fiscal general de la República, siguiendo al pie de la letra la hoja de ruta que Chávez fija y difunde cada semana en sus maratónicos programas de radio y televisión, no son contra los principales accionistas de ese canal, empresario uno, banquero el otro, por presuntas irregularidades en el manejo de sus respectivos negocios, problemas que en todo caso pueden y deben dilucidarse de acuerdo con las normas establecidas en las leyes venezolanas sin afectar el derecho ciudadano de estar informado, sino contra la libertad de expresión como valor esencial y no negociable en absoluto de cualquier democracia que se jacte de serlo.
Como sucedió con Radio Caracas Televisión hace poco más de tres años, esta última arremetida oficial contra el último canal de televisión independiente nada tiene que ver con los derechos o abusos comerciales de Marcel Granier, Guillermo Zuloaga y Nelson Mezerahne, porque de lo único que se trata es de condenar a los venezolanos al cómodo y eterno silencio de las catacumbas.
O sea, garantizarles a Chávez y a sus lugartenientes larga vida en el poder sin que el más leve zumbido les perturbe jamás el sueño.
En otras palabras, no nos hallamos ante una etapa avanzada de la lucha revolucionaria contra el neoliberalismo más salvaje, tal como lo encarnan estos dueños capitalistas de los medios de comunicación en la versión oficial de la historia. Lo que Chávez se trae entre manos poco o nada tiene que ver con la ideología. Lo suyo es muchísimo menos elaborado.
Todo para mí, dice y repite estos días, retorcido leitmotiv de todos sus resentimientos. Todo el poder político, todo el poder económico, todo el poder comunicacional en mi puño bien cerrado de niño que ya dejó de ser pobre e indefenso. De eso y de nada más se trata, aunque desde Miraflores y desde Pdvsa traten de pintar a Venezuela de rojo-rojito. Puro y elemental totalitarismo, simple visión hegemónica total, como la que en definitiva puede explotar a su antojo un vulgar comandante de batallón en algún paraje apartado de Venezuela. En el fondo, esquemática reducción de la política a la absurda dialéctica estalinista para disimular las feas verrugas de la dictadura tras el ropaje meramente formal de la más falsa democracia. Un disimulo de carácter perenne desde hace once años, mientras aquí, en la dura realidad de todos los días, lo único que nos arroja Chávez a la cara es la turbulencia primordial del proceso y la nada para los demás como único propósito político real de su régimen.


domingo, junio 20, 2010

Juan Manuel Santos electo presidente de Colombia según boletines preliminares.


POR.ARCANGEL VULCANO.
El candidato a la presidencia de la República de Colombia, el oficialista Ex Ministro de la Defensa Juan Manual Santos, aliado del actual Presidente Álvaro Uribe, es virtualmente el nuevo presidente electo, según los resultados preliminares que está ofreciendo la cadena televisiva Noticias Caracol. El candidato oficialista Santos habría superado ampliamente a su contendor Antanas Mockus. El uribista Juan Manuel Santos, ejecutor y defensor de la política de seguridad democrática del gobierno, obtendría según esos resultados más del 69% de los votos escrutados, superando así ampliamente a su oponente del partido verde.

Boletín 15: Juan Manuel Santos: 8.733.228 (68,94%); Antanas Mockus: 3.500.658 (27,63%). Mesas reportadas: 96,77% #elecciones20/06/2010 17:05:58

Boletín 10: 6.634.195 (68,91%); Antanas Mockus: 2.664.395 (27,67%). Mesas reportadas: 75,77% #elecciones20/06/2010 16:43:16
Boletín 8: Juan Manuel Santos: 4.452.007 (69,21%); Antanas Mockus: 1.760.686 (27,37%). Mesas reportadas: 53,93% #elecciones20/06/2010 16:36:11

Más información:

Consultar los boletines en: http://www.eltiempo.com/

domingo, junio 13, 2010

"La revolución putrefacta"("...infestando al país con la pestilencia del comunismo totalitario...")

POR:MANUEL MALAVER.

No porque Venezuela sea desde hace tres semanas un país invadido por el hedor físico de cerca de 70 mil toneladas de alimentos en descomposición, puede decirse que la pestilencia ideológica en que se hunde tenga una data tan reciente y no se remonte al primer día que Hugo Chávez y su revolución tomaron el poder por allá en febrero de 1999.Entonces se vio que tal peste no venía de ningún lugar de Venezuela, ni del continente, ni de ningún tiempo sintonizado con las ideas y sucesos que en ese momento sacudían al mundo, sino, nada más y nada menos, que de los escombros donde, en algún punto de la geografía alemana y berlinesa, yacía enterrado, desde finales de 1989, el totalitarismo marxista, comunista y soviético.

De ahí que, el recién electo presidente, Hugo Chávez, luciera cubierto de miasmas, colgajos, jirones, amasijos, y muy en la onda de aquellos cuentos de la cripta que nos regalaba en su horario hipernocturno la televisión de aquellos tiempos, con lápidas que se abrían en las tumbas de los cementerios y cadáveres que salían a ciudades y descampados a espantar y aterrorizar.

Pero eso en cuando a lo visual, ya que en lo estrictamente auditivo, lo que traían las ondas de Hertz eran ideas, pensamientos, frases y slogans de origen decimonónico, sobrevivientes de las dos matanzas mundiales del siglo XX, de revoluciones, golpes de estado, insurrecciones, guerras de guerrillas, y experimentos de utopías inviables e inútiles que los ciudadanos de Rusia y Europa de Este-como los de China 10 años antes- juzgaron necesario destruir y enterrar de una vez y para siempre.

Estaban, sin embargo, frente a los 27 millones de venezolanos que seguían las incidencias de la toma de posesión de aquel día de febrero del 99, sonriendo siniestramente, invocadas por el cadáver del cuento de la cripta, que había llegado de alguno de los cementerios cercanos y empezaba su danza frenética de mentiras, adulteraciones, violencia, anacronías, amenazas, atraso y muerte.

Me acuerdo de algunas de las palabras y frases: antiimperialismo, lucha de clases, socialismo, proletario, estado, revolución, explotación, y de cómo su significado atroz y repelente, excluyente y marxistoide empezó a reinstalarse en parte del inconsciente colectivo venezolano para obligarlo a retroceder 10, 100, 200 años atrás, y hacerlo uno con el cadáver del cuento de la cripta.

Es también la fecha del inicio en Venezuela de otra de las dolencias del siglo, y de todos los siglos: del fanatismo, la religión de los creen sin preguntar, y siguen sin criticar, expertos en aplaudir y adorar, e igual en ejecutar las órdenes más aviesas, torcidas e ilegales si vienen del mandamás, del caudillo, del jefe, del comandante.

Creo que por aquí se les llama “focas”, en lo que es sin duda una injusticia contra una especie animal noble y dócil, tranquila y somnolienta, que no debe hacer diferencias entre el sueño y el despertar, la quietud y la muerte, el mar y la tierra.

O sea, de todo lo que transcurre en una sociedad con tufillo militarista y militaroide, cuartelario y soldadesco, y donde, son los hombres de uniforme, los de las charreteras, botas y fusiles al hombro los que marcan la pauta, el ejemplo a seguir, a continuar, a aplaudir en modos y usos que van tatuándose, infestando y pervirtiendo al alma colectiva,

La hora de abrir los cuarteles, en fin, con los militares saliendo a copar calles, campos y cargos públicos, empresas del estado y planes sociales, transfigurados, no en funcionarios responsables de proteger las fronteras y la integridad territorial de la República, sino de contribuir a una revuelta civil que los va desprofesionalizando, partidizando e ideologizando, hasta hacerlos cómplices, piezas y máquinas de un poder civil corrupto y corruptor.

Es un toma y dame donde el caudillo, el cadáver del cuento de la cripta se queda con todo, pues no otra cosa significa la desaparición de las Fuerzas Armadas profesionales, democráticas y constitucionalistas para convertirlas en una montonera bajo al arbitrio de comisarios y jefecillos locales que no pierden oportunidad de despotizarlos, devaluarlos y humillarlos,

Y de por ahí salen los recursos, la disposición, los ánimos, los fusiles y las balas para librar una batalla más relevante y trascendente aun, como es el asalto a las instituciones democráticas de la sociedad y del estado, la desaparición de los poderes independientes que existen para balancearse entre sí y evitar que uno predomine sobre los demás, vía la redacción de una “nueva constitución” escrita y aprobada para mayor gloria de “Su Majestad”. Para darnos una idea de hasta donde se ha llegado en Venezuela en la vía de esta destrucción de la democracia, anotemos que ya Chávez podrá ser dictador vitalicio “por elección popular” y nombrar a uno de sus hermanos, hijos, hijas, nietos o nietas para la sucesión, según las recetas de Fidel Castro en Cuba y de Kim Jong-ill, en Corea del Norte.

Para ello se cumple también con todo rigor y metódica, la destrucción de la sociedad civil democrática y los partidos que la representan, sus instituciones y entidades, devaluándolas y acorralándolas, estrangulándolas y fragmentándolas para que no disfruten de otro atributo “que el de haber existido”.

Todo un entrenamiento en fin, para llegar a conquistas mayores, como pueden ser el fin de la economía privada y del aparato productivo interno y su sustitución por la inviable y depredadora economía estatal, que conducen al fin de la economía y el consumo colectivo para sustituirlos por las importaciones y la libreta de racionamiento.

Tampoco pueden existir derechos individuales y constitucionales, y mucho menos derechos humanos, que ahora pasan a interpretarse como el derecho de los que mandan para someter y despotizar a los otros, a los que no se dejan someter y mandar.

Tiempos, entonces, de tribunales sumarios y jueces que siguen órdenes, de cárceles y calabozos, de llaves y cerrojos y de acosos para que los disidentes tomen el camino del exilio y desaparezcan.

Pero sobre todo, de mucho silencio, de modo que los que perseguidos, los acosados, los atropellados, los oprimidos no encuentren que decir, ni quien los escuche.

Oswaldo Álvarez Paz encarcelado ayer, y el periodista Francisco Pérez de El Carabobeño hoy y mañana, quizá, el empresario, Guillermo Zuloaga, presidente de Globovisión, son casos recientes a los que seguramente seguirán muchos, muchos más.

Y frente a ellos, el cadáver escapado del cuento de la cripta, aventado de un cementerio cercano, y cubierto con las miasmas y colgajos de los escombros del Muro de Berlín, danzando frenéticamente, aullando, brincando e infestando al país con la pestilencia del comunismo totalitario. Un personaje a tomar en cuenta en una próxima película de Tim Burton (¿una continuación de Alicia quizá?), el alumno de Disney y admirador de Vincent Price y Bela Lugosi, director de aquellos clásicos con animados de la cripta que podría lograr mucho, si no fuera porque Oliver Stone ya se le ha adelantado.

Pero ojo, como escribiera recientemente, Carlos Raúl Hernández, en “El Universal”, en el excelente artículo: “El caso del fotógrafo ciego”, la visual de un país invadido por cientos de miles de toneladas de comida podrida no encuentra precedentes en ningún lugar, tiempo, ni en sistemas políticos de los conocidos hasta ahora.

Casi estoy de acuerdo, aunque deba revisar esta misma noche “Los cuentos de Canterbury” de Chaucer y “El decamerón de Boccaccio”.

Creo haber leído en alguno de aquellos cuentos con sabor medioeval,pestilente y críptico, mucho de lo que ahora se vive en Venezuela.

Artículos sugeridos:
"Podredumbre del siglo XXI"Por:Marta Colomina.

"Tiempo de palabra"Por:Carlos Blanco.
"El Apocalipsis de septiembre"Por:Simón Alberto Consalvi.

viernes, junio 11, 2010

"Expropiación general, en cámara lenta"("...En esta prisión nuestra...se garantiza la ruina económica y moral de los venezolanos...")



POR:ARGELIA RÍOS.

El “hombre nuevo”, sumido en la pobreza y en la conformidad, es el fin último de este arrebatón.

Poco a poco, Venezuela se nos convierte en una inmensa prisión. El estado general de sospecha -del que habló hace años Eliécer Otayza- ha adquirido una nueva escala. Ahora todos somos culpables: a los ojos de la nomenklatura, la sociedad entera es una galería de convictos sometidos a la severidad del correccional. Desconocemos con precisión el delito que se nos imputa, pero sabemos bien, que todo está dispuesto para el ajusticiamiento. Una humilde aspiración de ascenso representa una grave afrenta al poder. El régimen ha decidido reformarnos, por las malas, asumiendo que somos una nación integrada por ciudadanos ideológicamente deformados.

Las decisiones en materia cambiaria buscan propósitos importantes: todos ellos poseen un contenido práctico y simbólico, que suma a la implantación atropellada del “modelo cubano”… Pero el más grave de todos esos objetivos no es otro que el de procurar redefinir nuestras esencias. El “hombre nuevo”, sumido en la pobreza y en la conformidad, es el fin último de este arrebatón con el que sólo se garantiza la ruina económica y moral de los venezolanos. Todo el sistema para el acceso a divisas extranjeras ha sido concebido para expropiarnos en cámara lenta: para despojarnos de nuestros bienes, sin que haya de por medio el anuncio explícito que tantos ingenuos han esperado con indulgencia.En esta prisión nuestra -donde se respira el aire de un inflexible régimen de prohibiciones- se nos desvalijan nuestros logros personales. El Gobierno culpabiliza a los ciudadanos por haber alcanzado posesiones inaceptables “más allá de lo permitido” por el “modelo”. Nos castiga con erosivas barreras cambiarias que, vistas en el contexto del todo, constituyen una disfrazada confiscación general de lo que poseemos o deseamos poseer… Somos reos del novedoso y tramposo concepto de “propiedad familiar”, con el cual se restringen nuestras posesiones a los límites del “singular”: “una casita, un carrito, una neverita”, conforme lo ha descrito el jefe de la revolución.
Las medidas cambiarias significan una nueva devaluación del pobre Bolívar-Fuerte. Suponen, también, la derogación absoluta de la convertibilidad de la moneda y, lo más grave, -aquello que ha pasado desapercibido- un decomiso indirecto de todo cuanto hemos conquistado con esfuerzo. Un solo aspecto “positivo” puede resaltarse: aquellos que han pensado en el exilio y no tomaron sus previsiones, ya no podrán hacerlo contando con la venta de sus propiedades. El ínfimo límite impuesto señala que -al menos legalmente, sin recurrir a los caminos negros- sólo pudieran irse con una mano adelante y otra atrás. Un motivo para quedarse y luchar de verdad.


Artículos Sugeridos:



"¿Qué diablos pasa con este país que está como muerto?"Por:Isa Dobles.

"Auge y caída"Por:Manuel Felipe Sierra.

"¡Huele a fo!"Por:Óscar Lucien.


jueves, junio 10, 2010

"Gobierno podrido"("...El comunismo del siglo XXI ha resultado un fraude: incompetente, autoritario, voraz y corrompido...")




POR:TRINO MÁRQUEZ.


La tramposería sale en cara. Esta conocida expresión del refranero popular venezolano expresa con claridad lo que le ocurre al gobierno del comandante. En momentos en los cuales el teniente coronel, por razones electorales, arrecia su campaña contra la propiedad privada y los empresarios particulares, sobre la base de trampas, calumnias y mentiras, la insondable incompetencia y corrupción del chavismo sale a flote para que el país las vea en todo su esplendor. Las 70 mil toneladas de alimentos perdidos, más los contenedores de medicinas vencidas descubiertas en Táchira y las miles de toneladas de semillas de papas descompuestas, muestran la radiografía de un régimen dedicado a imponer el comunismo y a apuntalar un Estado que durante once años se ha dedicado a vender pollos, comprar cementeras, adquirir fábricas de acero, telefónicas y compañías de electricidad, mientras mueren 16 mil personas cada año producto de la violencia, la infraestructura se encuentra en condiciones calamitosas, las escuelas bolivarianas no funcionan, en los hospitales públicos se ruletea a los pacientes, la seguridad social es precaria y la pobreza no cede. El Gobierno no se ocupa de lo que debe, y atiende aquello que debería ser tarea de la sociedad.El cubanismo del siglo XXI plantea que el Estado es más competente que el sector privado en la producción de bienes y servicios. Los resultados están a la vista: se pierden millones de kilos de comida importados por el sector público, mientras en los anaqueles de los mercados y supermercados populares hay escasez de productos básicos. Se confiscan haciendas, fincas y fundos en plena producción, y, en contrapartida, ahora el país depende en más de 60% de alimentos importados, cuando en muchos de esos rubros éramos autosuficientes.

El cubanismo, según el discurso oficial, es superior en el plano ético a la economía de mercado y a la empresa particular. Lo que muestran los contenedores putrefactos es que la corrupción ha perforado todas las capas de la burocracia chavista. Por allí han apresado a unos funcionarios de menor jerarquía, pero a los jefes máximos, a esos sin cuyo consentimiento los negocios no habrían prosperado, la justicia no los toca ni con el pétalo de una rosa. El comunismo encapsula y ampara a los altos jerarcas. Al trapiche solo son llevados los tallos de caña más delgados. Imaginemos lo que le habría ocurrido a Lorenzo Mendoza si fuese la Polar la que hubiese incurrido en el desafuero. Los calabozos del SEBIN le habrían parecido un paraíso.El régimen acusa a modestos comerciantes, como los mayoristas de Quinta Crespo y del mercado de Coche, de acaparadores, pero resulta que los vivos vinculados con el gobierno bolivariano, se enriquecen con los suculentos negocios propiciados por la cúpula gubernamental. Como parte de este montaje importan millones de kilogramos de productos que luego no distribuyen, por la sencilla razón de que entre sus cálculos financieros no entra el paso que viene inmediatamente después: la distribución de esos bienes. Los genios de la planificación no son capaces de proyectar más allá del interés que les despiertan sus bolsillos insaciables. Resulta que los acaparadores y especuladores -dos términos en desuso desempolvados por los jerarcas del régimen- son los comerciantes, mientras que los responsables gubernamentales del desastre se lavan las manos y aparecen acusando a la “burguesía” del colapso que ellos mismos han provocado.
Los maestros de la planificación central -los que han acabado con la descentralización, recentralizando los puertos y los aeropuertos- dejaron que se descompusieran las decenas de miles de toneladas de alimentos que se importaron con recursos de la nación. Cuando el puerto de Puerto Cabellos estaba en manos de la gobernación del estado Carabobo, los buques que entraban en la rada eran descargados en poco tiempo y las mercancías entraban en circulación rápidamente. El puerto era administrado con criterios gerenciales, incluido el análisis de costos. Ahora el gobierno revolucionario permitió que las mafias se entronizaran de nuevo. La red delictiva es tan espesa que puede suponerse que las complicidades comienzan en la base de la pirámide y se extienden hasta la cúspide.

El comunismo del siglo XXI ha resultado un fraude: incompetente, autoritario, voraz y corrompido. Es un régimen putrefacto. El comandante no intenta revertir los rasgos de su modelo, sólo se preocupa por sus efectos negativos. En él no hay propósito de enmienda. Su huida es hacia delante. No existen razones para suponer que su actitud cambiará desde ahora hasta el 26-S. No detendrá los ataques a la propiedad privada ni reconocerá su importancia para el desarrollo del país. La polarización la agudizará con más denuestos contra los empresarios y la economía de mercado. Lo que debemos hacer es impedir que imponga la agenda, que acorrale al país, que siembre el miedo.


La Constitución proporciona suficientes herramientas para destacar la importancia de que convivan en sana paz el mercado y el Estado.

@tmarquezc


Artículos sugeridos:

"Runrunes"Por:Nelson Bocaranda.
"El estado de excepción"Por:Rocío San Miguel.
"Derrotar complejos"Por:Oswaldo Álvarez Paz.
"
¿Santos viene por ti..?"Por:Orlando Viera Blanco.

miércoles, junio 09, 2010

"Esclavitud Alimentaria"("...el deslave de corruptelas que pone al descubierto las entrañas podridas del régimen...")


POR:CHARITO ROJAS.

“Quienes no tienen moral, y poco les importa trabajar con la mentira para tapar su colosal mediocridad y carencia de escrúpulos, optaron durante estos días por reventar la cloaca de su propia miseria y esparcir el detritus que circula por ella”. José Vicente Rangel, 1974.

Estas premonitorias palabras del entonces diputado por el MAS, José Vicente Rangel, pueden describir perfectamente la situación de un gobierno acorralado por las verdades implacables que salen a relucir en un deslave de corruptelas que pone al descubierto las entrañas podridas del régimen. Tan podridas como los 70.000 kilos de alimentos, suficientes para dar de comer por tres meses a los venezolanos.

El gobierno tiene el 100% de la responsabilidad en este escandaloso caso pero su intento por hacer lo de siempre, que es echarle las culpas de su propia corrupción e ineficiencia a otros, es patético. Chávez lo llamo “un error” pero lanza a sus hienas contra el sector privado y no contra quienes dejan perder de esa manera alimentos comprados con el dinero de ese pueblo que él dice defender. Ministros, diputados, funcionarios de todo nivel no cesan de repetir una y otra vez la mentira oficial: que esa es una campaña mediática, que Fedecámaras y Comercio tienen la culpa, que el Imperio dirige la operación contra el gobierno. El colmo es de una hasta este momento desconocida Presidenta de Pdval, que vestida de punta en rojo, afirma sin vergüenza alguna que la oligarquía lo que quiere es quitar los inmensos pollos de Pdval (según ella alcanzan para 6 personas) de la mesa del pueblo. “Y no lo lograrán”, dice muy convencida.
Pero nada de lo que digan o hagan puede tapar la verdad que hoy más que nunca está clarita ante el país: el gobierno es culpable de la corrupción que lo corroe y trata de evadir su responsabilidad. El gobierno es responsable de casi 2.000 containers de alimentos que se pudrieron sin que quienes los trajeron se ocuparan de ellos, sin que Bolipuertos buscase a los responsables en los 9 meses que tienen almacenados en Puerto Cabello, sin que la Guardia Nacional, tan estricta para inspeccionar a la empresa privada, se extrañara de tan prolongada permanencia, sin que el Seniat cobrara y diera el alta a esa mercancía. O sea, esto sucedió en las narices de todos estos funcionarios que se han lanzado 40 inspecciones a Empresas Polar en 15 días; son los mismos diligentes verdugos que expropian carnicerías, bodegas y abastos de chinos; los mismos que avalan a los “consejos comunales” para que tomen fincas en plena productividad.Ante su evidente responsabilidad en esta olla podrida, al Comandante Presidente no se le ocurre más que dar todo su apoyo a Rafael Ramírez, el hombre a quien todos quienes compran alimentos con dólares Cadivi, a través de Barivén y en coordinación con Pdval, le reportan. Y no sólo lo apoya sino que le ordena defenderse de la “oligarquía apátrida” que quiere destruir la revolución por ese “pequeño errorcito”. Guapo y apoyado, Ramírez declara que toda la cadena alimentaria debe ser del gobierno, lo cual augura tiempos difíciles, no sólo para los productores ya suficientemente ahorcados por la garra oficial, sino para los consumidores, a quienes espera mucha hambre en manos de estos ineficientes corruptos.
El gerente de “calidad de alimentos” de Pdval dice que no es que la leche este podrida, sino que los estándares sanitarios de Venezuela son más altos que los de otros países. Así que están reciclando en una planta de Santa Rosa, en Valencia, la leche en polvo que según ellos está buena y la venderán en Pdval. Los galpones de la almacenadora Cealco en Aragua están sacando subrepticiamente alimentos que consideran en buen estado o con vencimiento en uno, dos o tres meses, para ser reciclados.
Los fiscales del Ministerio Público investigan. Les recomiendo que lean columnas periodísticas que desde el año 2005 cuentan el negocito con las compras de alimentos, las comisiones en el exterior, los contactos en Cadivi, la compra de productos próximos a vencerse a precio de baratillo, la petición de los funcionarios compradores de alterar las facturas y compartir ganancias con los vendedores. Los chinos no pestañean ante esto, pero el Presidente de Portugal vino y protestó ante el mismísimo Comandante que sus emisarios compraban los productos más baratos y querían que se los facturasen como si fuesen delicatessen.

Si al gobierno ( y cuando digo gobierno digo Chávez, que es el único que manda aquí) le interesase saber quienes son los corruptos, investigaría las cuentas de sus más cercanos colaboradores, averiguaría sobre las compañías registradas por venezolanos en los paraísos fiscales del Caribe y de Asia, preguntaría a los vendedores de los productos cuánto les pagaron por ellos, llamaría a los de Bolipuertos, a la GN, al Seniat, a los gerentes de las almacenadoras ( todas alquiladas o pertenecientes a Pdval) y les preguntaría qué tan ciegos o tan sinvergöenzas son para hacerse los imbéciles ante la enormidad de lo que estaba sucediendo. Yo además les preguntaría cómo hicieron para no oler la terrible hedentina que los vecinos denunciaban constantemente. Si al Comandante Presidente realmente le interesara saber, retiraría sus sabuesos de la Polar (que sí está cumpliendo eficientemente con el suministro y distribución del 30% de los alimentos que se consumen en Venezuela) y los enviaría cerquita, donde anidan los corruptos. Pero tal vez él también sufre de nariz tapada y no huele la podredumbre de su régimen.Esto no es sólo un problema de salud pública sino de moral de Estado, de corrupción endógena, de protección a los corruptos. Están atrapados y en lugar de hacer pública enmienda de la falta, enfocan sus misiles hacia la empresa privada, para en venganza por verse descubiertos, terminar la faena expropiadora. Todo en nombre de una seguridad alimentaria que se convertirá en muy corto término en esclavitud alimentaria. Al igual que la revolución cubana, ésta también quiere imponerse por el hambre.

twitter:@charitorojas

Artículo sugerido:

"Historia viva" Por:Marianela Salazar.


martes, junio 08, 2010

"Pudreval" ("...escandaloso guiso...Bolipuertos fue puesta en manos de una pandilla...gozan de impunidad...")


POR:TEODORO PETKOFF.


En el escandaloso guiso de Pudreval ha sido detenida una sola persona, el ex presidente de la empresa, un tal Luis Pulido, de quien se dice que su prontuario en Pdvsa no cabría en un solo contenedor. Una organización de contraloría social roja-rojita venía formulando desde 2008 fuertes denuncias acerca de los enormes negocios sucios que llevaba a cabo al frente de Pudreval. Contrasta esta “delicadeza” en la investigación a Pudreval con lo que ocurrió, por ejemplo, en el caso de la chavobanca y en los de las casas de bolsa. La mera apertura de la investigación en estos entes dejó, de entrada, decenas de presos, pero en “nuestra amada” Pudreval (Rafael Ramírez dixit), donde obviamente los guisos tienen que involucrar a mucha gente, los investigadores caminan de puntillas.

Por ejemplo, es imposible que Bolipuertos, es decir, la empresa que centraliza la administración de los puertos, no supiera de la nada oculta y prolongadísima permanencia en sus instalaciones de centenares de contenedores pudriéndose. ¿Será mera casualidad que Bolipuertos no es mencionada para nada en este brollo? No, no es casualidad.

Bolipuertos fue puesta en manos de una pandilla de cubanos y ya se sabe que estos gozan de “inmunidad”. A ellos, ni con el pétalo de una rosa. ¿Esos cubanos nunca se dieron cuenta de la irregularidad o podría presumirse que también cobraban su comisión por hacerse los locos? ¿Será por eso que el propio G2 cubiche no veía ni olía nada? El Indepabis, por ejemplo, tan eficaz en eso de caerle encima a bodeguitas y abastos, ¿nunca pasaba por los galpones y almacenes de Pudreval? ¿El tumbaíto Eduardo Samán nunca se dio una vueltica por los sitios donde Pudreval mantenía su mercancía?

¿Contenedores abandonados desde 2008 nunca despertaron la curiosidad del Indepabis? ¿La Guardia Nacional, por ejemplo, tampoco notó nada? Estos celosos vigilantes de la soberanía, cuyo reino es el mundo de las aduanas y los puertos, ¿también tenían las fosas nasales obturadas? Pero, el colmo es que se pretenda convencer al país de que en Pudreval es el señor Luis Pulido el único que debe responder por las miles de toneladas de alimentos podridos, así como de los millones de dólares evaporados. ¿Todas esas marramucias las hizo él solito? ¿O será que el señor Pulido sabe demasiado sobre los negocios de Pudreval y si habla chispea a mucha gente? ¿Quién colocó a Pulido al frente de “nuestra amada Pudreval”? ¿No sería Rafael Ramírez? ¿Este nunca chequeó la actividad de Pulido? Pudreval tiene una empresa llamada Centro de Alimentos Congelados (Cealco), ubicada en Cagua. Allí están buscando ahora comida podrida. ¿Quién compró Cealco? Pues Luis Pulido, entonces en Pdvsa Industrial, y pagó en dólares a 2,15, no en bolívares, tal como lo obligaba la ley y lo comprometía moralmente la circunstancia de que fuera Pdvsa la compradora. ¿Eso fue de gratis? Piensa mal y acertarás.

El olor a podrido que despide el “errorcito”, como lo calificó tan dulcemente Atila, se hace aún más nauseabundo cuando se percibe la clara intención de echarle tierra.


Fuente:Tal Cual

lunes, junio 07, 2010

"Cual adolescente enloquecido"("... Un presidente que no ve la gama de grises se vuelve fanático...un país manejado por ese adulto que no creció...")

POR:CAROLINA JAIMES BRANGER.

La gran mayoría de los adolescentes ve la vida blanca o negra: aman u odian, son los mejores amigos o los peores enemigos, están inmensamente felices o terriblemente desgraciados, no les alcanza el día para la intensidad con que viven la vida y el día se les hace eterno cuando se sienten agobiados. Se muestran dispuestos a ir a una guerra por defender sus ideales con la misma vehemencia con que defienden la paz. Sufren de los peores miedos y también toman los mayores riesgos. Cuando llega la madurez es cuando se dan cuenta de que la vida –como se ha repetido tantas veces- no es ni un extremo ni el otro, sino lo que está en el medio: una gigantesca gama de grises.
A nadie le extraña que un adolescente actúe de esta manera: sus hormonas están alborotadas, sus cuerpos están sujetos a profundas transformaciones y sus mentes procesan tantísima información que en ocasiones se les hace difícil priorizar, discriminar, decidir.
Un artículo que leí hace poco en la web (http://www.latinpedia.net/Sociedad/adolescencia/Conductas-de-los-adolescentes-de-hoy-ad523.htm) sobre la conducta de los adolescentes de hoy me pareció particularmente atinado y esclarecedor:
En un mundo cada vez más complejo, en el cual prevalece el “culto a la imagen”, los adolescentes valoran más la estética que ética; la popularidad que la verdad; la satisfacción del deseo y la búsqueda del placer inmediato, a los esfuerzos y la constancia por alcanzar los logros.
Transgredir las normas ha sido una característica de la adolescencia en todas las épocas, pero tal vez hoy sorprende la insensibilidad frente al otro y los actos de violencia que conllevan esas transgresiones adolescentes, y la capacidad de repetirlas una y otra vez incansablemente del mismo modo en que escuchan su canción preferida en su MP 3…
En estas culturas de la adolescencia predominan las experiencias emotivas y sensoriales (lo corporal, lo táctil, lo visual, la imagen, lo auditivo, etc.) Por ello no hay reflexión ética sobre si están bien o mal comportamientos como utilizar los blogs para acusar y difamar a sus compañeros de colegio, grabar a la profesora en la clase sin su consentimiento y luego sacar de contexto sus palabras para acusarla de cosas que no hizo, sacar fotos a los profesores y subirlas a distintas páginas de Internet, robar objetos a los profesores u otros compañeros de curso, repetir y repetir el mismo año del secundario en distintos colegios, etc., etc.
Al hacernos adultos, sabemos que no todos los que estaban en “nuestro bando” eran buenos, ni todos quienes pertenecían al “otro bando” eran malos. Que no todos los ricos son malos, ni todos los pobres son buenos. Que quienes piensan distinto a nosotros tienen todo el derecho a hacerlo y eso no los descalifica. Que es perfectamente normal cambiar de opinión. Que no existe tal cosa como una doctrina única. Que los seres humanos por naturaleza somos egoístas y que la solidaridad se aprende y se puede practicar manteniendo la individualidad.

No es malo que un adolescente actúe como un adolescente. Malo es cuando un adulto bien adulto actúa como un adolescente. Y peor aún cuando el adulto tiene poder. Y resulta pésimo cuando ese adulto es el presidente de un país.
Porque un presidente que cree que existe una única verdad –que por supuesto es la suya- cae en las peores arbitrariedades, incurre en las mayores injusticias, comete los más grandes errores.

Un presidente que cree que todos quienes le rodean son “perfectos”, patrocina la corrupción, apadrina la incompetencia, fomenta la ineficiencia.

Un presidente que no ve la gama de grises se vuelve fanático, dogmático, radical.

Y un país manejado por ese adulto que no creció, no puede resolver sus problemas, no puede crecer, no puede desarrollarse. Al contrario, va cual adolescente enloquecido por un auto deportivo, a 300 kilómetros por hora en el medio de la noche, a estrellarse contra un muro al final de una carretera inconclusa.



domingo, junio 06, 2010

"La economía de la comida piche: Petróleo para la corrupción"



POR:ALEXANDER GUERRERO.


Estos comunistas no cogen puntada sin dedal!!

Las noticias acerca de la descomposición de alimentos importados, no debe pasar desapercibida, sobre todo por cuando ha sido un fenómeno recurrente durante la actual “administración revolucionaria” del gobierno de Hugo Chávez. La “podredumbre de la comida” está compuesta de varios pasos administrativos y decisiones de políticas públicas.
El primero, importación a precios por debajo de los estándares del mercado internacional por ser productos rechazados en otros mercados por razones sanitarias que les impide ser importadas al mundo normal se encuentra en la agenda de destrucción del sector privado, particularmente al subsector de la agroindustria, un pujante medio de crecimiento de la economía privada.
El segundo las políticas de control de cambio y precios, y las regulaciones del sector privado; las expropiaciones, la violencia institucionalizada en el agro venezolano, y el tercero los acuerdos comerciales y políticos como el ingreso al Mercosur, los acuerdos bilaterales con Brasil, Argentina, y países amigos, en particular tenían ese objetivo. El petróleo se cambió por comida que luego se empichó!!
Descapitalizar al sector privado agroindustrial
La importación masiva de esos bienes de esos países fue autorizada por el gobierno para montar un colosal “dumping” y así envilecer la producción nacional, pasó con el sector cárnico y lácteo el cual ha sido descapitalizado por agenda, la violencia política e institucional de expropiaciones y abigeatos inducidos por el gobierno y sus tropas militares han llevado al rebano de res en pie a caer en más del 40%!.
Se requería igualmente desconectar el intercambio comercial con Colombia para impedir las importaciones de alimentos desde ese país, y tener las manos libres para importarlos y en manos del propio gobierno y sus agentes comerciales en esos países. Es importante destacar que el corte comercial con Colombia tiene un incentivo político de desactivar las relaciones económicas y comerciales entre los sectores privados colombianos y venezolanos que data de décadas.
La corrupción: el mal de todos los males en el tuétano de la comida piche
La corrupción es el “proceso” que emerge en medio de la comida piche, es parte de ese impúdico proceso político revolucionario.
La grotesca corrupción que en Argentina y Brasil comienza a descubrir, muestra el impudismo administrativo con que actual el gobierno venezolano.La descomposición de esos alimentos tiene ese trasfondo hamponil, alimentos importados sin contar con los controles adecuados de calidad y requerimientos sanitarios son dejados al tiempo en sus contenedores para su descomposición y asi evitar cualquier control ciudadano aunque informal que pudiera descubrir el desaguisado y corrupción.
Cuál es la procedencia de esos alimentos y bienes perecederos y víveres? Su procedencia Brasil, Argentina, Nicaragua, Cuba (estos países bajo el hambre del comunismo también) y del norte. Los nexos políticos internacionales creados por el gobierno venezolano se encuentran detrás de ese fenómeno de importaciones sin el control propio y natural del mercado, único arbitro por excelencia que puede manejar inventarios y producción, y no a dedo como lo hace el gobierno de Hugo de Chávez, solo bajo el control de la corrupción, nunca se sabe que necesita el mercado y cuanto.
Relaciones políticas, diplomacia y acuerdos económicos con “países amigos”Así además de importaciones con estándares no acotados en el comercio internacional, encontramos las políticas públicas de control de cambio, precios, descapitalización del sector agroindustrial (ver caso POLAR con lupa y se encontrarán las razones para su destrucción). Unidas a estas acciones encontramos la diplomacia y los ministerios de comercio venezolanos crean redes de importación sin control y desde luego las corruptelas hediondas que estamos presenciando.
No en vano para dejar esas actividades delincuenciales a la libre fueron desmontados los controles sanitarios y de calidad en los puertos venezolanos porque el Estado no se controla así mismo en la revolución de Hugo Chávez. Las importaciones de alimentos son decisiones del gabinete y se hacen todas bajo el mando revolucionario y a discreción, a lo militar.
La descapitalización del sector privado era necesaria para la “comida piche”’
Acotemos que el Estado venezolano, el gobierno, ha inducido por agenda un salvaje proceso de descapitalización, expropiación y violencia política institucionalizada desde el mismo gobierno desplazó al sector privado -quien tradicionalmente era el importadcor de alimentos- y se convirtió en el gran importador de materias primas y alimentos terminados, así, leche, carnes rojas y blancas, quesos y otros bienes agroindustriales perecederos y víveres en general.Los dólares aportados para esas importaciones provienen de CADIVI, de manera que las puertas estaban abiertas para una red colosal de corrupción que cubre las autoridades portuarias, el SENIAT y CADIVI y ministerios del ramo, es como despacharse y darse el vuelto.
En términos de incentivos y estímulos a la corrupción la importación indiscriminada de alimentos y materias primas para su elaboración ha contado con la anomia y descomposición administrativa de otras autoridades nacionales del Estado, particularmente la en la contraloría, fiscalía, SENIAT, Ministerio de Industrias y otros ministerios afines, además de otras autoridades encargadas del control sanitario y protección al consumidor.Todo funciona y ha funcionado como una extensa red de corrupción, todos bajo PATRIA O MUERTE bajo la consigna revolucionaria y al mando del líder, quien es obviamente el responsable, la culpa no es del ciego sino que le da el bastón, en un entorno donde el estado revolucionario no es controlado sino desde el poder central, muchos tendrán que rendir sus responsabilidades por esos desaguisados administrativos, derroche y corrupción.
Alexander Guerrero E
Economist, Ph.D (London)


Artículos sugeridos:

Tiempo de Palabra Por:Carlos Blanco.
La ofensiva de Chávez contra la banca alternativa y las casas de bolsa Por:Manuel Malaver.
La culpa Por:Alberto Quirós Corradi.
¿De qué moral habla Chávez? Por:Marta Colomina.

Fuente:http://www.noticierodigital.com/2010/06/la-economia-de-la-comida-piche-petroleo-para-la-corrupcion/

sábado, junio 05, 2010

"Los contenedores: el nuevo símbolo de la “revolución”("...el régimen se rasga las vestiduras y ya tiene preso al “chinito de Pdval”...")


POR:FERNANDO EGAÑA.

El que contenedores de alimentos importados por organismos estatales de la “revolución bolivarista” terminen abandonados en puertos y almacenes, y se pudran miles de toneladas de productos básicos, no es un hecho nuevo ni mucho menos, aunque ahora las noticias correspondientes sí alcancen el estatus de escándalo nacional. Ya van, por cierto, más de 70.000 toneladas en esta temporada… que se sepa…
Desde hace bastante tiempo –por lo menos desde el 2008– se venían planteado las denuncias respectivas, en especial por el gobernador de Carabobo, Henrique Fernando Salas, sin que hasta recién se hubiera producido la más mínima reacción de las “autoridades nacionales”. Es obvio que a nadie en el “alto gobierno” le importaba la materia, comenzando por el señor Chávez, y semejante irresponsabilidad –para decirlo con caridad, podría explicarse, al menos en parte, por lo buchona que andaba la botija presupuestaria, y porque habían logrado ocultar la realidad.
Pero además, las frescas informaciones sobre las decenas de miles de toneladas de alimentos descompuestos en Puerto Cabello (cortesía de Pdval), o de otras tantas en galpones gubernativos de Cojedes y localidades diversas, contradice de manera directa o más bien echa por tierra a la propaganda miraflorina que pretende achacarle el drama de la carestía, la escasez y el desabastecimiento a lo que queda del sector privado agro-industrial.La ironía es literalmente putrefacta, pues mientras Chávez y Jaua compiten en denunciar a la Polar y otras empresas particulares, por supuestamente “acaparar y hambrear” al pueblo, tanto Pdval, como Mercal, como Casa reiteran la práctica de gastar miles de millones de dólares en importar comida de Brasil o Argentina, que luego ni se molestan en sacar de los contenedores de transporte, y la negligencia criminal se descubre por los efluvios insoportables que de estos emanan.
Algún comentarista de Aporrea se pregunta: ¿quién c… tiene la culpa?, y la respuesta es sencilla. El que ordenó la recentralización de los puertos en una empresa mixta cubano-venezolana llamada “Bolipuertos”, cuya incompetencia es proverbial. Así mismo, el que ordena la importación de cuantiosas cantidades de alimentos ante la caída de la producción nacional que, por lo demás, es consecuencia del acoso a los productores venezolanos. Y también, el que ha dispuesto que entidades tipo Pdval sean regentadas por oficiales militares sin la preparación profesional acorde con esas funciones. ¿Y quién será? Pues el señor Chávez, quién más…Fiel a la escenificación mediática, el régimen se rasga las vestiduras y ya tiene preso al “chinito de Pdval”, un teniente coronel de nombre Luis Enrique Pulido, quien al parecer cargará con la condena penal, mientras sus jefes se amparan en la impunidad de boinacolorá. Rafael Ramírez, el superior inmediato de Pulido acaba de recibir otro espaldarazo presidencial. Y es que la llamada “revolución bolivarista” está igual que los referidos contenedores: podrida por dentro y pestilente por fuera.

Artículos sugeridos:
¿Quién arruinó a Venezuela? Por:Francisco Alarcón.
El sueño de Hugo Chávez Por:Francisco Olivares.

viernes, junio 04, 2010

"Chávez y la destrucción de la propiedad privada"


POR:FREDDY LEPAGE.

La propiedad privada fue abolida en los regímenes comunistas de Europa del Este, China y Berlín Oriental. Esta negación absoluta de la libertad llegó a su fin con la disolución de la Unión Soviética, a excepción de la isla caribeña de los Castro, donde aún perdura este anacronismo.
Hoy en día en esas mismas naciones la propiedad privada es motor fundamental de sus economías. Durante la Revolución Bolchevique, prevalecían, sin discusión, las afirmaciones de Lenin sobre el capitalismo de Estado (1921), como fase previa e indispensable para la construcción del socialismo (?). Las nefastas consecuencias históricas de esos postulados teórico-prácticos están a la vista: pobreza galopante, indigencia atroz, millones de muertos por hambre y represión animalizada y el fracaso más rotundo en materia de producción de bienes y servicios. Lenin estaba convencido de que el capitalismo de Estado debía ser realizado por el partido (partido y gobierno eran la misma cosa) en nombre del proletariado.
Para ello era condición sine qua non, despojar a las clases dominantes de su fortaleza económica de manera obligada. Pero, qué tiene que ver lo señalado anteriormente ­ocurrido, por demás, hace tantos años­ con la Venezuela actual, en manos de los revolucionarios bolivarianos. Chávez se proclamó comunista, aunque confesó no haber leído El capital de Marx. Lo cual, de alguna manera, resulta una ligereza de su parte. En todo caso, ¿cuántas atrocidades se han cometido en nombre del llamado marxismo-leninismo? O de su interpretación sesgada e interesada, para mantener enquistados a dictadores y burócratas de toda calaña. La arremetida contra la propiedad privada por parte del Gobierno, obedece a un batiburrillo de razones y motivaciones varias que distan mucho de ser meramente ideológicas.En Chávez conviven resentimientos sociales, ansias de reconocimiento y poder, y una pulsión infinita de sojuzgar a la sociedad que tanto agrede y desprecia. No cabe duda, sus motivaciones tienen un origen multicausal. Hay un factor externo que no puede ser dejado a un lado, el carácter internacional de su proyecto político. Esto, significa que existe un andamiaje político externo de una extrema izquierda mineralizada, que no puede apostar por la Venezuela democrática: su existencia está umbilicalmente ligada a la supervivencia de Chávez en Miraflores. La intencionalidad manifiesta en la estatización y la confiscación de empresas productivas, así como en la invasión de fincas y, en general, en hacerse de actividades que corresponden al área privada está enmarcada dentro del esquema totalitario diseñado desde La Habana. En el comunismo cada enemigo de la revolución es enemigo del Estado. Por eso cuando los trabajadores de Polar y otras empresas salen en defensa de su derecho al trabajo, son declarados enemigos de la clase obrera y de la revolución. A diferencia de los comunistas del siglo pasado, en Venezuela Chávez sustituye al partido y a las instituciones. Esa es al propio tiempo su fortaleza circunstancial y la debilidad intrínseca de la revolución bolivariana. La propiedad privada es un estorbo, de allí la pertinencia del planteamiento del Movimiento 2D.

Twitter: @freddyjlepage



Artículos sugeridos:

Esto es capitalismo, compadre Por:Laureano Márquez.
La guerra del dólar Por:Argelia Ríos.
Venezuela se cae a pedazos Por:Isa Dobles
Las cifras rojas del socialismo Por:Trino Márquez
¡Cómo te atreves Mendocita! Por:Agustín Blanco Muñoz

jueves, junio 03, 2010

"Runrunes"("El Régimen apesta....Madura,no verde,está Colombia...Prontuario...")


POR:NELSON BOCARANDA SARDI.

Alto
EL RÉGIMEN APESTA. Me duele como venezolano que lo que tantas veces por aquí he denunciado -sobre la pérdida de alimentos en contenedores demorados en sus trámites aduanales en puertos manejados en su totalidad por la chorocracia roja gobernante y abandonados allí o en otros depósitos- nunca se haya investigado. Cuando evidencié lo de la leche contaminada, respaldado luego por la publicación hecha por la colega Patricia Poleo en El Nuevo País de todos los documentos que así lo certificaban, o los negocios en la compra de alimentos por altos funcionarios de Pdvsa que involucran a su cúpula, se hicieron los locos como cuando por aquí asumí la primicia de la maleta de Antonini, primero negada, pero luego demostrada en Argentina y EEUU, pues, según Chávez, eso nunca pasó. El negocio de Pdval es asqueroso. Han comprado más de lo requerido o de lo que pueden movilizar con su ineficiencia y corrupción, solo con el fin de cobrar las comisiones más altas a costa de la salud de los venezolanos (y de los cubanos, pues a Cuba han enviado alimentos con fechas ya vencidas), como hasta el premier portugués lo confirmó el sábado. ¿Investigará el comandante a Rafael Ramírez, Eulogio Del Pino, George Kabboul, Antonio Rivero, Rogelio Salges, Luis Hernández y otros más además de Luis Pulido? ¿Y a Bariven, Pdvsa Services y Citgo en sus compras de alimentos? ¿Descubrirán el resto de contenedores podridos? Apuesto que no. Demasiado podrido. No se atreven…


Medio

MADURA, NO VERDE, ESTÁ COLOMBIA. El domingo por Twitter escribí: “Colombia se expresó: Por ahora Mockus y el Movimiento Verde no están maduros”. El pasado miércoles cuando conversaba con Juan Manuel Santos para la entrevista que me concedió para mi programa La Cola Feliz de Onda FM me dijo -”off the record” pues estaba prohibido por el ente electoral colombiano- que venía subiendo de tal forma en las encuestas que tenía la posibilidad de ganar en la primera vuelta. Escuché con escepticismo sus palabras pues lo achaqué, como en tantas ocasiones que he vivido, a los buenos deseos que tiene quien quiera ganar una contienda. El domingo le di la razón. En esa votación hay que observar varios factores: Colombia como país está mejor que nunca en calidad de vida a pesar de que las cifras de pobreza aún son altas; el despeje de las zonas que antes controló la guerrilla narcotraficante ha permitido la más fluida comunicación entre ciudades; la seguridad en las más importantes urbes se ha incrementado en los ocho años de Uribe; la inversión extranjera ha crecido a cifras que nunca pensaron; desde industrias transnacionales de tecnología hasta alimentos, como Harina Pan, y en un área que hoy sorprende a todos: el mundo del entretenimiento. Compañías de cine, televisión, productoras de programas y empresas publicitarias han mudado sus centros de grabación, doblaje y posproducción a Bogotá desde México y Buenos Aires. Aunque ya los precios no son tan baratos como antes, siguen disputando el primer lugar en precio-valor-seguridad personal-reglas de juego corporativo y libre convertibilidad de la moneda. Mockus fue su propio contrincante. Metía la pata en un comentario y luego explicaba que quería decir lo contrario, pues “no quiero que me malinterpreten”. Sus comentarios sobre Chávez, la extradición posible de Uribe y Santos y el desear la mujer del prójimo fueron los temas que más golpearon su credibilidad. Eso se impuso por encima de sus logros, y los de su equipo, al frente de exitosas alcaldías colombianas. La gran sorpresa fue Germán Vargas Lleras, a quien la revista Semana atribuye parte de su triunfo a estos factores: “El otro elemento que contribuyó al repunte de Germán Vargas fue el timonazo que dio la campaña de Juan Manuel Santos a tres semanas de las elecciones… Desde ese momento la agenda pública de debate giró sobre las debilidades de Mockus (el supuesto ateísmo, sus titubeos, la respuesta confusa sobre la extradición de Uribe, etcétera). De esa manera se abrió un boquete por el cual se fugaron muchos votos verdes y fueron capitalizados, sobre todo, por Vargas. Como dijo un dirigente santista: “Mockus fue su propio enemigo, nosotros solo aprovechamos los ‘papayazos’ “. A Vargas hay que tenerlo presente para 2014. No puedo dejar de mencionar la intromisión del presidente Chávez en la campaña colombiana, aquí detallada hace unas semanas, destacando su ataque grosero y exagerado contra Santos. Chávez apostaba a Mockus y así se lo dejaron saber en Colombia algunos enviados informales. Si bien es cierto que Mockus se cayó solo, el ex ministro de Uribe creció a medida que el presidente venezolano lo atacaba. Los temores de los electores a un renacer de la guerrilla se ligaron a este sentimiento rojo rojito. Colombia venció las amenazas de las FARC. Además, la experiencia en el desarrollo de la economía colombiana cuando estuvo al frente del ente comercial gubernamental le dieron rédito a Santos. Tras la elección del domingo Santos creció cuando pronunció su discurso de victoria y le dio las gracias, de inmediato, al presidente Uribe cuando citó su victoria como una del actual jefe de Estado. Por su lado, Antanas Mockus, con sus palabras, cánticos, frases de predicador y su revelación de que “llegar a la segunda vuelta había sido un logro casi inesperado”, perdió muchos votantes para la segunda vuelta. Cuando Juan Manuel me refería las encuestas que en la mano tenía ya se observaba una migración de los votos de Mockus a otros candidatos. Por eso su baja votación. Esperemos, como ya lo hizo el canciller de Ecuador por instrucciones del presidente Correa, que apenas haya sido electo el próximo presidente colombiano vuelvan la paz, el comercio y las mejores relaciones entre dos pueblos que están condenados a ser hermanos para el bien de ambas naciones…


Bajo

PRONTUARIO. Informe 52-941-03000 del Ministerio de la Defensa, Ejército, 03/12/1987, donde el comandante de la Guarnición de Barinas, Tte.Cnel. Eduardo Lobo Parra, denuncia ante el rector de la Unellez, doctor Humberto Jiménez, la “bochornosa actitud” de dirigentes estudiantiles entre los que está Edgardo A. Ramírez, actual ministro de Educación Superior, por “haberse ensañado contra dos GN a los que vejaron, golpearon, pintarrajearon y hasta golpearon… esto no es cónsono con la moral ni la educación”. Está sellado por el Batallón Mariño Nº 52. Revísenlo…


OTRO MÁS. En la mira tienen a Miguel Salazar por denuncias y “meterse con la familia presidencial”…