sábado, febrero 28, 2009

"No se meta conmigo Sr Obama". Chávez exige a EEUU respeto para Venezuela.


Así lo reseñó Noticias24:

Chávez manda a Obama a “lavarse ese paltó”

El Presidente Hugo Chávez ha criticado esta tarde con dureza al Presidente de EE.UU. Barack Obama por los últimos pronunciamientos de ese país contra Venezuela.
El Presidente se ha mostrado indignado de que EE.UU. acusara a Venezuela de “violaciones de Derechos Humanos” y de “favorecer el narcotráfico”.
Chávez le ha preguntado a Obama si no se había enterado de las violaciones de DD.HH. en su país y le ha recordado la Ley Patriótica, los bombardeos en Irán, la situación de Guantánamo y las torturas.
Ha calificado de “estupideces” las últimas acciones internacionales de Barack Obama y de Hillary Clinton y ha afirmado que están siguiendo el mismo camino que Bush y que no se han dado cuenta de que “el mundo ha cambiado”.

Chávez le ha exigido respeto para Venezuela y textualmente le ha contestado: “Váyase a lavar ese paltó, Señor Obama”

Condenó durante su alocución, el informe de Estados Unidos sobre el combate al narcotráfico en el mundo, que critica a Venezuela, y sostuvo que su homólogo estadounidense Barack Obama es un continuador de la política de George W. Bush.

“¿Será que hay un nuevo gobierno en Estados Unidos o será que sigue mandando Bush? Obama parece un continuador del bushismo, allá él, a mí no me importa, independientemente del imperialismo norteamericano esta revolución seguirá su rumbo”, dijo Chávez en un discurso este sábado.

“El gobierno del señor Obama arremetió de nuevo contra Venezuela. Ha dicho que Venezuela y yo, con nombre y apellido, no colaboro en la lucha contra el narcotráfico. El país donde más se apoya al narcotráfico en este planeta es Estados Unidos”, exclamó el presidente venezolano.

“Estados Unidos es el primer consumidor de drogas del mundo, ¿cómo es eso que no pueden detener el ingreso de drogas? Obama, encárguese de lo suyo que yo me encargo de lo mío. No se meta conmigo señor Obama”, prosiguió.

Chávez aseveró que su gobierno ha “golpeado al narcotráfico como nunca antes. La DEA (agencia antidrogas de Estados Unidos) aquí apoyaba al narcotráfico, al golpismo”.
Con información de Agence France-Presse

La política, los partidos políticos y los ciudadanos (Parte I)


POR: ARCANGEL VULCANO.

“La política es muy difícil” nos dijo una vez el senador socialcristiano trujillano Dr. Pedro Pablo Aguilar, en la época en que se desempeñó como presidente del antiguo Congreso Nacional venezolano, ¡cuanta razón! tenía el veterano dirigente en sus palabras. La política sin duda es una ciencia complejísima, indispensable, esencial para las sociedades; pero generalmente desdeñada, desprestigiada en virtud de sus propias características, efectos y consecuencias negativas; ignorándose su impacto positivo.

Los partidos políticos como organizaciones humanas, lógicamente están integrados por sus militantes, activistas y dirigentes, caracterizados por defectos, vicios, debilidades y calamidades, propias de la imperfecta naturaleza humana; de allí que, en el seno partidista se convive obligatoriamente con toda clase de ambiciones, codicias, avaricias. En tal sentido, nos expresó hace largo tiempo, el Dr Eduardo Fernández, siendo Secretario General y candidato presidencial de su partido COPEI, refiriéndose a la naturaleza y características de los partidos políticos, las siguientes expresiones:”Los partidos políticos no son una suerte de orden exotérica, integrada por místicos, iniciados, metafísicos, monjes tibetanos, ni por las hermanitas de la caridad, o las de la madre Teresa de Calcuta, ¡no!, no están dedicados a elevar el espíritu por medio de la meditación y la realización desinteresada muy altruista de las mejores obras en beneficio de la humanidad, mediante el ejercicio admirable de la solidaridad y la compasión cristiana, ¡no!, sino que los partidos políticos, son organizaciones humanas muy competitivas, que principalmente persiguen alcanzar el poder político para gobernar a la sociedad; por eso están integrados por seres humanos decididos a participar en la difícil actividad política por razones muy disímiles; son militantes y activistas, en su mayoría, generalmente motivados a activar dentro de los partidos, en razón de satisfacer sus más bajas pasiones, egos, intereses, aspiraciones y ambiciones; y en menor grado, en razón de conquistar unidos y solidariamente sus más nobles ideales de democracia, justicia, igualdad y prosperidad colectiva” ¡Cuánta verdad existe en esas reflexiones!

Actualmente en Venezuela, la mayoría de los partidos políticos que conforman la diversa, plural y multicolor oposición venezolana, enfrentan grandes desafíos. Por una parte, enfrentan el reto de “reinventarse”, y ofrecerle a la nación un proyecto de país alternativo viable, creíble, atractivo, esperanzador, procurando convertirse así, en una clara y poderosa opción democrática de poder, ante la progresiva conducta antidemocrática, ventajista y delictiva de un régimen con evidentes síntomas autocráticos, hegemónicos y totalitarios, que mantiene secuestrados a los poderes públicos y sus instituciones, abusando del poder, cometiendo peculado de uso, empleando cínicamente a discreción los multimillonarios recursos financieros y logísticos propiedad de la nación, desde el manejo seudo legal que desarrolla desde la jefatura del estado, desplegando desvergonzadamente un proyecto político particular, excluyente, discriminatorio y oprobioso, abiertamente violando impunemente la Constitución Nacional con la anuencia de sus serviles cómplices enquistados en el aparato del estado .

Por otra parte, la mayoría de los partidos políticos opositores, encaran el serio riesgo de sufrir el progresivo desmantelamiento, la desbandada de sus militantes, activistas y dirigentes, por causa del agotamiento de distinto signo, por la insuficiencia de recursos económicos para financiarse y sostenerse –el estado legalmente suprimió el financiamiento, mientras usa el dinero como le da la gana- causando en muchos casos, el sucesivo cierre y clausura de las sedes parroquiales, municipales y regionales; el desmembramiento y la dispersión de parte de la dirigencia y militancia, en la mayoría de los estados y municipios, en los que el oficialismo ganó las elecciones, causando la deserción, la desunión, y el abandono de muchísimos militantes.

No es fácil mantener activo el trabajo político partidista, cuando no se cuenta con recursos económicos y logísticos suficientes, para funcionar y abrir regularmente las sedes partidistas; mucho menos para desplegar adecuadamente actividades políticas colectivas, de organización etc, cuando los principales dirigentes de base, y hasta los líderes regionales, se encuentran atravesando una situación personal económica precaria; mientras en muchos casos, no tienen empleo, ni medios dignos para subsistir. Frente a esa cruel realidad lo normal es que esa dirigencia este inactiva, desmotivada, descarriada, como rebaño sin pastor, y que sea presa fácil de sus adversarios políticos que si andan buchones, desarrollando su permanente proselitismo político, su actividad propagandística a favor del gobierno que les paga, y los mantiene con los bolsillos repletos de dólares, recorriendo las regiones bien dotados, con fácil transporte particular, en lujosas camionetas, automóviles y motocicletas de alta cilindrada, disponiendo también para realizar sus movilizaciones, actos y mítines, de suficiente transporte contratado, de autobuses, camiones y toda clase de unidades automotores de las empresas del estado, actuando siempre protegidos por convenientes escoltas armados, contando con equipos de sonido para difundir perifoneando sus mensajes, en abierta desigualdad de condiciones; mientras los militantes, activistas y dirigentes políticos de la oposición en su gran mayoría, andan por el país haciendo el arduo, difícil y no siempre gratificado ni reconocido trabajo político, pero con las uñas.

Sabemos de casos, de militantes opositores, que a veces en sus recorridos no tienen ni para comer dignamente, y andan por sus propios medios, muchos de ellos deambulan pero a pie, desplegando una pelea absolutamente desproporcionada con sus adversarios. Esa patética situación que hoy viven y padecen las deprimidas fuerzas de la oposición venezolana, nos recuerda, al triste episodio, en que nuestros aborígenes autóctonos, se enfrentaron infructuosamente, pero con gran dignidad, valentía, coraje y fiereza, con sus primitivos arcos y flechas, al ventajista, desigual, desproporcionado y mortal poder del caballo, el acero de la espada, la armadura, la pólvora y el mosquete españoles, ¿las consecuencias? La dominación.

Es muy injusto, ingrato y muy inconveniente entonces -por decir lo menos- para las posibilidades reales de lograr en el futuro la recuperación política de las fuerzas aglutinadas de la oposición venezolana, que se continúe despotricando públicamente, contra “algunos” dirigentes políticos de la oposición, es irracional que se les responsabilice y culpe sin pruebas de manera genérica de todas las falencias y de lo negativo que padece la oposición; esta situación, sólo contribuye a crear mayor desaliento entre los casi cinco millones doscientos mil venezolanos que votaron identificados y consustanciados con sus causas.

Sin partidos políticos fuertes, organizados, coherentes, efectivos, bien articulados, asertivamente liderados y conducidos, estaríamos perdidos. En tal virtud, es fundamental en lo inmediato, concretar urgentemente varias acciones de emergencia para impedir los negativos y perniciosos efectos expuestos, y que ya se están produciendo.

Es indispensable conformar un frente político nacional opositor unitario, que persiga como principal objetivo, integrar y aglutinar a la mayoría de los partidos políticos opositores, así como a las distintas organizaciones de la diversa y plural sociedad civil, tales como, las ONG, los gremios empresariales, sindicales y profesionales. Es vital, que ese cuerpo político sea coordinado por un ente de dirección política comandado por un liderazgo colectivo, para lograr darle rostro y perfil a la multicolor oposición venezolana.

Los ciudadanos venezolanos que se consideran ubicados por distintas circunstancias y motivos, dentro de la plural oposición, en vez de despotricar muy inconvenientemente contra los partidos políticos y sus principales dirigentes contribuyendo a sí no sólo a desprestigiarlos –le conviene al gobierno- sino que también generando la división, provocando su progresivo y muy probable desmantelamiento; deberían en vez de sumarse a la corriente de lo antipolítico y antipartido, que representa y encarna el mesianismo, el caudillismo del “gendarme necesario” Chávez , en vez de contribuir torpemente y emotivamente, con la destrucción de los partidos políticos, deberían es integrarse a ellos, sumárseles, para desde adentro readecuarlos a los nuevos tiempos, transformándolos, haciéndolos cada día más democráticos, modernos, útiles; oxigenándolos con sangre joven, integrando a líderes juveniles; hay que hacerlos auténticamente participativos y protagónicos.

Hay mucho por hacer para acercarse a producir esa necesaria nueva realidad, en la cual será esencial para lograrla, la decisiva reflexión, colaboración, integración y la actuación directa, de las grandes mayorías de los ciudadanos demócratas venezolanos, en la difícil y compleja actividad político partidista, especialmente, para hacer eficientemente lo que algunos conocidos analistas políticos han denominado como “reinventar a los partidos”, lo cual no será jamás fácil.

"Infanticidios" (...¿qué saña en pegarle a los partidos?...Chávez representa la antipolítica...")


POR:FAUSTO MASÓ.

En Venezuela matan los bebés; en política, claro. ¿Qué saña en pegarle a los partidos? Una mala costumbre que lleva décadas, los afectados ya no tienen el poder del comienzo de la IV República. Unos partidos tienen pocos años de nacidos, otros resucitaron de las cenizas, todos están en terapia intensiva y cargan con las culpas propias y ajenas.Los partidos son sectarios y mezquinos, como la gente. Sin ellos dirigiendo la oposición, Chávez gobernará hasta que quiera porque Chávez representa la antipolítica llevada a la perfección, el imperio del carisma, del líder, del poder, sobre la organización social, el partido.
Queda camino por andar pero que nadie retroceda: se abre una clara oportunidad en las elecciones legislativas. Si la oposición unida, realmente unida, ganase un tercio de los puestos de la Asamblea limitará el poder del gobierno. Además, después de esas elecciones comenzará la operación garrocha.
En el chavismo hay mucho militante que nació con una garrocha bajo el brazo. A la primera ocasión saltan la talanquera. Numerosos diputados, gobernadores y alcaldes aceptaron que Chávez les levantase el brazo pero no permitirán que les quiten la silla, les impida reelegirse. Aquellos que se forjen una base política propia, tengan una buena gestión, no doblarán automáticamente la cabeza frente a Miraflores.
Mañana los Henry Falcón se multiplicarán.
Una oposición organizada atraería a diputados chavistas como la miel a la abeja, ya ocurrió. ¿Es esto posible? ¡Sí! ¿Fácil? No.

Pongamos los pies en la tierra. Si lo dejan, Chávez durará otros 10 años; cómodo.

A la oposición le toca representar al 80% de los venezolanos, no al 51 para poder gobernar. Un triunfo en el 2012 por una cabeza generaría un gobierno inestable y de corta vida, o le abriría el paso a un Pinochet local. Sólo una victoria aplastante de la oposición garantizará la democracia.

A una velocidad pasmosa avanza la crisis mundial. La producción japonesa cae 12%, la de Estados Unidos 6%. A pesar de una cuantiosa ayuda General Motors puede quebrar, países como Ucrania, Rumania, Latvia, rondan la insolvencia, los llaman las argentinas del este de Europa. Apenas en este panorama terrible Canadá presenta un sistema financiero sólido, además de contar con una medicina socializada. Alemania no está sufriendo una crisis inmobiliaria similar a la de Estados Unidos, Inglaterra o España.

Por ahora, los gobiernos disparan a ciegas con esperanza de pegar la diana.
La misma semana que Obama presenta un presupuesto con una inclinación de izquierda, Hillary Clinton dispara contra Chávez. Obama es un adversario más peligroso que Bush, pues busca al mismo tiempo un acercamiento con Cuba y apretarle las tuercas a Caracas. O eso parece.

Y para terminar, ¡cómo le gusta a la gente la manguangua! Presentaron un contrato a la antigua Sidor de imposible cumplimiento, aplaudieron la estatización, votaron por el “Sí” en el estado Bolívar …y a los seis meses reventó la CVG cuando el petróleo bajó 100 dólares. Ahora el gobierno quiere pintarle una paloma a los sindicatos.

¿Si la oposición llegara al poder privatizaría a la CVG? No. Da la impresión que en muchas cosas gobernaría igual que Chávez, quien quizá no sea más que el peor gobierno cuarto republicano de la historia. Autocrático, además, claro.

viernes, febrero 27, 2009

"Del 27F-89 al 15F-09: ¡el mismo fraude!"


POR:AGUSTÍN BLANCO MUÑOZ.

Nuestro artículo anterior: Golpista-Presidente hasta el 2019 tuvo poca difusión. Se iniciaba el carnaval y hasta la tecnología obstaculizó sus pasos naturales. Pero además actuó como muro de contención el cliché de moda: “Eso genera abstención”.
Para los electoralistas es necesario silenciar a quienes insistimos en manifestar que aquí el llamado sistema electoral está secuestrado y controlado por el fraude-trampa establecido por los dueños del voto, y que este régimen no perderá el mando-poder en elecciones presididas por la maquinaria del actual CNE.
Y ello impone una reflexión, más allá de lo circunstancial, que permita ver el 15D-09 en el contexto del fraude, ya consustancial a la “historia nacional”, y al tipo específico que se pone a andar el 27F-89 para contener a un colectivo dispuesto a ejercer su poder desde la calle.
En este sentido, la coronación de Carlos Andrés Pérez el 02F-89 es la misma que se produce el 15F-09 con la reelección del golpista-presidente (GP) para el período 13-19. Son dos momentos de la coronación del mismo caudillismo. Con el agravante de que CAP tuvo que enfrentar una explosión social, en términos de masacre, para poder subsistir y que no sabemos cómo se manejará un proceso social que registra hoy condiciones análogas.
Por esto consideramos importante tocar, en los puntos que siguen, la “razón histórica” del fraude que domina en esta sociedad.
1.- Cuando CAP triunfa en Dic.88, se presenta como el salvador de la patria en crisis. Por ello, al coronarse impone el Plan de Ajustes del FMI-BM. De inmediato el estallido del 27F-89 y la masacre de mayor extensión y profundidad de esta historia.

2.- El colectivo cae en cuenta entonces que el gobierno, lejos de restablecer “La Gran Venezuela” con sus atuendos sauditas, impone medidas destinadas a estrangular a quienes le habían confiado su voto.
3.- A la gente se le llevó mansamente a votar por la “reconstrucción de Venezuela” y luego se le dispara a matar cuando protesta. El fraude se hace sentir y hoy adquiere una mayor dimensión.


4.- El golpista del 04F-92 se aprovecha del vacío político existente para convertir su fracaso en triunfo. Inicialmente sólo tiene apoyo de algunas “izquierdas” y del presidente Caldera y su partido. Pero a la hora de ser candidato presidencial se suma una buena parte de “derecha-izquierda-centro” y hasta el visto bueno de USA.
5.- A lo largo de una década el GP ha exhibido la misma política que sus antecesores. Es el mismo gobernante del liberal-positivismo, el Gendarme Necesario. El salvador de la patria y del pueblo. La misma miseria.
6.- Pero el fraude a la sociedad en este caso toma la dirección del más despreciable populismo. Los mayores ingresos de la historia petrolera son lanzados a financiar un nuevo engaño: el socialismo del siglo XXI, que se sustenta en una militancia que se convierte en la entidad que apoya “su revolución” con una votación que el CNE convierte en mayoría.
7.- En efecto, el CNE responde hoy a los intereses del proyecto internacional venecubano. Y su misión consiste en mantener con vida la ficción electoral que permita hacer creer que este es un proceso armado y violento pero, en principio, unido indisolublemente al voto. Y es tal el dominio que parece haber fabricado el triunfo opositor del 02D-07, cuyos resultados definitivos son el mayor secreto de la historia del fraude electoral venezolano, que le libra de toda sospecha.
8.- El CNE se transformó así en el principal cuartel de la revolución y el voto en una bala capaz de apagar cualquier expresión de violencia, a tranquilizar y canalizar el descontento por la vía de las esperanzas para evitar situaciones como la ocurrida el 27F-89.
9.- Pero en la medida en que se acentúe la crisis económica crecerá la sobre-descomposición de esta sociedad, el descontento, la protesta callejera, la violencia en general. Y al régimen, tal cual razonó CAP y sus consejeros en 1989, entre ellos José Vicente Rangel, no le quedará otro recurso que acrecentar la “violencia de su Estado” para garantizar su estabilidad y permanencia.
10.- Quedará entonces al descubierto lo que ha significado en la historia de este colectivo la existencia de un gobierno con recursos multimillonarios lanzados, en plan de fraude, a la compra de conciencia y nunca a verdaderos planes de producción que hicieran posible a lo largo de una década la existencia de un nuevo y liberador aparato productivo.
11.- El 27F-89 la gente salió en procura de las mismas reivindicaciones que hoy reclama. Por ello, todo parece indicar que aquí, por encima de la demagógica “inversión social” sigue planteada una situación a tal punto crítica, que lleva a pensar en un estallido violento de la magnitud del 27F-89.
12.- En este sentido no es de extrañar que en los próximos días se monte el esperado show del diálogo (público o privado) que propone parte del oficialismo y de “las oposiciones” para que se establezcan nuevos acuerdos, entre los puntofijistas “revolucionarios y demócratas”, para mantener a salvo el control del colectivo y llevarlo dócilmente a las próximas elecciones.
13.- El propósito es muy claro: convencer al colectivo de que aquí la única política es la electoral y votar el arma exclusiva de que disponemos para luchar contra este régimen. De esta manera el oficialismo controla la situación: todos los votos se convierten en fuente de apoyo a una “revolución” que hace de la democracia su primera institución.
14.- En la campaña del referendo revocatorio presidencial del 15Ag.-04, las oposiciones llegaron a una convicción: somos la mayoría y estamos blindados. Los días del golpista-presidente estaban contados. Pero el triunfo oficial-CNE favoreció 60 a 40 al jefe único.
15.- El propio CNE al celebrar un año del RRP publicó un libro con los resultados definitivos. Y se reprodujo lo que las fuentes referían antes de experimentar cambios: triunfo del Sí lo revocamos sobre el No por 60 a 40. El material una vez en la calle fue rápidamente recogido e incinerado.
16.-Las denuncias de fraude-trampa adquirieron una marcada proporción. En la Cátedra “Pío Tamayo” y el Centro de Estudios de Historia Actual de la UCV avanzamos en la investigación, y en el debate sobre la materia han participado especialistas de diferentes disciplinas para poner de manifiesto la viciada programación y ejecución del acto electoral en su conjunto.
17.- Pero ya para el momento “las oposiciones”, fracasadas las “luchas de calle”, se repliegan en el voto. Esto recuerda el paso de la lucha armada derrotada a la electoral a fines de la década de los 60.
18.- De allí que el régimen tenga en el CNE el epicentro de la guerra política que le permite a “la revolución” mantener su total y completo dominio. Y el colectivo está materialmente obligado a plegarse a un sistema electoral avalado nacional e internacionalmente como “pulcro y transparente”.
19.- A 20 años del vacío político que se inicia el 27F-89 este ex país ha caído en las garras de una tal revolución que nos hunde cada vez más, pero sosteniendo que cuenta con el apoyo de un soberano que vota y de unas “oposiciones” de negociantes e ingenuos que para el 15F-09 decían “No es No” pero que ni por la mente les pasó desatender la orden de votar expedida por el jefe único.
20.- Y se hace inevitable ratificar en esta hora que vivimos un momento que anuncia profundas conmociones. No es verdad que el electoralismo guerrero y el claudicante-negociador podrán mantener controlado indefinidamente al colectivo. Todo populismo está ligado a la inversión y en el corto y mediano plazos es materialmente imposible lograr fondos para seguir el fraude de esta compra-venta revolucionaria.
21.- Y conste, los muros de contención del colectivo no van a operar indefinidamente. Con las policías y los cuarteles encabezados por el CNE y el apoyo internacional, con “los hermanos cubanos” a la vanguardia, no se va a lograr la consolidación de Venecuba.Más allá de oficialismo y “oposiciones” está la voluntad de un colectivo que se levantará sin votos-balas, pero con conciencia y organización, para sacar a Venezuela del fraude-trampa que la convierte cada vez más en un ex país.

Venezuela conmemora hoy 20 años del "Caracazo"


Así lo reseñó Noticias24:




Venezuela conmemora 20 años del “Caracazo”, una protesta popular causada por la subida del precio de la gasolina, que dejó centenares de muertos, y que el presidente venezolano, Hugo Chávez, señala como germen de su “revolución bolivariana”.

El alza de los precios del combustible formaba parte de las políticas decretadas por el entonces presidente Carlos Andrés Pérez (1974-79/89-93), dentro del paquete de medidas de corte neoliberal coordinado por el Fondo Monetario Internacional (FMI) para hacer frente a la crisis económica que afectaba al país.

La revuelta, que se extendió por tres días, estalló el 27 de febrero de 1989 y degeneró en una ola de saqueos y desórdenes públicos en Caracas, y otras ciudades del interior del país, que fue sofocada a tiros por el ejército y la policía, bajo un plan de seguridad especial ordenado por Pérez.

La cifra real de muertos en el “Caracazo”, que oscila entre 300 y 3.000, según diversas fuentes, sigue siendo una incógnita de la historia reciente venezolana.

La Fiscalía solicitó en 2007 formalmente la extradición del ex presidente Pérez, de 86 años, y mermado de salud, para imputarlo por “cooperador inmediato en el delito de homicidio” en las masacres ocurridas en el “Caracazo”, aunque hasta el momento sigue viviendo en Miami (EE.UU).
Veinte años después, Venezuela, quinto productor mundial de petróleo y país fundador de la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP), cuenta con uno de los precios de la gasolina más baratos del mundo (0,05 dólares el litro).

Hasta ahora, ningún Gobierno se ha atrevido a subir el precio del combustible, como recomiendan algunos economistas, y, aunque se ha planteado en diversas ocasiones, nunca se ha efectuado.

Chávez solicitó en 2007 a Rafael Ramírez, ministro de Energía y Petróleo y presidente de la estatal Petróleos de Venezuela SA (PDVSA), un informe sobre un posible alza de precios en la gasolina, sin que se hayan adoptado medidas al respecto.

Chávez, que en 1992 participó en un fallido golpe de Estado, se refiere habitualmente al “Caracazo” como el origen del descontento popular de las clases más desfavorecidas de Venezuela que, a su juicio, desembocó en su victoria en las elecciones presidenciales de 1998.

Por el momento, Venezuela parece no sufrir aún el impacto de la crisis económica internacional, algo de lo que se jacta Chávez, aunque los precios del petróleo han caído bruscamente en los últimos meses en más de cien dólares.

En lo que va de año, el precio del barril de petróleo registra una media de 36 dólares, muy por debajo de los 60 dólares por barril tomados como referencia en el presupuesto nacional, en el que la exportación petrolera representa cerca del 50 por ciento del aporte.

A lo anterior se añade la tasa de inflación, la más alta de Latinoamérica, y que en 2008 cerró en 30,9 por ciento, algo que el Gobierno no ha conseguido manejar a pesar de políticas como el control de precios de algunos productos y la tasa de cambio fija.

El presidente venezolano culpa a las políticas neoliberales impulsadas por organismos como el FMI y el Banco Mundial (BM) de los problemas económicos de la región, considera que la actual crisis económica es del “capitalismo” y plantea su “socialismo del siglo XXI” como alternativa.

Chávez, que celebró a principios de este mes sus diez años al frente del país, afirmó asimismo su intención de conmemorar el 27 de febrero como origen de la “revolución” que él preconiza para Venezuela.

No obstante, hasta el momento no se ha confirmado si se celebrarán actos oficiales de conmemoración con su asistencia.

jueves, febrero 26, 2009

"Ante la crisis" ("...estamos ante una emergencia nacional..."Advierte Economista Domingo Maza Zavala).


POR: DOMINGO MAZA ZAVALA.

La esperanza del Gobierno es que los precios del petróleo se recuperen en el corto plazo, lo que le permitiría evitar los efectos más graves y agudos de la crisis, sin perder apoyo político. Existen algunos recursos en divisas que pueden servir para mantener este año la política de expansión que ha venido aplicándose desde el último trimestre de 2003, gracias a los elevados ingresos petroleros; la buena recaudación de impuestos internos, además de la eficiente actuación del Seniat, también se basa en la expansión sustentada en el ingreso petrolero.

Al contraerse éste en una proporción estimada en 60% para este año, el ingreso tributario disminuirá, en el supuesto de que el Gobierno no recurra al aumento de la presión tributaria, como es posible. Para que la tasa de crecimiento económico se sitúe en 5%, como el año pasado, se requiere que el gasto público aumente 15% y que las importaciones de bienes se mantengan en 50 millardos de dólares como en 2008.Esto último supone la disposición a “quemar” parte de las reservas internacionales del BCV y parte de los recursos en divisas de Fonden y Bandes. A pesar de ello el desempleo aumentaría hasta 10% u 11%. Tampoco podrá evitarse que la inflación sobrepase 30%.

En 2010 los recursos gastados en el presente no existirían y nuevos recursos serían muy difíciles de obtener, salvo que el Gobierno recurra a vender activos de la República o que negocie petróleo a futuro.

Si la OPEP en marzo decide un nuevo recorte de producción para apuntalar los precios, la producción venezolana será menor que la actual y el ingreso más reducido. Recurrir a los mercados financieros internacionales en demanda de crédito con un índice de riesgo en máximo histórico y la sombra de la crisis financiera mundial proyectándose sobre esos mercados, sería prácticamente inútil.

Si el Gobierno adoptara la actitud a que me refiero su política se inscribiría en la orientación neoliberal u ortodoxa: dejar hacer, dejar pasar, esperar que la economía retome la ruta de la recuperación. Sería contradictorio con el proclamado socialismo bolivariano o del siglo XXI. Para ello, en primer lugar el Gobierno tendría que decir la verdad al país: la crisis nos afecta por múltiples vínculos con la economía mundial y si se tienen algunos recursos ahorrados serían para fortalecer mecanismos y actividades que compensen en lo posible la declinación del ingreso petrolero. Estos medios no son únicamente los que administra el sector público, sino los que puede movilizar el sector privado.

En verdad, sin exageración, estamos ante una emergencia nacional. Es posible que la recesión económica mundial se abrevie en el tiempo y se haga menos grave que lo previsto, lo que no va a ser resultado de la propia dinámica del sistema sino de la estrategia del Estado de los países desarrollados ­y de los que tienen otro signo, como Rusia y China­ para movilizar recursos y tomar decisiones que permitan la reactivación privada; pero nadie puede garantizar razonablemente que esa estrategia alcance sus objetivos.

Lo probable es que los resultados requieran tiempo y más recursos, porque hay que afectar en uno u otro sentido no sólo a instituciones financieras y grandes corporaciones sino también a los millones de consumidores y trabajadores que constituyen la red básica de la dinámica económica.

La estrategia ante la crisis que se adopte en Venezuela no puede fundarse en la hipótesis aventurera de que los precios del petróleo volverán a los niveles de precrisis en uno o dos años. Lejos del neoliberalismo, lo que se impone es una actuación planificada de los actores de la vida nacional, principalmente el Gobierno, pero necesariamente también los de la empresa privada, los trabajadores y los consumidores.

Fuente:El Nacional

"Venezuela si es vulnerable a caída del petróleo" dice Ministro de Finanzas venezolano Alí Rodríguez Araque.


Ministro de Finanzas: Venezuela es vulnerable a caída de precio del crudo

Caracas.- El ministro de Economía y Finanzas, Alí Rodríguez Araque, declaró hoy poco antes de leer su memoria y cuenta ante el parlamento que aún es muy temprano para hacer predicciones sobre el comportamiento de los precios petroleros en los próximos años, pero que de continuar su descenso seguramente Venezuela sufrirá las consecuencias.

El funcionario dijo en la antesala al hemiciclo de la Asamblea Nacional que el país hasta ahora no ha sufrido mayores consecuencias debido a la fortaleza que se manifiesta en el nivel de las reservas internacionales y el Fondo de Desarrollo Nacional (Fonden) que alcanzó a acumular 57 millardos de dólares en cinco años.

También mencionó el incremento del nivel del fondo de inversión Chino-Venezolano que fue aumentado recientemente a 12 mil millones de dólares, caudal que "está siendo aplicado para inversiones productivas".

Tras sus declaraciones de ayer, en las que sostuvo que Venezuela puede conservar su estabilidad durante los próximos tres años, aclaró que ello dependerá del comportamiento del precio del petróleo, cuya caída puede soportar el país durante 2009, a su juicio.

"De mantenerse esta situación en los próximos años, seguramente Venezuela también sufriría las consecuencias", declaró Rodríguez Araque, aunque indicó también que "es muy temprano para hacer predicciónes, sobre todo en lo relativo a los precios del petróleo, que aún en épocas de gran volatilidad siempre ha sido difícil predecir".


miércoles, febrero 25, 2009

"Mensaje a la Nación" ("...¡estamos quebrados! Absolutamente hundidos en la miseria... viene es eneas con burrundanga...La revolución está limpia")

POR:ELIDES J. ROJAS L.

La crisis económica retrasará los espectaculares beneficios del socialismo en Venezuela
La verdad es que no sé exactamente cómo comenzar esta cadena nacional. Eso es raro. Muy raro. Si de algo no sufro, ni he sufrido nunca, es justamente de miedo escénico. Tampoco me ha temblado el pulso para desdecirme o recular. Basta recordar el caso del Banco de Venezuela o el del Sambil. Ni pena me da. En eso estoy curado. La mentira tampoco me asusta. Las digo como cualquier político, aunque en algunas oportunidades debo reconocer que se me va la mano. Pero, vamos, tampoco es tan grave. Lo que ocurre, y ese es el caso de la cadena de hoy, es que les voy a decir una verdad grave y dura. La mamá de las verdades.

Queridos compatriotas revolucionarios, ¡estamos quebrados! Absolutamente hundidos en la miseria. Somos una nación en estado de pobreza crítica. Lo que viene es eneas con burundanga. La revolución está limpia.

¡Uff! Ya lo dije. Ahora, soldados de la revolución, ustedes se preguntarán que cómo es eso de que estábamos blindados, de que el socialismo es inmune a los males del capitalismo, que el capitalismo estaba muriendo, que aquí no entraba ni coquito. Fácil. Otra mentira. Y grandota. La clave, la prioridad, era sacarles el voto en febrero, poder reelegirme eternamente con ese CNE que sí está efectivamente blindado y quitarme esa preocupación tan grande que no me dejaba ni trabajar.

La cosa es sencilla. Aquí no producimos nada. La revolución necesita otros 50 años para siquiera empezar a producir marranos y mangos. Lo único que tenemos es petróleo y hasta en eso estamos fallutos. Pdvsa está en la lona. Igual pasa con las empresas de Guayana. Dependemos exclusivamente de la salud del capitalismo mundial, muy especialmente de Estados Unidos, para que los grandes imperios consuman bastante crudo y nosotros lo vendamos más caro. Así podemos decir, coba al fin, que estamos haciendo una revolución y que seremos una potencia mundial. Pero, si falla el capitalismo, nuestro socialismo se embarranca.

Así que tendremos que tomar unas medidas muy dolorosas. Habrá que detener el poderoso plan que hemos desarrollado en estos 10 años de construcción de viviendas, suspender el desarrollo del Eje Apure-Orinoco, paralizar el programa de reconstrucción y asfaltado de calles, congelar el excepcional impulso agrícola que adelantaba la revolución, frenar el proyecto Cero niños de la calle y Miseria cero que ha dado tan buenos resultados. No podremos continuar las inversiones en el sector eléctrico ni podremos concluir la modernización de la red vial del país. Y, lástima, se retrasará el vertiginoso desarrollo turístico que ya se estaba notando. Entenderán que tendremos que suspender el plan contra la inseguridad y el crimen que era todo un éxito y también sufrirá el proyecto de pleno empleo que todos disfrutábamos. Y, además, devaluaremos el bolívar fuerte. Pero, tranquilos. Yo estoy al frente.

erojas@eluniversal.com

martes, febrero 24, 2009

Venezuela registró la tasa más alta de miseria entre 60 países


POR: SUHELIS TEJERO PUENTES.

La elevada inflación ha provocado que las medidas económicas sean menos efectivas

Venezuela no logró avances en la implementación de medidas que permitieran una política económica efectiva. De acuerdo con la medición realizada por la agencia Bloomberg, Venezuela llegó al último lugar en un conteo entre 60 países de todo el mundo, con un porcentaje de 36,8% de tasa de miseria.

El indicador, creado por el economista estadounidense Arthur Okun, es el resultado de la suma de la tasa de inflación y la de desempleo de cada país que, según el experto, demostraba si una nación desarrollaba políticas económicas desastrosas o, por el contrario, acertadas.

Venezuela, que registró al cierre del año pasado una desocupación superior a 6% y una inflación cercana a 31%, comparte los últimos cinco peldaños del informe con países como Suráfrica, Ucrania, Egipto e Islandia.

Si bien el porcentaje de desempleados se ha reducido consecuentemente en el país, no ocurre igual con el índice de precios al consumidor. Esto provoca, basado en la definición de la tasa creada por Okun, que otros factores importantes como el crecimiento económico, por ejemplo, no permean hacia las capas sociales si en el camino se mantiene una alta inflación o un elevado grado de desocupación.

De acuerdo con los datos suministrados por Bloomberg, que se encarga de realizar el análisis cada año, el país retrocedió un puesto con respecto al período anterior, cuando había registrado un índice de 30,3% que colocaba a Venezuela en el penúltimo lugar de la lista.

Entre las naciones latinoamericanas, México tiene las mejores condiciones, con una tasa de miseria de 10,6%, seguido de Brasil y Chile, con 12,54% y 13,8%, respectivamente.

Le siguen naciones como Argentina, Perú, Uruguay, Colombia y, por último, Venezuela.

La tasa de inflación, en el marco de una economía sometida a controles de cambio y de precios, no ha podido ser controlada por el Ejecutivo, mientras que el desempleo ya alcanzó el punto en que será difícil reducirlo más, según han reconocido funcionarios en el pasado.

Si bien el Gobierno nacional califica como un éxito su lucha contra la pobreza, en el transcurso del año pasado surgieron las primeras señales que indican la erosión que genera en los ingresos salariales la elevada inflación que sufre el país.

Analistas como el sociólogo Luis Pedro España, de la UCAB, han señalado que el avance de los precios es un factor de riesgo en la lucha contra la exclusión social.

En Venezuela la tasa de la pobreza medida por ingresos cerró en 26% en el año 2008, según reportó el Instituto Nacional de Estadística (INE).

En otros aspectos, la Organización para el Desarrollo Industrial de la ONU indicó en un informe que los países más pobres necesitan ayuda de los más ricos para explotar las manufacturas, en lugar de los recursos naturales o la agricultura, si quieren salir de la pobreza.

La agencia de noticias Reuters reportó que el ente de la ONU señaló que los países pobres deben fabricar más y tener mejores accesos a los mercados para expandir sus economías.

Kandeh Yumkella, director de la entidad, dijo que un fracaso en ayudar a cerca de 1.000 millones de los más pobres de 60 países que viven con menos de un dólar por día podría generar una migración masiva y aumentar la inseguridad mundial.

El funcionario agregó que la crisis financiera no debe usarse como excusa para impulsar medidas proteccionistas que podrían dañar a los más pobres.

Las exportaciones manufactureras representaron 81% de los envíos mundiales registrados en 2005, señaló el funcionario. Mientras las materias primas pueden dar una fuente de dinero fácil, los países pobres con grandes recursos naturales a menudo ven caer la producción industrial durante un auge de las materias primas.

Los descubrimientos de oro o petróleo pueden absorber mano de obra, elevando el precio de los bienes y alejando a la economía de las exportaciones, advierte el informe.

lunes, febrero 23, 2009

"El laberinto del fauno" ("...afán por construir el país de esclavos que el socialismo necesita")


POR:SAUL GODOY GÓMEZ.

Este gobierno forajido y sus cómplices no quieren un país de gente honesta y respetuosa de las leyes, no, eso, para ellos, es un problema, necesitan, al contrario, transgresores, sospechosos y sinvergüenzas, a su imagen y semejanza. ¿Pero cómo hacer para convertir un país de gente honesta y buena en criminales? La respuesta está en una Asamblea Nacional colaboracionista y el complaciente Tribunal Supremo, que se pliega sin resistencia a los deseos del jefe de la banda. Para lograr el objetivo, se llenó la Asamblea de gente sin criterio propio, de advenedizos y complacientes manos-alzadas, para crear el perverso mecanismo de aprobar leyes imposibles de cumplir, Chávez no cree en congresos ni asambleas, es un anti parlamentarista a ultranza, de modo que, lo que tenemos no es sino una caja de resonancia de su voluntad y, qué más prueba de lo que afirmo que lo que hicieron con la enmienda constitucional para perpetuar en el poder al tirano con el aplauso de los magistrados, nos obligaron a ir a un proceso anticonstitucional, ilegal para que tengamos que violar a la carta magna para defenderla.

He allí el gran truco de magia socialista, ¿quieren leyes? Pues leyes les daremos, y por medio de la infame entrega de la facultad legislativa al Presidente, vía las leyes habilitantes, se implantó esa correa transmisora que mueve la factoría de normas absurdas creadas en Miraflores, que han llenado a la sociedad venezolana de preceptos que regulan todo, hasta el mínimo detalle, que exigen requisitos, uno más rocambolesco que el otro, que paralizan toda gestión del ciudadano ante el Estado, que interfieren en la actividad empresarial, que hacen imposible la relación laboral y minan de obstáculos la menor solicitud de un ciudadano hacia la administración pública, sea esta un permiso, un simple documento de identidad, una licencia de exportación o un requerimiento de divisas.

Todo, absolutamente todo, está regulado hasta el cansancio con dos objetivos: El primero, paralizar el país y hacer que todo dependa de la potestad y el criterio de un funcionario público al servicio de una agenda del miedo; la segunda, hacer del simple ciudadano un criminal. Las leyes chavistas son tan absurdas que nadie las puede cumplir, con lo que hace a la sociedad sospechosa de ilícitos, de allí la actitud de los órganos represivos del Estado como el Seniat, Conatel, Onidex, Sudeban o la nueva policía económica que es el Indepabis que presumen la mala fe de antemano y de allí sus actitudes para con el comerciante y el empresario productivo de "manos contra la pared". Todos estos organismos parapoliciales que incluyen alcaldías, ministerios, consejos comunales y otras dependencias de la administración pública, han creado una red nacional de observatorios panópticos que tienen vigilados a los ciudadanos que no han podido cumplir con las leyes, y cuyas infracciones los convierten en enemigos de la revolución y por ende en traidores a la patria (cuando no en especuladores, explotadores, capitalistas salvajes, acaparadores y un largo etcétera de epítetos). Pero lo más importante, son leyes, organismos y funcionarios cuyo fin primordial es "negociar" con el infractor, lo chantajean para que la revolución y el socialismo avancen en los cuadros de mayor resistencia al proceso. ¿Quieres la renovación de tu concesión? ¿Necesitas el permiso o que te llegue el servicio público? Pues entonces tienes que decir, hacer, contratar, comprar y publicar lo que yo te diga, como, cuando, donde y con quien, a qué precio y en qué condiciones, y para rematar, como te estoy ayudando, una pequeña contribución para tu amigo revolucionario no vendría mal. El que se niegue aceptar estas imposiciones corre el riesgo cierto de ser "nacionalizado", es decir, un piquete de la reserva y la milicia te ocupa el negocio, lo saquean, lo arruinan y si quieres protestar, demándanos -dice el Estado- en los tribunales revolucionarios.

En el país, los funcionarios tienen una discrecionalidad absoluta, en contra del Estado no hay posibilidades de defensa, la carga de la prueba siempre la tiene el infractor, se supone que hay un Estado de Derecho porque hay leyes y un poder judicial "autónomo e imparcial", bajo estas condiciones ¿Quién puede acusar al gobierno socialista revolucionario bolivariano de no ofrecer las garantías suficientes para que exista un Estado de Derecho? Además, tenemos la mejor Constitución del mundo, esa que dice que la soberanía reside intransferiblemente en el pueblo (al que se le desconoce sus decisiones cuando van en contra del gobierno), y que vivimos en un Estado de Derecho, premisas que son pisoteadas con regularidad por el comandante revolucionario, la Asamblea Nacional y el Tribunal Supremo en su afán por construir el país de esclavos que el socialismo necesita.

Fuente:http://www.eluniversal.com/2009/02/23/opi_art_el-laberinto-del-fau_23A2233101.shtml

domingo, febrero 22, 2009

"¿Y ahora qué?.Los de a pie.Batalla Colosal.La oposición" ("...camino abierto...proyecto político alternativo")

POR:CARLOS BLANCO/TIEMPO DE PALABRA.


Nadie atendió el hecho de que la mentira sólo aplaza el desencanto pero no lo elimina.

¿Y ahora?

El país disidente ha experimentado una derrota que no conviene disfrazar; ésta tiene un rostro gris, sin dientes, con ojeras, mirada color naufragio y una mueca espeluznante. La derrota, como todo crimen, tiene sus atenuantes; en la contabilidad menuda se ven claroscuros que permiten evaluar la profundidad de la desdicha.

Unas son mayores y otras menores; pero, lo que no conviene al entendimiento es decir que una derrota es una victoria y que una victoria es una derrota, aunque la una pueda conducir a la otra. Las derrotas son huérfanas, nadie quiere asumirlas porque, al parecer, quebrantan la voluntad. En realidad, pueden abrir caminos.
LOS DE A PIE. Es mal consejo pretender dorar la amarga píldora. La idea de bailarles el muñeco a los ciudadanos para disminuir su abatimiento es despreciar su inteligencia. Se les dijo que el 15F se definía el destino del país; y ahora es irrespetuoso plantear que no era más que un episodio secundario. Tampoco es conducente afirmar, mediante complejos ejercicios estadísticos, que, viéndolo bien, el Gobierno fue el que salió derrotado. No se puede esconder con la matemática un hecho político inmenso. Es repetir lo que intentó Chávez el 23N, cuando sacó ese lapicito con que hace cuentas embusteras e intentó mostrar que sus descalabros electorales no eran realidad. Quiso sumar camaradas con tenientes para mostrar inexistentes victorias requeridas por sus desmoralizadas tropas. Por supuesto que podía reclamar que el revés no era total; pero quiso disimularlo.

El revés opositor tampoco es total. Es posible que poco a poco, a través de sucesivos actos electorales, las fuerzas democráticas ganen espacios; pero también es posible que no ocurra así. A nadie consuela y a muchos, incluidos chavistas, enfurece, la perspectiva de que la recuperación democrática sea un proyecto a 25 años plazo. Por otra parte, cada acto electoral puede no crear precedente con respecto al siguiente porque las condiciones que los rodean son diferentes.

Los ciudadanos que participaron con el No experimentaron una derrota que más que un hecho político es una calamidad existencial. Hay tristeza en casi todos; desesperanza e incertidumbre en muchos. Estos sentimientos de pérdida requieren un duelo y su función es reconocer lo perdido. El duelo en política lleva a encajar el golpe, a reconocer errores, a pensar en lo que se ha debido hacer y no se hizo, y en lo que se hizo y no se ha debido hacer.

BATALLA COLOSAL. El hecho admirable de este reciente desafío ha sido la desproporción entre los contendores: toda la máquina aplastante del Estado enfrentada a millones de ciudadanos sin más recursos que su voluntad. No es que del lado de Chávez no haya mucha gente; la diferencia radica en que se enfrentan parapetados detrás del dispositivo estatal, manejado de modo implacable, sin ninguna contención moral o legal. En la otra orilla navegaban ciudadanos comunes, sin recursos financieros y apenas con partidos debilitados, empobrecidos y confrontados entre sí. Este combate habla de una proeza ciudadana y se constituye en un capital político y social de cuya conservación depende el destino democrático de Venezuela. Destacan con singular brillo los estudiantes, encargados de una tarea que otros no asumieron.

Fue una pelea entre el Estado y la sociedad civil, sin que ninguna contención fuese posible. Chávez hizo todo lo que quiso; su única vacilación ocurrió después del asalto a la Sinagoga por el escándalo mundial que produjo. Del resto, el poder hizo trizas las condiciones del ejercicio democrático. Su instrumento fue el miedo. Pero, hay más que miedo; Chávez encarna una idea redentora y quienes se le oponen no articulan la suya.

LA OPOSICIÓN. Para perder no basta que el otro sea fuerte sino que el débil tenga estrategias equivocadas. Convendría un debate descarnado no sometido al chantaje al que Chávez somete a los suyos: si discutes, le das armas al enemigo; cuando, en realidad, lo único que impide meter las extremidades es la discusión abierta.


La participación en un referendo que la propia oposición había señalado como inconstitucional envió un mensaje básico contradictorio al electorado que se propuso conquistar; no impidió que varios millones votaran por la propuesta pero, tal vez, no sumó a un sector indispensable. Por otra parte resulta trágico que la dirección opositora se haya convertido en garante de la legitimidad de un CNE espurio para evitar que la abstención se incrementara; de esta forma se trata como débiles intelectuales a unos ciudadanos que podrían incorporarse a la lucha por condiciones electorales higiénicas, limpias y libres, sin que el reconocimiento del horror que es el CNE necesariamente lo lleve al desaliento. Una parte de la dirección opositora engañó al electorado al asegurarle que había condiciones aceptables cuando, como se sabe, estas votaciones no fueron libres ni limpias.

Los planteamientos de Súmate fueron minusvalorados; los que formula Esdata fueron desconocidos; los alertas del Movimiento 2D, eludidos; los de algunos políticos y analistas, ignorados. Sus posiciones fueron ahogadas, so pretexto de impedir la desesperanza, sin atender al hecho de que la mentira sólo aplaza el desencanto pero no lo elimina. Cualquier crítica era y es sometida al chantaje porque supuestamente divide a la oposición, cuando la realidad es que la uniformidad y la ausencia de debate son las típicas conductas que el chavismo ha impuesto a los suyos.
El reconocimiento del resultado anunciado por el CNE sin atender a la investigación sobre posible alteración de los resultados es un suicidio. Henrique Salas Römer, voz poderosa de Carabobo, ha mostrado cómo los resultados presentados por el oficialismo son totalmente falsos. Si se adulteran las cifras de la inflación y de la pobreza, si se disimula el monto de los recursos regalados a otros países, si se oculta el trasiego ilegal del oro y el moro hacia Cuba, si nadie sabe lo que hay en el Fonden, si es un secreto lo que produce Pdvsa, por qué razón no se ha de evaluar el escándalo que significa la manipulación de las cifras.

Las encuestadoras forman parte del debate. En una sociedad equilibrada, las encuestas constituyen un elemento más del escenario y su influencia tiene contrapesos. En esta sociedad autoritaria, algunas empresas se han transformado en actores políticos, propagandistas de la invencibilidad de Chávez, al que ayudan a consolidar su poder. Su papel es más complicado cuando podrían tener contratos con el Estado, directos o no, con claros conflictos de interés.

La unidad necesaria pasa por un debate sano, sin chantajes al modo de Chávez, sobre los caminos que tiene ante sí la disidencia democrática. Aunque hoy haya tristeza, el camino está abierto para un proyecto político alternativo.

sábado, febrero 21, 2009

El discípulo de Fidel Castro haciendo su tarea.


POR: ARCANGEL VULCANO

Hugo Rafael Chávez Frías es un caudillo político muy ambicioso, populista, demagógico, con fuertes tendencias autoritarias, con una visión totalitaria, militarista, hegemónica y autocrática, que se ha convertido deliberadamente y por imposición de las circunstancias políticas e históricas en el aventajado discípulo y heredero del proyecto político totalitario de Fidel Castro.

Chávez es ya en si mismo un fenómeno político y sociológico digno de ser estudiado y jamás subestimado. Hay que admitir que posee un gran carisma; es muy habilidoso, audaz, atrevido, incansable, voluntarioso; pero lo más negativo, es que engaña a buena parte del crédulo pueblo venezolano y latinoaméricano mediante la aplicación de estrategias y tácticas falaces.

Chávez es un consumado histriónico, emplea su capacidad de buen comunicador mediático como un encantador de serpientes, y mantiene aletargado a parte de sus compatriotas venezolanos y latinoaméricanos, haciendo uso indebido de sus promesas de redención social y sus dádivas; posee un gran olfato político para intuir fríamente las mejores oportunidades para implementar sus movimientos políticos; Chávez es muy calculador, ha aprendido a medir los adecuados tiempos políticos, conoce a fondo el más íntimo sentir de los sectores populares excluidos y desposeídos, juega con eso como le da la gana, aplica sin anestesia las recetas populistas, e inocula el mortal virus del odio social entre ricos y pobres, sin medir las consecuencias para procurar polarizar a la sociedad y mantenerse en la cresta de la ola de la contienda febril; se maneja como una suerte de Robin Hood moderno, que aparenta quitarle a los ricos para darles a los pobres, pero alienta tras bastidores la conformación de una nueva casta de nuevos ricos oligarcas privilegiados, en el seno de su régimen y por todo el continente.

Chávez no pareciera tener escrúpulos ni límites a la hora de planificar, organizar, desplegar y ejecutar sus perversos y ambiciosos planes de expansión del proyecto político seudo revolucionario, que defiende y para el cual trabaja sin pausas ya sin disimularlo, (el del comunismo internacional) pero aplicando en realidad recetas de capitalismo de estado, y no socialistas; pero él no actúa sólo, es la estrella, el cabeza visible de un proyecto político continental de corte socialista que dirige el denominado "eje del odio" repotenciado, que no es más que el lobo del comunismo encubierto actualizado con ropaje de corderito (edulcorado); para lo que emplea los mismos métodos, las repetidas probadas estrategias y tácticas de guerra, los mismos íconos, símbolos y consignas periclitadas y oxidadas de la vieja izquierda revolucionaria comunista, tales como, la violencia (golpes de estado, guerrilla armada), la propaganda brutal, los mensajes subliminales encubiertos de guerra psicológica; el inoculado odio social y racial; el insentivo de la desgastada pero siempre usada lucha de clases entre pobres y ricos alentando la envidia, la codicia, el resentimiento entre hermanos de un mismo pueblo; armando grupos de mercenarios y milicianos adoctrinados para usarlos como mecanismos de choque, presión, coacción, disuasión, chantaje, persecución, hostigamiento, amenazas y criminalización en contra de la sociedad civil disidente; utilizando semblanzas convirtiéndo en mártires a inmisericordes guerrilleros como el Che Guevara, Marulanda, Raúl reyes; el uso indiscriminado de simbolismos inspiradores para sus fanatizados milicianos y partidarios, como el puño cerrado, el color rojo, las canciones de protesta, la difusión ininterrumpida del viejo eslogan modificado "patria, socialismo o muerte, venceremos", etc (comunismo trasnochado); la idolatría y el endiosamiento de los jefes supremos como Castro, Mao, Lenín, Estalin. Chávez sabe el rechazo mayoritario de la población pacífica por el empleo de la violencia y todos estos métodos falaces, por eso, Chávez disfraza sus verdaderas intenciones, pero es un aventajado discípulo de Fidel Castro, y uno de los principales financistas y sostenedores del resucitar de todos los movimientos guerrilleros y políticos de corte seudo revolucionarios de izquierda más radicales y violentos, emblematizados y estigmatizados como anti capitalistas, anti imperialistas y anti estadounidenses, que están operando en América Latina desde hace décadas infiltrados en todas partes, y que ahora han experimentado un nuevo impulso con el cínico y mal disimulado financiamiento con el cuantioso y multimillonario dinero del petróleo de la patria de Simón Bolívar, usado delictivamente por el caudillo barinés, puesto a la orden del proyecto internacional comunista, con esos recursos nada desestimables, porque también con la usurpación del legado y los ideales del Libertador, que son realmente muy mal usados, desnaturalizados y deformados, colocados como pretexto, excusa y mampara para justificar los excesos de la mal llamada revolución bolivariana que no es tal.

Chávez encarna y ejerce de hecho un nuevo y muy conveniente liderazgo para esos grupos que han venido ganando elecciones infiltrados en partidos políticos de inspiración marxista leninista edulcorados como progresistas socialistas, principalmente en Ecuador, Bolivia, Brasil, Nicaragua, Argentina, Paraguay, Uruguay y ganando terreno en Perú, Colombia, El Salvador, Guatemala, Honduras y hasta en México.

Chávez es la nueva esperanza de esos movimientos seudo revolucionarios, en su viejo afán de concretar sus antiguos planes de penetración progresiva del comunismos en América, y que vienen resurgiendo, y negarlo sería un error en el análisis. Chávez es mucho más que un líder local exitoso, que actúa como un dictador constitucional, de hecho lo es, porque ha impuesto su voluntad usando a su antojo al resto de los poderes públicos, mediante la anuencia de "algunos" de sus cómplices en Venezuela, pero el proyecto político para el que opera es expansionista, Venezuela le sirve de base de operaciones con el respaldo del petróleo .Quienes lo combaten electoralmente no deberían ignorar esta difícil, amenazante y riesgosa realidad, ni olvidar jamás, que están luchando contra un adversario formidable, inescrupuloso, despiadado, y que la dura lucha que ha de librarse efectivamente ante su ilimitado poder, no se tratará de ningúna manera, de enfrentar eficazmente únicamente a un sólo individuo actuando aisladamente por su ambición personal -que también lógicamente la tiene- sino que tiene tras de su figura autoritaria, carismática y emblemática, un contingente de movimientos políticos muy bien adoctrinados, entrenados, adiestrados en la compleja, difícil y dura lucha política, gente muy adiestrada en el hostil combate político de distinta naturaleza, pero también en la lucha armada; muy sagaces, experimentados, audaces, habilidosos, indoblegables, constantes, dispuestos "a todo" (a morir si es necesario) en la lucha por imponer sus ideales y causas al resto de la sociedad que es democrática, en la ardua tarea por concretar y alcanzar sus inconfesables fines; por tales motivos hay que recordar permanentemente que para ellos siempre "el fin justifica los medios"; comprenderlo es la primera indispensable y esencial condición para encontrar, aprender y aplicar adecuadamente las fórmulas precisas para vencerlos, para contrarrestar y neutralizar los perniciosos efectos de sus acciones y movimientos políticos. No hay que olvidar jamás que Chávez no es un auténtico demócrata sólo finge serlo.

De tal manera que no sólo los venezolanos estamos ya sufriendo los serios efectos del negativo y perverso impacto de la aplicación del proyecto castro chavista de corte totalitario y de inspiración marxista leninista, llevado adelante sin cesar por estos grupos políticos radicales extendidos e infiltrados por todo el continente, sino que pareciera que su acción directa y efectiva ya se extiende como una virulenta enfermedad muy contagiosa, por toda Latinoamérica. El aventajado discípulo de Fidel Castro está haciendo su tarea.

"¿Reinventar los partidos? ¿Cómo?" ("...si los 5 millones que votaron por el No estuvieran organizados...Chávez estaría contra la pared...")


POR:FAUSTO MASÓ.


Bienvenida la derrota del 15 de febrero, si la oposición deja de despreciar a los supuestos tontos que por millones votan por Chávez; si se une de verdad, verdad; si los partidos trazan su política ellos mismos, no se la confían a agencias de publicidad y expertos en mercadeo. Es decir, si se reinventan. ¿Estos partidos están a la altura del momento? No, pero no hay otros.

Ayer los medios, la antipolítica, las ONG, los empresarios, ocuparon el lugar de los partidos con resultados penosos. ¿Sabrán los partidos forjar una verdadera unidad? Sólo ellos la lograrán, pero necesitan reinventarse con la ayuda de la juventud, con tal de que los estudiantes no les encandilen los aplausos.

Además, el 15 de febrero ellos también fueron derrotados: Chávez ganó las elecciones. En los 40 años de la IV República, los estudiantes organizaron marchas violentas a favor de la izquierda que dominaba las universidades; las elecciones las ganaban AD y Copei.

Nada reemplaza a los partidos, pero estos necesitan sangre fresca. El país requiere que esa juventud renueve desde la política a la cultura o la economía. Todo, con tal de que aprenda cómo hacerlo. No es fácil.

No hay nada malo en perder unas elecciones, lo terrible es repetir errores. El Sí ganó por 1,2 millones de votos. Chávez revirtió en 3 meses una desventaja de 15 puntos; pasó de perder un referéndum en diciembre de 2007 por 2 puntos a ganarlos por 10.

No hay que ahorrarles a los abstencionistas su culpa, a los que siguieron pidiendo no votar, volvieron de vacaciones para despotricar de los partidos, enviaban mensajes derrotistas por Internet.

Pero, ¿por qué vota Antímano o el estado Portuguesa por Chávez? ¿No se han enterado de cómo anda la macroeconomía o los asesinatos semanales en los barrios? O prefieren malo conocido que bueno por conocer. El antichavismo no es todavía una opción política: se limita a representar la indignación más que justificada de una parte de la población contra Chávez.

La oposición no está organizada en un frente, un foro, una convergencia; faltan cuatro años para las elecciones presidenciales. Chávez ya comenzó la campaña atacando a los posibles candidatos de la oposición.

Si los 5 millones de venezolanos que votaron por el No estuvieran organizados en partidos, Chávez estaría contra la pared… El PSUV no se presenta como un partido, y Chávez, a su vez, es el fruto de la antipolítica, su expresión fiel.

Consolarse no sirve de nada. Algunos buscan excusas para evitar la desmoralización de los votantes que afirman que nunca más volverán a votar. Estos electores creen todavía que ganaron el revocatorio, la elección presidencial de 2006 y ahora piensan que el No derrotó al Sí. Hay que decirles la verdad. Esta lucha no concluye en una fácil victoria, sino supone un largo camino, mucho tiempo y madurez.

En Estados Unidos, Greenspan acepta la nacionalización de los bancos. Con razón los críticos acusan a Obama de precipitación en su plan para enfrentar la crisis económica, pero saben que con la gravedad de la situación mejor dar palos de ciego que quedarse con los brazos cruzados.
El huracán que se aproxima necesariamente no arrasará con Chávez; unos partidos reinventados sí representarían la hora final del chavismo.


viernes, febrero 20, 2009

"Democracia herida" ("...un país que no se ha sometido a...la bota militar...")


POR:ÓSCAR LUCIEN.

Abuso de poder, obsceno ventajismo oficial, complot de los poderes públicos contra la voluntad popular expresada el 2 de diciembre de 2007 signan el proceso electoral del pasado 15 de febrero. Tinta no indeleble, problemas con la pantalla sensible de las máquinas de votación, campaña indebida el mismo 15F, abusos de coordinadores de centro y de funcionarios del Plan República ponen en evidencia que el ente electoral no es transparente y con su silencio es cómplice de la voluntad del candidato a tirano.

¿Cuál es el verdadero resultado del referendo del 15F?

Sencillo pero trágico: un tercio de los venezolanos inscritos en el registro electoral dio su visto bueno a una enmienda inconstitucional que hiere de muerte a la democracia en nuestro país al suprimir el principio fundamental de la alternabilidad en los cargos de elección popular. El anuncio del teniente coronel Chávez a sus simpatizantes reunidos en el Palacio Presidencial, luego de la oficialización de los resultados por la señora Tibisay, presidenta de la AEM (agencia electoral de Miraflores) también conocido por las siglas de CNE, es un fiel testimonio y confesión: “Hoy 15 de febrero ustedes han escrito mi destino político, que es mi destino personal”(sic). Perdió el país, ganó Chávez y con toda propiedad ratificamos que su revolución no es bolivariana: “Nada es tan peligroso como dejar permanecer durante largo tiempo en un mismo ciudadano el poder. El pueblo se acostumbra a obedecerlo y él a mandarlo: de donde se origina la usurpación y la tiranía”.

¿Qué hacer ante estos resultados?

Consciente de que muchos compatriotas se sienten hoy desesperanzados, me parece que lo esencial es evaluarlos adecuadamente en su conjunto. Pongo de relieve que a pesar de la intimidación, de la coacción, del chantaje, de la criminalización e incluso de la violencia, más de cinco millones de venezolanos rechazaron este fraude a la Constitución, esta burla a la soberanía popular. La reelección indefinida de Chávez, que se impone por el abuso y el ventajismo, estará en vigencia contra el sentimiento de más de la mitad de los venezolanos que la consideran inconveniente para la paz de la república, que están convencidos de que en nada contribuye a resolver los graves problemas de inseguridad, desabastecimiento, inflación, de déficit en la construcción de vivienda, de precariedad en la atención hospitalaria. De millones de venezolanos que están cansados de la imposición de una agenda política que en lugar de procurar la unión de los venezolanos, los divide y enfrenta.

Cinco millones de venezolanos de convicción democrática es una fuerza social enorme. Organizada y con un norte común constituye sin duda alguna un muro de contención esencial para defender la depredación del país de los avances del militarismo autocrático de talante totalitario que encarna el actual presidente, candidato a la reelección eterna.

Cinco millones de venezolanos que rechazaron valientemente con sus votos la inconstitucional enmienda, mas los seis millones de venezolanos que se abstuvieron de votar, muestran un país que no se ha sometido a los designios de la bota militar de Chávez.

Los resultados electorales de esta inconstitucional enmienda muestran una oposición democrática que ha aumentado su caudal de votos, una oposición que da signos de fortaleza y crecimiento en los grandes núcleos urbanos.

¿Qué hacer, nos preguntan familiares, amigos y amables lectores de esta página?

Mi humilde respuesta es muy sencilla: Que los cinco millones de venezolanos, que manifestamos nuestro radical rechazo a la violación de la Constitución, que ratificamos nuestra convicción de querer vivir en democracia y que estamos absolutamente convencidos que el modelo autocrático, militarista y de predominio castrista que quiere imponerse en nuestro país traerá la destrucción de la república no podemos desaparecer de la esfera pública y rumiar nuestro desconsuelo en la queja, el resentimiento y el abandono. Una tarea inmediata será la promoción de una ley de garantías electorales para contrarrestar el abuso presidencial. ¿La aprobará el actual parlamento? Seguramente no. Por eso la voluntad de esos cinco millones de venezolanos que rechazamos la reelección indefinida de Chávez tiene que tener expresión en la próxima y nueva Asamblea Nacional, y que ésta constituya un honesto y legítimo recinto constitucional de la pluralidad de la expresión política del país. Para mí este es el reto y un aliciente para fortalecer nuestra potencialidad y mantenernos firmes. Repito, cinco millones es una fuerza social enorme. Y ni el abuso, el ventajismo y la criminalización han podido silenciarla.


"Los Reyes de España visitan La Florida" (" ...450 años de Pensacola...importancia del legado histórico hispano...")


POR: DANIEL SHOER ROTH

El Nuevo Herald

Es poco frecuente ver sangre azul en Miami, y la que se deja ver, suele ser dudosa. Por eso cuando llega la realeza auténtica suenan los cañonazos de salva, figurativamente, y algunos afortunados que sueñan con ser parte de la aristocracia pueden codearse con los monarcas, al menos durante una velada.
Esa fue la experiencia vivida anoche por 400 personas que cenaron, por $1,000 cada una, junto a los Reyes de España, sus majestades Juan Carlos I y Sofía, en una gala de etiqueta en el hotel Biltmore que honró la haute cuisine ibérica. Una constelación de chefs estrellas prepararon el festín gastronómico y deleitaron el paladar de los comensales.
Los monarcas, de visita en la Florida para celebrar los 450 años de la fundación de Pensacola por colones españoles y participar en la Feria de Vinos y Alimentos de South Beach, fueron agasajados por todo lo alto con un derroche de lujo, como Miami muy bien sabe hacerlo.
Con su presencia, los Reyes inauguraron una larga e intermitente serie de eventos culturales, históricos y comerciales que en el próximo quinquenio aspiran a resaltar el legado hispano al establecimiento de la Florida. En el 2013, se conmemoran 500 años de la llegada del explorador Juan Ponce de León, quien designó el nombre del estado inspirado por su abundante flora, y en el 2015 se cumplen 450 años de la fundación de San Agustín, la ciudad más antigua de Estados Unidos.
"El papel de los españoles en la exploración y nacimiento de Estados Unidos sigue siendo una asignatura pendiente en el conocimiento a ambos lados del Atlántico de la historia de Norteamérica'', explicó Emilio Sánchez, presidente de la recién creada Fundación España-Florida 500 años, que pretende difundir estos hechos históricos.
"Transmitir el orgullo de la importancia del legado histórico hispano puede ser aprovechado por la comunidad hispana para enraizarse más en este país e incrementar su influencia política y cultural de la mano de ese cambio en la percepción histórica'', añadió Sánchez.
En 1559, el explorador español Tristán de Luna tocó tierra con 11 barcos en Pensacola, considerado el primer asentamiento europeo en lo que luego sería Estados Unidos, aunque la expedición fue diezmada por un huracán dos años más tarde. La bahía de Pensacola fue visitada nuevamente por otra expedición española 135 años después.
El jueves, la pareja real colocó una guirnalda en la Plaza Fort George ante el monolito erigido en memoria de Bernardo de Gálvez, quien ganó en 1781 a los británicos la Batalla de Pensacola, con la cual la Corona española recuperó Florida.
Niños vestidos con los colores de la bandera española y miles de personas con pancartas dándoles la efusiva bienvenida se enfilaron a lo largo de la ruta desde la playa de Pensacola hasta el centro de la ciudad en el noroeste del estado.
"Estamos agradecidos. Sin los españoles, no tendríamos la Florida'', les dijo a los monarcas el gobernador Charlie Crist, su anfitrión.

El momento cumbre para los entusiastas fue la alocución del rey Juan Carlos al mediodía desde el balcón del museo T.T. Wentworth en el casco histórico.
"Hoy estamos en Pensacola para decirles que España valora su compromiso para preservar el legado hispano. Estamos orgullosos de sus ancestros y admiramos como la descendencia (hispana) ha ayudado a construir este país'', expresó el monarca.

Fuente:El Nuevo Herald.

"Luz verde" ("...Chávez ha sido autorizado por el voto popular para avanzar en su proyecto totalitario...")


POR:MANUEL FELIPE SIERRA.

Hay dos maneras de analizar los resultados del reciente referéndum. Hasta ahora se ha escrito y dicho lo suficiente sobre los números arrojados por el CNE, que aseguran la victoria del Sí.
Los votos opositores, ciertamente, se incrementaron en relación con consultas anteriores. ¿Pero que se jugaba el 15-F? No se propuso una votación para elegir Presidente de la República o renovar los poderes públicos.
De allí que no tiene mucho sentido la expectativa creada por algunos partidos y medios de comunicación sobre cambios en la conducta del oficialismo y un eventual nuevo escenario favorable para la sociedad democrática. Lo que buscaba el régimen lo logró al despejar el camino para reelecciones vitalicias, las cuales en el caso presidencial se celebrarán dentro de cuatro años.
Pero el verdadero trasfondo de la emboscada concebida con ventajismo y alevosía por Chávez después de los comicios del 23-N del año pasado, era revertir el efecto provocado por la derrota de la reforma constitucional el 2-D de 2007. Ya en julio de 2008 había promulgado 26 decretos leyes por la vía habilitante que reproducen el articulado de la propuesta negada por la mayoría.

Es decir, mediante la manipulación y el uso desenfrenado de cuantiosos recursos económicos, Chávez ha sido autorizado por el voto popular (y esa será su argumentación) para avanzar en el proyecto totalitario. Los más de 5 millones de votos obtenidos por el No suponen un músculo suficientemente robusto para enfrentar lo que viene en el corto plazo y revela, además, una sociedad dividida en 2 pedazos. Pero no es una polarización convencional del juego democrático entre 2 bloques políticos que actúan en igualdad de condiciones. No es la disputa histórica entre republicanos y demócratas de Estados Unidos ni tampoco, en el caso venezolano, la puja quinquenal entre adecos y copeyanos. Ahora se trata de una confrontación entre factores abiertamente antagónicos e irreconciliables.
La resultante obvia es que al país le espera un nuevo tiempo de severa conflictividad política aderezada con el malestar social y un cuadro de complicaciones económicas. Es previsible por eso el regreso a los días tensos de 2002, 2003 y 2004. Ello le conviene y lo quiere Chávez.
La oposición no puede entonces sentarse plácidamente a esperar que maduren los mangos.