viernes, abril 30, 2010

"Reunificación y concertación democrática" ("...fortaleciendo nuestra estrategia democrática, pacífica y constitucional...")


POR:ANTONIO SÁNCHEZ GARCÍA.


A Henrique Machado Z.

1

Alegra y satisface constatar que a pesar de los pesares, la sociedad democrática se unifica tras el propósito de reconstruir el tejido político, social, económico y moral de nuestro país tan gravemente dañado tras once años de esta barbarie caudillesca travestida de socialismo. El evento del domingo 25 de abril tiene un hondo significado, más allá incluso de sus hechos. Fortalece la ruta hacia la reconstrucción democrática y abre auspiciosas perspectivas para una salida pacífica y constitucional a la grave crisis que vivimos. Un desiderátum al que debemos aspirar, no importa cuan dudosas sean las esperanzas de que un gobierno profundamente autoritario y que tanto ha avanzado en la implementación de un régimen dictatorial y neo totalitario como el de Hugo Chávez, se resigne a dejar el Poder pacíficamente y enfrentar las consecuencias de sus actos. En Brasilia ha vuelto a declararlo sin que aparenemente provoque escándalo: no está dispuesto a entregar el Poder. En ese sentido se hace altamente recomendable actuar como lo propusiera Gramsci, el gran pensador y político italiano: con el optimismo de la voluntad y el pesimismo de la inteligencia.

Debemos, por lo mismo, enfrentar el futuro permanentemente atentos a la tentación del zarpazo totalitario. Fortaleciendo nuestra estrategia democrática, pacífica y constitucional – en todo su amplio espectro – pero sin perder un solo instante en el resguardo de nuestras posiciones, denunciando ante el mundo las sistemáticas violaciones a nuestros derechos, demandando la liberación de nuestros presos políticos y haciendo conciencia en el concierto internacional del carácter abigarrado y monstruoso de esta “democradura”, como la calificara la comisión de la Internacional Socialista que emitiera recientemente tan duros y concluyentes juicios sobre el estado de fragilidad en que sobrevive, a duras penas, la democracia venezolana.

De allí, por lo mismo, la necesidad de actuar simultáneamente en un doble nivel: fortalecer la unidad electoral, resolver los conflictos irresueltos – es esencial encontrar satisfacción a los requerimientos de Enrique Mendoza, un lider esencial de nuestras luchas – echar a andar la maquinaria electoral de partidos y organizaciones, con programas y propuestas que expresen nuestra voluntad de reconstruir nuestra democracia con particular atención sobre las respuestas sociales inmediatas a los graves conflictos de pobreza extrema, desempleo, alto costo de la vida, inseguridad que vivimos. Con particular incidencia sobre los graves problemas de servicios básicos: agua y electricidad. Causados por la monstruosa imprevisión del gobierno y su terrible incapacidad gerencial.

Sin embargo, el segundo nivel de acción es aún más importante y trascendente. Se refiere a la necesidad de crear las bases estructurales y políticas para enfrentar el futuro y poder asumir la conducción del país con seguridad y éxito. Resolver no sólo los graves desajustes de seguridad interna, el caos ciudadano, la anarquía social y los intentos por dinamitar el buen curso de una democracia de consensos, que serán puestos en acción por las fuerzas de la disolución exactamente como sucediera en los primeros años de nuestra recién fundada democracia. Chávez no hará mutis sin dejar su huella. Podría abarcar acciones incluso sangrientas, de naturaleza paramilitar. No ha montado su milicia para adornar los tristes y desangelados desfiles que tanto placer parecen provocarle. Es una pretoriana guardia de reserva para cuando necesite el lenguaje de la violencia.

2

Ese segundo nivel de acción debe consolidar, en primer lugar, una etapa superior de unidad. Muchísimo más amplia, compleja y ambiciosa que la meramente electoral conformada por los partidos en la Mesa de Unidad Democrática, que se agotará una vez alcanzado los propósitos del 26 de septiembre. Una unidad estratégica para todo un período de alianzas que debiera contemplar dos aspectos esenciales: avanzar desde ahora mismo hacia la reunificación de las familias políticas venezolanas, atendiendo a sus ideologías y proyectos, por una parte; y alcanzar la Concertación Democrática de esas familias unificadas para llevar a cabo las grandes tareas de reconstrucción nacional que el momento y las circunstancias nos imponen.

Todos los procesos de transición hacia la plenitud democrática desde regímenes dictatoriales o neo dictatoriales como el que hoy sufrimos, han sido dirigidos por la Concertación de las principales fuerzas políticas respectivas. Ejemplar fue el caso del Pacto de Punto Fijo que permitió pasar del régimen dictatorial de Pérez Jiménez al de la democracia a partir del 23 de enero de 1958. Serviría de modelo para el tránsito desde el franquismo a la democracia monárquica, realizada en España en los años setenta gracias a los llamados Pactos de La Moncloa. Y del mismo signo sería el llamado pacto de la Concertación Democrática, iniciado como un mero acuerdo coyuntural para enfrentar el plebiscito de octubre de 1988 en Chile, para convertirse en una exitosa alianza de partidos que detentarían el gobierno chileno durante cuatro períodos y veinte años de entendimiento. Todos ellos con un éxito notable. Imposible imaginar el presente de España y de Chile sin consideración a tales grandes acuerdos macro políticos. Como imposible imaginar esos cuarenta años de progreso continuo y estabilidad institucional como los vividos en Venezuela entre 1958 y 1988.

Todos esos ejemplos no hubieran sido posibles sobre la base de una multiplicidad de partidos con abigarradas conformaciones internas y diversidad de proyectos e ideologías. Se cumplieron sobre la reestructuración y consolidación previa de grandes agrupaciones políticas. En el caso venezolano, concurrieron en esencia tres grandes partidos: AD, COPEI y URD. Quedó marginado del acuerdo de entendimiento democrático, el Partido Comunista. Lo que resultó de fatal incidencia sobre el curso posterior de los acontecimientos, sacudidos, además, por la grave y nefasta incidencia del castrismo, responsable en principal medida de la desestabilización que caracteriza los últimos cincuenta años de historia política en América Latina.

El caso español tuvo como principales protagonistas a los herederos políticos del franquismo, ganados para la causa de la modernidad democrática española y ubicados en el centro social cristiano y en el liberalismo conservador español, que darían origen luego al Partido Popular, por una parte, y al Partido Socialista Obrero Español y al Partido Comunista, por la otra. Además de diversas agrupaciones políticas regionales. Algo semejante sucedería en Chile, en donde la Concertación se conformaría con los reconstruidos partidos Demócrata Cristiano y Socialista, así como el Partido Radical Socialdemócrata y el Partido Por la democracia, de orientación socialdemócrata. Al margen de la Concertación, pero brindando un apoyo constitucional al proyecto de reconstrucción democrática, se situarían Renovación Nacional, de centro derecha, y la UDI, de derecha.

3

¿Es imaginable avanzar hacia una eficiente y efectiva Concertación Democrática como la chilena debiendo armar el consenso entre más de veinte partidos políticos, apenas expresión de la auténtica representación del pueblo soberano y algunos de ellos de casi insignificante representación electoral? Me atrevo a considerarlo enormemente difícil, por no decir imposible. Una cosa es ponerse de acuerdo para escoger candidatos – y vaya las dificultades que se pusieron de manifiesto y el saldo problemático aún irresuelto – y otra muy distinta armar un bloque de poder para enfrentar las ingentes tareas de gobierno que deberemos asumir una vez de regreso al escenario de la democracia institucional.

De allí la necesidad de asumir el reto de reagrupar a las familias políticas venezolanas y tratar de convertirlas en auténtica expresión de la sociedad civil. Es absolutamente ilógico que los partidos de orientación socialdemócrata, como AD, UNT, ABP, PODEMOS, el MAS y otros partidos cercanos a la ideología de la democracia social y que hacen vida en la llamada Internacional Socialista inicien un proceso de reagrupamiento y tiendan a reunirse en un gran partido socialdemócrata venezolano. O encuentren alguna forma de unidad que facilite el proceso de su identidad ideológica, su proyecto estratégico y sus propósitos en vistas a la Venezuela moderna que quisiéramos construir. Lo mismo es esperable de los partidos desgajados de COPEI, hoy enfrentados tras proyectos personales de distinta naturaleza pero sustancialmente acordes en su filosofía originaria. Nos referimos al mismo COPEI, a Proyecto Venezuela, a Primero Justicia y, en fin, a los distintos grupos que se identifican en torno a una ideología liberal y socialcristiana, encontrando en la ODCA, en la UPLA y en partidos de centro derecha como el PP español o la CDU alemana su expresión cimera. La actual configuración partidista es incompatible con una democracia moderna.

Venezuela fue vanguardia en la conformación de los partidos políticos de la modernidad. Mientras los otros países de la región se esforzaban por encontrar un régimen de partidos acordes con las necesidades de la modernidad, ya Venezuela se sentía expresada por dos grandes partidos, acompañados por otros de menor densidad y jerarquía pero subordinados al proyecto bipartidista. La crisis que hoy vivimos fue impulsada y favorecida, en gran medida, por el desmoronamiento del poder articulador de dichos partidos y la emergencia y proliferación de un archipiélago de partidos, algunos de muy escasa vigencia pero suficientemente dañinos y de profundos efectos circunstanciales como para quebrarle el espinazo al Pacto de Punto Fijo y arruinar la grandeza de alguna de sus propias obras.

Reunificación de los partidos y conformación de una gran Concertación por la Democracia: esas son las dos grandes tareas del momento. Avanzar hacia una cabal expresión partidista de la sociedad civil y estructurar un liderazgo sólidamente unido como para asumir las difíciles y pesadas tareas de gobierno que el futuro nos impone: esa es nuestra misión histórica. El futuro ya está golpeando a nuestras puertas. Abrámoslas cuanto antes.


Artículo sugerido:

Apostar a la derrota
Fausto MasóEl Nacional / ND

jueves, abril 29, 2010

Ratificadas candidaturas a la Asamblea Nacional por la Mesa de la Unidad Democrática venezolana.


(comunicado) Mesa de la Unidad ratifica candidaturas anunciadas

ND.- "A través de un comunicado, la Mesa de la Unidad ratificó las candidaturas a diputados anunciadas por consenso y resueltas por la vía de las elecciones primarias. En el texto exhorta a preservar el éxito de los acuerdos alcanzados".

A continuación el texto:

Conscientes de nuestro deber ante la sociedad venezolana, las organizaciones políticas que acordamos constituir la Mesa de Unidad Democrática, fijamos las siguientes posiciones:

1. La creciente credibilidad alcanzada por la Mesa de Unidad Democrática se basa en su seriedad. La palabra empeñada, la firmeza en el compromiso, la madurez y estabilidad de las decisiones, son la mejor garantía de la alternativa de cambio que ofrecemos al país.

2. El fin principal que persigue la Mesa de Unidad Democrática es producir un cambio político en Venezuela por la vía democrática. El primer paso es ganar la mayoría en la Asamblea Nacional, como expresión de una nueva, amplia, plural mayoría del pueblo venezolano que quiere vivir y progresar en paz y con libertad. .

3. Como estrategia electoral nos fijamos el difícil pero indispensable objetivo de lograr la alianza perfecta para las próximas elecciones parlamentarias, que se debía concretar por acuerdo unitario o por las primarias, lo que en definitiva significa postular un solo candidato unitario para cada cargo a elegir en las elecciones del 26 de septiembre de este año.

Con los acuerdos unitarios anunciados el pasado sábado 24 de abril y las elecciones primarias celebradas el 25 del mismo mes, se completó la formula que garantiza la alianza electoral perfecta, y constituye un logro extraordinario en la ruta del triunfo de la Alternativa Democrática en las elecciones parlamentarias nacionales.

En la escogencia de las diferentes candidaturas, cuando hay tantos aspirantes con trayectoria y méritos, era imposible matemáticamente que todos quedaran incluidos, y en ese caso la peor decisión que se podía tomar, era no decidir. Así, hemos cumplido nuestra responsabilidad hasta este punto. Ahora nos toca convencer al país de que encarnan, por sus cualidades, su compromiso y su mensaje, la mejor opción, y al electorado, dar su palabra definitiva.

Otro aspecto importante a destacar de las decisiones tomadas, es que la Mesa de Unidad Democrática como centro de conducción política de la Alternativa Democrática echó las bases para institucionalizar y dar transparencia a sus decisiones, para ello desde los meses de Noviembre y Diciembre del año pasado y por unanimidad de sus miembros, aprobó los Reglamentos para los Acuerdos Unitarios y para las Elecciones Primarias, estos reglamentos se aprobaron para ser aplicados y así ocurrió. Esos criterios y normas, por su naturaleza no admiten privilegios a favor de individualidades, por muy respetables o apreciadas, o de intereses por muy poderosos que sean.

Así procedimos y hoy ratificamos todas las candidaturas ya anunciadas para los 165 cargos a elegir, sean ellas fruto del acuerdo o la primaria, y considera de vital importancia para garantizar la preservación de la alianza electoral perfecta, y por tanto, el triunfo de la Alternativa Democrática, mantener con firmeza las decisiones tomadas en materia candidatural.

Hay que preservar el exitoso acuerdo unitario logrado. Ese fue el compromiso que hicimos con la sociedad democrática venezolana. No debemos debilitarlo, ni menos atentar contra su objetivo superior de defender la democracia venezolana, al prolongar innecesariamente el debate sobre la escogencia de candidatos, en lugar de salir a recorrer Venezuela presentando con fuerza y convicción la alternativa que ofrecemos. Ninguno de nosotros puede considerarse con derecho a poner en riesgo lo que hemos logrado. Los candidatos y las candidatas ya están seleccionados, y con ellos vamos a triunfar.

Ahora, la verdad, es que el gran candidato es la Unidad. A ella nos debemos todos, para alcanzar el objetivo central: un cambio político en Venezuela por la vía democrática, para que los venezolanos podamos vivir y progresar en paz, y que comienza por una Asamblea Nacional que cumpla con su papel constitucional de representarnos a todos, legislar para todos, y controlar la gestión y el gasto públicos en nombre del interés de todos. Nuestra invitación es a apoyar esas candidaturas unitarias.

Sería, además de injusto, vergonzoso que en vez de mantener la lucha por la libertad y los derechos ciudadanos de los presos políticos, nos planteáramos sustituirlos por adelantado. La Mesa de Unidad Democrática, considera inoportuno e inconveniente cualquier planteamiento al respecto, y ratifica su decisión de luchar porque todos los presos políticos postulados sean Diputados.

Adicionalmente, por elemental seriedad institucional dejamos claro que en todo caso, cuando excepcionalmente y por circunstancias sobrevenidas ineludibles, sea necesario sustituir un candidato, ello ocurrirá de acuerdo a los procedimientos acordados por unanimidad, establecidos en los criterios aprobados el 19 de Noviembre y los reglamentos sancionados el 9 de Diciembre de 2009, ampliamente divulgados y cuyas pautas nos obligan a todos, incluso a quienes al participar en las elecciones primarias los aceptaron expresamente. Asimismo ratificamos todas las decisiones adoptadas por la Mesa, en aplicación de las normas mencionadas, tanto para regular el proceso, como para postular candidatos principales o suplentes.

Aprovechamos la oportunidad de fijar posición sobre estos temas, para anunciar ante el país que ya en nuestra página web (www.unidadvenezuela.org) están las “100 soluciones para la gente” que expresan la visión de país que orientará una futura gestión de gobierno de la Alternativa Democrática. La próxima semana será presentado ante la Mesa de Unidad Democrática el proyecto de la Agenda Parlamentaria que contendrá el compromiso de nuestros candidatos a la Asamblea Nacional con el pueblo venezolano. Igualmente anunciamos que el próximo 15 de Mayo haremos un gran acto nacional con todos nuestros candidatos.

La Mesa de Unidad Democrática, ratifica ante el pueblo venezolano su compromiso de trabajar sin descanso como lo ha hecho hasta ahora, para producir un cambio político en Venezuela por la vía democrática. Queremos hacer de Venezuela un país moderno donde las instituciones estén por encima de los hombres, y donde el individualismo no impida el cumplimiento de los sueños colectivos.

Artículo sugerido:
Por:Fausto Masó

"El apagón económico que desafía el modelo de Chávez" (El Washington Post)


POR:JUAN FORERO (Traducción de forista y de ND):

SAN CRISTOBAL, VENEZUELA – Cada día durante los últimos tres meses, los apagones programados por el gobierno han traído como consecuencia que las luces parpadeen y se apaguen en una ciudad que antes bullía con actividad comercialel comercio. Y la Quinta calle , con sus tiendas de autopartes y talleres de automóviles, han llegado a un punto muerto.
“Acabamos de pararnos”, dijo Yanis Jesús, que pinta carros. “Nosotros no estamos trabajamos.”
Tampoco lo está el resto de Venezuela, donde meses de crisis energética y años de intervención del Estado en la economía han tenido un imapcto brutal en las empresas privadas. El resultado es que también la economía está parpadeando y dirigiéndose al apagón, poniendo en duda como nunca antes el experimento socialista del temperamental líder Hugo Chávez.
No importa que Venezuela sea una de las grandes potencias petroleras – está entre los cinco principales proveedores de crudo a Estados Unidos. Los economistas dicen que Venezuela se encuentra en una crisis económica que no tiene solución fácil ni rápida, aunque la producción de petróleo se incrementara el gasto estatal se redujera.
“El gobierno está paralizado, incapaz de manejar la situación – y no hay planes fiscales para hacer frente a la crisis”, dijo José Guerra, ex economista del Banco Central, Director del Departamento de Economía de la Universidad Central de Caracas. “Nuestra situación es increíble, porque tenemos una de las mayores reservas de petróleo en el mundo, de fuentes termo-eléctrica e hidroeléctrica”.
Chávez aún defiende que lo que él llama el “socialismo del siglo 21″ es la respuesta al capitalismo al estilo americano que él cataloga como un fracaso absoluto. Pero a través de su larga permanencia en el gobierno, la economía venezolana ha crecido a un promedio de menos del 3 por ciento al año, aun cuando el precio del petróleo alcanzó un máximo histórico de 150 dólares por barril en 2008.
El año pasado, la economía cayó un 3,3 por ciento. Algunos economistas, incluyendo Guerra, predicen una contracción del 5 por ciento este año. El Fondo Monetario Internacional dice que la economía probablemente se contraerá un 2 por ciento.
Venezuela muestra un marcado contraste con el resto de América Latina, donde algunos bancos centrales se están preocupando de no sobrecalentar sus economias para el 2010. Según el FMI, en Perú, Chile y Brasil, que abrazan la globalización, el crecimiento podría, en efecto ser mucha más alto del 4 por ciento. Venezuela, dicen los economistas, se destaca por su política económica marcada por la nacionalización de las industrias y unos controles estrictos de divisas.
“La razón por la cual la economia venezolana se está contrayendo se debe a que la actividad privada se está contrayendo”, dijo en Washington la semana pasada Augusto de la Torre, economista jefe del Banco Mundial para América Latina. “Lo que estamos viendo en Venezuela es un fenómeno donde la productividad, la actividad privada y la empresa privada está cayendo”.
Parálisis y sondeos
La industria petrolera está produciendo 20 por ciento menos de crudo que durante la década de 1990 y está endeudada. La tasa de inflación del país podría alcanzar el 35 por ciento este año, dicen economistas. Miles de fábricas, paralizadas por la falta de acceso al dinero o de partes de repuesto, se han cerrado desde 1999, dijo Carlos Larrazábal, presidente de Coindustria.
En “Tres M”, un taller de metal mecánica aquí, la gerente Marta Medina ha tenido que reducir su fuerza de trabajo de más de 50 trabajadores el año pasado a ocho este año. Ella describe problemas de todo tipo: apagones que han quemado los motores de enormes máquinas, escasez de piezas de repuesto y reducción de pedidos de sus clientes.
“Hemos tenido pérdidas, existe incertidumbre, hemos perdido la credibilidad como compañía”, dijo Medina.
La popularidad de Chávez ha caído por debajo del 50 por ciento, algo que no ha ocurrido con frecuencia durante su mandato y problemático para sus seguidores mientras se preparan para las elecciones parlamentarias de septiembre. Los analistas dicen que la oposición podría ganar su espacio en una Asamblea que ahora es controlada en su totalidad por aliados del presidente.
Chávez no ha expresado preocupación pública, aunque reconoció la caída de la economía este domingo.
¿Es eso motivo para preocuparse? ” dijo a los miembros de su partido. “No, en absoluto.”
Chávez aseguró que el descenso de las importaciones de automóviles son la razón clave por las que la economía ha caído. “¿Y qué tiene que ver eso con el socialismo?” , se preguntó.
La actual crisis mundial “capitalista”, explicó, “no es para nosotros ninguna tragedia.”
“Es una maravillosa oportunidad para impulsar un nuevo modelo”, dijo, refiriéndose al cada vez más control estatal de la economía.
Apagones paralizantes
La crisis económica se ha agravado por la incapacidad de las represas hidroeléctricas de Venezuela de generar suficiente energía eléctrica. El gobierno culpa a una larga sequía. Pero los expertos en energía dicen que Venezuela no hizo las inversiones de miles de millones de dólares para mejorar las represas hidroeléctricas y plantas generadoras de energía.Para ahorrar energía, el gobierno ha impuesto apagones programados en las principales ciudades del país desde 13 de enero. En algunas ciudades, los apagones pueden durar cuatro horas o más al día.
“No fueron capaces de hacer todo lo posible”, dijo Nelson Hernández, profesor de política energética en la Universidad Metropolitana en Caracas. “Si no se desarrolla la infraestructura – la generación hidroeléctrica, la generación eléctrica – va a ocurrir un colapso”.El gobierno ha tratado de aliviar la crisis mediante la imposición de multas a empresas que consuman energía en exceso y el “bombardeo” de nubes para inducir las lluvias. Chávez además pidió ayuda a su más cercano aliado, Cuba, y trajó a Ramiro Valdés, un ex rebelde de 77 años de edad para asesorar a funcionarios venezolanos sobre el tema energético.
Pero Cuba ha sufrido por décadas graves apagones, y Venezuela ha avanzado poco inclusive cuando volvieron las lluvias en los últimos días.
Aquí en San Cristóbal, la capital del estado Táchira, los apagones han afectado a todos los niveles de una economía impulsada por las exportaciones, dijo el gobernador César Pérez Vivas, opositor del presidente.
“Táchira es uno de los estados más afectados por la crisis eléctrica. El racionamiento es lo más grave”, dijo Pérez en una entrevista. “Este es el resultado de una visión socialista”.
Los apagones significan que los comensales en la tienda de sándwich de Iris Coisa tienen que comer en la oscuridad, a pesar de que todavía pueden freir hamburguesas en una parrilla de gas. Al otro lado de la ciudad, una empresa que fabrica autobuses reporta que la producción está al borde del colapso porque el metal, proveniente de la zona este del país, una zona que ha sido golpeada duramente por las estatizaciones y la escasez de electricidad, apenas llega. Una fábrica de juguetes ha dejado ir a la mitad de su personal ya que los pedidos han caído en picada.
Isidoro Teres, presidente de la Cámara de Comercio en Ureña, dice que los apagones y las intervenciones estatales han perjudicado su negocio. Su tienda almacena las importaciones procedentes de Colombia.
Dijo además que el negocio ha caído más del 40 por ciento porque los exportadores colombianos están buscando otros mercados.
“Evidentemente, nadie escapa a la crisis económica”, se lamentó desde un almacen que se encontraba casi vacío.

"Traición a la patria"(¿"...la posibilidad de imputársele al Presidente de la República..."?)


POR:ROCÍO SAN MIGUEL.

Comete traición a la patria: 1) Quien atenta contra la independencia de la República. 2) Se confabula para destruir la forma política republicana que se ha dado la Nación. 3) Solicita la intervención de país extranjero en los asuntos de la política interior de Venezuela. 4) Revela los secretos políticos o militares concernientes a la seguridad de Venezuela.5) Entrega recursos a un país extranjero, que son empleados en perjuicio de la República Bolivariana de Venezuela, sus instituciones republicanas, sus ciudadanos y ciudadanas y sirven para desestabilizar el orden social.

Estos 5 elementos constituyen un resumen muy breve de los tipos penales que configuran el delito de traición a la patria previstos en el Código Penal Venezolano y que podrían acercarse claramente a la posibilidad de imputársele al Presidente de la República por el reconocimiento que ha hecho de la cooperación de Cuba es asuntos vinculados a la seguridad y defensa nacional y el daño que estos están generando al sistema jurídico político de Venezuela.
Cuba inició su famosa cooperación con el gobierno de Chávez en el año 2002, con los médicos cubanos, más tarde con los entrenadores deportivos y luego con toda una gama infinita de asesorías dentro de las cuales se fue acumulando una importante presencia de personal de ese país en las áreas más diversas del quehacer gubernamental, a través de las cuales por cierto se ha lucrado en forma leonina Cuba. Otra ha sido la historia de la cooperación cubana en 5 áreas claves de la seguridad nacional: a) Los registros y notarias. b) La identificación y extranjería. c) la inteligencia y contrainteligencia policial y militar, también en la llamada inteligencia social que se adelanta a través de consejos comunales y colectivos sociales. d) La nueva policía nacional. e) Y la Fuerza Armada Nacional. Un asunto espinoso que ha venido denunciándose por muchos y que encuentra hoy en día la posibilidad real de procesarse judicialmente por traición a la patria, en virtud de las denuncias que ha dado a conocer el General Antonio Rivero y que han generado de parte del Presidente de la República el reconocimiento de tales hechos.
¿En que se diferencian la denuncias de Rivero de las que antes se han dado? Dependerá del acervo informativo que pueda ser capaz y esté dispuesto a consignar Rivero ante la autoridad judicial, en el que conste el tiempo, modo y lugar en que se ha dado y continúa dándose la intervención de militares cubanos en tareas propias y exclusivas de la Fuerza Armada Nacional y áreas sensibles de la política interior del Estado y la seguridad nacional. Hacen falta nombres de militares cubanos que giran instrucciones en el Comando Estratégico Operacional, intervienen en reuniones de Estado Mayor, diseñan aspectos de la planificación militar venezolana y de la toma de decisiones del sector de la seguridad y defensa nacional. lntuimos que Rivero los puede aportar. Ojalá así sea.

martes, abril 27, 2010

"Runrunes"("Primarias y Primeros Auxilios...Ojo con el Plan Rojo...")


POR:NELSON BOCARANDA SARDI.

alto

PRIMARIAS & PRIMEROS AUXILIOS. Después de burlarse por varios días de la escuálida oposición y sus primarias, el caudillo-comandante-Presidente quedó sorprendido por la demostración -aunque solo una cuarta parte del padrón electoral oposicionista- de voluntad de cambio y participación democrática de quienes no están con el proceso que -en claro retroceso para el país- conduce el líder que ayer convocó a un Congreso Extraordinario del PSUV. A diferencia de las primarias de oposición cuyas estimaciones de concurrencia fueron menores, las enormes expectativas con las que se anunció el evento magno del PSUV, con promoción incluida del caudillo en su Aló Presidente desde el Apure rodeado de atemorizantes militares con tanques y equipos de guerra, hacían esperar hasta una cadena oficial para anunciar las líneas con las que habría que barrer a los opositores, a los que piensen distinto y sobre todo declarar por enésima vez una “guerra al imperio estadounidense y a sus lacayos en Colombia”. Apenas unos llamados reiterando la imposibilidad de reconciliación y unas burlas al ejercicio democrático opositor donde destacó la referencia “… que risa me da la oposición. Leyendo los candidatos que tenían hoy la cifra es de tan solo 81. Que bríos los de esos escuálidos. Nosotros tenemos 3.527 candidatos inscritos. Una paliza. Esto sí es democrático, no lo de ellos y sus cogollos… y el domingo los vamos a elegir en nuestras primarias… “. En otra parte de su discurso alababa las elecciones de ese día en Cuba, “donde la canalla mediática mundial dice que no hay democracia allí votaron más de seis millones de cubanos en un ejercicio distinto al que aquí conocemos… hasta Fidel votó”. Movilización costosa por los pagos en recompensa por asistir más los alimentos a repartir en los dos días de “deliberaciones socialistas” no se vieron retribuidos por el caudillo en su corta intervención, donde no hubo novedad alguna que compartir salvo la repetición de sus ya fastidiosas historias de la infancia pobre, los episodios militares inventados y la permanente búsqueda de una épica ausente de su proceso. La falta de gente en las sillas del Poliedro trataron de esconderlo en las tomas de VTV, lo que señala que ni siquiera pudieron llenarlo. El billete ya no funciona, pareciera. Las caras lánguidas de quienes lo acompañaban en el escenario denotaban que algo no esperado se desarrollaba en ese instante. ¿Qué fue lo que hizo que el acto se redujera a un simple saludo a la marea roja presente con el latiguillo renovado de Patria socialista o muerte? ¿Qué se guardó en el buche el caudillo que ni siquiera a la oposición a su gobierno atacó con la ferocidad y grosería acostumbrada? ¿Acaso los cohetes que lanzaron con alegría los habitantes de Catia por las victorias del deportista estrella Yván Olivares o del guerrero izquierdista Pablo Medina? ¿O las cifras económicas que le mostraron que lo hicieron revelar que tendremos más contracción en el PIB? ¿O acaso el agradecimiento de todos los militares desde horas antes al general Antonio Rivero por haber denunciado a los cubanos y así impulsar al comandante a aumentarles el sueldo de un solo golpe en 40%? ¿Sería el pedido del presidente de la Asamblea Nacional de Cuba a la secretaria de Estado de Estados Unidos, Hillary Clinton, para que levanten -aunque sea por un año- el embargo o la promesa del antiimperialista boliburgués y robolucionario ministro de Energía y presidente de Pdvsa hecha al secretario de Energía gringo de mejorar las relaciones si hacen una buena inversión de dólares en la Faja del Orinoco? La procesión robolucionaria va por dentro. Cuba y Venezuela cada vez son más la misma cosa, como dijo ayer nuestro Presidente reiterando lo que afirmó apenas días atrás el presidente Raúl Castro. Las citas, en privado la de Rafael Ramírez en Washington y en público la de Ricardo Alarcón en La Habana, son claves para entender los días por venir. Aquí lo mencionamos la semana pasada. Tarde o temprano lo sabremos…

OJO CON EL PLAN ROJO. A las angustias ya reseñadas en esta columna hay que añadir la que desde el domingo se incorporó a las prioridades del régimen que no quiere aceptar una realidad cada vez mas fehaciente. El deterioro del apoyo al caudillo y su mal gobierno no cesa de avanzar. Con las pocas primarias efectuadas se nota un revivir de la esperanza democrática, pacífica y constitucional en la población no solo opositora sino también dentro de la que -en sus diferentes momentos- apoyó el proceso chavista y hoy se muestra decepcionada, fastidiada con el discurso guerrerista, de permanentes promesas sin cumplir y harto molesta con el deterioro de su calidad de vida. Sectores que están conscientes de que ha sido este el gobierno con más recursos en nuestra historia y que su despilfarro de más de 950 mil millones de dólares se ha ido por el albañal de la corrupción, planes falsos, obras inconclusas y muy especialmente en el apoyo a gobiernos cercanos del proceso y, por supuesto, a los amigos que dentro de ellos están usufructuando ese flujo monetario, al tiempo que Venezuela se ha ido depauperando. Ante esa realidad, quien en más de una oportunidad ha estado tentado a darle un palo a la lámpara busca escenarios que puedan contener los efectos de una eventual avalancha de votos que cobrarían al Gobierno ese proceder. Consciente también de que su popularidad actual, aunque en bajada, le da cierto margen de maniobra, se estudian acciones por parte de la famosa sala situacional cubano-venezolana que irían desde el momento de la elección parlamentaria, de llegarse con normalidad a ellas, hasta el mes de enero de 2011 cuando se deben juramentar los nuevos diputados. Los escenarios diversos: llamado a una Asamblea Constituyente; la opción de crear el parlamentarismo social de calle o parlamentarismo comunitario, que sería la vía que usaría Chávez para legitimar una Asamblea que represente al Poder Popular, que está contemplado en la actual Constitución y que pedían los vociferantes rojitos el pasado 19 de abril cuando entraba la presidenta y negociante argentina al Parlamento. Así se dejaría sin funciones al Poder Legislativo actual, también establecido en la Carta Magna. La maldad y el temor a que se investiguen a fondo estos once años y se pidan cuentas mueven sus entrañas. Hasta ahora se ha cuidado de las formas, pero en una cabeza atormentada, con un problema económico serio, con el malestar militar soterrado y con un país a la deriva hacia Cuba, la tentación está latente. La afluencia de votantes el domingo fue muy buena, lo certifica el propio CNE, en comparación con eventos similares y solo en estados como Portuguesa donde las expectativas de los partidos distintos al PSUV eran mínimas bajó la participación. Hay que prepararse y exigir más democracia. Exigirle más a los líderes de este lado e ir dejando de lado a los traidores o negociantes. El domingo se demostró que sí se puede…


lunes, abril 26, 2010

"Una Jornada memorable" ("...la mayoría...quiere una salida democrática...nuestra felicitación a la Mesa de la Unidad democrática...")


Editorial de Analítica.com

El domingo 25 de abril será para siempre una jornada memorable. La mesa de la unidad de la oposición llevó a cabo la última fase del procedimiento que estableció hace varios meses para construir una plataforma unitaria con miras a las elecciones legislativas del 26 de septiembre.

Las primarias se realizaron en varios estados del país en orden y con una asistencia mayor de la esperada. Cabe resaltar el espíritu democrático de la contienda y va desde aquí el reconocimiento tanto a los ganadores como a los que no lograron la primera posición. Todos resultan hoy triunfadores de la nueva democracia, aquella que refleja tolerancia, compromiso por un mejor futuro y ganas de luchar por las ideas.
Siempre existirán algunas personas descontentas porque o no figuraron en pizarra o no creen en las elecciones como método para superar la crisis política y económica que está llevando el país al abismo. Para ellos la respuesta es clara y evidente, la mayoría del país, sea este opositor o no, quiere una salida democrática, quiere acabar con la conflictividad social, pero por encima de todo desea que la confrotación y la intolerancia sean superadas y Venezuela pueda encontrar el sendero de la paz y la armonía entre todos sus habitantes.
Queremos ratificar, una vez más, nuestra felicitación a la MUD así como a todos los que compitieron en las primarias. Así es que se construye un país, con paciencia, dedicación y compromiso. Ahora lo que queda es presentarle al país ideas para el cambio y comprometerse a llevarlas a cabo. Estamos convencidos que a partir de este momento el compromiso será mayor, pero eso sí, todos tenemos que poner nuestro grano de arena para que ello sea posible.


Síntesis de noticias
Artículo sugerido:
Por:Iván R. Méndez

sábado, abril 24, 2010

"Se reaviva el debate sobre la reforma inmigratoria" ("...ley en Arizona...los hispanos se sentían decepcionados por la inacción del presidente...")


Por: Margaret Talev y William Douglas

Con una nueva ley divisiva en Arizona que no hace más que echar más leña al fuego, el debate nacional sobre inmigración ha vuelto a cobrar fuerza, y el presidente Barack Obama, que le pidió el viernes al Congreso que presione para buscar una "amplia reforma de inmigración'', advirtió que la falta de una acción federal no hará sino alentar ‘‘esfuerzos mal encaminados'' como los de Arizona.
Se desconoce, sin embargo, si el Congreso y el gobierno de Obama están preparados para actuar antes de las elecciones de noviembre o simplemente discutir el tema.
El viernes Obama calificó la ley de Arizona como "mal encaminada''. La nueva ley estatal, que la gobernadora Jan Brewer firmó el viernes, enviará a la policía local a detener e interrogar a las personas sobre su permanencia en el país y crear castigos por violaciones de inmigración.
Brewer, republicana que se enfrenta a unas reñidas elecciones primarias, afirmó que su decisión "no fue de ninguna manera fácil de tomar'' pero concluyó que podría hacerse sin violar los derechos civiles, y era el paso que debía darse "mientras trabajamos para solucionar una crisis que no creamos, y que el gobierno federal se ha negado a resolver''.
Obama declaró que la medida subraya por qué el Congreso necesita aprobar una reforma nacional de inmigración lo antes posible. "Si continuamos sin actuar a nivel federal -declaró el Presidente-, seguiremos viendo esfuerzos mal encaminados por todo el país''.
"Seguramente todos estamos de acuerdo que es algo inaceptable que en nuestro país vivan de forma ilegal 11 millones de personas'', afirmó Obama el viernes en una ceremonia de naturalización para 24 miembros de las Fuerzas Armadas de Estados Unidos que tuvo lugar en la Explanada Sur de la Casa Blanca.
El Presidente indicó que la legislación de Arizona amenaza "con socavar las nociones básicas de justicia que como estadounidenses todos aprecian, así como la confianza entre la policía y las comunidades, algo que resulta crucial para mantenernos a salvo''.
Obama reveló que le ordenó a su gobierno, incluido el Departamento de Justicia, estudiar el impacto de la ley en los derechos civiles de los ciudadanos norteamericanos.
Sin embargo, en el Capitolio, la agenda legislativa ya está llena para todo el verano, y discutir algo tan controversial como una ley de inmigración parece poco probable. La agenda incluye reformas en la regulación financiera, un proyecto de ley sobre la energía y el clima, y una confirmación a la Corte Suprema. Después del Día del Trabajo en septiembre, los legisladores laborarán en los preparativos de campaña para las elecciones de noviembre.
Según los sondeos de opinión, la mayoría de los norteamericanos quieren que sus líderes se enfoquen en la economía y los empleos. Los hispanos, sin embargo, el grupo de votantes de más rápido crecimiento, quiere que se haga algo sobre la inmigración.
El reverendo Samuel Rodríguez, presidente de la Conferencia Nacional Hispano Cristiana, declaró que de acuerdo con las encuestas los hispanos se sentían decepcionados por la inacción del Presidente hasta la fecha tras su promesa de impulsar una legislación, y también "una apatía potencial sobre el Partido Demócrata'' este otoño por los hispanos.
Obama se comprometió a reformar las leyes de inmigración como candidato presidencial en el 2008, pero no ha lidiado con el problema durante su primer año en la Casa Blanca.


Oposición venezolana aprueba candidatos unitarios de 15 estados


Mesa aprobó por acuerdo el 87% de candidatos unitarios

POR:ELVIA GÓMEZ.


El 13% restante del cuadro nacional se completará mañana con las primarias

Tras ocho horas de debate, la Mesa de la Unidad Democrática (MUD) había aprobado a las 12:45 de la noche el cuadro definitivo de candidatos de 15 estados de los 24 totales. Esta edición se cerró con la aprobación de Miranda.

El plan era sancionar la totalidad de la maqueta esta misma madrugada, esto es: 88 aspirantes por circunscripciones (nominales), 52 por lista y 3 representantes indígenas, en total 143 nombres de principales y sus suplentes, lo que equivale a 87% del total de candidaturas. El 13% restante, correspondiente a candidatos de circunscripciones, se conocerá mañana tras las elecciones primarias. Hoy, en rueda de prensa, se dará a conocer el cuadro completo de manera oficial.

A la plenaria asistieron los representantes de todas las organizaciones que integran la alianza, a saber: Acción Democrática, Un Nuevo Tiempo, Primero Justicia, Copei, Podemos, La Causa R, Proyecto Venezuela, Alianza Bravo Pueblo, Movimiento al Socialismo, Bandera Roja, Vanguardia Popular, URD, MIN, Solidaridad Independiente, Movimiento Republicano y Voluntad Popular. En un largo debate, trascendió que Leopoldo López (VP), Gabriel Puerta (BR) y Rafael Venegas (VP), expresaron su inconformidad por la manera como la mayoría condujo todo el proceso, sin embargo, sumaron sus votos en algunos estados cuya conformación electoral fue aprobada por unanimidad. Como mínimo se requieren 10 votos a favor de los 16 para cerrar el acuerdo.

Enrique Mendoza (Copei), tras semanas de tensión con Julio Borges (PJ) por encabezar la lista de Miranda, no aceptó la oferta de postularse por el Circuito 4 (Caucagüita, La Dolorita, Fila de Mariches) y retiró su aspiración. Puerta, a quien se había ofrecido acompañar a Mendoza en el mismo circuito que arroja dos diputados, tampoco aceptó la postulación.

Sobre el ex gobernador se dijo extraoficialmente que se comprometió a no postular candidatura paralela.

De persistir la negativa de Mendoza, cubrirían esa plaza doble Julio Borges y William Ojeda (UNT), que van como primero y segundo de la lista.

La Mesa también aprobó los candidatos al Parlatino, entre ellos, en ese orden estarán: Timoteo Zambrano (UNT), Henry Ramos (AD), Yon Goicoechea (PJ) y Delsa Solórzano (UNT).
Elvia Gómez

jueves, abril 22, 2010

"Tareas parlamentarias"


POR :DIEGO BAUTISTA URBANEJA.


La fuerza democrática en la AN debe servir para ampliar y consolidar los grandes acuerdos
Estamos ya en la semanas finales del proceso unitario de las fuerzas democráticas. Para finales de este mes, la Mesa de la Unidad debe anunciar los candidatos unitarios para la Asamblea Nacional, respaldados por todos los partidos que se sientan en la mesa en lo que se llama una alianza perfecta, de modo que al votar por cualquiera de esos partidos se está votando exactamente por los mismos candidatos.

A partir de mayo se abre entonces el período a lo largo del cual la mesa tendrá que hacer conocer su programa general para el país, y los candidatos tendrán que hacer conocer lo más ampliamente que puedan su plan de acción en la Asamblea Nacional, enmarcado en al plan general señalado. Cada uno tendrá sus temas favoritos o en los que se sientan mejor capacitados para destacarse como parlamentarios.

Pero bajo esa diversidad de personalidades y capacidades, hay unos cuantos títulos bajo los que se me ocurre que puede subsumirse la variedad de iniciativas que los diputados democráticos a la AN tratarán sin duda de impulsar.

El primero lo podemos llamar institucional. Su punto central es el establecimiento del equilibrio de poderes. El de convertir al Poder Legislativo en un poder autónomo y no un mero altavoz del presidente. Para que deje de ser verdad lo que el diputado Ricardo Gutiérrez dijo una vez: que el hombre que más trabaja en el Parlamento venezolano de estos años era el motorizado que iba y venía de Miraflores trayendo los sobres amarillos con las leyes e instrucciones que los asambleístas tenían que aprobar y cumplir.

El segundo rótulo lo llamamos contralor. Muy simple. Que el Poder Legislativo, como parte y expresión de su autonomía, cumpla con su tarea de controlar al Poder Ejecutivo y frenar su hoy absoluta discrecionalidad. Enormes gastos sin justificación o que violan el más elemental sentido de las prioridades, regalos a la pandilla de la cuadra, iniciativas de leyes inconstitucionales, convenios internacionales que dañan al país, cosas todas que hoy no encuentran el menor obstáculo que enfrentar de parte de la AN, -como no sea el de que se accidente la moto- tendrían en un nuevo Parlamento como el que necesitamos el control que tienen que tener en toda república digna de tal nombre.

Un tercer rubro es el propiamente legislativo. Son muchas las leyes en las que se puede pensar y aquí las personalidades de los parlamentarios tendrán dónde lucirse. Pero la mayoría de tales leyes seguramente se referirán a unos cuantos aspectos principales, de los cuales destaco como ilustración los siguientes cuatro. La defensa de los Derechos Humanos en el terreno judicial, así como la de los derechos a la libre expresión e información. El combate a la inseguridad y medidas correlativas sobre desarme de la población. La defensa y aseguramiento del patrimonio personal y familiar de los venezolanos, normalmente llamado propiedad privada. La defensa y recuperación del proceso de descentralización.

Un cuarto componente de esta agenda es el que llamaremos político. Se refiere al uso político que ha de darse a la fuerza parlamentaria, posiblemente mayoritaria, que se logre alcanzar en las elecciones de septiembre. Es en referencia a esto que Chávez pega sus alaridos de que “van por él”. El Gran Locutor puede estar tranquilo. Más bien, el uso político de la presencia de las fuerzas democráticas en la Asamblea tiene a mi juicio que dirigirse a los dos objetivos de mantener la estabilidad política del país y de asegurar la realización equitativa y pulcra de las elecciones del año 2012.

Al último título de esta lista le damos por nombre el de unitario. Se refiere a que la fuerza democrática en la Asamblea Nacional debe servir para ampliar, consolidar y profundizar los grandes acuerdos en torno a un gran programa nacional de construcción y reconciliación del país que habrá de servir de base para el trabajo que está pendiente en la Venezuela que viene. Ya es mucho lo que la Mesa de la Unidad ha adelantado al respecto. Pero sin duda que la práctica del Parlamento tendrá mucho que decir en cuanto a afinamientos, remaches, ampliaciones.

No cabe duda de que algo como lo aquí sugerido constituye una exigente agenda de trabajo. Pero además de exigente, es una agenda convincente, si se la plantea en forma comunicacionalmente feliz, por candidatos con ideas claras sobre lo que van a hacer en la Asamblea. En verdad que será algo por lo que valdrá la pena votar.



Fuente:El Universal

martes, abril 20, 2010

"El secuestro del 19A"


POR:TEODORO PETKOFF.


El principal acto de celebración oficial -y oficialista- del 19 de Abril lo constituyó el desfile militar de Los Próceres. Confiscada la fecha patria por el gobierno de Chávez, no fue, como suelen serlo tales efemérides, una celebración de unidad de la nación, de encuentro de los herederos de una gesta que, al final, pudo triunfar sólo porque bajo sus banderas se juntaron todos los venezolanos de entonces, sino una conmemoración sectaria, en un país cuyo presidente lo ha dividido y polarizado y quiere mantenerlo así.

Desde la solicitud de permiso para el inicio de la parada militar, hasta la suprema ridiculez de vestir con guayucos rojos a un grupo de indígenas que participó, quedó marcada la condición excluyente, sectaria y partidista del evento. Desde Los Próceres no se le habló a todo el país sino a una parte de él. Más de la otra mitad de los venezolanos tiene que haber sentido que el mensaje transmitido era el del grito de guerra de los indios caribes, “ana karina rote”: “sólo nosotros somos gente”. Si el ejercicio de los derechos civiles, políticos y sociales ha venido siendo coartado, se nos dijo que así es y que así se pretende que siga siendo. Si la República está regida por un poder autoritario, cuasi dictatorial, autocrático, con todos los poderes en el puño del presidente, se nos ratificó que así es y que así se pretende que siga siendo.

Que la conmemoración del 19 de Abril haya tenido como eje un desfile militar, con toda su peculiar estética, tuvo también un sentido. Fecha civil por excelencia, la militarización de su recuerdo sirve para continuar afirmando la idea de la fuerza armada como viga maestra del poder “revolucionario” y “socialista”.

Si alguna duda puede caber acerca del rampante militarismo que constituye rasgo definitorio de este régimen, así como de la intención de militarizar la sociedad, no hay sino que observar los fastos militares del 19 de Abril de 2010.

Chávez reescribe nuestra historia, afanándose en hacer ver en ella tan sólo una interminable sucesión de hechos militares, un proceso cuyos protagonistas exclusivos habrían sido sólo hombres de armas y cuyos eventos fundamentales fueron tan sólo las batallas que estos libraron. La complejidad del proceso independentista, sus motivaciones y desenvolvimientos económicos, sociales y políticos, son reducidos a una simplificación que reduce aquél proceso a la ecuación de Ceresole, “Pueblo, Ejército, Líder”, transmutada en este novísimo misterio de la Santísima Trinidad, que se nos repite incesantemente: Bolívar, Chávez, Pueblo. Tres “divinas” personas y un solo líder verdadero.

Todo sea para la mayor gloria de Hugo Chávez.

El 19 de Abril de 1810, cuando los mantuanos caraqueños -no podían ser otros- dieron el primer paso hacia la independencia de esta provincia, el capitán general español Vicente de Emparan dimitió.

Cuando en diciembre de 2012, la determinación del pueblo venezolano derrote las pretensiones continuistas de Chávez, es de esperar que él, democráticamente, repita la frase del capitán general: “Yo tampoco quiero mando”.

Editorial de Tal Cual


"A quién le habla Chávez" ("...estrategia efectista para cohesionar a los que le vienen quedando...le habla a los suyos...")


POR:BETRIAZ DE MAJO.

Las encuestas que ve la oposición y las que examina el Gobierno contienen los mismos datos que evidencian la forma en que la revolución ha venido deslegitimándose ante el electorado. Del lado del oficialismo es ya protuberante el desapego creciente que se produce en el núcleo duro del chavismo de antaño de las ejecutorias de su líder máximo. Para el Gobierno, no poder revertir esa pendiente equivale no sólo a perder la comodísima posición de operadores solitarios que ostentan en el Congreso. Puede significar una catástrofe en las elecciones presidenciales.

Sólo ese temor visceral a todo lo que vendría adosado a la pérdida de ese protagonismo único tanto en la Asamblea como el Ejecutivo es lo que determina las actuaciones y el verbo del Presidente en las apariciones públicas de los últimos días, y es lo que explica las manifestaciones multitudinarias de poderío militar y de capacidad de congregación de juventudes milicianas armadas.

No cabe duda de que la siembra eficiente del miedo tiene un efecto paralizante y depresivo en la colectividad.

Pero mucho más que esta estrategia de inoculación de temor a la oposición, lo que mueve a las fuerzas oficialistas es detener el desangramiento que se produce en el seno del izquierdismo emocional, de los seguidores a ultranza de los postulados gubernamentales, quienes vienen consistentemente engrosando las filas de los disidentes blandos desde hace unos meses. Nadie tiene mejor conciencia que el Gobierno de que las condiciones de deterioro de la calidad de vida no van a variar en los meses que faltan hasta las parlamentarias ni hasta las presidenciales. Esto es válido para los de un lado y los del otro y para todos los estratos socioeconómicos. Ni el costo de la vida cederá, ni los hospitales serán mas eficientes, ni la electricidad será constante así llueva tanto que debamos construir un arca de Noe, ni la mortandad en barrios se detendrá. El Gobierno ha perdido arraigo por su desastroso desempeño en el manejo de los problemas del país, y la falta de soluciones la sufre tanto el “escualidismo” como el chavismo comprometido con el régimen.No le queda otra al Gobierno, pues, que usar una estrategia efectista para cohesionar a los que le vienen quedando. Y esa es la que hemos visto en los últimos días: atemorizar, amedrentar, reprimir, mostrar poderío bélico, comprar armas, pelearse con Colombia y exhibir las alianzas con Rusia y con China. La revolución debe detener, por cualquier vía, el deslave revolucionario, el desaliento de las izquierdas que también presencian el destrozo de su posibilidad de surgir y de progresar. No nos equivoquemos: Chávez le habla a los suyos.
Nada de lo anterior ha ocurrido aún pero deben estar faltando minutos.

domingo, abril 18, 2010

"La liturgia de las armas" ("...Chávez...Están buscando la épica que nunca han tenido...Necesitan inventar una realidad que legitime su cuartel...")


POR:ALBERTO BARRERA TYSZKA.


Chávez quiere convencer a todo el mundo de que Estados Unidos no es nuestro socio comercial sino nuestro gran enemigo.

Esto de ver las imágenes de la avenida Bolívar pintada de verde sorprende un poco.
Impresiona. Esta foto de una señora con cara de abuelita dime tú y buñuelos de yuca, vestida de pronto con un uniforme militar, mientras carga en brazos un fusil, puede dejar perplejo a cualquiera. Por no hablar de los adolescentes, en edad de leer a Horacio Quiroga y de jugar básquet, vestidos igual, con pañuelos rojos, y demasiado dispuestos a jugar a la guerra. Nuestra sociedad se militariza cada vez más rápidamente. Es otro signo de los tiempos: el absurdo que antes nos hacía gracia, hoy empieza a parecernos peligroso, ya es una fatal amenaza.Desde hace tiempo, he venido insistiendo en que uno de los problemas de Chávez es la falta de épica. Ahí, probablemente, esté una de las causas de su frágil legitimidad. Todavía tienen que convencer a muchos de que esto realmente es una “revolución”. Todavía se necesitan demasiadas comillas para afirmar, incluso, que esto sea un gobierno de “izquierda”.
Cada vez menos gente cree en ambas cosas. Pero Chávez se comporta como si, hace diez años, hubiera bajado de Sierra Maestra. Chávez habla como si el 13 de abril hubiera sido la invasión de Bahía de Cochinos.

Chávez quiere convencer a todo el mundo de que Estados Unidos no es nuestro socio comercial sino nuestro gran enemigo. Sólo así él puede ser como Fidel.

Yo creo que el 13 de abril es una fecha importante. Creo que, aun en medio de todas las versiones y de las muchas cosas que todavía faltan por aclarar, se frenó un proyecto de golpe de Estado que, amparado en las protestas de un gran sector de la sociedad, quería imponer otro tipo de gobierno autoritario. Hubo una reacción popular y, sobre todo, una decisión interna en la Fuerza Armada, que logró que Chávez regresara al poder. Pero la idea de convertir ese momento en una fecha patria tiene más que ver con la carencia de una leyenda heroica, acorde con los propósitos del poder, que con la historia misma de lo ocurrido aquellos días. Quizás baste recordar que el gran héroe de esa jornada, el general Baduel, se encuentra hoy preso, precisamente por ejercer una opinión distinta, por atreverse a criticar el poder.

El proyecto de Chávez y de la nueva élite que controla el país es quedarse en el gobierno “hasta que el cuerpo aguante”. Un plan de este tipo no se resiste con elecciones. No hay democracia que soporte tanta edad. Por eso el llamado socialismo bolivariano es cada vez menos socialismo y menos bolivariano, es cada vez más simple pero renovado militarismo latinoamericano. Lo que vimos esta semana, más que un evento político, fue un acto consagratorio. Fuimos testigos de la nueva liturgia del poder.

La sociedad uniformada jura devoción a un líder que invoca siempre el peligro de su desaparición, que administra la idea de su muerte para afectivizar a la masa, organizarla militarmente, y generar gran devoción personal.

Mientras Caracas es considerada una de las diez ciudades más peligrosas del mundo, el Gobierno pone armas en manos de los ciudadanos para defenderse del imperio, para proteger un cielo que todavía no existe.Justo esta semana, también, se nos ofrece otro ejemplo que puede resultar emblemático: la llamada guerrilla comunicacional. Es parte del mismo absurdo que ya no mueve sonrisas. Es parte de la misma necesidad urgente de épica. Chávez busca con desespero una invasión, un bloqueo, lo que sea, algo que le permita lo más legítimamente posible dar el salto de aspirante a dictador.Es delirante que un gobierno que controla casi todo el espacio radioeléctrico del país, un gobierno que incluso ha diseñado una reglamentación que promueve la autocensura y obliga a las empresas privadas a transmitir de manera gratuita los mensajes oficiales, hable de guerrilla. Es absurdo porque se trata justamente de lo contrario. La hegemonía la tiene el Gobierno.
Las guerrillas no están en el poder. Las guerrillas no son financiadas por el Estado. Todo es un disfraz. Esas brigadas de muchachos, en el fondo, sólo son batallones de cazadores, convocados para perseguir experiencias comunicacionales independientes. Lo mismo que hizo Chávez, cuando era joven, en el Ejército. Cazar guerrilleros. No hay nada revolucionario en ese proyecto. Ahí no hay otra épica que el amedrentamiento, que la represión.

A veces, en medio de tanta locura, pareciera que el país está gobernado por un club de niños ricos que viven en una fiesta retro, felices, jugando a la década de los sesenta.
La realidad es más trágica.

Están buscando furiosamente la épica que nunca han tenido. Necesitan inventar una historia que justifique su discurso. Necesitan inventar una realidad que legitime su cuartel.



Artículo sugerido para el análisis:
Tiempo de palabra(Párame esa Guerra)
Por:Carlos BlancoEl Universal / ND

"Párame esa guerra" ("Chávez vuelve a amenazar con la guerra civil...")


POR:CARLOS BLANCO/TIEMPO DE PALABRA.

“Existen caminos que no son un golpe como el del 4F para sustituir a un mandatario”

Párame esa guerra
Chávez vuelve a amenazar con la guerra civil. Ha dicho que “esta burguesía continúa con sus planes para liquidarme físicamente. Si lo hicieran, óiganme bien, ustedes no pierdan la cabeza, el juicio, no, allí están los líderes, el partido, mis generales, mis milicias, mi pueblo, ustedes saben lo que tendrían que hacer, sencillamente tomar todo el poder en Venezuela, absolutamente todo, barrer a la burguesía de todos los espacios políticos y económicos, profundizar la revolución a fondo, radicalizarla a fondo”. Coloca un condicionante extremo -su muerte física- antes del comienzo de la guerra civil; magnicidio y susto con el cual los cubanos lo tienen mareado con la excusa de protegerlo.Vuelve a excitar el espectro de la guerra y no tiene empacho en hablar de “mis generales, mis milicias, mi pueblo”, denotando con el posesivo cómo se ha adueñado de “sus” generales, “sus” milicias y “su” pueblo. Extraño socialista que vive como rico, hace suyos los recursos que son de todos y hace suyas a las personas que comanda o de las cuales se apodera por obra del chantaje o del terror.Este es uno de los más graves mensajes en su larga cadena de desvaríos. Ha amenazado con barrer a los burgueses que, en buen romance, significa matar a aquellos de sus conciudadanos a los que considera tales en caso de que él llegara a morir. Esta vez lo ha proclamado en el marco de un canto terrorífico a la guerra, con humildes ciudadanos disfrazados de milicianos, con niños incorporados en el momento en que lanza una “guerrilla comunicacional” que, en la práctica, es la consagración de las SS hitlerianas destinadas a cumplir las funciones de intimidación. Y es también la muerte de la FAN.
Convocatoria Guerrera. Dirán los del Gobierno que el condicionante puesto por Chávez, su liquidación física, es tan improbable como poderoso para afirmar que en esa remota eventualidad se justificaría el arrase. Dirán algunos de la oposición la frase poco imaginativa y aburrida según la cual tales alegatos son “un trapo rojo” contra el cual no hay que embestir, no sea que perturben lo de las candidaturas a la Asamblea Nacional. Lo lamentable es que la convocatoria a la guerra es, de hecho, una fase importante de la guerra. Se trata de la puesta en guardia de los espíritus, de las actitudes, de las racionalidades, para la batalla, que comienza desde que los bandos se preparan para librarla. El Presidente de los venezolanos llama a sus partidarios a armarse para destripar a otros.Para hacerlo emplea varias metáforas. Una es la de la muerte. Si se observa bien, no se trata solo de la desaparición física sino de la desaparición política. Para Chávez cualquier intento consistente de sustituirlo en la Presidencia, sea por la vía de la renuncia, de un juicio político o penal, o que se le derrote en las elecciones, es equivalente a la muerte física. Para el régimen es inconcebible la salida de Chávez del poder y cualquier intento que a ese objetivo se dirija, con todo lo pacífico que pueda ser, es asumido como intolerable.

La otra metáfora es la de la burguesía. Para el Gobierno, quienes se le oponen se dividen en dos: los confundidos y los burgueses, que son los que conscientemente asumen el rechazo a Chávez. Los confundidos terminan haciéndoles el juego a los burgueses de acuerdo al criterio oficial. Cuando ofrece arrasar con la burguesía promete la muerte a quienes en plenitud de sus facultades y por un acto de deliberación lo enfrentan.

La tercera metáfora es la del arrase. Barrer, arrasar, es ofrecerle a sus enemigos lo que él teme: la muerte. Con este planteamiento el Presidente ha convocado a los conciudadanos que desprecia a prepararse para que en cualquier golpe de Luna, en cualquier desliz de protesta que pueda conducir a desestabilizar al régimen o incluso en la eventualidad de que una fracción opositora en la AN intente enjuiciarlo, se alcen los fusiles y rabias de sus patéticas milicias contra la disidencia democrática.

No Es Un Trapo Rojo. Excúsese a este narrador volver a utilizar esa frase tan desangelada pero que ha hecho su agosto en el liderazgo opositor aquejado de limitaciones expresivas. No, no es un señuelo. No es maniobra de distracción de un provocador. Es el centro de su estrategia: o soy yo o el derrumbe final. Así no hay mañana sino un presente con el caudillo a la cabeza.

En este contexto hay que evaluar las estrategias opositoras sin que, como reclamó en artículo reciente Aníbal Romero, las diferencias sean aplastadas por esa especie de “chavismo sin Chávez” que anida en dirigentes que no admiten crítica y reaccionan igual que Chávez ante las opiniones disidentes.

La preparación para las elecciones de la AN podía haberse insertado en una política más global de confrontación con el Gobierno. Esta oportunidad se perdió. No porque los dirigentes no declaren todos los domingos y los lunes contra el Gobierno, sino porque -con excepciones- dejaron de insertarse en la lucha social (huelgas, protestas de los transportistas, el conflicto gravísimo de Guayana o el de los trabajadores petroleros, luchas estudiantiles, entre otros). No lo hacen por una razón poderosa: pueden acusarlos de golpistas; en tanto que concentrados en el tema electoral dan testimonio de su apego a las normas; además piensan que ningún sector quiere ver en sus protestas a los más conocidos dirigentes políticos porque el Gobierno podría afirmar que son manipuladas por los partidos. Asuntos comprensibles, por supuesto. Sin embargo, no se trata de facilitarle la labor al régimen en la represión sino de plantear que el dilema de Venezuela, como quiera que se le mire, es la permanencia de Chávez en la Presidencia. Debe aclararse que existen muchos caminos que no son un golpe de Estado como el del 4F para sustituir a un mandatario: petición masiva de renuncia o enjuiciamiento con diferentes causales, además de unas elecciones exentas de fraude.
La controversia entre los jefes de los partidos por los puestos a la AN no es una tragedia. La tragedia sería que al final la montaña termine pariendo un ratón porque los candidatos no sean representativos o porque de tanto concentrarse en las elecciones se deje que la vida transcurra por las laderas y se renuncie a la única posibilidad de obtener una victoria política en septiembre. Ésta consistiría en asumir ese evento como un hito en la dura marcha en la que pueden unirse antichavistas y chavistas descontentos para sustituir constitucionalmente al presidente Chávez. Tesis con la cual no se pierden votos sino que se ganan porque un sector del chavismo, acoquinado como está, quiere buscar la oportunidad para un relevo que no signifique tierra arrasada con lo que el chavismo popular ha sido o representa. Si las elecciones no son un hito para el reemplazo de Chávez, ¿más o menos para qué sirven?






Artículo sugerido para el análisis:
La liturgia de las armas
Por Alberto Barrera Tyszka

sábado, abril 17, 2010

"Libertad con barreras" ("...ideologizar a los jovenes es un error...imponer una forma de pensar es un acto violento...")


POR:ELI BRAVO.

Para liberarte te doy un redil. Con una lógica militante la Revolución Bolivariana ofrece a los jóvenes la oportunidad de ejercer el activismo mediático: hacer opinión a favor del proceso, combatir los medios corporativos desde el discurso oficial, darle visibilidad a la labor gubernamental a partir del espíritu socialista. Las Guerrillas Comunicacionales son producto natural de una manera de interpretar el mundo: ya que somos víctimas de una conspiración, la única respuesta es cerrar filas, mentes y corazones.

Ideologizar a los jóvenes es un error porque les roba la oportunidad de formar su propia identidad política y social. Sea desde la izquierda o la derecha, imponer una forma de pensar es sencillamente un acto violento. El énfasis bolivariano en combatir a la oligarquía es el contraplano de la obsesión conservadora por derrotar a los liberales en los Estados Unidos. En ambos casos la ideología es una aplanadora que impide contemplar la diversidad y abrir las puertas del diálogo.Venezolanos de todos los colores pueden dar fe de los sufrimientos personales que trae la polarización. En la medida que se arraigan los valores inflexibles, conflictos ideológicos y fanatismos políticos, se experimenta un mayor asedio y se profundiza la creencia de que la única defensa posible es atacar constantemente al enemigo. Imposible ser feliz en ese ambiente. A los jóvenes de las Guerrillas Comunicacionales no solamente se les está imponiendo un corsé mental, sino que además, se les está empujando a un camino de sufrimiento espiritual al inculcarles la noción de ser víctimas y protagonistas en una guerra sin cuartel.Los medios digitales es algo natural para las nuevas generaciones. Empoderarlos para que los accedan y usen creativamente es una excelente idea. Pero ofrecerles un caballo para que galopen exclusivamente en el redil es traicionar el potencial del ser humano y su vocación de libertad. Aunque al final ese espíritu siempre se imponeQuizás el resultado de todo esto sea sorprendente: teniendo en sus manos instrumentos de liberación, muchos de estos jóvenes no tardarán en comprender que el mundo no es como reza la cartilla oficial. Y entonces saltarán las barreras para abrir su propio camino, uno que esté más allá de las creencias impuestas.

viernes, abril 16, 2010

"La milicia"("...una amenaza a los factores de la disidencia democrática... la liquidación en la práctica de las Fuerza Armada Nacional ...")


POR:MANUEL FELIPE SIERRA.


Dos objetivos clave se buscaban con la presentación en sociedad de las milicias el 13 de abril. Es verdad que el espectáculo tuvo mucho de grotesco, y de allí la burla que suscitó en algunos opositores. Era mucho pedir una parada de soldados atléticos derrochando físico. Las temibles movilizaciones fascistas tenían también mucho de teatro barato, ni qué decir de los desfiles de Sadam Hussein en las noches de Bagdad.

Pero importa el mensaje y el momento en el cual se coloca en la calle. Chávez ha venido dirigiendo la reconversión de la institución militar para despojarla de sus valores históricos; y en paralelo construye una fuerza propia, ideologizada y bajo la tutela operativa de Cuba. Ello, junto con el gasto armamentista, sirve de sustentación a la estrategia de enfrentamiento con el imperio y la oligarquía.

Sin embargo, en el fondo se trata de una amenaza a los factores de la disidencia democrática. Se vincula con el plan de crear un Estado paralelo que ya opera en la salud, la educación y con los poderes comunales en alcaldías y gobernaciones; y que contempla, por supuesto, la formación de un nuevo ejército como eje central de las Fuerza Armada Nacional.

Mientras tanto, se estimula el pase a retiro de la oficialidad institucional mediante la disminución de los estímulos profesionales académicos y una presencia cada vez mayor de oficiales fanatizados o directamente miembros de la avanzada fidelista.

En este contexto, la milicia se convierte también en un eficaz instrumento para acentuar la matriz de miedo social que se ha ido extendiendo mediante leyes y disposiciones punitivas, la práctica de la discriminación, el uso político de la justicia y un lenguaje presidencial cada vez más agresivo y amenazante.

El segundo objetivo es demasiado claro: la liquidación en la práctica de las Fuerza Armada Nacional tal como la concibe el texto constitucional vigente. Como lo analiza la especialista Rocío San Miguel, se trata simplemente “de la destrucción de la institución militar”.

Visto de este modo, Chávez logra con el espectáculo de la avenida Bolívar y las movilizaciones previstas para los próximos días dar un paso muy importante en la anunciada “radicalización de la revolución”. Un paso previsible para enfrentar la coyuntura más desfavorable de su mandato y colocar elementos de tensión y violencia que compliquen el cuadro electoral de septiembre.