miércoles, abril 06, 2011

"El Adiós de Zapatero" ("...es la confesión tácita del fracazo...")


POR:JOSÉ LUIS MÉNDEZ LA FUENTE.

En un artículo publicado a mediados del año pasado en El Universal, titulado “La Crisis de Zapatero”, nos referíamos al debate, a esa especie de “ser o no ser”, que vivía la política española y que se resumía en: si Zapatero debía dejar el Gobierno o si Rajoy merecía tenerlo. Los partidarios del PSOE acusaban al PP de actuar solamente en función de ganar las elecciones, sin tomar en cuenta los intereses de España; algo así como, cuando hay crisis no se puede hablar de elecciones y el que lo haga es un oportunista y antipatriota. Un argumento por lo demás pueril, sobretodo, si se considera que son precisamente las crisis las que conllevan a los cambios de gobierno en los sistemas parlamentarios.

No ha transcurrido un año y Zapatero, aunque no ha dejado La Moncloa, ha anunciado en el congreso de su partido, que no aspirará a una tercera candidatura para las próximas elecciones gubernamentales dentro de un año. Una decisión que todos esperaban para definir el futuro del PSOE y su nuevo liderazgo. Aunque Zapatero dijo haberlo reflexionado hace tiempo, porque dos periodos de mandato, son más que suficientes, me queda la duda de si no teniendo las encuestas tan en contra y su popularidad por el piso, su decisión hubiese sido la misma. De lo que si se dio cuenta hace ya algún tiempo Zapatero, y de ahí las nuevas caras ministeriales o gabinete de circunstancias, con que quiso maquillar la crisis en el otoño pasado, fue que ganar las próximas parlamentarias iba a ser muy cuesta arriba; y que él se había convertido en un lastre, a juzgar por las críticas venidas del pesoismo regional. De ahí, que haya estado deshojando la margarita de anunciar si se iba o no se iba, o simplemente postergarlo, esperanzado quizás en que su nuevo gabinete pudiese sortear en el 2011 los obstáculos económicos y sociales, que tienen desempleados a más de cuatro millones de españoles. Sinembargo, los pronósticos no se han cumplido, mientras que el paro aumenta todos los meses.

El adiós de Zapatero y el tiempo en que lo hace público, no es pues casual y persigue varios objetivos. El primero es, obviamente, apartarse él del camino electoral, buscando un efecto que pueda influenciar al electorado en las elecciones regionales del mes próximo; el segundo, es definir, sin perder tiempo, después de aquellas elecciones, quien será el candidato y nuevo líder del partido ante la posibilidad, nada irreal, de que a pesar de los pactos con algunas minorías regionales, se desate una crisis parlamentaria que obligue a adelantar las elecciones, de modo que esa situación no los tome por sorpresa; el tercero, es tratar, con un poco de suerte, de lavarle la cara al gobierno, durante el año que en teoría aún le queda, bajo el principio de que dado lo malo de la situación cualquier variación no puede empeorarla más, sino en todo caso mejorarla y, de esa manera, darle algún chance al PSOE de ganar las elecciones nacionales. En resumen, sacrificarse y tratar de salvar al PSOE de una hecatombe electoral.

Pero cabria preguntarse, aun cuando la decisión le parezca un ejemplo de coherencia e integridad a la dirigencia del PSOE, como se puede dejar de ser el líder de su propio partido, que es lo que en el fondo hizo Zapatero, y seguir siendo, al mismo tiempo, el Primer Ministro de España; como se puede reconocer públicamente que no se es un buen candidato para aspirar a regir el destino de los españoles por cuatro años mas y, no obstante, pretender mantenerse gobernando el año que le queda.

El adiós de Zapatero, es la confesión tácita del fracaso de su segunda presidencia por el mal manejo de la crisis, pero principalmente, de su arrogancia para desafiar al clamor popular que le pide que se vaya, manteniendo una postura terca de no adelantar elecciones, sin importarle lo que piense el resto de los españoles.

xlmlf1@gmail.com

Fuente:http://www.noticierodigital.com/2011/04/el-adios-de-zapatero/

2 comentarios:

Emmet Ray dijo...

No se adelantaran las elecciones, en España no dimite ni el gato, si bien la primera legilatura fue evidentemente progresista en sus formas y actos la segunda se le fue de las manos al no tener en cuenta la "crisis" economica...Zapatero estara hasta el final...

PD: Rajoy esta en las encuestas de valoración por debajo de ZP y esto a sido así desde el principio... ¡ QUE PAIS !

PD2: Gran blog, circulare por aquí..

Saludos.

Eva dijo...

qué tire una piedra el que lo hubiese hecho mejor que usted Zapatero