lunes, abril 13, 2009

"Que le corten la cabeza" ("Busca radicalizarnos...Obligarnos...de que somos enemigos a muerte...para aplastarnos")


POR:KIKO BAUTISTA.


Solía la reina de Corazones en el cuento “Alicia en el país de las maravillas” mandar a cortarle la cabeza a todo aquel que medio se le atravesara.

Así anda el chavismo. Eso que llaman “la profundización de la revolución” no es otra cosa que la new dictadura. La radicalización es una vuelta atrás. Un retroceso terrible a la vieja tesis de la dictadura del proletariado y sus derivados. No es otra cosa que el viejo truco de concentrar el poder en una sola y miserable mano.

La nueva excusa es la impunidad. Esa especie de manía recurrente por guardar facturas y amenazarnos con ellas todo el tiempo.

Resulta que el hoy presidente dio un golpe de estado en el 92 y a los 3 años salió como si no hubiera quebrado un plato. Nadie se dedicó a perseguirlo o a recordarle cada cinco segundos la metida de pata. En el 2002, al líder del proceso le aplicaron la misma. Y no es que estemos de acuerdo con que aquello de “ojo por ojo diente por diente”. Pero, la respuesta que se da a un suceso de valor similar es un cuento parecido al de la llorona, un historia horrible que se repite una y mil veces con el fin de aterrorizar a las masas.

Supuestamente aquí se dictó una ley de amnistía, un perdón público sobre esos hechos. Pues nada que ver. Aprovechando la sentencia a los comandantes y policías de la PM la ya vieja factura ha vuelto a ponerse de moda. El discurso de la impunidad viene ahora acompañado. Como a Baduel no lo podían fregar con lo del golpe le clavaron la etiqueta de corrupto. Igual aplique con Manuel Rosales. No le pudieron ganar en las urnas, entonces hay que sacarlo del juego a punta de zancadillas.

Es que basta que medio se asome un liderazgo sustituto de Chávez para que le den con todo.

Sea por “Re” o por “Fa” el comandante se va quedando sin contendientes para el 2012. La destrucción de eso que un día fue llamado la descentralización no es otra cosa que un serrucho. Por ese camino se van quedando sin piso los posibles candidatos de la oposición. El extremo de esa política es el aplique a Ledezma. Al alcalde mayor lo dejaron sin sede, platica ni un pelito para poder demostrar que se puede gobernar de manera eficaz y para la gente. Para el chavismo la democracia no es principio es un accesorio.

Tal política de arrase plantea una reflexión urgente. El cogollo que nos gobierna quiere llevarnos al terreno donde es más fuerte.

Busca radicalizarnos. Obligarnos a que nos traguemos la idea de que somos enemigos a muerte. El objetivo final es sacarnos de la legalidad para aplastarnos. El sueño de la cúpula cívico militar que dirige el Estado son unos tanques, unos tiros, una acción heroica digna de comparar con Bahía de Cochinos. Meter preso a un gobernador, a un alcalde, en medio de una plomazón eso sería el verdadero orgasmo.

La idea que tiene estos señores de la política es algo muy parecido a la guerra. Siendo así, lo primero sería evitar cualquier escenario que nos coloque en una posición que facilite las respuestas violentas. Difícil tarea. Si la única respuesta es poner la otra mejilla puede que terminemos legitimando un estado de derecho fraudulento y dictatorial.

Como se trata de lo contrario, no se pude seguir alimentando una justicia que funciona como paredón. Hay que hacer todas las diligencia que se requieran. Ir aquí, allá y meter todos los recursos que estén a la mano. Dejando claro siempre que por esos caminos no hay sino pura trampa.

Como no hay justicia, el único tribunal posible es la gente. Eso significa todo menos inmovilismo.

Hay que hacer mucha bulla, quejarse por todo. Aquí y afuera Ejercer a la democracia. No dejar que la arrinconen. Al contrario, exprimirla. Inventar nuevas formas de lucha que nos comuniquen con ese sector de los venezolanos que vota por Chávez pero, que no se identifica con el totalitarismo. A ellos hay que plantearles más que reencuentro una ruptura con el chavismo.

Para esas cosas necesitamos partidos que inventen, debatan.

Una dirección que unifique y dirija una política inteligenteno sea que nos corten la cabeza.


2 comentarios:

Anónimo dijo...

Con la misma vara que mides serás medido - Por: Joaquín Chaffardet
12 Apr 2009 17:

No se puede olvidar la actitud de quien fue cómplice de tantas injusticias.

Esta es la ley de la vida y ninguno o 'ninguna' se salvará!

Para mis amigos

CON LA MISMA VARA…

El arresto y la posterior prisión de Raúl Baduel son absolutamente condenables desde un punto de vista teórico. La detención por la forma violenta en que se practicó: encañonando al ex-ministro y a su esposa, cual si fuesen atracadores comunes. La prisión a que ha sido sometido viola principios constitucionales tal como el derecho a ser juzgado en libertad. Lo importante es que Baduel está probando la medicina creada en el laboratorio donde el fungía como uno de los principales farmaceutas.

No se puede olvidar que Baduel fue(1) uno de los propulsores de la guerra asimétrica. (2)Uno de los voceros que anunciaban la pronta invasión de las fuerzas del Imperio.(3) Baduel fue uno de los diseñadores del cuerpo pretoriano llamado Reserva, milicia al servicio de su Comandante. (4) Baduel fue el hombre que se vanagloriaba de haber devuelto a Chávez a Miraflores para desgracia de Venezuela. (5) Baduel fue el mismo que lloró de emoción cuando su jefe lo ascendió a “general en jefe”, a trisoleado.(6) Baduel es el mismo que permitió la presencia de los agentes cubanos en la Fuerza Armada.(7) Baduel es el mismo que permitió y promovió el que nuestros cadetes fueran a Cuba a recibir su grado de manos del dictador y asesino Fidel Castro.(8) Este Baduel, hoy víctima de su jefe es el mismo que autorizó que oficiales venezolanos hicieran cursos de estado mayor en Cuba.(9) Este Baduel es cómplice de haber puesto a la DIM, su herramienta favorita, bajo la dirección de los servicios de inteligencia cubanos.(10) Este general llorón es el mismo que persiguió a numerosos oficiales de la fuerza armada, destruyó sus carreras y a muchos llevó a prisión. (11) Este “general” es el mismo que promovió la compra de los 100.000 fusiles AK. (12) Este sigüi de Chávez es el mismo que introdujo el slogan “Socialismo, patria o muerte” en las fuerzas armadas. (13)El mismo que aupó las compras de armamentos por miles de millones de dólares. (14)Este es el mismo que fue ejecutor y cómplice de la persecución política continuada contra numerosos venezolanos. Responsable del dolor de cientos de familias venezolanas.

Ahora es víctima!!! Ahora es opositor!!!! Y lo lamentable es que sectores democráticos estén hoy asumiendo su defensa. Pareciera que todo bicho con uñas que caiga en desgracia con el dictador es bienvenido al bando democrático. No importa que hayan hecho. A lo mejor mañana vemos a Jessi Chacón en la misma mesa con Ledezma o Capriles. O a Tarek El-Aissami con Julio Borges. Gravísimo error a mi juicio.

Y este Baduel, perseguidor, jala bolas y llorón hoy se nos quiere presentar como víctima y como demócrata. Qué turbias razones motivaron la ruptura entre Chávez y Baduel, no lo sabemos, pero estoy seguro de que no fue un asunto de principios. Algún día se sabrá el motivo, ya que no hay nada oculto para siempre en Venezuela. Así como algún día se sabrá porque Lucas Rincón no fue sometido a la justicia revolucionaria a raíz de su actuación el 11 de abril, pero a unos inocentes les clavan 30 años de prisión.

Como podrá entenderse, no voy a sumir la defensa del hombre que ordenó el allanamiento de mi residencia. Del cobarde que ordenó que sembraran un supuesto explosivo en mi casa. Del mismo que ordenó que se me abriera un juicio militar al cual no voy a someterme. Es este cobarde, llorón como todos los chavistas, el principal culpable de las vicisitudes por las que hemos tenido que pasar yo y mi familia. Espero que Baduel pague aunque sea de esa manera el daño que le ha hecho al país, a numerosos venezolanos y en particular a mí y a mi familia.

=0 A
Y aunque no me hubiera causado un daño, nunca formaría parte de los pendejos que creen en este esbirro. Una de las figuras más tristes, cobardes y siniestras del régimen. Lo lamento por su familia que ahora probablemente pasará tantas vicisitudes como la mía, sin tener culpa de nada. Pero espero que él las pase multiplicadas por 100. Nunca pensé que le tendría que agradecer nada a Chávez.

Se hace realidad aquello de que “con la misma vara que mides serás medido”. Palabra de Dios.

Joaquín Chaffardet

Jchaffardet@gmail.com

Esveritate dijo...

Le invito a visitar mi Blog La Verdad de la política donde encontrará un enlace con el suyo y recoger un PREMIO para su magnífico Blog.

http://esveritatelaverdad.blogspot.com/

Reciba desde España un saludo y todo mi apoyo en busca de la democracia.