sábado, enero 09, 2010

Consecuencias de la devaluación de la moneda en Venezuela.


POR: FRANK JACK DANIEL.


El gobierno del Presidente Hugo Chávez devaluó el viernes el bolívar, estableciendo dos nuevos tipos de cambio en 2,6 y 4,3 bolívares por dólar. El tipo de cambio único que estaba vigente hasta ahora y que regía para todos los sectores, fijado desde el 2005, era de 2,15 bolívares por dólar, aunque en el mercado “paralelo” suele operar a niveles superiores. El presidente Hugo Chávez dijo que desde el lunes habrá un tipo de cambio para sectores prioritarios como alimentación, salud, ciencia y tecnología, maquinarias y equipos, remesas al exterior para familiares y estudiantes, etc, a 2,6 bolívares por dólar y otro que ha llamado “dólar petrolero” de 4,3 bolívares por dólar para otros rubros como el automotriz, comercio, construcción, equipos electrónicos y telecomunicaciones.

¿CUALES SON LAS RAZONES?
- La devaluación ayudará al presidente Hugo Chávez a cubrir el presupuesto y otras obligaciones de gasto este año en el mayor exportador de petróleo de Sudamérica.
Mientras Venezuela reciba más bolívares por cada dólar de los ingresos por petróleo, habrá más fondos disponibles para pagar deuda y otras obligaciones.
La compañía petrolera estatal PDVSA tuvo problemas el año pasado para pagar a proveedores de servicios a la vez que mantenía sus elevadas contribuciones a los programas sociales del Gobierno. Un bolívar más débil eliminará parte de la presión y debería elevar el valor de la deuda de la firma.
¿POR QUE AHORA?
- El momento de la devaluación es una sorpresa. Hace un año se pensaba que era posible que Chávez adoptase la medida, cuando los precios del petróleo estaban muy bajos, cerca de 30 dólares por barril, y aún restaba un largo trecho en el calendario sin elecciones.
Los precios del petróleo ahora están cerca de los 80 dólares y Chávez enfrenta una elección parlamentaria en septiembre.
Sin embargo, la economía se contrajo un 2,9 por ciento el año pasado debido a una fuerte caída en los sectores industrial y de manufacturas, así como por los bajos precios del petróleo. Chávez espera que un bolívar más débil estimule la producción nacional, cree un sector exportador no petrolero y limite las importaciones.
¿IMPACTO EN LA DEUDA?
- Los tenedores de bonos venezolanos denominados en dólares posiblemente estarán contentos con la devaluación, ya que reduce la percepción de riesgo de incumplimiento de pago. Sin embargo, algunos inversores podrían preguntarse si la inesperada medida es una señal de que las finanzas del país están en peor estado del que se pensaba.
¿EFECTO SOCIAL?
- Los consumidores sentirán una moneda más débil en el país dependiente de las importaciones, donde la inflación alcanzó un 25,1 por ciento en el 2009, una de las tasas más altas del mundo. Chávez resistió durante largo tiempo las presiones de la industria por una devaluación, diciendo que no arriesgaría más alzas de precios en momentos difíciles para la economía.
Venezuela suele sufrir de escasez de productos básicos como café, leche y repuestos de vehículos. El objetivo de Chávez de reducir las importaciones con una tasa dual, una para alimentos básicos y medicinas y otra para productos no esenciales, podría crear más limitaciones.
Un fuerte aumento en los precios combinado con la escasez y una economía en contracción podría provocar descontento social, pero los subsidios y los servicios gratuitos ya establecidos por Chávez podrían suavizar el golpe. El podría anunciar más subsidios.
¿INDUSTRIA?
- La devaluación hará más competitivos a los sectores industrial y agrícola de Venezuela, golpeados duramente por el aumento de los costos de los bienes importados, y hará más económicas las exportaciones del país. Venezuela sufre de una condición económica llamada “mal holandés”, donde los altos ingresos del crudo llevan a una sobrevaloración de la moneda y hacen que otros sectores económicos se marchiten.


4 comentarios:

Anónimo dijo...

El Alcalde Metropolitano de Caracas Antonio Ledezma, se pronunció esta noche en torno a las medidas económicas anunciadas por el Presidente Chávez y las calificó como una devaluación de la calidad de vida del venezolano.

“Chávez mintió al decirnos que la crisis no nos tocaría ni un pelo aunque el precio del petróleo estuviera a cero bolívares, y ahora devalúa 100 por ciento la moneda nacional, colocando el dólar a 4,30, con el precio del petróleo sobre 80 dólares por barril; cuando los Estados Unidos y la mayoría de los países del mundo iniciaron su recuperación ante la crisis financiera”, aseguró Ledezma.

El Alcalde calificó las medidas económicas dictadas por el gobierno central, como parte de una nueva arremetida contra el pueblo. “El Presidente, hace un año, lanzó el Bolívar Fuerte, pero ¿qué tiene de fuerte, si ahora lo que está haciendo es debilitar la calidad de vida de los venezolanos? Esto no es más que un Viernes Rojo que se burla de los esfuerzos que ha hecho cada ciudadano para tener los ahorros que hoy se le desvanecen en las manos”, aseveró Ledezma.

El Alcalde aseguró que esta medida afecta directamente a los venezolanos, ya que a partir de este sábado, su poder adquisitivo es exactamente la mitad. “Al establecer la tasa de cambio a 4.30 bolívares fuertes por dólar, se devalúa automáticamente la calidad de vida del venezolano, ya que pasamos a tener la mitad del dinero que teníamos hasta hoy. Si mañana usted necesita comprar la nevera de su casa, ésta le va a costar el doble de lo que le costaba hasta este viernes”, enfatizó el Alcalde Metropolitano.

Hizo un llamado al ejecutivo nacional a hacerse responsable de la crisis que está propiciando al tomar estas medidas.

“Señor Presidente, si usted tuvo las agallas de mentirle al pueblo diciendo que la crisis financiera mundial no nos afectaría, tenga ahora el coraje de responderle a cada uno de los venezolanos qué pasará con sus ahorros, con sus sueldos que se disminuyen a la mitad y con la crisis económica general que ahoga al país. Si este año tuvimos la inflación más alta, ¿qué quedará para el 2010 a raíz de esta devaluación del cien por ciento”, concluyó.

Anónimo dijo...

El General Raúl Baduel desde prisión: “Ayer tuvimos un Viernes Negro, hoy tenemos un Viernes Rojo”


El General Raúl Baduel, preso en la cárcel de Ramo Verde, ha emitido esta noche unas declaraciones acerca de la decisión adoptada hoy por el Gobierno nacional de devaluar el Bolivar.

El General ha afirmado que “antes tuvimos un Viernes Negro, hoy tenemos un Viernes Rojo”

“Chávez oficializa la devaluación el Bolívar a un cambio dual de 2,60 y 4,30 Bolívares por Dólar y con cinismo y desfachatez, con más de 10 años en el gobierno, despilfarrando más de 950mil millones de Dólares de ingreso petrolero; nos dice que hay que salir del rentismo petrolero del cual él mismo ha vivido a su máxima expresión, y que debemos sustituir las importaciones como si eso se logrará de la noche a la mañana después que ha destruido el aparato productivo de la Nación“, ha señalado el General.

Anónimo dijo...

“Se le está dando un batazo al estómago de los venezolanos”

El partido opositor Primero Justicia expresó esta noche su rechazo a la devaluación del bolívar frente al dólar anunciada este viernes por el presidente Hugo Chávez.

Primero Justicia indicó en un comunicado que rechaza esta medida así como “el establecimiento de un tipo de cambio dual y la sustitución de las importaciones” por considerar que con ello “se le está dando un batazo al estómago de los venezolanos”.

En opinión del dirigente Gustavo Rojas las decisiones tomadas por el Gobierno “sólo se traducirán en mayor inflación para los venezolanos”, cuando, según cifras oficiales, la inflación al cierre de 2009 fue de 25,1 por ciento.

“Cuando usted mañana vaya al mercado, seguramente verá reflejados los efectos de este anuncio”, señaló Rojas, según la nota de prensa difundida por su partido unas horas después del anuncio presidencial.

El dirigente opositor calificó asimismo de “hipócrita” al Gobierno “por haber formulado un presupuesto para 2010 sobre la base de una inflación en 20 por ciento y devaluación cero”, dice el comunicado.

Por su parte, el coordinador nacional de Primero Justicia, Julio Borges, manifestó que “para la Venezuela Mercal (mercado de alimentos regulados), esta medida representa una devaluación de 21 por ciento de un sólo trancazo y para lo demás es del 100 por cien”, agrega el comunicado.

Según Borges, “todas las encuestas reflejaban que lo peor que podía hacer el Gobierno era devaluar porque eso vuelve sal y agua lo poco que ganan los venezolanos”.

“No venga ahora el Presidente a decir que esto es para estimular la producción nacional cuando tiene 11 años dándole patadas al sector privado. No nos venga con ese cuento. Esta devaluación es para obtener más bolívares de los dólares que ingresan por el petróleo”, manifestó.

“Es tener más bolívares para seguir con la ‘regaladera’ a otros países, la ‘compradera’ de juguetes militares y mantener la inmensa ineficiencia y corrupción”, añadió.

Maneiro dijo...

Estimados;

Hago un análisis de los efectos de la devaluación, creo imparcial, que está disponible en mi blog:

http://veneanalisis.blogspot.com

Saludos
Maneiro