domingo, enero 24, 2010

RCTV y el contraataque de Chávez


POR:ARCANGEL VULCANO.


El Gobierno de Hugo Chávez ha obligado a las compañías de transmisón de televisón por cable venezolanas a sacar del aire la señal por suscripción de RCTV, alegando el presunto cumplimiento de una ley aprobada por una Asamblea Nacional irrita e ilegítima, integrada por sumisos, adulantes y obedientes diputados, quienes siguen al pie de la letra las directrices de su comandante caudillo y Jefe supremo de la seudo revolución, el nuevo dictador Chávez. Ha sido un abuso más de este gobierno totalitario, un exceso, se ha consumado una flagrante violación de la libertad de expresión de los venezolanos; es una arbitrariedad más de este gobierno dizque "socialista"; una imperdonable injusticia. Algún día este irresponsable e inmisericorde gobierno y sus cómplices, deberán pagar muy caras las graves consecuencias de sus atropellos y violaciones a nuestros legítimos derechos ciudadanos; llegará la hora, más temprano que tarde, en que los venezolanos pasaremos facturas a los culpables de estas violaciones de nuestros derechos.

Deploramos y rechazamos categóricamente desde Epicentro Hispánico semejante desafuero. Lo han hecho amparados en el poder absoluto que ejercen desde el gobierno, justificándose alegando la legalidad; pero violando el debido proceso y el estado de derecho, ultrajando la Constitución Nacional, actuando premeditadamente, sorpresivamente, con sobre ventaja, aprovechando la nocturnidad, sobreprotegidos entre gallos y media noche, durante una madrugada de un domingo, seguramente calculando fríamente que a esa hora la mayoría de los venezolanos duermen o descansan refugiados en sus hogares. Creen equivocadamente que quedarán impunes sus crímenes, porque sueñan con ejercer el poder que ostentan para siempre, subestimando las capacidades creativas del glorioso y libertario pueblo venezolano, están ciegos y sordos, perdieron toda cordura, sus tropelías de hoy serán el lamentable y eterno epitafio de sus lápidas mañana, porque han terminado -ahora si- de cavar sus propias sepulturas políticas, ¡escríbanlo!...

El culpable intelectual de esta delictiva medida, de este grosero atropello, es sin dudas Hugo Chávez Frías. Esta nueva torpe decisión política del dictador, encuadra perfectamente, en lo que él ha denominado como "el contraataque", de hecho, esta arbitrariedad forma parte de su contraataque político dirigido contra quienes considera sus irreconciliables enemigos oligarcas; pero ignorando que por culpa de sus delirios de grandeza, en medio de su deliberada y demencial refriega, estamos injustificadamente entrampados todos los ciudadanos sin distinciones, todos sin excepción, quienes somos las verdaderas víctimas de sus garrafales errores. Chávez es quien ha ordenado a su cómplice, uno de sus Ministros, el taimado, incondicional y obediente Diosdado Cabello, para que cobardemente haga el triste papel de verdugo por encargo, y ejecute cubriéndose las espaldas, mediante la aplicación de una ley violatoria de los principios y derechos consagrados en la Constitución Nacional, y que nunca se le consultó al país nacional, para que práctique el cierre de RCTV. El pueblo venezolano lo sabe; y el pueblo jamás olvida a sus esbirros, ellos siempre terminan siendo repudiados ingratamente por la historia.

7 comentarios:

julio dijo...

Siento mucho por la falta de libertad cada dia demuestra mas que es un dictador. Quien le podra parar.....

Anónimo dijo...

“Llega un momento en que la gente tiene que decir Basta”

En una entrevista de Roberto Giusti que hoy publica el diario “El Universal” Granier expresó sus razones para no transmitir las cadenas del Gobierno y señaló que “llega un momento en que la gente tiene que decir basta”.

Esto es parte de lo que dice el Director de las empresas 1BC y RCTV:

-¿Persistirán en no retransmitir las cadenas a través de RCTV Internacional?

-Nadie puede ser obligado a hacer cosas contrarias a la ley. La Constitución garantiza la libertad tanto de expresión como de empresa y nosotros estamos ejerciendo nuestros derechos. Un país no puede ser gobernado por los deseos de retaliación económica o política por parte de ningún funcionario.

-¿Tiene sentido sacrificarse a sabiendas de que eso significa el cierre? ¿No es mejor conservar la señal en medio de todas las limitaciones?

-Así pensaron muchos de quienes fueron cediendo a los caprichos de Castro, Hitler o Stalin y mira cómo terminaron sus países.

-Es decir, ustedes se niegan a transmitir las cadenas.

-Si la noticia es importante o relevante la transmitiremos.

-Pero casi nunca se sabe con qué viene Chávez.

-La última cadena ni siquiera fue anunciada. Nosotros no teníamos idea y no pudimos, ni siquiera, considerar si entrábamos o no. Pero la información no lo ameritaba. La cadena es algo excepcional que debe usar un jefe de Estado para tratar asuntos de interés nacional en momentos muy serios. Así que no puede seguir siendo banalizada, al punto que cuando se transmite la gente apaga el televisor o cambia de canal.

-Con RCTV Internacional desaparecería un medio crítico que, a pesar de habérsele reducido de manera sustancial su cobertura, sigue siendo un factor tan importante de opinión pública que lo quieren volver a cerrar. ¿No sería mejor transigir y seguir ejerciendo ese papel?

-Y vendrá otro atropello y otro y otro. Pero llega un momento en que la gente tiene que decir “basta”, porque la legislación pretende convertir al ciudadano en instrumento de una política represiva. Lo obligan a escuchar las cadenas, a delatar a sus conciudadanos y ahora pretenden que las cableras corten, de manera ilegal, una señal absolutamente legal. El régimen extiende sus tentáculos y si la población no dice “basta”, terminará por imponerse. Los venezolanos, siempre optimistas, creen que esto no durará mucho, pero así pensaban los cubanos y los hermanos Castro ya tienen más de 50 años en el poder.


-A manera de síntesis: ¿Ustedes no ceden en lo de las cadenas?

-Nadie puede ser obligado a violar la ley, ni sus principios.

-¿Es el final de RCTV?

-No lo sé. No depende de mí. Si los accionistas y los trabajadores de RCTV consideran que mi manera de pensar es un obstáculo, mi cargo está a la orden.

Anónimo dijo...

La democracia pisoteada
Antonio Sánchez García

Lunes, 25 de enero de 2010

Están entre la espada de sus ignominias y la pared de la indignación popular. Que entonces, cuando se acabe nuestra pesadilla y comience la suya, sepan enfrentar la justicia con la grandeza que no tuvieron para pervertirla y mancillarla.
Juegan con fuego. Y su intención es tan evidente, que asombra por miserable y estúpida. Pretenden empujar al más corto plazo al enfrentamiento definitivo con los demócratas, inmensa mayoría del país, de modo a sacarse de la manga, como lo hicieran el 11 de abril, su carta secreta: un golpe de estado y el establecimiento final y definitivo de su tan mentada dictadura socialista del siglo XXI. Única salida eventual que les va quedando ante el derrumbe de su popularidad y la sistemática destrucción del país debido a su incuria, su inoperancia, su inmoralidad y su incapacidad de gobierno.

Pretenden, una vez más, tapar el sol de su desastre con el dedo de Diosdado Cabello. Creen que cerrando RCTV el país no se enterará de los cortes de luz, la falta de agua, la galopante inseguridad, la pobreza y la terrorífica inflación que asola nuestros hogares. Creen que sacando del aire a Miguel Ángel Rodríguez, a la Bicha y a los servicios informativos de RCTV la gente no se enterará de las decenas de atormentados deudos que reclaman lunes a lunes frente a las morgues de Venezuela los despojos de sus hijos, hermanos, padres y hermanos recién asesinados.

Por eso, corre Diosdado a obedecer y cumplir las órdenes de su jefe. Un flaco favor que se ve obligado a cumplir para tapar sus latrocinios, sus testaferros, sus cuentas bancarias, sus miles y miles de millones de dólares saqueados de los dineros públicos. Él, un hambriento capitán que salta de espaldero a prohombre de la boliburguesía y las finanzas de Venezuela. De muerto de hambre a rey Midas de esta dolida patria.

¡Cuánto quisieran ambos tener un ápice de la integridad moral, la honorabilidad y la grandeza de aquel que odian desde sus más profundas entrañas! ¡Cómo les aflige el desprecio de la Venezuela ilustre que él representa! Dios los asista cuanto al cabo del tiempo, en una de estas inevitables vueltas de la vida política, se vean en el trance de dar cuenta de sus crímenes y latrocinios. Ya se ven reproduciendo el destino de los Hussein y los Fujimori. Y de allí el desespero. Están entre la espada de sus ignominias y la pared de la indignación popular. Que entonces, cuando se acabe nuestra pesadilla y comience la suya, sepan enfrentar a la justicia con la grandeza que no tuvieron para pervertirla y mancillarla.

No esperen de los demócratas acciones descabelladas ni actos de suicidio político. Seguiremos acumulando fuerzas, apoderándonos de las calles, acerando nuestra indignación y nuestro coraje para cuando llegue el momento. El momento inevitable que ya se avizora. Cuando se vean empujados por la indignación de la Venezuela decente al abismo de su inmundicia.

Entonces seremos implacables. Ya quedó atrás la línea demarcatoria de esa correlación de fuerzas que les hubiera permitido imponer la dictadura. Ya están al borde del abismo. De él no los salva nada ni nadie. Que se vayan preparando.

sanchezgarciacaracas@gmail.com

Manuel Miranda dijo...

Usted acaba de sentenciar.

Pozo+10 dijo...

Hola muy lindo el blog.
Pasate por mi web
http://www.planeta-grandt.com.ar/.
Abrazo!

Anónimo dijo...

LA RAZÓN Madrid 24 Noviembre 09

Alfonso USSÍA
El dato
Huir cuesta dinero. Emigrar a otro país abandonando lo mucho o poco que se ha conseguido en el propio, resulta carísimo. En Venezuela, pueden huir los Cisneros, pero se trata de un caso especial. El venezolano no tiene medios para escapar del presente y el futuro de su tierra. De tenerlos, se colapsarían los aeropuertos y las fronteras. Un tonto puede gobernar, y contamos con ejemplos cercanísimos. Si el tonto sabe rodearse de inteligentes, el tonto no es un problema más allá de su casa. Pero si el tonto recurre a la mediocridad, la sensación de orfandad de la ciudadanía se enriquece. Algo de esto sabemos por aquí. No obstante, nuestra situación es de privilegio si nos comparamos con otras naciones, y muy especialmente con Venezuela, que está gobernada por un loco. Un loco con poder es letal. Y Hugo Chávez, además de sátrapa, está como un cencerro. Pero tiene a su gente arruinada, porque el dinero del petróleo lo destina a su bolsillo, al de sus amigos, al de sus colaboradores y al de sus aliados. Con los ingresos petrolíferos de Venezuela, en muy pocos años se puede crear y mantener una clase media que allí no existe. Huir no es el problema. El problema es sobrevivir después del éxodo. No obstante, mejor enfrentarse a lo desconocido que despertar cada mañana con el peso de saberse gobernado por un simpático, gracioso y colérico chimpancé. De tonto no tiene un pelo, y lo demuestra la inmensa fortuna que ha reunido para él y su familia. Ha sabido rodearse de la miseria de un pueblo para mantenerlo en su pobreza con promesas imposibles de cumplir. No tiene toda la culpa. Chávez es consecuencia de un siglo de robos desde el poder. La clase política venezolana ha dejado extenuada las arcas públicas durante decenios, y esa inmensa riqueza está fuera de Venezuela. Chávez no es diferente. Se distingue de los demás por su condición de loco peligroso. Ayer nos presentó a sus amigos, después de informar a su famélica nación que había adquirido trescientos carros de combate rusos para defenderse de Colombia, los Estados Unidos, el imperialismo, Cristóbal Colón y los Reyes Católicos.

Sus amigos son peculiares. Además de los Castro, Ortega, el cocalero, Ahmadineyad, Mugabe y Omar Bashid, añora a Idi Amin y defiende a su compatriota Ilich Ramírez, el «Chacal», esa hiena enjaulada. Como para lanzarse de lo alto del Salto de Ángel sin paracaídas. El riesgo que conlleva la locura de Chávez, su megalomanía, su egocentrismo nativo, su tiranía hepática, no es otro que la guerra. Colombia, su vecino y admirable país, se levanta hacia arriba mientras Venezuela, con muchos más recursos, se hunde en la miseria. Poco pan y muchas armas, teoría leninista fielmente llevada a la práctica por el emboinado primate. Guerra en el horizonte, no lo duden, porque antes de caer, Chávez es muy capaz de meter a Venezuela en un período de destrucción y sangre. Pero huir es muy complicado. Por el norte, el Caribe; por el oeste y el sur, la selva. Venezuela no puede huir de Venezuela. Los adversarios de Chávez superan con heroísmo las amenazas, las agresiones y las muertes. Se cierran los medios de comunicación críticos. Se expropian las tierras. Se muere de hambre Venezuela. Se compran armas. Y esos amigos... Los locos en el poder sólo cosechan tumbas de inocentes.

Manuel Miranda dijo...

Hace unos minutos publique tema dedicado a su persona.