sábado, julio 11, 2009

"Se desinfló el globo" ("...Chávez...Honduras...teatro de marionetas...se le reventaron...los hilos que mueven a sus muñecos")



POR:JURATE ROSALES.


La estridente actitud de Hugo Chávez en el caso de Honduras, el presidencial teatro de marionetas montado en Nicaragua y las órdenes lanzadas por un presidente venezolano a los militares hondureños, no llevaron a nada. Se le reventaron en las manos, los hilos que mueven a sus muñecos.


Orden en la sala

Entretanto, la esposa del expulsado Manuel Zelaya permanecía escondida en la embajada norteamericana. El ballet verbal de Barack Obama era admirable - le hubiera ganado al fallecido Michael Jackson por lo liviano. A la semana, la canciller de EEUU, Hillary Clinton, hace su aparición, pone orden en la sala y envía a los dos púgiles al cuadrilátero de Costa Rica, bajo una tranquila mediación nada menos que de un Premio Nobel de la Paz, el mandatario costarricense Oscar Arias.
¿Aquí termina el famoso “Golpe de Estado” de Honduras? No, aquí es donde realmente empieza.
El gran teatro de Nicaragua

“Cumbre extraordinaria esta tarde en Managua, allá nos instalaremos los gobernantes de los países de la Alternativa Bolivariana para las Américas”, dijo Chávez desde el palacio de Miraflores, según reseñó Efe. La orden era defender al defenestrado presidente hondureño Manuel Zelaya.
Desde entonces, pasó una semana. Ahora que Zelaya falló su regreso, ¿cómo quedó la imagen internacional de los presidentes del ALBA, venidos al llamado del financista mayor? Cada uno de ellos, al declarar su “indignación” ante la sacada manu militari de Manuel Zelaya, produjo repercusiones en sus respectivos países donde muchos recuerdan que también ellos, sacaron a algunos predecesores en forma poco democrática. Mientras repetían en coro su horror ante el asomo de un “golpe de Estado”, quienes así hablaban eran el ex guerrillero nicaragüense Daniel Ortega, el ex jefe cocalero Evo Morales y el ex ministro a raíz de un golpe Rafael Correa, personas tan versadas en temas de golpes como el propio Hugo Chávez.
Raúl Castro llegó a Managua para defender la democracia y solicitar un bloqueo contra Honduras. ¡Mirá quien habla!, debe haber pensado Cristina Kirchner quien también acudió presurosa a la histórica cumbre.
Por cierto, ¿cómo quedaron finalmente Cristina y el presidente paraguayo Fernando Lugo, quienes llegaron a ofrecerse a acompañar a Zelaya para cuando regrese a su país?
Otro que salió perdiendo
Quien más perdió en esa Cumbre, fue José Miguel Insulza, Secretario General de la Organización de Estados Americanos. Su viaje a Nicaragua y a Honduras, donde se le vio solícito y obediente a la línea trazada por Chávez en Managua, luego altanero y hermético en Tegucigalpa, repercutieron casi, como el doblado de las campanas por la OEA. La asombrosa decisión de expulsar de la OEA al diminuto e inocuo Honduras, adoptada a pocas semanas de haber decidido el reintegro de Cuba, terminaron de borrar el decoro de una Organización creada para buscar el equilibrio y la paz del hemisferio occidental.
La tardanza de cinco días para darse por enterado que en Venezuela, en la propia sede de la OEA, yacía con huelga de hambre el Alcalde Mayor de Caracas, electo con proporcionalmente una mayor cantidad de votos que Zelaya en Honduras y sometido por Hugo Chávez a un golpe progresivo que lo despoja de sus atribuciones, terminó de forjar el perfil de una OEA parcializada.
La posible reelección de Insulza a la Secretaría General donde los votos controlados por el Petrocaribe de Chávez son decisivos, de pronto surgió como tópico en las conversaciones entre diplomáticos.(El CARICOM representa en la OEA 14 votos sobre un total de 34, y se necesita una mayoría de 17 votos más 1 para elegir a un Secretario General). El problema sería que la reelección está lejos en el calendario y el colapso de PDVSA se asoma ya.
La insistencia venezolana en forzar el apoyo de la OEA y de su Secretario General a la causa de Zelaya, ha tenido por resultado inmediato rasgar la cortina que escondía intereses, a veces muy personales.
También perdió Zelaya
El protegido de Venezuela, “Mel” Zelaya, fue sin duda el más perjudicado en este sainete, porque se evidenció su dependencia ya no de Hugo Chávez, sino de Barack Obama.
Su esposa, Xiomara Castro de Zelaya, permaneció escondida en la embajada norteamericana, según informó en Caracas el periodista Nelson Bocaranda. El propio Zelaya, después del fallido intento de regresar a Honduras, se apresuró a acudir al llamado de la Secretaria de Estado Hillary Clinton y someterse a la mediación agenciada por ella.
Sin embargo, lo que más pudo haber afectado la imagen política de Zelaya, ha sido la escena de suspenso, con un avión piloteado por “valientes militares venezolanos” (Chávez dixit), que violó el espacio aéreo de Honduras, dio sin aterrizar unas vueltas sobre ese territorio, transmitió las palabras de Zelaya donde éste asomaba su deseo de lanzarse en paracaídas y simultáneamente mostró a Hugo Chávez monitoreando desde Venezuela aquella operación e instando a los militares hondureños a actuar a favor de Zelaya. El avión dio una vuelta y regresó tranquilamente a Nicaragua. Ni Hollywood lo habría filmado mejor.
El episodio final de esta película surgió días después, en una columna de la periodista Marianela Salazar: “Según nuestras fuentes de inteligencia, todavía permanecen fuerzas de choque venezolanas en territorio hondureño, a pesar del fracaso en la negociación que venía adelantando un emisario del Gobierno venezolano con uno de los comandantes del Ejército hondureño que apoyaría con sus hombres a Zelaya, una vez que aterrizara el domingo pasado en Tegucigalpa. El oficial hondureño arrugó y el maletín con los 50 millones de dólares se habría quedado frío. Según las fuentes, por eso Rodríguez Chacín tuvo que regresar la madrugada del lunes y posteriormente apareció en una rueda de prensa del PSUV.”
El sainete es de realismo mágico latinoamericano, porque al final lo único fríamente real, es que Zelaya quedó “rayado”. No es un presidente derrocado, sino el personaje de una película de vaqueros, sombrero y avionzote incluidos.
Ganó Chávez, pero perdió la franquicia
Chávez salió ganando en que pudo demostrar la fortaleza de su influencia en Nicaragua, Bolivia, Ecuador, Argentina, Paraguay y la OEA, a cuyos respectivos mandatarios alineó en la Cumbre Extraordinaria de Managua.
Salió perdiendo en la medida en que quedó denunciada su franquicia para apoderarse del poder y permanecer en él. Cada detalle de la aproximación a una constituyente y la edificación de un poder eternamente reelecto, es actualmente detallado, analizado y han surgido serias dudas acerca de su exitosa aplicación en el futuro. Al perder el efecto sorpresa, se desvanece su principal arma.
La forma en que la aplicación en Honduras de la separación de poderes permitió desarmar el sistema que exitosamente ya fue aplicado en Venezuela, Bolivia, Nicaragua y Ecuador, ha funcionado como la revelación del escudo anti misil, donde antes esos misiles penetraban sin encontrar resistencia.
En este momento, varias comisiones enviadas por el nuevo gobierno de Honduras a Washington, incluyendo una gira del ex presidente hondureño Ricardo Maduro, encuentran atentos oídos en el Congreso norteamericano, particularmente entre los representantes del partido republicano. Es posiblemente en consideración a esa ala legislativa de EEUU, que la canciller Hillary Clinton complementó su entrevista con Zelaya, con unas declaraciones a Globovisión, pautada días antes, pero oportuna ahora. Hillary recalcó a su entrevistador, Leopoldo Castillo, su firme apoyo a la democracia y libertad de los medios, pero agregó lo que pasó desapercibido al otro Maduro, el de la cancillería venezolana: su disposición para un diálogo con Chávez. Se lo dijo nada menos, que a través de Globovisión. En otras palabras: acepta al autor, pero no acepta su franquicia.
Es de suponer, que después de la lección dada por Honduras, otros países en la mira de Chávez, optarán por la política de aceptar al autor, pero detectar y anular a tiempo sus métodos de penetración.
El arte de la telaraña
Dentro de las revelaciones que ahora emanan de Honduras, quedó al descubierto una de las fortalezas de Chávez, probablemente recibidas de Cuba: la previsión y el trabajo preparativo iniciado mucho antes de asestar el golpe decisivo. Sabemos ahora que en el caso de Honduras la preparación tomó meses, incluyó reuniones de Zelaya con Fidel Castro y posteriormente con Hugo Chávez, la lenta infiltración en el país de cubanos y venezolanos para trabajo de base, condonaciones de deuda, entrega de fondos, envío de petróleo, impresión de material de votación a introducir a última hora, logística para transporte y para acciones de calle, regalo de tractores, discursos incendiarios del presidente, milagrosa aparición de propaganda “espontánea”, impresa meses antes.
Es que Chávez – o los cubanos - planifican a largo plazo. De haberse aplicado ese rasgo organizativo en vez de buscar el dominio continental, a la tarea del crecimiento nacional, Venezuela sería ahora un país del primer mundo con la pobreza como un recuerdo del pasado. Por alguna misteriosa razón psicológica, Chávez se concentró en la falacia de crear su imperio continental. Honduras acaba de reventarle su fórmula para lograrlo. Ahora no queda ni imperio, ni bienestar nacional. Es cuando todos pierden.


Fuente:Publicado por el semanario Zeta. Webarticulista

1 comentario:

Guillermo Melendez dijo...

El articulo ordenado por RAFAEL POLEO ( el fascista confeso) de la revista ZETA, reconoce el gobierno de facto de Honduras, a la vez que desconoce el Derecho que tiene el pueblo hondureño a resistir y a no reconocer un gobierno devenido por la fuerza basados en el Art.2 y 3 de la Constitucion hondureña. POLEO y sus tarifados ven a CHAVEZ por todos lados. Por ahora el pueblo hondureño no tiene el poder como quisiera por no sentirse representados por ninguno de los poderes constiutidos. La oligarquia hondurña redacto la actual Constitucion en el año 82 bajo el viejo esquema de la representatividad y ellos(la oligarquia) si han dado muestras de continuismo puesto que de generacion en generacion se han encadenado en todos los poderes, por ello era impostergable el zarpazo al poder ejecutivo cuando se vislumbraba un interes por la participacion y el protagonismo popular. No creo que se haya desinflado "el globo" cuando desde el Sur del Rio Bravo hasta la Patagonia los pueblos han venido despertando para andar por caminos de libertad y grandeza, desconocerlo es caer en una "fingida ingenuidad".....saludos a todos los participantes...ATTE. GUILLERMO MELENDEZ