sábado, septiembre 12, 2009

Coheticos rusos para el almuerzo sin luz


POR:ARCANGEL VULCANO.


Nuestro iluminado, el Gran Gurú, no se había terminado de bajar de su cubano jet, cuando ya nos había expresado sus supuestas buenas nuevas: “pronto llegarán unos cohetitos rusos” nos ha dicho muy emocionado, ¡que maravilla! ¡bingo! ¡salió mi número! gritarían al unísono y en cambote en cualquier parte de Venezuela en donde hayan cortado recientemente el suministro eléctrico, estén hambrientos y de luto por la muerte de algún pariente en manos del hampa desbordada.

Los cohetitos rusos ofrecidos como la panacea para resolver nuestros riesgos de invasión extranjera, no resolverán nuestros problemas cotidianos; seguramente no evitarán que a miles de venezolanos se les dañen sus neveras incluidos los pocos alimentos que puedan contener, porque aparte de que los apagones eléctricos son cada día más recurrentes y prolongados, la inflación y el alto costo de la vida nos ha golpeado sin piedad ni excepciones el bolsillo de todos los venezolanos. Todo esto ha ocurrido, mientras nuestro gran oráculo, hacía su "importante" periplo visitando a sus amigos y países aliados -según ha confesado- llevando su hipnotizante mensaje revolucionario, a todos los integrantes del “eje del mal”.

Mientras tanto, los venezolanos debemos convivir atemorizados encerrados tras barrotes en nuestras casas, porque el hampa desatada, hace estragos matando y robando sin restricciones, haciendo ver impotentes a todos los cuerpos de seguridad del estado que han sido desbordados por los criminales que pululan sin castigo por las calles de todo el país, por lo que la mayoría de la población honesta y trabajadora sufre y padece a merced de la delincuencia; ya son incontables los muertos de todos los fines de semana; pero no importa, nuestro Jefe supremo se regodea orgulloso muy vanidoso, paseándose por la alfombra roja del festival de cine de Venecia, y luego al arribar a su país en ruinas, desde el denominado balcón del pueblo, desfasadamente se ufana vergonzosamente frente a una escuálida manifestación de sus cada día más escasos partidarios incondicionales, de los presuntos logros de su decadente seudo revolución.

Penoso ha sido su discurso de anoche pronunciado en cadena nacional de radio y televisión desde un nostálgico escenario, que recuerdan agriamente viejas glorias y multitudes fervorosas, que ayer le vitoreaban esperanzadas en mejoras, hoy sustancialmente mermadas por el desencanto y la decepción generalizada; ha sido un palabrerío vacío e incongruente con el que ha evidenciado el creciente deterioro de su desecha imagen redentora ante sus nacionales y por causa de ello destila odio y veneno hacia los venezolanos que no apoyan incondicionalmente su anquilosado proyecto político totalitario. Tales circunstancias parecieran que le han nublado la razón aún más, haciéndole perder el sentido de la realidad, creyendo que puede entusiasmarnos a todos entregándonos como noticia fresca que "pronto vendrán más cohetitos rusos", que nos costarán una millonada de dólares, mientras en los hospitales la delincuencia está matando a los pacientes y los venezolanos pasamos el trabajo hereje estirando nuestros salarios para medio comer, y buena parte de nuestros compatriotas están pasando el hambre pareja.
Patético nos ha resultado entonces el escucharle sus palabras de resentimiento contra la oposición democrática venezolana, como siempre dejando entrever sus peores defectos, el odio, el resentimiento, la soberbia y la ira contra sus nacionales diversos y distintos, quienes simplemente no piensan igual que él, evidenciándonos públicamente sus peores defectos y amarguras, sus temores, repitiéndonos la misma cantaleta contra el imperio; nada nuevo nos ha dicho el gendarme innecesario, excepto, la noticia, de que pronto podemos almorzarnos sus cohetitos rusos pero a oscuras, porque ya ni energía eléctrica constante tenemos sus compatriotas, gracias a los efectos perniciosos de su seudo revolución.

¿Los venezolanos comeremos para el desayuno, el almuerzo y la cena, cohetitos rusos sin luz? Pareciera que esa fuera la suerte cruel que nos tiene reservada de muy buena fe, nuestro amado caudillo eterno. Tal vez lo que ocurre, es que el nuevo líder universal, ha sucumbido a las presiones indebidas de sus adversarios derechistas mundiales, al hacerle acusaciones ¿"infundadas"? en serie congelándole multimillonarias cuentas bancarias a "algunos" de sus más cercanos colaboradores; a lo mejor, es eso, que no resulta fácil para nadie soportar que se le imputen sin anestesia injustamente delitos terribles como lo son sin duda, estar financiando y apoyando secretamente terroristas y narcotraficantes, sobre todo durante estos peligrosos tiempos de guerra encubierta mundial, que han emprendido los estadounidenses después del trágico 11 de septiembre del 2.001; eso posiblemente debería poner muy nervioso a cualquiera, sobre todo, cuando las acusaciones provienen del siempre malévolo e infatigable imperio gringo, quien nunca suelta a sus presas después que las agarra en sus fauces, las engulle enteras, y si le ocurriera a nuestro adalid universal que la justicia independiente y autónoma estadounidense, logrará enjuiciarle y probarle algún crimen alguna vez, por insospechadas causas judiciales, ¡adios luz que te apagaste!porque no habría ni cohetico ni armatoste ruso alguno que pudiera impedirle un triste final.

1 comentario:

Rosario dijo...

En mi blog tienes un premio por tu maravillosa amistad

Un besito Rosario