martes, mayo 29, 2007

CHÁVEZ PRETENDE ARTICULAR UNA HEGEMONÍA COMUNICACIONAL


El imperio comunicacional construido en ocho años de gestión chavista ha financiado 18 canales de televisión comunitarias, más de 145 emisoras de radio en todo el país y más de un centenar de periódicos, incluyendo dos con alcance nacional, lo que constituye una presencia oficial sin precedentes.

Para cerrar el círculo, el régimen chavista ''goza de la aquiescencia de la mayoría de las 36 televisoras regionales''.

En contraste, cuando Chávez ganó la presidencia de Venezuela en 1998, el gobierno controlaba apenas una estación de televisión, dos emisoras de radio y ningún periódico impreso, medios que significaban para el gobierno un alcance extremadamente limitado.

Luego de ocho años, el poder comunicacional chavista está también ampliando vertiginosamente su influencia en la internet. Además de controlar un amplio número de páginas web y financiar numerosos bloggers que refuerzan la línea ideológica de la revolución bolivariana, el gobierno está promoviendo regulaciones legales para restringir el acceso a la internet.

El año pasado, la Asamblea Nacional, controlada por el chavismo, aprobó una ley para restringir el acceso de menores a los cibercafés en todo el país, y ya varios asambleístas han manifestado públicamente su interés en redactar una ley de internet, inspirada en el modelo cubano.

En el proceso de ''democratización de los medios de comunicación social'' impulsado por el chavismo, ya se han creado un total de 193 medios comunitarios de radio y televisión, y existe un proyecto para crear Alba TV, una estación de televisión de cobertura latinoamericana, que se unirá a Telesur

Si los medios de comunicación en Venezuela difunden puntos disidentes de vista ``se exponen a represalias en forma de acoso fiscal, inspecciones administrativas, silencio oficial a sus solicitudes y ataques verbales dirigidos a desacreditarlos''.

El gobierno actuó por razones políticas porque ''disponía de 70 señales televisivas'' para crear la Televisión Venezolana Social (TEVES), el nuevo canal de televisión de servicio público que sustituirá a RCTV, y que violó el derecho a la propiedad privada porque ordenó la expropiación de los equipos y las antenas de transmisión de RCTV para transmitir el nuevo canal televisivo.

A partir del momento en que deje de transmitir en señal abierta RCTV, 10 de las 12 señales con cobertura nacional estarán bajo control directo o indirecto del gobierno chavista, más del 85 por ciento del espectro televisivo en Venezuela, pero también sueña con expandirlo por toda Latinoamérica, para eso ha ido poniendo sus piezas.

Ahora, pregúntate en verdad, si es este el país que quieres; sin diversidad en la información. Chávez pretende articular y consolidar una hegemonía comunicacional en Venezuela. Aspira tambien poder expandirla progresivamente por toda Latinoamérica, para lograrlo ha ido colocando paciente y habilmente sus piezas, sin prisa pero sin pausa.


Aclaratoria: Estas reflexiones no son de mi autoria, me las envió un amigo polítólogo profesor universitario quien no me aclaró si son sus opiniones o las obtuvo de otra fuente, por lo que las considero como anónimas, me llegaron a mi correo electrónico, y las consideré interesantes. En todo caso, aquí están para el debate de ideas.

2 comentarios:

Manuel Aramis Miranda Perdomo dijo...

Saludos Amigo

A eso agreguemos las cadenas "si ton ni don" y de kilometrica duracion en horario estelar.

Alo Presidente, con un minimo de 12 horas a la semana.

Y las tambien repetitivas intervenciones de Chavez en Vive y VTV.

De ñapa, no conforme, ahora hay que cerrar medios.

NO JODA!

Arcangel Vulcano dijo...

¡Hola Manuel! Es cierto, tienes razón,todas esas acotaciones son muy oportunas y apropiadas.

Vivimos tiempos difíciles.Lo de la salida del aire de la planta RCTV es muy lamentable.Los errores en plítica se pagan doble.

"Joder": Verbo acetado por la real academia de la lengua española.

Lo interpreto como una expresión de indignación de un abogado consciente como se que lo eres amigo Manuel Miranda, y reaccionas con cierto asombro ante lo que considera insólito,y ante la injusticia.

Un gran saludo.