sábado, junio 02, 2007

PUERTO RICO:"ESTE AÑO PODRÍA DECIDIRSE EL FUTURO POLÍTICO DE LA ISLA DEL ENCANTO"

El futuro de Puerto Rico podría decidirse este año

RUI FERREIRA

El Nuevo Herald. KENNETH MCCLINTOCK, presidente del Senado de la isla del Encanto, opina que ésta debería pasar a la Unión.
El presidente del Senado puertorriqueño, Kenneth McClintock, cree que éste es el año en que se pudiera decidir el futuro político de la Isla del Encanto.
El Congreso de Estados Unidos realizó recientemente una serie de audiencias para escuchar opiniones sobre si Puerto Rico debe seguir siendo un estado libre asociado, deberá optar por la independencia o integrarse a la Unión Americana. No es la primera vez que se intenta llevar la cuestión a referendo entre los puertorriqueños, pero McClintock, quien participó en esas audiencias, dijo ayer en Miami a El Nuevo Herald que el momento de decidir ha llegado.
''El proceso de cesación del canal de Panamá comenzó desde los tiempos de Franklin Delano Roosevelt y sólo con Jimmy Carter fue que se logró. Creo que nuestro tiempo ha llegado'', apuntó el senador, de 48 años de edad, quien favorece la integración de la isla a la Unión.
Lo que no puede continuar, aseguró, es seguir con la incertidumbre del estatuto actual en el que "para el exterior somos una colonia, mientras que en términos nacionales somos un estado''.
Si Puerto Rico se transforma en un estado completo de la Unión Americana detentaría un poder impresionante en el Capitolio en Washington, ya que dispondría de dos senadores y seis congresistas.
Por eso, el demócrata McClintock, quien nació en Londres de padre estadounidense y madre puertorriqueña, vislumbra una cierta resistencia por parte de sectores republicanos.
''Creen que si tenemos elecciones para el Congreso los demócratas ganarían. Pero no estoy tan seguro de ello, y creo que eso demuestra un cierto desconocimiento. Es que si van a Puerto Rico y rozan la superficie del puertorriqueño verán una gente conservadora, incluso opuesta al aborto y la pena de muerte, pero por motivos religiosos. Creo que seríamos un estado de voto cambiante'', dijo el senador.
Pero ''en el Congreso siempre ha demorado mucho tomar estas decisiones, ver estos asuntos. A decir verdad, el Congreso [federal] no ha sido famoso por su planificación estratégica'', consideró.
McClintock, que no piensa postularse de nuevo y termina su mandato el año entrante, fue elegido presidente de la Cámara Alta puertorriqueña en el 2005 tras una carrera de alrededor de 20 años en el edificio del Senado, pasando por casi todas sus comisiones. Antes de ser presidente del hemiciclo, cumplió tres mandatos seguidos como senador y fue el líder del Partido Nuevo Progresista en el Senado.
Con relación a las recientes audiencias en el Senado federal, McClintock cree que, si bien los adversarios de que se realice el referendo no estuvieron presentes ''porque trabajan de otra forma'', el proyecto va a salir del comité de recursos ``sin grandes problemas''.
''Como lo veo, será aprobado en la Cámara de Representantes. Ya el Senado es otra cosa. Allí tendrá que ir cuesta arriba, pero tenemos muy buenos apoyos como es el caso del senador Mel Martínez'', explicó.
Por otro lado, reveló que este domingo, por tercera vez, el cuerpo legislativo recibirá un informe sobre el impacto que sobre la Isla del Encanto tendrá una posible apertura de una nueva economía cubana hacia Estados Unidos.
''Tenemos ventajas y desventajas, y eso se ha demostrado en los dos informes anteriores'', dijo.
Entre las ventajas, McClintock señaló la industria de crucero. Al contrario de Cuba, Puerto Rico dispone de una gran infraestructura ya construida. Puerto Rico también goza de ventajas en el terreno de la banca, los seguros, las inversiones y su gestión. Sin embargo, en cuestión de hoteles ''estamos en desventaja'', señaló. ''Nos hemos concentrado en los hoteles de cuatro y cinco estrellas, mientras que en Cuba tienen toda una infraestructura para atraer al turista que no quiere gastar más de $75 por noche en un hotel'', admitió.
Pero hay puntos de encuentro, donde en un futuro se pudiera desarrollar una colaboración, recordó McClintock.
Es el caso de la construcción, en lo que llama ``la arquitectura tropical''.
''Podríamos enviar a nuestros arquitectos a enseñarles a construir edificios con cemento, a prueba de huracanes, propios de nuestro clima. No esas casas que usan aquí en la Florida, de ladrillo y madera. Debían seguir el modelo de Puerto Rico, de uso del concreto'', agregó.

Fuente: elNuevoHerald.

1 comentario:

manuel dijo...

Traidor,nosotros queremos ser puertoriqueños,no americanos,mejor españoles que americanos almenos ellos tienen dignidad...