martes, marzo 03, 2009

"La ley natural del caos" ("...el caos total, que resume a la hoy República Bolivariana")


POR:ASDRÚBAL AGUIAR.

Cuando se crea un pequeño caos aquí, otro allá y uno acullá, el caos se hace del todo

Ha celebrado Hugo Chávez los trágicos sucesos del 27F, ocurridos cuando el susodicho, en 1989, servía a Carlos Andrés Pérez desde Miraflores y a la par lo traicionaba, como cabeza de la logia militar que ejecuta el golpe del otro febrero, el de 1992.

La fecha primera, según aquél, es el momento del inicio de la Revolución Bolivariana que hoy lo tiene por padrino, pero a quién sus obsecuentes o quienes le temen juran lealtad nombrándolo Comandante. Y a propósito de ella observa, éste, que los malos escribidores de nuestra historia, por oligarcas, la reducen a una turba de saqueadores e incendiarios, que luego termina en masacre bajo responsabilidad que endosa, el mismo, a sus propios compañeros de milicia.

Su giro, en todo caso, apunta a sostener que en el día de marras lo que aparenta ser el caos no fue tal sino la decantación de una ley natural. El pueblo se habría insurreccionado contra el capitalismo y las medidas neoliberales del Presidente Pérez; a quien ese mismo pueblo, paradójicamente, elige como su nuevo mandatario apenas días atrás y por una mayoría incuestionable.

Pero vale la observación de Chávez en cuanto a las leyes del caos, porque explican de suyo y al paso el carácter direccional de lo ocurrido ese 27 de febrero, en cuya realización él y los suyos mucho tuvieron que ver, aun cuando ahora se laven las manos mirando hacia los lados y celebrando.

Cuando se crea un pequeño caos aquí, otro allá y uno acullá, el caos se hace del todo y por ley natural el todo deriva en caos. ¡Es obvio!

Los ejemplos huelgan. Basta mirar el transcurso de la década agotada por Chávez para constatar lo que, como ley natural, resulta de los aislados y diferentes caos que estimula éste cada día: el caos total, que resume a la hoy República Bolivariana.

Caos implica ausencia de reglas y la falta de seguridad es su desiderátum; seguridad que reclama cualquier hijo de vecina para orientar sus pasos hacia el porvenir y sobre una senda firme, dentro de la que pueda medir anticipadamente los riesgos de su comportamiento en libertad.

En la República Bolivariana -lo dicta la experiencia- la ley se hace a cada rato y a cada rato cambia, al ritmo de las emociones y el capricho del secuestrador de Miraflores; ante lo cual la Asamblea reacciona como amasijo de mandaderos; y el Alto Tribunal como diligente junta de amasadores, quienes estiran o encogen tales leyes para sociar los gustos y necesidades del verdadero Supremo.

El discurso de éste durante el último sábado no tuvo desperdicio. Reescribió a su manera los sucesos de febrero de 1989. A la par dijo que el Stanford Bank era de la CIA, pero que lo interviene para proteger a sus ricos depositantes por ser venezolanos: ¿acaso los suyos? Luego afirma que si interviene al sistema bancario lo hará por el pueblo, que no por los ricos. Más a renglón seguido ordena intervenir a las productoras de arroz, amenazándolas con expropiarlas y pagarles con papeles, que no con dinero. ¡Y es que nuestros bancos, quienes se enriquecieran como nadie durante la década y con la compra impuesta de los papeles del Estado, ahora, como parece, son sólo eso, arcas de papel devaluado que apenas sirven para pagar las expropiaciones, sin pagarlas!

El caos, pues, reina. Desde ya, subliminalmente, el propio Chávez, en yunta con la suerte de porfiados eunucos que son sus diputados rojos, y reunidos, aquél y éstos en El Valle para celebrar a los muertos del 27, nos dice cómo será el capítulo siguiente por obra de la misma ley natural que él conoce y domina como en que más.

Arguye que se habla de otro 27 en cierne, y previene que quienes eso creen no miden lo que ocurrirá esta vez. De donde advierte que esta vez no estará mirando a la poblada desde su cómoda oficina de Mayor del Ejército en el Palacio Blanco, como en 1989.

Acompañará -lo dijo- a la mesnada de pobres y desvalidos que imagina arrasarán casas, propiedades y comercios privados al ritmo de la desesperación y una vez constaten que se acabaron los reales del tesoro público; dilapidados por el propio líder revolucionario para engordar a sus pares cubanos, nicaragüenses, bolivianos, argentinos, y sobre todo para llenar las alforjas de los empresarios de la muerte, vendedores rusos de toda laya y a sus comisionistas bolivarianos.

Olvida Chávez, empero, el carácter natural que predica acerca de las leyes del caos y hace caso omiso del drama de Maximilien de Robespierre, uno de los promotores de la Revolución Francesa y de su caos o de la "Grande Terreur"; gesta más próxima a nosotros que la cubana, en sus hechos que no en sus ideas. Éste terminó guillotinado a causa de su caos y por una coalición de los suyos, que no de sus adversarios, entre aquéllos, trágicamente, quienes los más corruptos.


2 comentarios:

El Milenio dijo...

Tienes un premio en mi blog.

Desde el blog "La Voz Liberal" he sido honrado con la concesión del Premio "Apache 2009" a la lucha antiterrorista, en particular, durante el año en curso, agradeciendo enormemente a Melvin este reconocimiento. Otorgado, inicialmente, por el blog "Patria judía", podría hacerse extensible a todos aquellos blogs que tienen como uno de sus principios la oposición a la lacra del terrorismo, venga desde donde venga, llámese ETA, Al Qaeda, FARC, Hamas, Hezbolá, etc.
Como todo premio, tiene sus normas:

1. Publicar la foto del premio
2. Enlazar al sitio que lo otorga (opcional)
3. Elegir al menos ocho sitios en la red que a su entender son tambien acrededores al mismo.

El Milenio dijo...

Tienes un premio en mi blog.

Desde el blog "La Voz Liberal" he sido honrado con la concesión del Premio "Apache 2009" a la lucha antiterrorista, en particular, durante el año en curso, agradeciendo enormemente a Melvin este reconocimiento. Otorgado, inicialmente, por el blog "Patria judía", podría hacerse extensible a todos aquellos blogs que tienen como uno de sus principios la oposición a la lacra del terrorismo, venga desde donde venga, llámese ETA, Al Qaeda, FARC, Hamas, Hezbolá, etc.
Como todo premio, tiene sus normas:

1. Publicar la foto del premio
2. Enlazar al sitio que lo otorga (opcional)
3. Elegir al menos ocho sitios en la red que a su entender son tambien acrededores al mismo.