viernes, marzo 27, 2009

"La crisis de la petro-revolución"


POR:FERNANDO EGAÑA.

La crisis de la petro-revolución no ha sido creada sino agravada por la crisis mundial. Es obra de la delirante irresponsabilidad de la “gobernanza” roja-rojita. Y por tanto el análisis de las medidas que se vienen adoptando para “enfrentarla” debe comenzar por colocar la realidad presente en el contexto más amplio del pretendido “modelo de socialismo de siglo XXI”.
Debe recordarse, en consecuencia, que cuando los precios del petróleo cruzaron la barrera de los 100 dólares, el señor Chávez comenzó a declarar que pronto llegarían a los 200 dólares y más. Y no sólo lo afirmaba sino que actuaba en consecuencia, aumentando la regaladera al exterior, estatizando a diestra y siniestra, subsidiando a gobiernos afines y multiplicando la burocracia nacional. Características básicas de lo que se denomina el “nuevo proyecto económico de la revolución”.
De esta manera terminó por comerse a las vacas gordas –cerca de 850 mil millones de dólares, producto de la bonanza petrolera mundial constante y creciente hasta mediados de 2008, más el incremento de la deuda pública, más los tributos no-petroleros–, y ahora que los precios del petróleo se sitúan en 40 dólares, la llegada de las “vacas flacas” obliga a decretar un paquete de más impuestos, más deuda y más inflación.
Por cierto que esa descomunal suma de 850 mil millones de dólares de ingresos recibidos y prácticamente despachados, equivaldría a que cada una de las 6 millones y medio de familias venezolanas, hubiese recibido la cantidad de 130 mil dólares a lo largo de 10 años, es decir más de 800 millones de bolívares (viejos) al cambio paralelo de estos días.
Desde luego que este cálculo sólo tiene un valor demostrativo o pedagógico para resaltar la magnitud de los caudales que ha dispuesto el Estado “revolucionario” en su década en el poder.
En este sentido caben diversas interrogantes. ¿Acaso el derrumbe de Wall Street tiene la culpa de que la revolución bolivarista tenga añales succionando los recursos nacionales y entregándolos al fisco cubano, argentino, boliviano, nicaragüense o ecuatoriano?
¿Será que los señores Bush, Obama, Sarkozy o Brown son los responsables de que el Estado venezolano hubiera elevado el número de ministerios de 12 a 28, y el de sus empelados públicos de 900 mil a 2 millones y medio?
¿Habrá sido el Fondo Monetario Internacional o el Banco Mundial quienes le recomendaron al señor Chávez que redujera la capacidad productiva del sector privado nacional, y la sustituyera con cerca de 220 mil millones de dólares en importaciones en los últimos 10 años?
¿La quiebra de Pdvsa, el BCV o las empresas básicas de Guayana son atribuibles a los dictados de la Casa Blanca, la Moncloa y el Elíseo, o son resultantes de las “políticas” aplicadas por Miraflores?
¿La reciente crisis del capitalismo mundial puede explicar que Venezuela tenga un decenio malbaratando la inmensa oportunidad del boom petrolero más prolongado de la historia?
En verdad, si algo es genuinamente endógeno en estos tiempos de mengua nacional, es, precisamente, la incubación y metástasis de la profunda crisis económica y social, desde luego que intensificada por el contexto global, pero cuya raíz y magnitud se deben al manejo de la abundancia sin previsión ni patriotismo.
Es más, el solo hecho de que Venezuela esté sumida en una mega-crisis con el petróleo en 40 dólares, siendo que en los años 90 el promedio de su cotización se ubicó en 15, da suficiente cuenta del descalabro que se ha apoderado del Estado y la economía.
Y ese descalabro tiene nombre y apellido en la llamada “revolución bolivarista”, que no satisfecha con haberlo generado en medio del vendaval de petro-dólares, ahora se apresta a rematar la faena con más estatismo, más controles, más expropiaciones, más desconfianza y más inseguridad. Por ese camino sólo se enmaraña en laberinto.

"La crisis mexicana ahora si parece crisis"


POR:ARTURO HERRERA


- México D.F. - 27/03/2009.

Si hay algo que sabemos los mexicanos es comer con picante, fallar penaltis y ligar las devaluaciones a las crisis económicas. Y no es para menos. La mayor parte de las crisis económicas en la historia moderna mexicana -por lo menos las más graves- han sido inauguradas con devaluaciones del peso.


En 1976, el peso pasó de 12,5 unidades por dólar, nivel en el que se había mantenido desde 1954, a 22 pesos por dólar en unas cuantas semanas. Situaciones similares ocurrieron en febrero de 1982 y en diciembre de 1994, cuando nuevamente al peso le bastaron unas cuantas semanas para perder la mitad de su valor.

En algunos de estos eventos se presume que algunos inversionistas mexicanos, usando información privilegiada, cambiaron pesos a dólares y los sacaron del país obteniendo jugosas ganancias.

Así pues, en el imaginario popular -y en el de gran número de políticos y analistas- las crisis van acompañadas de devaluaciones y tienen culpables muy precisos: el gobierno que no sabe manejar la política económica y los sacadólares que se enriquecen especulando contra el peso.

Por eso ésta ha sido una crisis singular para los mexicanos. De hecho el primer problema con el peso no se dio sino hasta el verano pasado, un año después de iniciada la crisis mundial, y fue un problema de ¡sobrevaluación! Sí, la moneda llegó a estar a 10 pesos por dólar y el problema de las autoridades financieras no era analizar cómo parar una devaluación (algo con lo que los funcionarios financieros mexicanos han venido lidiando durante décadas) ¡sino cómo evitar que el precio se siguiera apreciando!

Por ello, el 25 de julio la comisión de cambios, (formada de manera paritaria por funcionarios el Ministerio de Hacienda y el Banco de México, aunque con voto de calidad de la primera) anunció que el Banco de México dejaría de subastar dólares, es decir, explícitamente disminuiría la oferta de dólares para inducir una depreciación del tipo de cambio, una situación inédita.

Tal vez por ello los mexicanos nos negábamos a reconocer la presencia de la crisis a pesar de que los datos y los cintillos de los periódicos a nivel mundial así lo indicaban. ¡Hombre!, lo que pasa es que para nosotros una crisis sin devaluación no es crisis.

Sin embargo, la luna de miel del tipo de cambio finalizó en octubre pasado. La bancarrota de Lehman Brothers exacerbó el llamado riesgo contraparte y los inversionistas internacionales empezaron a rebalancear sus portafolios y poner sus activos en los instrumentos más seguros, los bonos del Tesoro de Estados Unidos.

Esto es el llamado "flight to quality" o "fuga hacia la calidad": los inversionistas liquidan sus posición en activos menos seguros (incluyendo los mexicanos) cambian sus pesos a dólares, y los invierten en bonos del Tesoro; resultado, el peso, como muchas otras monedas, se devaluó y rápidamente alcanzó niveles de 13 pesos por dólar en noviembre y llegó a situarse a niveles cercanos a 15 pesos por dólar en la primera quincena de marzo, es decir una devaluación de 50% en siete meses.

Todo esto a pesar de que la comisión de cambios revirtió su decisión del verano pasado y a partir del 8 de octubre empezó a vender 400 millones de dólares por día.

Ahora sí, esta crisis sí parece crisis, ya tiene su propia devaluación. Y como empieza a parecerse a las que conocemos, hay que regresar al debate que conocemos. Así, desde hace unas semanas, varios políticos y analistas se preguntan, cada vez con mayor insistencia, quiénes son los sacadólares de esta crisis.

Más allá de que el secreto bancario proteja la identidad de los sacadólares esta pregunta, en esta crisis, es ociosa. Quienes cambiaron dólares son los inversionistas extranjeros, los mismos que por ejemplo trajeron dólares el verano pasado para aprovechar el diferencial de tasas de interés (el llamado carry trade) y llevaron el tipo de cambio a 10 pesos por dólar, pero esta vez los sacadólares no ganaron, vendieron dólares a 10 pesos y los recompraron a 15 pesos, es decir perdieron un tercio de sus inversiones.

En fin, todo ha sido diferente en esta crisis. No se inició con una devaluación, los sacadólares no ganaron dinero sino que lo perdieron, y en este drama al tipo de cambio no le ha tocado interpretar un papel estelar. Pero cuidado, si bien muchas monedas se devaluaron frente al dólar en el otoño pasado, la mayor parte de ellas se estabilizó a partir de diciembre; es decir, algo está pasando en México que ya no podemos atribuir enteramente a la crisis mundial.

Así que hay que mantenerse atento, hasta ahora el tipo de cambio ha jugado un papel secundario, pero hay que recordar que los actores de reparto también ganan oscares y en ocasiones hasta se roban la película. En fin, que en el capítulo mexicano de esta crisis, el guión todavía se está escribiendo.

*El autor es ejecutivo de la banca privada. Cuenta con estudios de Economía en la Universidad de Nueva York. Fue jefe de finanzas del gobierno de la Ciudad de México en la administración de Andrés Manuel López Obrador.


"Washington pone la mira en Latinoamérica pese a la crisis económica"


POR: FRANCES ROBLES

THE MIAMI HERALD


Las visitas del gobierno de Obama a América Latina empezaron como un goteo pero se han convertido en una inundación.

La secretaria de Estado, el secretario de Justicia y la jefa de la Seguridad Nacional están viajando a México este mes, y en abril Obama también pasará por allí en camino a una cumbre regional en Trinidad. El vicepresidente Joe Biden se reunirá hoy y mañana con dirigentes latinoamericanos en Chile antes de salir para Costa Rica para otra reunión de dos días con los jefes de Estado de América Central.

Las visitas subrayan el interés del Presidente en los temas regionales pese a tener problemas más urgentes, según dicen los expertos. El recorrido de dos países de Biden tras una serie de reuniones a nivel de gabinete muestran que Obama está tratando de diversificar su enfoque de América Latina para no concentrarse en la violencia motivada por la droga en México a costa de otras naciones, dijeron expertos.

Para una región sufriendo las consecuencias económicas de la recesión en EEUU y experimentando un brote de dirigentes electos hostiles a Washington, los viajes son críticos.

"Esto es realmente importante, estas visitas estaban atrasadas'', dijo Carmen Diana Deere, directora del Centro de Estudios Latinoamericanos en la Universidad de la Florida. "En América Latina hay expectativas tremendamente altas de que Obama va a ofrecer un significativo cambio de política en favor de una asociación con América Latina''.

Biden hace su primer viaje oficial a América Latina este fin de semana, asistiendo a una cumbre en Chile donde él y otros políticos de centro-izquierda van a buscar soluciones para la crisis económica global. Biden llegará a Chile el jueves por la noche para asistir a la Cumbre de Líderes Progresistas en Viña del Mar.

Estará junto con el Primer Ministro británico Gordon Brown.

La Cumbre de Líderes Progesistas fue una idea de Bill Clinton junto con el antiguo Primer Ministro británico Tony Blair y el ex canciller alemán Gerhard Schroeder.

Clinton sólo asistió a una cumbre en el 2000 antes de dejar el cargo y Bush nunca fue, así que esta será la primera vez en nueve años que el gobierno de EEUU está presente. Se espera la asistencia de la chilena Michelle Bachelet, el brasileño Luis Inacio Lula da Silva, la argentina Cristina Fernández y el uruguayo Tabaré Vázquez.

De allí, Biden visitará la capital chilena de Santiago para conversaciones bilaterales con Bachelet antes de viajar a Costa Rica para ver al presidente panameño Martín Torrijos, al guatemalteco Alvaro Colom, al salvadoreño Elías "Tony'' Saca, al vicepresidente hondureño Arístides Mejía y al Primer Ministro de Belize, Dean Barrow.

También se espera que asista el presidente electo de El Salvador Mauricio Funes, del izquierdista Frente de Liberación Nacional Farabundo Martí.
El presidente de Nicaragua Daniel Ortega no le dio importancia a la reunión y mandará a su viceministro de Relaciones Exteriores.

"El viaje de Biden es importante porque es la primera oportunidad de que un alto funcionario vaya más allá de México'', dijo Michael Shifter, vicepresidente del Diálogo Inter-Americano, una organización de análisis en Washington. "No creo que todo este indique que América Latina va a ser una alta prioridad, pero muestra que Obama quiere tener una buena comprensión de todos los temas. Reunirse con los líderes del Cono Sur y de América Central muestra un enfoque regional''.


jueves, marzo 26, 2009

Diálogo entre Judío Errante y Arcangel Vulcano.


Mirando hacia el horizonte político.

POR:Judío Errante. y Arcangel Vulcano

AV:-¿Cómo perciben el escenario político en el extranjero?

JE:-Precisamente esta mañana me comuniqué vía email con un amigo en el extranjero, y percibe que la situación aquí está muy difícil

AV:-Lo pregunto por que circula información por los "caminos de la red"

JE:-El Wall Street Journal publicó que a ciertas compañías extranjeras en Venezuela les adeudan un combinado de 1000 millones de dólares; y PDVSAha cancelado de 1 a 3% solamente.

AV:¿Qué es lo que pasa con PDVSA, por qué no le han pagado a los contratistas?

JE: Son varias causas, parte del dinero se lo engulleron en garantizarse la aprobación de la enmienda Constitucional aprobando la reelección presidencial.
Fíjate Vulcano, cuando la campaña electoral para aprobar la enmienda nadie trabajaba en PDVSA, todos sólo haciendo campaña, no habían actividades de ningún tipo, ¡desastroso! por eso el Presidente de PDVSA Rafael Ramírez andaba de viaje en China, buscando real para intentar seguir operando. Por eso es que Chávez vendió el oro de la republica para poder seguir operando, lo cual es gravísimo. Y ahora se va de gira.


AV: ¿Puede el precio del crudo remontar en mediano plazo?

JE: -Es poco probable, puede remontar el precio pero no a los altos niveles que Chávez aspira, y eso sería en un lapso largo de tiempo.

AV:-¿Predices un escenario violento, de explosión social, insurreccional o de confrontación, algunos irresponsablemente están incluso hablando de la posibilidad de que se produzca un nuevo golpe de estado?

JE:-No hay militar que de un golpe porque no hay real, además, ¿a que le va a dar un golpe si no hay de donde raspar? pero un país no baja la Santa María. ¿Predecir un escenario violento? Realmente no se; el venezolano es muy pasivo.
Por cierto, que en el pasado me mencionaste el ejemplo del Cholo Toledo en Perú para graficarme y hacerme un paralelismo, sobre la necesidad que tiene la oposición venezolana la cual esta acéfala, de encontrar o elegir a un líder con las características parecidas a las de él, para contrastar la ausencia de un liderazgo fuerte y carismático como aquel, para implementarlo aquí. En Perú la realidad es otra, allá se facilitó la salida del dictador, pero porque esos cholos son arrechos mi hermano, pero este país esta dormido.

AV: ¿Crees que como consecuencia de la actual crisis económica global e interna que ha explotado en la cara del gobierno, en Venezuela se podría disparar un corralito bancario y una hiperinflación?

JE:- Corralito bancario realmente no lo creo, al menos en lo inmediato, tal vez más adelante, al gobierno no le conviene acabar con los bancos en es este preciso instante, los necesita para apuntalar sus planes de expansión populista y para usarlos como chivos expiatorios en caso de un fracaso garrafal de sus políticas económicas; pero una posible hiperinflación ya la tenemos en puertas.


JE: Por cierto y respecto al Caracazo, pienso que aunque nos han pregonado hábilmente la idea de que fue un evento espontáneo y sin conducción política, en realidad fue propiciado, creado y ejecutado bajo el comando de Fidel Castro, para desencadenar una convulsión social aquí, provocando la desestabilización política, que después permitió el debilitamiento y el colapso de la democracia representativa, el viejo modelo de partidos agotados. Fue un acto muy bien planeado y fríamente ejecutado, por infiltrados cubanos que ya por aquella lejana época se encontraban en el país, con el visto bueno de la vieja izquierda comunista que aún suspiraba por instaurar el viejo modelo del denominado socialismo real, que solos no hubieran podido imponernos. Fuimos víctimas de un ataque sistemático muy bien planificado y calculado; pero los líderes y dirigentes demócratas estaban tan ensimismados y distraídos robando que ni le pararon.

AV:-Y ahora los provocadores temen que se produzca espontáneamente o deliberadamente. La desestabilización contó por otra parte, con la debilidad y colaboración blandengue de los sectores políticos denominados democráticos, y hasta de la entonces ingenua, hastiada y resignada sociedad civil, y de densos sectores integrantes de la clase media fastidiados de la vieja elite política gobernante, quienes aspiraban conquistar rápidamente cambios profundos ambicionados desde siempre, que le venían siendo postergados, arrebatados y diferidos torpemente por el predominante viejo estamento económico político gobernante, que se apoderaron cual socios opulentos y ambiciosos de todo el poder y de la riqueza nacional, mientras las masas populares empobrecidas, eran caldo de cultivo para ser fácilmente manipuladas y atraídas por las engañosas y falaces expectativas generadas por la seudo revolución, que ofrecía un encantador de serpientes, convertido en el gendarme necesario, en el vengador de los pobres, en el nuevo falso Robin Hood que les entregaría lo suyo, lo que siempre les había en verdad pertenecido, pero que "aquellos desalmados y detestables burgueses oligarcas les habían robado y privado de disfrutar igualitariamente", por lo que debían odiarles para siempre para que jamás volvieran a gobernar ni a tener poder alguno sobre ellos.

JE:-Yo agregaría irresponsable sociedad civil.

AV:_¿Recuerdas Judío a algunos de los canales de Televisión transmitiendo sistemáticamente sus novelas, con un claro contenido y mensajes subliminales anti partidos y anti política, evidentemente dirigidos contra los partidos del llamado estatus? Hoy están amenazados con desaparecer, pero los dueños de esos canales y medios de comunicación impresos, fueron de alguna manera cómplices ingenuos, de la destrucción de la denominada democracia representativa que hoy vemos; ellos estaban imbuidos e influenciados, por las matrices ideológicas y de opinión generadas por la internacional comunista, pero difundidas por esos medios. El responsable directo es lo que tú llamas el eje del odio, quienes los inocularon progresivamente, a través de miles de personajes infiltrados, militantes taimados, que aprendieron a medrar y a crecer a la sombra del poder nutriéndose y creciendo con el pasar de los años, actuando camuflados dentro del fétido estómago del mismo patrón que los alimentaba, pertenecientes a esa mal llamada izquierda progresista y de avanzada, que mantenía la misma honda de la izquierda de los sesenta con todo y sus iconos, que si el Che Guevara, Castro, que si patria o muerte venceremos. Algunos la han denominado "la izquierda encapuchada y de café con leche".

JE:-Eso es cierto un ejemplo: esa novela llamada ”Por estas calles”.

AV:-La obsoleta y decadente elite política gobernante, los partidos democráticos que crecieron hacia adentro como un repollo, cercenando los liderazgos emergentes, cerrándole el paso a la necesaria renovación, como es el caso de los presidentes Carlos Andrés Pérez y Rafael Caldera, quienes equivocadamente se empeñaron en sus respectivas reelecciones, difiriendo la posibilidad cierta de que una generación de relevo asumiera el poder para renovar el modelo de estado y el sistema que más tarde colapsó. La mayoría de los principales líderes y dirigentes partidistas, empresariales y sindicales del país -salvo honrosas excepciones- estaban muy ocupados haciendo negocios, llevando una vida disipada de nuevos ricos, y bebiendo fino escocés 18 años, mientras el país y nuestro sistema democrático se derrumbaban en pedazos, negandose porfiadamente a hacer los cambios urgentes y necesarios que la sociedad les estaba reclamando acometer, pero ellos se mantuvieron sordos, imperturbables e inertes. Era fácil venir a recogerlos.

JE:-La democracia fue destruida utilizando sus mismas virtudes.

AV: Y sus debilidades. Pero algunos individuos que todo el mundo ve hoy en día en los medios de comunicación lamentándose de la catastrófica actual situación, dándose golpes de pecho y rasgándose las vestiduras, cuando sabemos que albergaron al monstruo hasta en sus propias casas, lo cobijaron y acogieron en sus secretos aposentos, esperando que asumiera el poder para dizque domesticarlo e influir en él para dominarlo, creyendo que podían dócilmente domarlo, pero el monstruo se los está ahora comiendo vivos, sin misericordia y sin atender a ninguna consideración por los favores recibidos. Hasta en sus sagradísimos hogares durmió y ahora les hostiga, amenaza, persigue, enjuicia, les expropia y confisca sus bienes.

AV:-¿Bueno, pero ahora gobierna otra oligarquía peor que aquella e igualito estamos mal, pero no te has puesto a pensar Judío, que siempre lo hemos estado?. Aquí se cambió una elite política por otra, hoy el poder lo controla y ejerce otra nueva oligarquía, la historia se repite, y así vamos….

JE:-Eso es cierto; pero concurro contigo en que la democracia es la solución; con esta gente retrocedimos al siglo XIX.

AV:-¡Claro!, la democracia como cultura, como sistema, como opción real….pero está siendo adulterada, desnaturalizada para lograr fines políticos y saciar apetencias de poder y financiar proyectos totalitarios

JE:-Está siendo y fue adulterada.

AV:-Judío, nos han gobernado en su gran mayoría salvo contadísimas excepciones, carroñeros. Y el denominado pueblo ignorante, mayoritariamente inculto, por ser así, es, ha sido y será víctima, de una elite violenta que la usa, que la manipula y engaña como coartada y pretexto para realizar sus manejos dolosos e innobles, para saciar sus inconfesables ambiciones, y sus más oscuros apetitos.

AV:-En otro orden de ideas. Veo que tus más recientes posiciones son anti-partido.

JE:-Si, yo les cargué el mono hasta el 23 de Noviembre, cuando me di cuenta del tremendo fraude, de la cárcel en la que vivimos, que no podemos oler ni tocar. Pero en realidad no son anti-partidos, sino mas bien en contra de la dirigencia que ha secuestrado el liderazgo de la oposición al dictador.

AV:-Tengo la impresión de que te identificas con ese interesante grupo que encabeza el respetado Profesor Agustín Blanco Muñoz, que está abiertamente en contra de los partidos opositores y sus líderes, a quienes denomina como “las oposiciones”; pero que culpan sin ninguna prueba de colaboracionistas con el régimen y de traidores a las causas democráticas, a dirigentes políticos opositores muy emblemáticos como por ejemplo Manuel Rosales Julio Borges y Teodoro Petkoff.

JE;-Jajaja, bueno una de mis pruebas es que el 23N Borges estaba hablando por teléfono y muerto de la risa, y después nos dieron ese balde de agua fría. Pero en serio, no me gusta señalar sin pruebas, solo me remito al expediente de derrotas que exhiben quienes tú mencionas más arriba, por mas que se empeñan en hacernos creer que estamos avanzando. Yo digo que la sociedad civil debe retomar el control de la oposición porque esta no negocia, no se aviene a resultados ni tiene ambiciones por si misma, mas que desterrar al dictador, y cuando digo desterrar no hablo de enviarlo a otro país, sino que derrumbar su ilegítimo régimen y mandarlo de patitas a la cárcel donde pertenece, eso si, juicio mediante y respetando el estado de derecho. Pero no, no estoy en contra de los partidos, en contrario, pienso que son la médula espinal de la democracia, solo que en este momento y por las ambiciones de quienes los lideran, el país se ha retrasado en deshacerse del dictador.

AV:- Nosotros creemos que lo que la oposición ha tenido y está padeciendo es de varias falencias. Pero no compartimos la posición anti partido, por el contrario, sugerimos es el mayor fortalecimiento de los partidos políticos, su renovación y mejoramiento (liderazgo), para convertirlos en algo más que maquinarias electorales, en canales de participación popular, en instrumentos eficaces de lucha para que la sociedad civil pueda cristalizar sus aspiraciones de cambios y de construcción de una sociedad mejor; y eso no se hace en tres días, ni en semanas, ni en meses, sino en mucho tiempo, constante e interminable trabajo político de largos años; esa necesaria redimensión de los partidos para lograr su eficiencia y auténtica utilidad, no se logrará criticándolos, destruyéndolos, acabándolos, desmantelándolos desde afuera, sino transformándolos participando activamente desde adentro.

JE:-Como te aseveré más arriba, estoy de acuerdo contigo en lo que respecta al rol de los partidos. Yo creo en la sociedad civil como el motor. Y en los partidos y sus dirigentes como los timoneles de la nave para llegar a buen puerto, pero con líderes honestos y que muestren un genuino amor por la patria republicana.

AV:-Y llegaremos Dios mediante a lograrlo, pero no será fácil, hay que remar muchísimo amigo para arribar seguros cómodos y felices a esa espléndida orilla democrática de paz. Hay varios caminos, el electoral, que no está agotado, a pesar de la respetable pero no compartida opinión, de muchísimos de nuestros queridos conciudadanos compatriotas –ubicados en ambos bandos en conflicto- quienes aún desearían apelar al oscuro expediente de la violencia, la confrontación fraticida, la desestabilización, e irresponsablemente, desde nuestra modesta opinión, porque de ese oscuro abismos se sabe como comienza y por donde se entra, pero nunca se sabe a ciencia cierta como, ni cuando termina, ni tampoco, cuando, ni como, se sale.
Otros plantean como alternativa la posibilidad de desencadenar la insurrección civil popular alegando la aplicación de los artículos 333 y 350 de la Constitución Nacional so pretexto de que el régimen ha violado flagrantemente esa misma Constitución y habría degenerado de hecho en una dictadura; combinándolos con el apoyo de un alzamiento militar, propiciando una explosión social y una terrible crisis inmanejable para el régimen, obligándolo a renunciar. Escenarios no deseables, pero probables y posibles, que no auguran una solución política a la crisis de ingobernabilidad que se teme podría eventualmente desatarse, según muchos especialistas.

JE:.Suena a 11 de Abril.

AV: -Hay incluso, quienes consideran aplicar un terrible escenario que nos parece suicida, y que supondría la aplicación de la ley del talión, del ojo por ojo y diente por diente, intentando derrocar al gobierno por cualquier medio posible, so pretexto de su presunto carácter dictatorial y tiránico, para tal fin, argumentan la tesis de Santo Tomás de Aquino, que justifica y defiende el derecho del pueblo a derrocar por la fuerza a un gobierno tiránico. Por su parte existen también los más recalcitrantes, enloquecidos, impacientes y desesperados por la pérdida progresiva, gradual, de sus privilegios y sus bienes, quienes cegados por la ira y el ansia de venganza, estarían considerando seriamente el magnicidio como solución drástica, para provocar un desenlace y precipitar una crisis, lo cual traería impredecibles negativas consecuencias, nada deseables. Rechazamos categóricamente semejante despropósito. Desde nuestra modesta opinión, esos son los distintos escenarios eventualmente probables que algunos expertos manejan. Nosotros estamos de acuerdo con la solución política, pacífica, electoral, democrática y constitucional. Hacemos votos por la convivencia democrática, la tolerancia y la paz de todos los venezolanos, pero estamos plenamente conscientes de los gravísimos peligros, riesgos y acechanzas, a que está sometida actualmente la existencia libre de nuestra república democrática.

JE:- Así es amigo Vulcano, la situación es confusa y compleja aun para los expertos. Nadie sabe lo que el futuro traerá, pero sigamos desde nuestra esquina, expresando nuestras opiniones y observaciones; lamentablemente esta situación tiene un filón extra continental y esta supeditada a el enfrentamiento entre la superpotencia y el sector retrograda de Rusia y que sueña con retornar al "esplendor" del imperio militarista soviético, lo que hace que el sistema no sea cerrado y por tanto altamente no lineal. Espero que nos encontremos muy pronto para conversar.

AV:-Así es, y seguiremos muy pendientes del devenir de los acontecimientos. Ha sido muy útil e interesante mantener esta conversación, muchas gracias respetado amigo Judío Errante. Si Dios quiere nos veremos y hablaremos de nuevo muy pronto.

"Paquete fragmentado" ("...incertibumbre sobre el futuro...")


POR:ORLANDO OCHOA.
El objetivo es diluir su impacto negativo a través de la habilidad comunicacional del Presidente.

El paquete de medidas económicas anunciado por el presidente Chávez el pasado sábado es un conjunto de medidas fiscales para parcialmente mitigar la caída del ingreso fiscal petrolero.

Es un paquete fragmentado, iniciado en enero, el cual continuará con medidas posteriores. El objetivo es intentar diluir su impacto negativo a través de la habilidad comunicacional del Presidente. No hubo ningún anuncio para darle coherencia a la política antiinflacionaria, ni para detener la recesión en la cual cae la economía venezolana. Por el contrario, los mecanismos de financiamiento en marcha para cubrir el hueco fiscal, como el uso de reservas internacionales del BCV vía Fonden o la suspensión de pagos a contratistas y proveedores del Estado, incluyendo Pdvsa y CVG, promueven la inflación y la recesión simultáneamente. Aumentar el Impuesto al Valor Agregado de 9% a 12% elevará los precios al consumidor.

Las medidas fiscales anunciadas proveen recursos al Gobierno pero no cubren la enorme magnitud de la brecha fiscal abierta por la caída del precio del petróleo, un volumen de producción petrolera menguado, ni la consecuente caída en otros ingresos fiscales no-petroleros, derivados de las menores importaciones y la contracción de las actividades económicas internas en 2009. No podrá el Presupuesto Nacional nominal, ser compensado con créditos adicionales por una inflación que será superior al 35%. El Presupuesto en términos reales será al menos un 30% menor al de 2008. Tampoco se sabe cómo se financiarán las obras en ejecución del Gobierno y de Pdvsa, ni cómo se pagarán las nacionalizaciones pendientes, ni las enormes deudas acumuladas con contratistas y proveedores. Son decenas de miles de millones de dólares. Queda la devaluación del tipo de cambio oficial para otro fragmento del paquete.

La parte más grave del paquete fue anunciada por el ministro Jorge Giordani el domingo pasado. Vienen más restricciones a las importaciones a tipo de cambio oficial y nuevos aranceles para algunas que se podrán hacer al tipo de cambio no-oficial. Este mercado es irregularmente provisto de divisas por Pdvsa en forma oscura e ilegal. El alza de precios de los productos que pasen del mercado oficial al otro, en estas condiciones, puede estar entre 170 y 200 por ciento, con incertidumbre sobre el futuro costo de reposición. Este será el peor factor de incidencia inflacionaria en 2009.

miércoles, marzo 25, 2009

Premio Symbelmine (Recibimos y transferimos)


"Premio Symbelmine "

Recibimos al unísono la inesperada sorpresa de que se nos ha honrado otorgándonos por partida doble, el conocido Premio Symbelmine; todo ha sido, por causa de la generosidad de los respetados estimadísimos amigos y reconocidos blogueros, Martha Colmenares y Clausewitz, quienes nos han transferido tan especial y significativa distinción, la cual recibimos con gran alegría, sintiéndonos muy motivados, honrados, comprometidos y muy agradecidos por su gentileza.

Les expresamos tanto a Martha Colmenares como a Clausewitz nuestra más sincera y sentida gratitud. Muchísimas gracias a ambos, por concedernos este importante galardón, que nos estimula a continuar trabajando.

Nos refiere la estimadísima Martha Colmenares sobre este premio tan especial lo siguiente:” Estos premios son una forma de crear lazos de amistad y a su vez, para reconocer el esfuerzo y trabajo en la actividad bloggera de otros espacios. Además nos permite recomendarlos. Siempre habrá en alguno de ellos, un tema que nos mueva el interés”.

Nos corresponde la difícil tarea de realizar la selección de los acreditados con este Premio Symbelmine. A continuación:

Los escogidos para este premio son:Por razones de la excelencia de sus espacios.


Las reglas que llamamos sugerencias:

1. Elegir blogs o sitios de Internet que por su calidad, su afinidad o cualquier razón hayan conseguido establecer un vínculo que desees reforzar y premiar con un “no-me-olvides” y enlazarlos en el post escrito.

2. Escribir un post mostrando el premio, citar el nombre del blog o web que te lo regala y notificar a tus elegidos con un comentario. Si es posible el origen del premio.

3. Exhibir el Premio en tu blog.

"El paquete ”chileno” del presidente: Son dos los paquetes"


POR:ALEXANDER GUERRERO.

Un paquete, pero chileno: del blindaje al ajuste en dos tiempos.

El Presidente finalmente se presentó con su paquete, esta vez a lo “chileno”, un paquete lleno de deuda pública, papeles que no contante ni sonante, y más impuestos, a cambio pide mantener un gasto público a todo evento insostenible, el efecto neto una severa contracción de la actividad económica privada, desempleo e inflación.
La gente se había hecho la esperanza que por fin el Presidente aceptara que la caída del precio del petróleo unido a la descapitalización de PDVSA, trae consigo una pronunciada caída en las reservas internacionales, un considerable déficit en cuenta corriente, ambos efectos, producidos -entre otros- por una brusca caída en los precios del petróleo.
Ese fenómeno nada inesperado, la historia económica venezolana en las últimas décadas esta plena de esos momentos. Sin embargo, lo que hoy ocurre, la caída en los precios dado el vertiginoso descenso en la demanda mundial por petróleo viene precedido -en nuestras circunstancias- por un enorme ingreso fiscal petrolero producido por el crecimiento de los precios en los últimos años y que a juzgar por los hechos se gastó de la peor manera.
Derroche, corrupción y manirrotismo: antecedentes de ambos paquetes
El Gobierno montó un Estado redistributivo de la renta petrolera, -pan para hoy hambre para mañana describe claramente el derroche y mal uso de esa renta- no sólo en Venezuela sino financiando lealtades políticas internacionales, transferencias directas desde el fisco y PDVSA a obras y proyectos en otros países, adquisición masiva de armas para un país que no está en guerra, compra de espejitos y otra vitualla a clientes políticos y económicos, corporaciones extranjeras que se pegaron de la renta petrolera -las brasileñas y argentinas con elevada vocación de chupasangre -, adquisición de deuda pública de países considerados maulas en el mercado financiero internacional, Argentina, Ecuador y Cuba, subsidio a combustibles en USA, Europa y otros países de América Latina, Asia y África, créditos baratos a países vecinos y otros no tanto, continua destrucción y descapitalización de la actividad industrial privada nacional que sirvió - en ambas direcciones- para convertir al Estado venezolano en el mayor importador de insumos agropecuarios y alimentos para consumo final, proyectos faraónicos en Venezuela, metros, puentes, etc. que hoy muestran su parálisis y ruina generalizada; todo esto sin el menor escrúpulo, ni la más mínima acción contralora por institución contralora o contrapeso institucional, el Contralor General, bien gracias, sin oficio, pero cobra, no controla a nadie, ni la Asamblea Nacional como contrapeso institucional, nada de eso. En fin un expediente de derroche, manirrotismo y, corrupción.
Ese expansivo, aguas abajo y afuera, gasto de los ingresos petroleros sirvió para todo, pero no para lo más importante: mantener niveles de ahorro que permitieran financiar relativamente la caída del ingreso fiscal, en el periodo de las vacas flacas, periodo por lo demás nada difícil de proyectar, dado que los precios del petróleo muestran durante décadas una trayectoria de auge y depresión perfectamente previsibles. El cacareado blindaje resulto a la postre otro cuento chino de esos que nos tiene acostumbrado el Presidente en sus diarias cadenas.
Dos paquetes: el virtual de aplicación desde noviembre y el chileno de deuda e impuestos.
En esas circunstancias, la voluminosa caída del ingreso fiscal para estos años, no tiene otro mecanismo que ser absorbida por los venezolanos y sus economías con una dolorosa contracción de la economía, inflación, devaluación, más impuestos, alza en las tasas de interés, caída del ingreso familiar y desempleo. EL gobierno y el Presidente Chávez que tenían meses anunciando que estábamos blindados, dan muestra de medio entender que el ajuste macroeconómico de recorte en el gasto, inflación, impuestos y devaluación es lo que viene, empaquetado o no.
De hecho con el anuncio del paquete chileno el sábado pasado, ahora tenemos dos paquetes; a saber, el paquete virtual que se aplica desde noviembre, con depreciación de la moneda, caída del crédito bancario, recorte del gasto público, inflación y el ahora paquete chileno con impuestos y una inmensa deuda expresada en bonos públicos que serán oportunamente licuados. Ud. amigo lector conjugue esos dos paquetes y se verá en los próximas semanas, desempleado o con el ingreso familiar mutilado, todo ello como precio a pagar para que el gobierno mantenga su frenesí de gasto público, el gobierno gasta y Ud. ahorra en términos reales negativos, así sostendrá la enorme maquinaria política que la revolución ha montado como buffet redistributivo.
El Presidente sigue blindado, la gente no, pagará más deuda y más impuestos.
Desde el mismo inicio del crash financiero en los mercados en los países desarrollados, el gobierno, en voz del Presidente le comunicó a los venezolanos que la economía venezolana estaba blindada, en general la gente prefirió creerle, porque después de todo, nadie quiere que el precio del petróleo se caiga y con él la economía se contraiga severamente y el desempleo incremente, la inflación explote, el tipo de cambio se maxi devalúe, la escasez se convierta en fenómeno sistémico.
La gente le compró al Presidente su prédica, porque nadie desea que su precario nivel de calidad de vida colapse con la caída del ingreso familiar que induce de manera casi automática un descenso severo en los precios del petróleo. Entre el Presidente y la opinión pública, empresarios del campo y la ciudad, los que aún quedan, el consumidor general, se comenzó a formar una especie de profecía auto-cumplida.
Con ese discurso en sus manos, y con el elevado grado de aceptación que le merece la gente cuando el gobierno anuncia que esta fiscalmente y en términos de reservas internacionales blindado, el Presidente ordenó a la Asamblea Nacional a construir un Presupuestos con supuestos fantasiosos, entre ellos un precio promedio para el ano de 60 dólares el barril, con exportaciones de 2,9 millones de barriles por día, con una inflación del 15 % y con una economía que crecería al 4% ¡!. EL Presidente olvidaba que todo acto de birlibirloque que anuncie sacar un conejo de un sombrero, debe primero cuidadosamente meterlo en el.
Pero sin embargo, las señales son de apremio fiscal y de balanza de pagos
Las señales, sin embargo, que el mismo Presidente venía dando indicaban que algo serio está ocurriendo tanto en la cuenta corriente (reservas internacionales) como en el ingreso fiscal, la caída del precio del petróleo a apenas la mitad de lo que contaba en el Presupuesto, indicaba a conocedores y legos que las exportaciones de petróleo caerían en el 2009 unos 60 mil millones de dólares!!!, y que su correspondiente efecto fiscal creaba un déficit de caja de unos 28 mil millones de dólares.
En esos términos la economía se encontraba frente a unos de esos acostumbrados macro ajustes, solo que esta vez seria aun más severo, porque además de patear y arruinar al sector privado, el ingreso fiscal es ahora un 50% dependiente del precio del petróleo; en esas condiciones la capacidad de reaccionar dada la caída de los precios del petróleo era precaria.
Así la primera señal, fue extraer del BCV, 12.500 millones de dólares en reservas, y enviarlos a los fondos parafiscales de FONDEN, desde donde PDVSA y el fisco buscarían producir bolívares “permutados” en el sui generis mercado cambiario local, PDVSA pagar muchas de sus deudas porque el estado actual de descapitalización a que la ha sometido la revolución la deja -como cascarón fiscal al cual se ha convertido PDVSA- en precaria situación económica para producir apenas 2 millones de barriles por día; es decir, el gobierno que había estado haciendo un hervido con la gallina que pone los huevos petroleros, al parecer se había dado cuenta que el grado de descapitalización y endeudamiento alcanzado por PDVSA amenazaba los programas de reparto y corrupción que han caracterizado la gestión fiscal de la revolución. Otras señales aun menos visible para la opinión pública, lo constituyen que desde hace dos meses cuando se produjo la extracción de reservas internacionales del BCV, el nivel de estas permanece sin crecer, lo que en ojos de entendidos, nos dice que un subyacente déficit en cuenta corriente está ocurriendo.
Otras señales en ese mismo orden de ideas lo bien dando el mercado del dinero, donde es evidente la contracción del crédito bancario, y desaguadero de recursos fiscales del gobernó que se drenan a velocidad, con lo cual deja al descubierto que el impacto contractivo en el gasto fiscal es directamente causado por un menor ingreso fiscal, el subyacente de ese proceso es la brusca caída en los precios del petróleo. Otra señal reciente es la venta de las “joyas de la corona”, el BCV con efecto fiscal ha comenzado a vender el oro, la primera remesa de 7000 Kg ha sido vendida y se esperan sigan otras toneladas más, el hueco en el balance del BCV que debe cubrirlo el fisco como lo marca la ley, se está cubriendo con las joyas de la corona.
El paquete chileno del sábado pasado
Ante esos evidentes hechos, el Presidente tímidamente anuncia que la economía venezolana esta comenzado a sentar los efectos de la recesión global. Así el paquetazo chileno, nos trae apenas un recorte maquillado del gasto público, apenas un 7%, se mantiene una buena dosis de sobreestimación de ingresos fiscales, pero se trae en las alforjas una monstruoso endeudamiento que será colocado con los “excedentes” monetarios en forma de papeles o bonos (recuérdese que su amenaza al Grupo Polar, para el Presidente los papeles no son dinero contante y sonante, públicos, son solo esos papeles (Hugo Chávez sic). Ese paquete nos trae más impuestos y deja engatillado otros impuestos para cuando la necesidad fiscal lo amerite y pronosticamos que no habrá que esperar mucho antes que nos traigan lo que el paquete dejo en la mesa de los ministros de Finanzas y Planificación, los impuestos a las transacciones financieras y la devaluación del bolívar con sentido fiscal.
Lo que estamos presenciando es una irreverente irresponsabilidad en la conducción de las finanzas públicas, porque se le esconde a los venezolanos y especialmente al mercado político de la revolución que la situación económica estaría bruscamente cambiando y con ello se afectaría la popularidad del Presidente dentro de sectores a los cuales el prodiga recursos fiscales sin tino y a discreción. A su vasta clientela rentista de pobres y otros no tantos, venezolanos y extranjeros, además de la enorme “nomenclatura” -a lo soviético y cubano- que hoy sostiene los poderes púbicos como una depredadora e impúdica casta político-social que actúa como polea fiscal de la renta petrolera.
Lo que se requiere es responsabilidad fiscal.
Lo que los números en balanza de pagos y de las finanzas públicas revelan exigen responsabilidad tanto del Presidente como de los poderes públicos, por los agentes económicos y la gente en general, debe conocer con precisión los mecanismos y resortes institucionales tanto fiscales como financieros que se deben poner en movimiento para ajustar la economía a las nuevas realidades de menores ingresos iscales y de estrechez en la balanza de pagos.
Pero el Presidente no empaqueta ni anuncia medidas económicas, muchos se quedaron los crespos hechos el sábado esperando un anuncio simétrico y racional para ajustar la economía a las nuevas realidades fiscales. La opinión pública sobrestimo ese hecho; en realidad desde el mismo inicio de la recesión global, se han vendió tomando medidas ad hoc, que tuvieran el cuidado de no ahuyentar el agradecimiento fiscal de muchos, pobres y otros no tanto.
Así, el gasto fiscal se ha contraído en el primer trimestre, trayendo consigo una caída de la demanda de dinero, iliquidez, contracción del crédito bancario y un descenso considerable en las reservas internacionales que imponen desde CADIVI un estrangulamiento de las solicitudes de divisas del sector privado. Todo ello transcurre sin anuncios previos, la economía se ha venido ajustando por defecto, en virtud de que el gobierno y el propio Presidente, han escurrido la responsabilidad de enfrentar los impactos de la recesión global de manera tal que la economía venezolana pueda conducirse en los próximos dos años al ritmo que exigen las nuevas realidades económicas globales, sobre todo, que se apunte a mayor eficiencia, mas ahorro, y más control en el gasto público.
Por el contrario nos trae más de lo mismo, solo que ahora no lo pagará el petróleo sino el bolsillo de la gente, el gobierno se niega a recortar su gasto, trae un voluminoso paquete de deuda para dotar al gobierno de recursos fiscales, y evitar lo que las condiciones fiscales y financieras exigen: austeridad fiscal y ahorro y más ahorro.

martes, marzo 24, 2009

"El chavetazo neoliberal" (...no se ha anunciado en su totalidad, sino...gota a gota, en forma sigilosa")


POR:JOSÉ RAFAEL LÓPEZ PADRINO.

El Tte Coronel anunció este pasado sábado 21 de Marzo las medidas económicas que se aplicarán en el país, para enfrentar la crisis financiera mundial. El anuncio de este ajuste económico fondo monetarista con ribete bolivariano, surge después de que este mismo personaje repitiese una y mil veces el total blindaje de la economía venezolana ante la crisis mundial, la cual según él, no requería ajuste alguno. Sin embargo, ante la dura realidad del país, la mentira se derrumba por si sola, ya que la misma tiene las patas cortas.
Era obvio que esto se veía venir dado a los errores cometidos por el gobierno en materia económica, al desplome de los precios petroleros y su falta de recuperación a pesar de los recortes de producción impuesto por la OPEP. Evidentemente una caída de cincuenta dólares, desde un promedio de 86 en 2008, hasta 36 dólares en lo que va del año 2009, ha abierto un tremendo déficit en el presupuesto nacional, (calculado a un precio de 60 dólares el barril), el cual no puede ser llenado con la retórica goebbeliana dominical del inquilino de Miraflores. Ello sin olvidar el sistemático debilitamiento al cual ha sido sometido nuestra economía en los últimos 10 años, que ha conducido a nuestro país a ser mucho más dependiente de los precios petroleros que en el pasado.
Se trata de un programa de ajuste fondo monetarista en tiempos de revolución (“chavetazo”), que a diferencia del pasado, no se ha anunciado en su totalidad, sino que ha venido instrumentando gota a gota, en forma sigilosa. Ejemplo de ello ha sido la reducción del gasto público. El ritmo de ejecución del presupuesto en este primer trimestre del año 2009 ha sido muy inferior en comparación con ese mismo lapso del año 2008. Los resultados de esta política ya están a la vista: 1) incumplimiento de los cronogramas de pagos de la nación (Pdvsa a sus proveedores nacionales e internacionales, paralización de la obras del Metro de Caracas y del ferrocarril del Centro, deudas no canceladas a la compañía cementeras Lafarge y Holcim Ltd, etc.), 2) incapacidad de honrar compromisos laborales con los trabajadores del Estado, muchos de ellos ya acordados y firmados entre las partes (Corporación Eléctrica Nacional, Sidor, etc.), 3) estrangulamiento económico “solapado” de algunos programas sociales (misiones), 4) reducción del cupo de dólares para los viajeros, 5) traslado de doce millardos de dólares de las reservas internacionales (30% del patrimonio en divisas) al Fonden, el cual ha dejado de ser un fondo de estabilización o de ahorro, para transformarse en la caja chica del régimen. Adicionalmente, algo insólito como fue la venta de 7 toneladas del oro monetario del Banco Central, sin contrapartida alguna, pues la ganancia contable de dicha operación, calculada en 634 dólares por cada onza de oro vendida, fue acaparada por el gobierno central. Y por si todo esto fuera poco, el régimen compromete el subsuelo venezolano a través de la venta de petróleo a futuro a China y Japón bajo condiciones leoninas para el patrimonio nacional.

Sin embargo, llegó la hora de la entrega del segundo capítulo de este ajuste (mas no el último) ante la necesidad de acelerar y profundizar la antipopular receta del FMI. Ello explica la prisa que tenía el bravucón de Miraflores por aprobar su eternización en el poder el pasado 15F. Le era imperativo aprobarla antes de aplicar su “chavetazo”. El pasado sábado escuchamos, entre otras muchas cosas, la oficialización de la reducción del gasto público; la revisión del presupuesto del año 2009 con base a un precio del crudo de 40/45 dólares, lo que significa una reducción del 6% con respecto al anunciado para el 2009, pero 18% menos con respecto presupuesto del 2008; la creación de nuevos impuestos regresivos de corte neoliberal; un mayor endeudamiento interno (el mas elevado en estos últimos diez anos) y un aumento del salario mínimo nacional en un 20%. Sin embargo, con relación a esto último con el comportamiento inflacionario de los últimos dos años -19,5% en 2007 y 30,9% en 2008- y la trayectoria del Índice de Precios en 2009, se prevé que el aumento anunciado por el tte coronel no cubrirá el alza de los precios de bienes y servicios registrados en el país. Es muy posible que el tte coronel en una próxima entrega de su chavetazo nos anuncie el alza en el precio de la gasolina y muy posiblemente un ajuste de la tasa cambiaria (bolívar-dólar). Todo ello presentado con una bella envoltura de celofán bolivariano.
Estos ajustes parciales necesariamente generarán una mayor inflación lo cual restará poder adquisitivo a los ya maltrechos salarios, una mayor flexibilización laboral y mayores índices de desempleo. Se presagian tiempos difíciles para los trabajadores, en especial cuando existe la voluntad oficial de eliminar las convenciones colectivas y los beneficios socioeconómicos ganados por los trabajadores durante años de lucha. En resumen, estamos ante la presencia de un doloroso paquetazo al mejor estilo fondo monetarista cuya carga fundamental recaerá en el bolsillo de los asalariados.
A pesar del malabarismo ideológico, queda claro que la “revolución” y el “socialismo” no son más que imposturas, engaños, pretextos para justificar la imposición de un Capitalismo de Estado salvaje, la concentración del poder, la militarización del país y la sumisión del individuo a un proyecto personalista de bases fascistas. Hoy el engorilado uniformado, le pide al pueblo, parafraseando a Adolf Hitler en sus días finales, “fe y confianza en su liderazgo”, después de haber malgastado mas de 800 mil millones de dólares en estos últimos diez años. “

Sin embargo, lo inexplicable es encontrar todavía a individualidades y grupos que se dicen ser de izquierda justificando a esta barbarie nazi-fascista, que en nombre de una revolución inexistente, ha permitido el surgimiento de una nueva oligarquía explotadora con boina roja, y la imposición de una represión policial como herramienta de sometimiento ante las justas demandas de los trabajadores. Cada día se le ve más la costura al deslucido socialismo del siglo XXI que encarna el Duce tropical y su grupete de borregos.
Todo sobre el columnista: Jose Rafael Lopez Padrino

"El comandante sofista" ("Una vez más Chávez engañó a todo el mundo")


POR:ROBERTO GIUSTI.


Lo de Chávez es una copia incoherente de lo peor de Lusinchi y de Pérez.

Una vez más Chávez engañó a todo el mundo. Durante un par de meses se ocupó de hacer rodar toda clase de bolas. Viene el corralito, la devaluación, la eliminación de los dólares viajeros y él mismo se encargó de advertir que el aumento de la gasolina era inminente. No llegó a asomar, porque ya hubiera sido el colmo del descaro, la liberación de precios porque, en la práctica, ya venía haciendo todo lo contrario.

Pero se salió con la suya y puso a los especialistas en la tesitura de condenar por adelantado, lo que, al final, al parecer, nunca vendría: “Chávez terminó en un neo liberal converso, Chávez ha caído en la más humillante de las contradicciones, Chávez tiene que comerse diez años de furiosos anatemas contra el capitalismo, Chávez es Carlos Andrés, parte II, pero peor”. Y cuando, preparado como estaba ya el escenario para la gran tragedia de la autocrítica nacional, apenas se sacó un ratoncito de su chistera y dejó al país con la sensación de que un simple aumento del IVA sería suficiente para paliar la crisis.

En otras palabras calló a los críticos y dejó claro que no hace falta recurrir a ningún paquete hambreador del pueblo para solventar diez años de loca dilapidación, desenfrenado derroche, ineficacia administrativa, corrupción desatada y financiamiento, cuál pequeño imperio subregional, de una media docena de economías nacionales. Todo un genio de la economía, de la política y sobre todo, de la sicología, el sábado le sacó la mala espina a los venezolanos (la nota desafinada fue la derrota ante Corea) dejándoles saber que si bien hay que bajarle un poco el volumen al equipo de sonido y cambiar el 18 años por uno de doce, la rumba continúa.

Por supuesto que el asunto, al final, no resultó tan claro y todo terminó en un simple amago para desautorizar a los críticos y ganar tiempo mientras que, en realidad el paquetazo neo liberal ya está en progreso. ¿O acaso los efectos de la devaluación (de hecho ya existente) no han incidido sobre el aumento de los precios a pesar del supuesto control impuesto por el gobierno? ¿No hay ya una restricción de los dólares viajeros que le impide a quien no tiene cuentas en el exterior poder viajar al extranjero, salvo los altos cargos chavistas del gobierno y del Estado? ¿Acaso no reconoció el sábado “que este no es el momento de aumentar el precio de la gasolina”, insinuando que lo puede hacer luego? ¿No dijo el ministro de finanzas que aquí no hay reglas rígidas y que la devaluación no está descartada? Claro, no se atreve a ir al FMI porque el ridículo sería universal, pero recurre al endeudamiento interno para financiar las francachelas y los gastos del subimperio, mientras anuncia la restricción del gasto público. En verdad no hace falta ser economista para concluir que lo de Chávez es una pobretona e incoherente copia de lo peor de Lusinchi y de Pérez.


lunes, marzo 23, 2009

Santo purista ahorrador.


POR: ARCANGEL VULCANO.



Luego de presenciar sin ningún asombro el predecible rosario de lamentaciones, justificaciones, excusas y la patética llorantina matemática que escenificó su majestad para intentar en vano de convencernos a los venezolanos, que el culpable del desastre económico, político y social al que nos enfrentamos no es él ni su fracasado régimen oprobioso, sino el capitalismo salvaje, consumista y devorador; que jamás ha sido culpable su incapaz, incompetente, derrochador, dadivoso, botarate, abusador, malversador y delictivo gobierno, quien realmente es quien nos ha sumergido en la más espantosa situación de crisis general que padecemos todos, por causa de sus políticas colectivistas probadamente fracasadas, sino que la verdadera causa de esta amenazante situación a la que nos enfrentamos, es por culpa del voraz capitalismo que ha provocado una crisis global, y que nos afectará a todos por igual, -aunque nos pongan el precio del petróleo a cero claro está-.



Pero gracias a la revolución –menos mal- el nuevo adalid del socialismo mundial, nos tiene bien configurada, su solución siempre lista, y por eso ha anunciado sin aspavientos como si fuera una panacea para contrarrestar los impactantes y nocivos efectos de esa llamada crisis global, su esperado paquetico keynesiano, para ser implementado por entregas graduales y sin anestesia.



El salvador de la patria, quien se ha cansado de justificar su incompetencia desde el gobierno evadiendo su responsabilidad y culpando como siempre a los demás, nos tiene empaquetadas y listas para ser implementadas a todos los venezolanos, las respuestas acertadas para encarar la “inesperada crisis” la cual por fin ha admitido que lamentablemente si nos afectará, pero que gracias a que tenemos su diestrísima conducción, disponemos de su revolución bolivariana para enfrentar y superar exitosamente la apremiante situación económica que ahora si nos alcanzó pero por causas extrañas, ajenas al providencial socialismo, que es el que tiene implícitas las soluciones de las graves calamidades que sufre nuestra depauperada humanidad, pero “gracias a Dios” tenemos aquí la revolución bolivariana.



El gendarme necesario, quien no ha parado cínicamente y a la vista de todo el mundo, de malbaratar y derrochar sin ningún pudor, regalando a otros países los multimillonarios recursos petroleros, que en mala hora los ingenuos venezolanos, engañados le confiamos para que los administrara con pulcritud, y que ahora nos hacen falta con urgencia, viene ahora a decirnos que hay que hacer sacrificios y ahorrar cada “bolivita”, pero no por causa de su descomunal e insultante derroche del cual somos hoy víctimas fáciles de la crisis global, sino que por culpa del capitalismo diabólico que todo lo pervierte, a causa del desmesurado consumismo y el gasto injustificado que promueve el imperialismo esclavizante de los pueblos pobres y oprimidos, consumismo que se nos ha inoculado por parte de la oligarquía conservadora que sólo piensa egoístamente en obtener sus ganancias exorbitantes -para qué tanto dinero se pregunta el ingenuo petulante- y que por eso los venezolanos somos en realidad los auténticos culpables por dejarnos engatuzar, evolver, arropar por esas alienantes propagandas de los medios, porque seríamos –desde su primitiva óptica- una suerte de rebaño de borregos irresponsables con la mente enferma a causa de los mensajes subliminales que nos aplica el imperio capitalista, para mantenernos idiotizados y esclavizados a sus designios de dominación. Pero el jefe supremo providencial que ahora es, ufanándose de ser el neo líder continental, el gran unificador integracionista, se ha permitido en virtud de su gloriosa misión universal, donar a otros países públicamente sin autorización de nadie, miles de millones de dólares, que representan nuestras divisas para el futuro del país, que hoy nos ha alcanzado a todos.



El altruista gran Jefe, se permitió regalarle nuestras divisas entre otros países, por intermediación de sus socios políticos ideológicos, a los presidentes Evo Morales, Daniel Ortega, Rafael Correa, Cristina Fernández, Fidel Castro etc; pero el no es culpable de nada, sino que somos los venezolanos los culpables del derroche, por atrevernos a gastar innecesariamente nuestro dinero haciendo fiestas, bebiendo licores importados, comiendo exquisiteces, bailando, festejando, escuchando música. Para tratar de evidenciarlo, el ahora pobrecito purista quien en el desempeño místico y sublime de su altísima misión salvadora de la humanidad toda, tal vez jamás habrá disfrutado de esos mundanos y despreciables apetitos, no debe haberse bebido un traguito de buen vino, champaña, güisqui, brandy, coñac, ron, cerveza, ni de vaina un palito de canelita, anís, miche zanjonero, cocuy, o de aguardiente, ni debió nunca fumarse un cigarrito, y menos un habano de los que disfrutaba Fidel (ha confesado que mastica hojas de coca, regaladas por su amigo Evo), tampoco habrá bailado en alguna fiesta un merenguito, ni guaracha, salsa, pasodoble o vals, porque nos refirió en cadena nacional de radio y televisión aparentando ser un consumado, rígido, imperturbable e inconmovible purista, como si fuera una especie de José Gregorio Hernández del siglo XXI, una de sus patéticas anecdóticas vivencias de monje asténico, de purista gran Gurú, de quien suponemos, que según sus ejemplarizantes relatos e insoportables santurronas insinuaciones, jamás habrá mojado sus labios en aquellos deliciosos, apetecibles pecaminosos elixires espirituosos que si solemos beber el común de los mortales y no su excelentísima y excelsa figura digna de las gloriosas apologías que suele recibir de sus adulantes acólitos preferidos, relatándonos con fingida expresión en su rostro de angelito, la ocasión en la que en el mismísimo centro del poder político, el emblemático Palacio de Miraflores, debió reprender duramente a algunos integrantes de su casa militar, quienes un 24 de diciembre se encontraban festejando –como todo el mundo- una bulliciosa fiesta que llegó a su fino oído, pero allí mismito, cerca del despacho del comedido, prudente, moderado y gran ahorrador que ahora nos revela ser en realidad. No contento con escenificar ridículamente semejante fingido y falso papel, adoptando cara de no haber quebrado jamás un plato, ni malgastado un “bolivita” en su existencia, mirando profundamente a la cámara, colocándose histriónicamente ambas manos sobre el pecho, pareciera repetirnos a todos los venezolanos, la misma reprimenda que les hiciera entonces a sus colaboradores emparrandados: “No me hagan esto, ¿pero, cómo me hacen esto a mi?, que soy el líder ahorrador de la revolución, y aquí mismo a pata e` mingo, y en mis narices, ¡No!”… ¡Por Dios! es demasiado falaz el disimulo que esgrime sin rubor, ofendiendo la inteligencia de los venezolanos, no se puede ser tan cínico en la vida.



“Tanto nadar para morir en la orilla” repiten los más viejos en nuestro pueblo. El rimbombante propulsor mundial del socialismo del siglo XXI ha reconocido, que su comunismo de a real y medio, no podrá sobrevivir sin el petróleo caro que necesariamente debería comprarle el imperialista capitalismo salvaje. ¿Y cómo es esto, no era que el socialismo se bastaba a si mismo como modelo para sustituirlo? Tácitamente el usurpador empuñador de la espada de Bolívar que camina por América Latina, por fin ha admitido públicamente el más grotesco de los fracasos, confesando en cadena nacional, que estamos quebrados, que Venezuela no puede autoabastecerse porque su aparato productivo está destruido, como consecuencia catastrófica de haber sido criminalmente sometido por un régimen intervencionista, estatista, totalitario, militarista, autocrático, que aplica políticas económicas de corte colectivista que lo constriñe, persigue, hostiga, controla, en vez de estimularlo para que se desarrolle, pero persiguiendo claros objetivos que los desnudan como un régimen expropiatorio y confiscador de los bienes de sus conciudadanos, violador flagrante de los derechos humanos y conculcador de las libertades económicas, que pretende instaurar un vulgar capitalismo de estado.



Ha confesado el providencial gendarme necesario salvador de la humanidad, que estamos siendo seriamente afectados económicamente, porque simplemente el petróleo, nuestro principal producto de exportación, ha bajado de precio; lo cual indica que nuestra economía nacional no se ha diversificado en 10 largos años de gobierno seudo revolucionario ¿Y entonces, no se suponía que estábamos blindados y que nuestro modelo socialista sería como sustituto sustentable, aunque nos pusieran el precio en cero?



Ante el estrepitoso derrumbe por implosión de su modelo fracasado de socialismo dizque salvador de la humanidad, la receta exótica que nos presenta ahora sacada bajo la manga el iluminado de Sabanetas, es entonces darnos más y más muela, contarnos cuentos chinos, intentar en vano –por supuesto- de volvernos a engañar anestesiándonos en masa con su envolvente propaganda, nos quiere hipnotizar con sus artilugios, manipulaciones y truculentas peroratas, tratando de convencernos, de que con el aumento del 3% del Impuesto al valor agregado (IVA), recurriendo al endeudamiento y apelando a la cientos de veces ofrecida reducción del gasto suntuario de su gobierno derrochador, podremos garantizarnos superar la apremiante situación económica, la temible recesión que nos amenaza con explotarnos en la cara a todos, como consecuencia de la incontrolable y creciente inflación, el mal disimulado desempleo, el hambre, la escasez, la miseria y por causa de la suicida política gubernamental de destruir a la otrora pujante y prometedora empresa e industria privada nacional, para sustituirla por el arroz con mango que ha resultado ser su edulcorado socialismo dizque bolivariano.



Su majestad, el develado purista ahorrador que ahora resultó ser, con su habitual cinismo, ahora nos exige y solicita sacrificios a todos los venezolanos, pero anunciándonos con bombos y platillos que muy pronto se va de viaje en su avionzote a Japón e Irán, pero, les exige a todos los altos funcionarios bajarse sus sueldos y que no se hagan viajes innecesarios, sólo los suyos son importantes, ahora no sabe cuanto gana ni un juez ni un rector del CNE, provocando su presunto desconocimiento una sonora carcajada nacional. Él que no tiene ninguna moral para exigirle sacrificios a nadie, por ser un confeso y convicto abusador y malversador de fondos públicos, un descomedido, que no tomó previsiones para afrontar sabiamente el arribo de la temida y anunciada crisis global, quien se ha atrevido a votar por la cañería miles de millones de dólares que eran de todos nosotros, pero de los cuales él dispuso arbitrariamente, irresponsablemente, que debía regalárselos a quienes a él le diera la real gana, es el mismo que ahora nos asegura que puede garantizarnos la superación exitosa de esa crisis que inmoralmente ha producido únicamente él y más nadie, pero nos repite que saldremos de esta gravísima situación siempre que él esté al mando. No podemos creerle, pero tampoco dejarlo que continúe destruyendo al país. Debemos evitarlo, porque la verdadera culpa del desastre que nos amenaza, la tiene es el derrochador que finge ser un santo purista ahorrador.

"Vampiro desatado" ("...viene...sediento, dispuesto a raspar la olla")


POR:KIKO BAUTISTA.


Como el elefante que se raspo a la hormiguita, así, poquito a poco, el gobierno va metiendo su paquete para enfrentar la crisis. Faltó el aumentó a la gasolina, la reaparición del debito bancario y otras impopulares medidas. Pero, Chávez ya nos ha hecho saber su verdadero plan. Cual villano en las películas cuando tienen al héroe a punta de mate nos ha hecho saber que viene, cual vampiro sediento, dispuesto a raspar la olla.

Al Presidente le aterra que lo vean haciendo lo mismo que tanto crítico.

Entonces, lo va ir, mientras pueda, metiendo suavecito. Ya dejo ver que tiene en la mira el dinero del encaje cambiario y los depósitos del público en los bancos. Si el precio del barril no sube están esos recursos para lo que haga falta.

El gobierno sabe que le queda mucho juego para enfrentar los efectos de una crisis que es global.

Todo parece indicar, que cosas, que Chávez está confiando en que el plan Obama dé resultados. El ministro Ramírez aspita a un barril a US$ 70 para final de año. Bajo esa óptica, lo que hay hacer es amarrarse el cinturón unos cuantos meses y ya.

Venezuela, una vez más por su condición de país petrolero, estaría en mejores condiciones para pasar el mal rato que el resto de las naciones del planeta. Y no es que en el oficialismo estén pasados de optimistas. La lengua es castigo del cuerpo. Chávez se harto de decir que hasta con un barril en cero a nosotros la crisis no nos afectaría. A él más que nadie le conviene evitar cualquier alarma. Podrían las masas entender porque tiro la enmienda cuando lo hizo y comenzar a preguntarse donde están todos esos reales que entraron al país en toda esta bonanza petrolera.

Ahora, si le metemos lupa a lo que anda haciendo el gobierno podríamos llegar a la conclusión que el escenario B, es decir la catástrofe, también es una posibilidad. La toma del sector alimentos señala que el Ejecutivo teme escasez. La cultura de ricachones, de importarlo todo nos puede pasar factura en el peor momento.

Igual puede ocurrir con la política de congelación de precios. Cuando falten los dólares lo más probable es que aparezca la realidad, un aparato productivo estropeado, disminuido muy a pesar de los altos índices de consumo que registra nuestra economía en los últimos años.

El fracaso de la política económica del socialismo del siglo XXI pudiera estar a punto de aparecer. Toda esa paja de la ruta de la empanada, los cultivos no se que cosa, del desarrollo endógeno quedarán cual chiste malo. Esta es una revolución hecha a realazos que ha tapado sus errores a punta de billete. Ahora que no lo hay tanto existe el riesgo que ese ejército de militantes y simpatizantes acostumbrados a moverse por el vil y cochino metal entren en pánico. La ley que mata la descentralización, la toma de los puertos y aeropuertos son una muestra que el gobierno está dispuesto a meterle mano a todos los recursos que estén a su alcance. La intención de meter preso a Manuel Rosales, de quitarle a Tobías Carrero el hato Caroní, de arrinconar a la Polar, más que una demostración de fortaleza esconde una especie de huida hacia delante frente a la incapacidad de respuesta de los adversarios. El chavismo parece un vampiro sediento desatado.

Puede que con final feliz o catástrofe, la crisis esté siendo vista por el chavismo como una oportunidad para avanzar en su proyecto. En todo caso sería conveniente construir un nuevo compromiso social entre los factores democráticos que aspiran a una Venezuela diferente. Una alianza sólida entre las organizaciones civiles, los gremios, los sindicatos, los estudiantes y los partidos para armar un bloque social que no sólo se enfrente las amenazas a la propiedad que se avecinan, que vaya más allá, que ponga en la calle una agenda de reclamos que ponga al gobierno en retroceso.

Hace falta una dirección que deje de responder a las amenazas de Chávez. Una política que priorice a la gente y a sus necesidades, que unifique al país entorno a una oferta superior de gobierno. La crisis también puede ser una oportunidad enorme para cobrarle al chavismo el haber despilfarrado el dinero de los venezolanos. Llego la hora del collar de ajos, del agua bendita y de enterrar estacas.


domingo, marzo 22, 2009

"Todo el mundo sabe que vamos hacia el comunismo"


POR:MARIELA LEÓN.

Entrevista a Edward Jardine, presidente de Venamcham

"El empresario lo que quiere es pasar agachado. Y lo que debemos hacer es decir qué producimos y qué representamos"

"El presidente Chávez nunca lo ha dicho, pero todo el mundo sabe que vamos hacia un comunismo, aunque sigan llamándolo socialismo del siglo XXI"
En honor a su apellido y a su origen escocés Edward Jardine es apacible y relajado, incluso cuando sus ideas de libertad, democracia y propiedad se sofocan con la realidad nacional.

Han discurrido sus años en conocer de mercados de consumo en América Latina y en particular en Venezuela, fundamentalmente de los estratos sociales bajos; también en expandir el concepto de responsabilidad social en las empresas. Preside desde enero de 2008 la Cámara Venezolano Americana de Comercio e Industria (Venamcham) y hoy se siente ganado a compartir con la opinión pública, el criterio de los afiliados a ese órgano binacional.

-Varios países de la región se están reagrupando hacia nuevas estructuras políticas, en franca distancia con Estados Unidos. ¿Cuáles redefiniciones deben plantearse para lograr una aproximación con Latinoamérica? -

Todo en este mundo es un péndulo. Y con la globalización y el Consenso de Washington se hicieron muchas promesas y luego, por X, Y ó Z razón no se llevaron a cabo, entonces hay muchos países de América Latina que están yendo hacia la izquierda en gran parte en respuesta a las necesidades de sus propios pueblos. Ahora,

¿la izquierda va a solucionar los problemas? Para nada. Lo estamos viendo en el país, en las empresas de Guayana, que la situación está a punto de explosión. El Gobierno no está cumpliendo con su discurso ni siquiera con los contratos colectivos.

Como lo dijo en su momento Teodoro Petkoff, hay dos izquierdas: una que es más moderada, caso Bachelet y Lula, que entienden que la economía hay que mantenerla y otra camada que es mucho más tajante. Por ejemplo, nunca lo ha dicho el presidente Chávez, pero ya todo el mundo sabe que vamos hacia el comunismo, aunque quieren llamarlo socialismo del XXI.

Lo que debería hacer Estados Unidos es poner mucho más caso a Venezuela y América Latina porque en el fondo hay una masa continental que no le han parado durante años por estar interesados en Irak y Afganistán. Ahora tienen un continente que está volteándose en contra de EEUU y creo que es peligroso para los mismos EEUU. Esa es mi opinión particular como ciudadano

-Las relaciones entre Venezuela y Estados Unidos tienen una permanente tensión en su discurso político. ¿Cómo han logrado los países separarlo del activo comercio bilateral que sostienen?

-Hay un discurso político y uno comercial. Venezuela vive del petróleo entonces es muy fácil el discurso político contra el imperio, contra el enemigo.

-¿Aunque es su primer socio comercial?

-Sí, porque el Gobierno de Estados Unidos no compra petróleo. Quienes compran son Exxon, Chevron, los privados. El primer damnificado si no vendemos petróleo a Estados Unidos, sería Venezuela. Más de 90% de los ingresos del país el año pasado vino del petróleo.

-¿Con cifras consolidadas, cómo cerró el intercambio comercial de ambos países y cuál es la perspectiva para 2009? -

En 2008 las exportaciones totales venezolanas fueron de $51.000 millones, 29% más que en 2007; y las importaciones totales fueron de $12.600 millones, un incremento de 24%. Esas cifras fueron impulsadas por el precio del petróleo, ahora que han caído los precios la situación se va a poner difícil en Venezuela.

-¿Cree posible un encuentro Chávez-Obama?

-Para adivino, Dios. Obama ha sido una persona, por lo menos en su discurso, muy conciliador. La oportunidad de un encuentro entre los dos sería en Trinidad y Tobago el 22 de abril en la Cumbre de las Américas. Es el momento apropiado.

-¿La crisis mundial nos va a llegar o nos llegó?

-De que nos llega, nos llega. En el Comité Económico de Venamcham ya se habla de la merma en la demanda de muchos productos. El problema es que no hay dinero.

-Se dijo que el país estaba blindado con reservas y varios fondos.

-Uno de los problemas que tenemos en el país es que no tenemos cuentas claras. Es difícil saber dónde están esas reservas.

La situación está complicada de allí las medidas que están adoptando las autoridades, como el recorte de dólares Cadivi y otras que no tienen costo político para el Gobierno porque quienes viajan son personas clase media y clase alta. La base de soporte del Presidente es D y E, y no viajan al exterior. Si mañana ponen un corralito en la banca (...) no afectará a la mayoría de la gente porque no está bancarizada.

-¿Qué dicen las empresas afiliadas a la Cámara respecto a las invasiones, intervenciones y expropiaciones?

-Nuestra misión como Cámara es promover el libre comercio, la propiedad privada. Obviamente cualquier cosa que atente contra eso nos preocupa. Todos los gobiernos del mundo tienen derecho a expropiar, siempre y cuando sea declarado de utilidad pública. Pero tienen que pagar. A Sidor y a las cementeras nos les han cancelado lo que les corresponde.

En estos días el Presidente amenazó con expropiar a la Polar y pagarlo con papeles. Y todo el mundo sabe cuánto vale el papel venezolano. -

¿Cuánto vale?

-¿?....... -

¿El sector privado podrá hacer frente a la disminución en las importaciones?

-El sector privado está bastante golpeado. El grave problema es que no ha habido inversión para una planta nueva. Y la inversión extranjera ha caído en forma alarmante. En 2008 fue de $175 millones, en 2007 eran $400 millones, en 1998 era 1,5 millardos de dólares. Colombia recibió 6,7 millardos en 2007, República Dominicana 1,5 millardos y Chile 15,3 millardos.

-Si hubiera un término de marketing para definir el estatus de Venezuela, ¿cuál sería el más apropiado?

-Pasar agachado.

-¿Cómo es eso?

-El empresario lo que quiere es pasar agachado y no deberíamos hacer eso. Deberíamos decir qué es lo que producimos, qué es lo que representamos para el país. Una empresa Polar qué produce, que genera....

-¿No es suficiente con comerciales, con publicidad?

-¿Quiénes lloraron con la toma de Cemex? Los trabajadores no se sienten aludidos, no se dan cuenta de la importancia del sector privado. 50% de lo que el Gobierno reparte, lo producimos nosotros y pagamos impuestos. Y generamos empleos estables.

-¿Ha habido temor en el empresariado, intereses de por medio, creen que las amenazas no les va a llegar? ¿Hay que ir a otra instancia?

-Yo creo.

"El paquetazo neoliberal de Chávez"


POR:MANUEL MALAVER.

Es, desde luego, la sorpresa que menos se esperaba, Hugo Chávez, desde que hace 10 años inició el proceso de alzarse con todo el poder en Venezuela: dirigirse una noche en cadena de radio y televisión a los venezolanos para anunciarles que les aplicará un paquete de medidas económicas neoliberales del mismo signo del que en su momento implementaron Carlos Andrés Pérez y Rafael Caldera por recomendación del odiado y satanizado Fondo Monetario Internacional, FMI.
El vilipendiado “paquetazo”, en fin, que tanto contribuyó al comienzo de su carrera política, a su continuidad, vigencia y éxito final, y cuya condena no ha dejado de proferir un solo día desde que fue electo presidente de la República, como si se tratara de un artículo de fe tan abominado como aquel “vade retro Satanás” de las iglesias cristianas.
Y que hubiera evitado de no estar contaminado de imprevisión, voluntarismo e ingenuidad marxistoides por los cuatro costados, o de enterarse sin prejuicios que los ciclos de alza y caída de los precios de los hidrocarburos hacen parte intrínseca de la naturaleza del negocio y es de pulperos ahorrar cuando los precios se van por la nubes para proveerse de fondos, de modo que al regresar las bajas, el país pueda contar con los recursos suficientes para no caerse a pedazos… como se está cayendo.
Chávez, por el contrario, la cogió por convencer a sus seguidores y a los “santos inocentes” que dentro y fuera del país se sienten inclinados a creerle sus desplantes, mitos y leyendas, pero sobre todo, a sí mismo, que los precios del crudo habían subido por el solo influjo y poder de sus políticas, que antes de su mandato el petróleo se regalaba a gobiernos neoliberales, capitalistas e imperialistas y que llegaba una “época dorada” en que la OPEP, y los países productores independientes, pasaban a manejar los mercados y los precios subirían hasta colocarse a mediados del año en curso en 400 dólares el barril.
Aunque son sucesos lo suficientemente recientes y frescos como para que se hayan olvidado, no está de más recordar por lo que tenía de patético, retro y conmocional a aquel jeque tropical y malhumorado, intolerante e imperturbable que se paseaba por el mundo en un avión privado que era envidia de ricos y famosos de todos los pelajes, amenazando imperios, apuntando regiones, y sembrando el pánico entre países ricos o pobres que sentían que si no complacían a aquel Hitler de bolsillo, a aquel Fidel Castro en miniatura, podían quedarse sin luz.
Y regalando, desde cantidades ingentes de petrodólares, hasta complejos habitacionales y fábricas enteras, pasando por bonos basura de la deuda de países insolventes, refinerías, oleoductos y gasoductos, gasolina y gas barato para ciudades, barrios y comunidades , stadiums y clubes de fútbol o béisbol, escuelas de samba o de salsa, y de todo cuanto se le podía pedir a un supercaudillo populista y salvador de la humanidad que, además, estaba interesado en crear una alianza de gobiernos, países y estados para derrotar al capitalismo, al imperialismo y a los Estados Unidos.
Pero eso en cuanto a países que, si bien contaban con gobiernos que se podían decir cercanos a Chávez no formaran parte del círculo de sus aliados más íntimos, pues si se trataba de petrodictadores como el expresidente y actual primer ministro de Rusia, Vladimir Putin y el presidente de Irán, Mahmoud Ahmadinejad, puede decirse que Chávez les abrió la cueva de Alí Babá, comprándole al primero hasta 10 mil millones de dólares en equipos y armas de guerra desactualizados y obsoletos, y al segundo, comprándole fábricas de automóviles y tractores que todo el mundo sabe son de tecnología inglesa y francesa, porque Irán no está en capacidad de producir ni un alfiler.
Y todo sin que coloquemos en la lista a los países que podríamos catalogar como “beneficiarios privilegiados”, ya que, adhiriéndose al modelo político, económico y social de Chávez, integran la élite de los llamados “países hermanos” que, por ser tales, dispusieron sin restricción al acceso de la mina de los petrodólares venezolanos.
Una élite donde están la Cuba de los hermanos Castro, la Bolivia de Evo Morales, el Ecuador de Rafael Correa y la Nicaragua de Daniel Ortega, países que prácticamente han suspendido su producción interior, no pagan sus deudas y entran en default, se separan del comercio global y desafían a la comunidad internacional contando con el apoyo de papá Chávez.
En otras palabras: que hemos hecho el listado de las facturas por donde se fugó la más grande riqueza de que ha disfrutado país latinoamericano alguno en los 200 años de historia republicana del continente, algo que es difícil creer se vivió aún en el México o el Perú vireynal, pero que terminó en el mismo resultado, puesto que pronto Caracas, Maracaibo, Maturín y Puerto Ordaz empezarán a verse dentro de poco como el Guanajuato, la Lima o la Potosí del siglo XXI.
Y lo más grave: mientras Venezuela era empujada a un retroceso histórico, político, económico y social que ha significado la destrucción de su infraestructura física, el deterioro de los servicios públicos hasta niveles que los hacen prácticamente inexistentes, la destrucción del aparato productivo interno que nos hace dependientes del 80 por ciento de los bienes de consumo masivo en el país que deben ser importados, y un endeudamiento interno y externo que comprometen los futuros ingresos del país hasta por 10 generaciones.
Y a consecuencia de ello, caída dramática de todos los índices de desarrollo humano, aumento de la pobreza, del desempleo, la inseguridad jurídica, la deserción escolar, la corrupción, el desabasteciendo, la inflación, el regreso de enfermedades endémicas que se creían desaparecidas, y de una espiral de violencia social y política que ha convertido a Venezuela en una tierra de nadie donde mandan el pistoletazo, el atraco, los secuestros y los ajustes de cuentas y sin que haya posibilidad ni oportunidad de escapar a semejantes flagelos.
Y ese es el país al que Chávez anunció ayer en la noche un paquete de ajuste de medidas económicas, un instrumento u hoja de ruta hacia un mayor deterioro, un aumento exponencial de la pobreza, miseria y desigualdad, y al que muy en su estilo de adolescente tardío populista, tramposo y prestigitador no quiere llamar “paquete”, ni “neoliberal”, como si fuera posible escamotear los agravios de toda política económica restrictiva con palabras más palabras menos, o diciendo sencillamente que no existen.
Y frente al cual, ya está carcomido de miedo, presa de pánico, sumido en el terror, la incertidumbre y la insanidad como que debe tener frescas en la piel las llamas con que el pueblo de Caracas respondió al paquetazo de Carlos Andrés Pérez en el 89, los brasileños a la política de Fernando Color de Melo en diciembre del 92, los mexicanos votando por Vicente Fox y contra el candidato del PRI en julio del 2000 y los argentinos forzando a la salida del gobierno del Fernando de la Rúa en diciembre del 2001.
Ruptura que es exactamente el borde del abismo en que se ha situado Chávez, puesto que ya será imposible disfrazarle al pueblo la catástrofe hacia donde se le ha llevado, así como fijarle nuevos plazos a una recuperación económica que debió ser el lograda hace cinco años.
Y esa es la Venezuela que volvió a la realidad hoy, a horas del anuncio del paquetazo, sin mucho tiempo para explicarse ni justificar las razones por las que se le ha mentido vilmente y seguro que decidida a ponerle fin a la estafa con la que unos seudos revolucionarios la han desvalijado como una pandilla de asaltantes cualquiera.