sábado, agosto 25, 2007

"ATENTADO CONTRA LA CONSTITUCIÓN"


Por: MIGUEL SANMARTÍN.

Esta reforma no era necesaria para continuar con las tropelías que viene cometiendo

Es su hábito. Lo ha sido siempre. Un conspirador nato. Esa práctica la prosigue aún ahora desde el poder. Aspira más. Control omnímodo sobre el estado y la sociedad. Sumisión y obediencia incondicional. Son sus designios. Esta vez el golpe lo asesta a la Constitución. A "su" Constitución, vendida al momento de ser aprobada como la mejor del mundo y para 100 años.

La fraudulenta reforma de la Carta Magna es otra triquiñuela. No la requiere para lo que pregona y ambiciona. Aunque sí le resulta "de perla" para mantener al país enfrentado y dividido. A sus acólitos codiciosos y subyugados. A los adversarios (los que no participan de los turbios negociados revolucionarios o se hicieron testaferros-maleteros de la corrupta boliburguesía) desconcertados y temerosos.

La dolosa modificación constitucional no era requisito sine qua non para imponer el fidelista socialismo del siglo XXI. Tampoco para socavar la democracia. Ni implantar un régimen totalitario, presidencialista, militarista y centralista. Ni sepultar la descentralización. Ni imponer el estatismo. Ni suplantar la iniciativa empresarial y las libertades económicas. Ni instaurar un feroz capitalismo de estado. Ni depredar el Banco Central. Ni destruir al país de la manera que lo viene haciendo. Ni avasallar a la sociedad cómo y cuándo le place. Ni confiscar, invadir, regular o intervenir en cualquier ámbito y materia. Ni refundar y bautizar comarcas. Ni designar y quitarles tutores. Ni para cerrar medios de comunicación. Ni reprimir y violar derechos humanos. Ni siquiera le es necesaria para modificar el huso horario venezolano o rebajarle dos horas diarias a la jornada laboral.

La fraudulenta modificación, para muchos un golpe de estado contra la Constitución porque se adelanta en forma indebida, sin convocar una Asamblea Constituyente como establece la misma Carta Magna, no es más que otro mecanismo perverso de distracción para enmascarar el fracaso del régimen y de su nefasto proyecto neocomunista. Para velar el aumento de la pobreza, la criminalidad, la corrupción y la ineficiencia de los funcionarios rojo-rojitos. También el betún para camuflar la bota autoritaria. Esta es la charada propicia, maniquea, para instaurar su reelección perpetua.

La respuesta ciudadana a esta otra asonada tiene que ser el rechazo masivo. Chavistas y no chavistas deben defender la democracia y condenar el fascismo totalitario. Es una responsabilidad con el país, la ética, la historia. Con la paz y la civilidad. No se puede participar en el "debate" chimbo que quiere el oficialismo. Menos hacer propuestas para "mejorar" el proyecto. Sería cohonestar la ilegalidad. Hacerse cómplices de la entronización de la dictadura constitucional. Tampoco se puede confiar en un CNE sospechoso y deslegitimado. La respuesta responsable y democrática es ¡NO!

Fuente:www.eluniversal.com msanmartin@eluniversal.com

3 comentarios:

Martín Bolívar dijo...

Rechazo a Chávez porque engaña al pueblo. Así de claro.

MDTorres dijo...

Solo pasé a saludarte! No quiero ni leer lo de la reforma a la constitución porque me tiene sin dormir! Quería preguntarte si hay alguna página donde puedan leerse los artículos que van a ser modificados, para conocer un poco más qué es lo que este hombre se trae entre manos.
Un abrazo

Arcangel Vulcano dijo...

Martín Bolivar, como dicen en algunos lugares de la provincia: ¡y pa`que más! Saludos.

María, grata visista siempre, ¡qué alegría!.

¿Sin dormir?...me imagino que quieres decir que te preocupa, lo cual en ti es algo lógico.

Te enviaré para tu comodidad una copia del texto del proyecto de reforma constitucional para tu consideración a tu correo.

Existen varios sitios wep que puedes encontrar en mi lista de direcciones al margen izquierdo. Varios lo han publicado, como por ejemplo www.globovision.com; noticias 24,www.eluniversal.com, entre otros. Puedes encontrarlo aquí mismo haciendo clit en cualquiera de ellos en los bog que leo, o en la lista de televisoras y periódicos nacionales.

Besos y abrazos.